¿Cómo pintaron los romanos los retratos de momias hace más de 2.000 años?

Retratos de momias estudiados

El Centro de Estudios Científicos de las Artes de la Universidad de Northwestern, en colaboración con el Museo de Antropología de la Universidad de California, ha empleado técnicas de auténticos CSI para descubrir cómo pintaron los retratos realistas de momias los artistas romanos en Egipto hace más de 2.000 años (vídeo). Estos rostros de muertos están considerados como los antecedentes del retrato occidental.
Los retratos estudiados están muy bien conservados y son pinturas extremadamente realistas de individuos fallecidos, según han indicado los científicos. Cada retrato se habría incorporado en las envolturas de la momia o colocado directamente sobre el rostro de la persona.
Las momias fueron encontradas entre diciembre de 1899 y abril de 1900 en las excavaciones del sitio de Tebtunis (ahora Umm el-Breigat), en la región de Fayum de Egipto. Actualmente se encuentran en el Museo de Phoebe A. Hearst de Antropología de la Universidad de California-Berkeley.
En colaboración con los conservadores de arte del museo, el científico Marc Walton y su equipo utilizaron técnicas no destructivas y no invasivas para extraer información acerca de las formas superficiales subyacentes de las pinturas y de los coloes. Combinando datos, creen haber identificado cuántos de los 15 retratos de momias y otras pinturas se hicieron en las mismas tablas o tenían un mismo origen.

TRES RETRATOS DEL MISMO TALLER

«En nuestra investigación, hemos utilizado una serie de herramientas de análisis de última generación desarrolladas aquí, en la Universidad de Northwestern, para descubrir nuevas e interesantes pistas sobre cómo identificar la mano de un artista individual», señala Walton. El experto en óptica Oliver Cossairt, el analista de procesamiento de señales Aggelos Katssagelos y profesores de la Escuela McCormick de Ingeniería y Ciencias Aplicadas y miembros del equipo de Walton desarrollaron dos de las herramientas analíticas clave.
Los investigadores, que han presentado los resultados durante la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS), hanidentificado los pigmentos utilizados por los artistas y el orden en que se aplicaron las pinturas, así como en qué regiones, con qué materiales y cuál era el estilo de pinceladas.
Los detalles de los pigmentos y su distribución llevaron a los investigadores a la conclusión de que tres de las pinturas probablemente provenían del mismo taller y pudieron haber sido pintadas por la misma mano.
Este hallazgo ayudará a los científicos, conservadores de arte e historiadores a entender mejor cómo evolucionaron las técnicas de pintura en el Imperio bizantino.
«Se encontró que los pigmentos de tierra y hierro muy probablemente vinieron de Ceos, en Grecia, el rojo de España y el sustrato de madera sobre la que se pintan los retratos vinieron de Europa central. Además, se sabe que los pintores utilizaron azul egipcio de una manera inusual para ampliar su espectro de matices», ha explicado Walton.
http://selenitaconsciente.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *