Deutschland über allah: La población musulmana de Alemania se disparó a más de 850.000 personas en 2015 y ya se acerca a los seis millones

Izquierda: algunos de los cientos de miles de migrantes que llegaron a Múnich en 2015. Derecha: la cadena pública alemana ARD rechazó haber emitido "propaganda antiislámica" después de que difundiera un fotomontaje de la canciller Angela Merkel con atavío islámico.

Izquierda: algunos de los cientos de miles de inmigrantes que llegaron a Múnich en 2015. Derecha: la cadena pública alemana ARD rechazó haber emitido “propaganda antiislámica” después de que difundiera un fotomontaje de la canciller Angela Merkel con atavío islámico.

Soeren Kern.- La población musulmana de Alemania se disparó a más de 850.000 personas en 2015, acercando por primera vez la cifra total de musulmanes en el país a los 6 millones.

Del millón de migrantes y refugiados que llegaron a Alemania en 2015, se cree que al menos el 80 por ciento (800.000) son musulmanes, según los cálculos del Consejo Central de Musulmanes en Alemania (Zentralrat der Muslime in Deutschland o ZMD), un conglomerado de asociaciones con sede en Colonia.

Además de los recién llegados, la tasa natural de crecimiento de la comunidad musulmana que ya vive en Alemania es aproximadamente del 1,6 por ciento al año (77.000), según datos extrapolados de un reciente estudio del Centro de Investigación Pew sobre el crecimiento de la población musulmana en Europa.

Según las estimaciones del Centro Pew, la población musulmana de Alemania alcanzó la cifra de 5.068.000 al final de 2014. Los 800.000 inmigrantes que llegaron a Alemania en 2015, sumados al crecimiento natural de otros 77.000, indica que la población musulmana de Alemania aumentó en 877.000 personas hasta llegar a la cifra estimada de 5.945.000 al final de 2015. Esto significaría que Alemania compite con Francia como el país con la mayor población musulmana de la Europa occidental.

La inmigración musulmana masiva está acelerando el crecimiento del islam en Alemania. También es responsable de numerosos trastornos sociales, incluida una epidemia de violaciones, una crisis de la sanidad pública, y la urgencia entre los ciudadanos alemanes de comprar armas para su autodefensa. Lo que sigue es un compendio por orden cronológico de algunas de las noticias clave de 2015.

ENERO DE 2015

8 de enero. Una encuesta publicada por la Fundación Bertelsmann revelaba que, a causa del crecimiento de la población musulmana, un 57 por ciento de los alemanes cree que el islam está amenazando a la sociedad alemana; el 61 por ciento cree que el islam no encaja en la sociedad alemana y el 40 por ciento se siente “extranjera en su propio país”.

9 de enero. La revista Der Spiegel informó de que la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (Bundeskriminalamt, o BKA), aprobó un plan nacional de emergencia para impedir que los terroristas islamistas atentaran en Alemania. Las agencias de seguridad federal y estatal recibieron órdenes de averiguar el paradero de hasta 250 alemanes islamistas y otras “personas de interés”. La revista también informó de que la BKA tenía pruebas de que “varias ciudades europeas importantes podrían ser atacadas en cualquier momento”.

11 de enero. Las oficinas del Hamburger Morgenpost fueron atacadas con bombas incendiarias después de que el periódico, en solidaridad con la revista francesa Charlie Hebdo, reprodujera sus viñetas en la portada, en defensa de la libertad de expresión.

11 de enero. En una entrevista con Bild am Sonntag, el ministro de Interior Thomas de Maizière confirmó que la inteligencia alemana estaba vigilando “a unos 260 individuos” que podrían atentar en cualquier momento. Sonntag declaró: “Tenemos a unos 260 individuos peligrosos (Gefährder). También tenemos a unas 550 personas que han viajado a las zonas de combate en Siria e Irak. Entre 150 y 180 de ellas han vuelto a Alemania; 30 de ellas son fundamentalistas veteranos de combate. Representan una grave amenaza para nuestra seguridad. Estoy muy preocupado por los terroristas bien preparados, como los de París, Bruselas, Australia y Canadá. La situación es grave”.

Según Bild, se necesitan 60 agentes de policía para vigilar adecuadamente a un solo yihadista alemán las 24 horas del día. El periódico preguntó si Alemania tiene el suficiente personal de seguridad para vigilar a todos los potenciales terroristas. De Maizière respondió: “Hasta ahora hemos tenido suerte. Por desgracia, no siempre será así.”

12 de enero. Más de 25.000 personas acudieron a la ciudad de Dresde para el encuentro semanal de un creciente movimiento popular conocido como PEGIDA –acrónimo en alemán de “Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente”–. En este encuentro, el más concurrido hasta la fecha, los manifestantes llevaban brazaletes negros y guardaron un minuto de silencio “por las víctimas del terrorismo en París”.

En su página de Facebook, PEGIDA escribió que el atentado contra Charlie Hebdo en París confirmaba sus peores temores. Decía: “Los islamistas, de los que lleva alertando PEGIDA cerca de 12 semanas, han demostrado en Francia ser incapaces para la democracia y que en su lugar ven la violencia y la muerte como una respuesta. Nuestros políticos quieren que creamos lo contrario. ¿Hace falta que antes ocurra una tragedia así en Alemania?”.

12 de enero. La canciller Angela Merkel repudió el movimiento PEGIDA diciendo que el islam “pertenece a Alemania”.

12 de enero. Un refugiado eritreo de 20 años, solicitante de asilo, musulmán, y que se llamaba Jaled Idris Bahray, fue apuñalado hasta la muerte en Dresde. Los medios europeos se apresuraron a culpar a PEGIDA por incitar al asesinato. El Guardian de Londres publicó que el asesinato “sacaba a la luz las tensiones raciales” y los “sentimientos anti-inmigración” en Alemania. Sin embargo, el 22 de enero los fiscales alemanes dijeron que el compañero de habitación de Bahray, de 26 años, había confesado ser el autor del apuñalamiento.

14 de enero. El Consejo de Ministros alemán aprobó un plan para requisar los carnets de identidad de islamistas conocidos, dificultándoles así que abandonen el país para luchar junto al ISIS.

15 de enero. La policía detuvo en la Baja Sajonia a un yihadista libanés-alemán de 26 años identificado como Ayub B., y lo acusó de participar en la yihad en Siria. También el 15 de enero, la policía en Pforzheim registró los apartamentos de dos salafistas de los Balcanes.

16 de enero. Más de 250 policías registraron once locales en Berlín. Detuvieron a cinco islamistas turcos, entre ellos una persona de 41 años identificada como Ismet D., que se hace llamar a sí misma “el Emir de Berlín”.

20 de enero. Más de 200 policías registraron 13 inmuebles vinculados a islamistas de Berlín y de los estados de Brandeburgo y Turingia, al este.

21 de enero. El fundador y líder de PEGIDA, Lutz Bachmann, dimitió abruptamente después de que los medios alemanes publicaran una fotografía suya con un corte de pelo y un bigote al estilo de Hitler. Había publicado comentarios en Facebook refiriéndose a los solicitantes de asilo como “basura” y “mugre”. Los detractores de PEGIDA dijeron que la foto, tomada al menos dos años antes de que el grupo cobrara protagonismo, demostraba que el movimiento tenía una motivación racista. Bachmann insistió en que la foto era de carácter satírico.

21 de enero. La diócesis católica de Münster prohibió predicar a Paul Spätling, sacerdote católico, después de que éste participara en un acto de PEGIDA en Duisburgo. Dijo ante un público de 500 personas: “Europa ha estado en guerra contra el islam durante 1.400 años. Es increíble que la canciller Angela Merkel diga que ‘el islam pertenece a Alemania’”. Stephan Kronenburg, portavoz de la diócesis, dijo: “Con estas declaraciones siembra la hostilidad contra el islam, y eso nos parece peligroso”.

25 de enero. El primer ministro del estado de Sajonia, al este de Alemania, Stanislaw Tillich, discrepó de la afirmación de Merkel de que “el islam pertenece a Alemania”. Dijo: “Los musulmanes son bienvenidos a Alemania y pueden practicar su religión. Pero eso no significa que el islam sea parte de Sajonia”. La capital de Sajonia es Dresde, donde está la sede central del movimiento PEGIDA.

29 de enero. El comité del carnaval de Colonia descartó los planes de construir una carroza sobre Charlie Hebdo. La cancelación se produjo por temor a que pudiese representar una amenaza para la seguridad. La carroza iba a desfilar el 16 de febrero como muestra de apoyo a Francia y a Charlie Hebdo. El diseño, votado por el público en internet, mostraba a un dibujante clavando un lápiz en el cañón de la pistola de un terrorista.

También en enero, la cadena alemana de supermercados Aldi retiró una marca de gel de baño de sus estantes tras recibir quejas de que su embalaje era ofensivo para los musulmanes. Aldi dijo que el embalaje del gel Ombia 1001 Nacht (mil y una noches), en el que aparece una mezquita con domo y minaretes junto a una lámpara y una serie de alfombras de oración, pretendía evocar una escena de Oriente Medio.

Los clientes musulmanes se quejaron en la página de Facebook de Aldi. “Cuando ví su gel Omnia en sus estantes, me sorprendió que mostrara una mezquita”, escribió un cliente. “La mezquita con su domo y sus minaretes es un símbolo que representa la dignidad y el respeto hacia los musulmanes. Por eso no me parece apropiado mostrar esta imagen tan cargada de significado en un producto de uso diario”.

FEBRERO DE 2015

8 de febrero. El periódico Die Welt reveló que los fiscales públicos alemanes estaban investigando a 83 yihadistas alemanes por crímenes de guerra, basándose en las atrocidades cometidas en nombre del Estado Islámico.

12 de febrero. El Hamburger Morgenpost informó de que altos cargos políticos representantes del estado de Sajonia y la ciudad de Dresde habían utilizado en secreto 100.000 euros de los fondos públicos para pagar una contramanifestación de PEGIDA celebrada en Dresde el 10 de enero. El propósito de esta manifestación, que congregó a más de 35.000 personas, era caracterizar a los seguidores de PEGIDA como “intolerantes” y “prejuiciados”, en contraste con la mayoría de los ciudadanos de Dresde, que se consideran “cosmopolitas” y “comprometidos con la tolerancia”.

15 de febrero. La ciudad de Braunschweig canceló un desfile de carnaval por “amenaza concreta de atentado islamista”.

26 de febrero. El presidente del Consejo Central de Judíos, Josef Schuster, advirtió a los varones judíos de que no llevaran quipas en los distritos musulmanes de Berlín. “Este es un desenlace que no habría esperado hace cinco años”, dijo. “Es ciertamente aterrador”.

MARZO DE 2015

6 de marzo. La policía de Bremen advirtió de que unos islamistas estaban planeando atentar contra la catedral de la ciudad y también contra una sinagoga. Fueron detenidos dos sospechosos tras una redada en una mezquita local.

7 de marzo. El jeque Abu Bilal Ismail, un imán danés que llamó a matar a los judíos en un sermón en la mezquita de Al Nur en Berlín, fue hallado culpable de propagar un discurso de odio y condenado a pagar una multa de 9.600 euros. “Oh, Alá”, había dicho Ismail, “destruye a los judíos sionistas. No te resultará difícil. Cuéntalos y mata hasta el último de ellos. No te dejes a ni uno solo. Oh, señor, haz que el tormento caiga sobre ellos.” Dijo que sus últimas palabras habían sido sacadas de contexto.

12 de marzo. Un tribunal de Berlín multó al padre y a dos tíos de Naser el Ahmad, musulmán libanés de 18 años, por intentar obligarle a contraer matrimonio con una mujer pese a ser abiertamente homosexual. El Ahmad dijo que su padre le había amenazado con degollarle y su tío le había empapado con gasolina porque se había negado a aceptar este hecho. Los observadores dijeron que el caso demostraba que los hombres también pueden ser víctimas del matrimonio forzoso.

14 de marzo. Hooligans, salafistas, PEGIDA y contramanifestantes de extrema izquierda acudieron todos a la vez a la ciudad de Wuppertal. Era la primera vez que estos grupos celebraban actos simultáneos. Se desplegaron más de 1.000 agentes de policía para mantener la calma.

26 de marzo. El ministro del Interior, Thomas de Maizière, prohibió el grupo salafista Tauhid, del que dijo que estaba reclutando yihadistas para combatir en Siria e Irak.

ABRIL DE 2015

8 de abril. El director de la Policía Federal, Dieter Romann, reveló que en 2014 habían tratado de entrar ilegalmente en el país más de 57.000 personas, un aumento del 75 por ciento respecto a 2013. Además, la policía detuvo a 27.000 personas que habían logrado entrar en el país y que vivían en él ilegalmente, un 40 por ciento más que el año anterior. La mayoría de los inmigrantes ilegales eran de Siria, Eritrea, Serbia, Somalia, Kosovo y Afganistán.

13 de abril. El político holandés Geert Wilders participó en un acto del movimiento popular contra la islamización conocido como PEGIDA en la ciudad de Dresde, al este del país. Wilders dijo: “No tiene nada de malo ser orgullosos patriotas alemanes. No tiene nada de malo querer que Alemania siga siendo libre y democrática. No tiene nada de malo preservar nuestra civilización judeocristiana. Es nuestro deber”.

22 de abril. La Fundación Konrad Adenauer, un think tank de Berlín, anunció el lanzamiento del “Muslimsches Forum Deutschland”. El nuevo foro tiene por objetivo promover las voces de musulmanes liberales para contrarrestar la influencia de los grupos de musulmanes extremistas en Alemania.

También en abril, el rapero alemán convertido en yihadista Dennis Cuspert apareció en un vídeo propagandístico del ISIS rapeando la siguiente letra: “A los enemigos de Alá: ¿dónde están vuestras tropas? Ya no podemos esperar más. ¡Oh, Alá, destrúyelos! Asegúranos la victoria sobre ellos. Llévanos. Haznos honorables. Toma de nuestra sangre. Fisabilillah [el que lucha por la causa de Alá] (…). Queremos vuestra sangre. Sabe deliciosa (…) En Alemania, las células durmientes están a la espera. Ya vienen los hermanos. Aterroricemos al kafir [no creyente]”.

MAYO DE 2015

1 de mayo. La policía de Oberursel, barrio residencial de Fráncfort, canceló una carrera de ciclismo profesional con más de 5.000 participantes, por temor a que los terroristas islámicos estuviesen planeando atentar contra el evento.

20 de mayo. El ministro del Interior, Thomas de Maizière, participó en una conferencia en Berlín titulada “¿Está en riesgo la vida judía en Alemania?” Dijo que en 2014 los crímenes por odio antisemita aumentaron un 25 por ciento y que gran parte de ese aumento se debía a los atentados perpetrados por inmigrantes musulmanes.

23 de mayo. El Ejército alemán anunció que iba a reclutar a su primer imán para los 1.600 soldados musulmanes.

JUNIO DE 2015

3 de junio. Más de 90 agentes de policía fueron desplegados para deshacer una pelea entre 70 miembros de clanes rivales de inmigrantes en un parque público en Moabit, un barrio marginal de Berlín. La pelea empezó cuando dos mujeres se pusieron a discutir por un hombre, y se fue haciendo más violenta a medida que intervinieron más familiares. Dos policías resultaron gravemente heridos.

5 de junio. Un solicitante de asilo somalí de 30 años, llamado “Alí S.”, fue sentenciado a cuatro años y nueve meses de cárcel en Múnich por intentar violar a una mujer de 20 años. Alí ya había cumplido siete años de cárcel por violación, y solo llevaba cinco meses fuera de la cárcel cuando volvió a atacar. Para intentar proteger la identidad de Alí S., un periódico de Múnich se refirió a él como “Joseph T.”, un nombre que parecía más políticamente correcto.

8 de junio. Más de 50 agentes de policía fueron desplegados para deshacer una pelea a raíz de una discusión en una fiesta de bodas de inmigrantes bosnios en Berlín. En solo instantes, se metió otra docena de personas. Pero en cuanto llegó la policía, los clanes rivales dejaron de pelear entre sí y empezaron a atacarla a ella. Uno de los invitados de la boda golpeó a un policía en la cabeza con una silla, y lo dejó en estado crítico. A otros policías les arrojaron botellas, les escupieron o les agredieron verbalmente.

10 de junio. A una musulmana de 26 años, Betül Ulusoy, le fue permitido empezar una beca como abogada auxiliar en el Ayuntamiento de Berlín. Las autoridades locales habían considerado rechazarla en un principio, porque en su solicitud insistía en cubrirse la cabeza con un velo musulmán. Las leyes sobre neutralidad berlinesas (Neutralitätsgesetz) estipulan que a cualquiera que trabaje para la ciudad se le prohibirá mostrar símbolos externos religiosos. Pero las autoridades municipales, con el fin, al parecer, de evitar ser acusados de islamofobia, hicieron una excepción con Ulusoy.

24 de junio. En una entrevista con el Rheinische Post, el ministro del Interior, Thomas de Maizière, dijo que el número de yihadistas alemanes que estaban luchando en Siria había aumentado a alrededor de 700. “La cifra nunca había sido más alta que ahora”, dijo. El número de islamistas violentos en Alemania que están “preparados para cometer crímenes de considerable importancia por motivos políticos” es de aproximadamente 300. Dijo que había más de 500 operaciones de contraterrorismo en marcha que afectaban a 800 islamistas.

26 de junio. Los administradores del Wilhelm-Diess-Gymnasium, una escuela en la ciudad bávara de Pocking, advirtieron a los padres de que no dejaran a sus hijas llevar ropas provocativas, para evitar “malentendidos” con los 200 refugiados musulmanes alojados de urgencia en un edificio cercano. La carta decía:

Los ciudadanos sirios son principalmente musulmanes y hablan árabe. Los refugiados tienen su propia cultura. Como nuestra escuela está justo al lado de donde se alojan, se deberá vestir ropa recatada para evitar altercados. Los tops o blusas sugerentes, los pantalones cortos o las minifaldas podrían dar lugar a malentendidos.

29 de junio. Una turba de inmigrantes libaneses atacó a dos agentes de policía cuando intentaban detener a dos hombres por fumar cannabis en la vía pública en Duisburgo. En cuestión de minutos, los agentes fueron rodeados por más de cien hombres que intentaban impedir las detenciones. Hicieron falta diez coches patrulla y decenas de refuerzos policiales para rescatar a los agentes.

También en junio, surgió un debate sobre si los estudiantes musulmanes debían estar exentos de las visitas obligatorias a los antiguos campos de concentración como parte de los programas educativos sobre el Holocausto. La discusión giraba en torno a una propuesta que exigía que los estudiantes de todas las escuelas de secundaria de Baviera visitaran los memoriales sobre el Holocausto como parte del currículum escolar. La propuesta se encontró con la oposición de la Unión Social Cristiana, el partido gobernante, que decía que “muchos niños de familias musulmanas (…) no tienen vínculos con nuestro pasado y (…) necesitarán mucho más tiempo para poder identificarse con nuestra historia. Tenemos que ser cuidadosos en cómo abordamos este asunto con estos niños”.

JULIO DE 2015

17 de julio. Por primera vez en Alemania, el canal público de televisión y radio Bayerischer Rundfunk emitió oraciones musulmanas que marcaban el comienzo de la festividad del Eid al Fitr y el fin del mes de ayuno del Ramadán.

20 de julio. El primer banco de Alemania que sigue la ley de la sharia, el Kuveyt Turk Bank, de propiedad turca, abrió oficina en Fráncfort. El director del banco, Kemal Ozan, dijo: “Nuestra investigación de mercado ha demostrado que el 21 por ciento de los musulmanes de este país considerarían un banco islámico como su banco familiar.”

24 de junio. Dos agentes de policía fueron atacados en Gelsenkirchen, una localidad de Renania del Norte-Westfalia, por una turba de inmigrantes libaneses después de los agentes intentaran detener a un conductor que se había saltado un semáforo. El conductor salió del coche e intentó huir a pie. Cuando la policía lo alcanzó, aparecieron 50 personas prácticamente de la nada para impedir la detención del sospechoso. Un joven de 15 años atacó a un policía por la espalda y empezó a estrangularlo, dejándolo inconsciente. Hizo falta una gran cantidad de refuerzos policiales y espráis de pimienta para controlar la situación.

25 de julio. Un documento confidencial de la policía filtrado al Rheinischen Post reveló que, en 2014, una cifra récord de 38.000 solicitantes de asilo a Alemania fueron acusados de cometer delitos en el país. Los analistas creen que esta cifra –que supone más de cien delitos al día– es solo una parte: muchos delitos no se hacen públicos.

25 de julio. La revista Der Spiegel informó que la espiral de delitos violentos por parte de los inmigrantes de los Balcanes y de Oriente Medio habían convertido algunas partes de Duisburgo, una importante ciudad industrial alemana, en “territorios sin ley”. Dichas áreas, según un informe de la policía que fue filtrado, se habían convertido en la práctica en “zonas vetadas” a la policía.

25 de julio. En una entrevista con la revista Focus, el jefe del sindicato de la policía de Renania del Norte-Westfalia, Arnold Plickert, advirtió del surgimiento de zonas vetadas en las ciudades de Dortmund, Duisburgo, Essen y Colonia. “Varios grupos rivales, así como clanes de libaneses, turcos, romaníes y búlgaros, están luchando por la supremacía en las calles”, dijo. “Ellos dictan sus propias normas; aquí la policía no cuenta para nada”.

AGOSTO DE 2015

3 de agosto. Un documento confidencial filtrado al periódico Bild reveló que la autoridad de transporte de Hamburgo (Hamburger Verkehrsverbund, o HVV) había ordenado a sus revisores de billetes que “hicieran la vista gorda” si se encontraban con inmigrantes que estaban utilizando el transporte público sin billete. La medida pretende aparentemente proteger a la HVV contra la “mala prensa”.

6 de agosto. La policía reveló que una musulmana de 13 años había sido violada por otro solicitante de asilo en un centro para refugiados en Detmold. Se informó de que la chica y su madre habían huido de su país natal para escapar de una cultura de violencia sexual; resultó que el hombre que violó a la chica es del país del que habían huido.

18 de agosto. Una coalición de cuatro asociaciones de trabajadores sociales y en defensa de los derechos de las mujeres envió una carta a los líderes de los partidos políticos en el Parlamento regional de Hesse, advirtiéndoles del deterioro de la situación de las mujeres y los niños en los centros de acogida para refugiados. La carta decía: “La práctica de facilitar alojamiento en grandes carpas, la falta de aseos separados por sexos, los locales que no se pueden cerrar, la falta de refugios seguros para las mujeres y las niños –por nombrar solo algunos factores espaciales– aumentan la vulnerabilidad de las mujeres y los niños en los centros de acogida. La situación favorece a aquellos hombres que atribuyen a la mujer un rol subordinado y que tratan a las mujeres que viajan solas como ‘animales de caza’ (…) Las consecuencias son las incontables violaciones y agresiones sexuales. También estamos recibiendo cada vez más denuncias de prostitución forzosa. Hay que recalcarlo: no son casos aislados (…) Las mujeres denuncian que ellas, y los niños, han sido violados o sometidos a agresiones sexuales. A causa de ello, muchas mujeres duermen con su ropa de calle. Las mujeres denuncian con frecuencia que no van al baño por la noche por el peligro de que las violen o las roben de camino a los baños. Incluso a la luz del día, atravesar el campo supone una situación angustiosa para muchas mujeres”.

19 de agosto. Al menos 29 migrantes sirios que se alojaban en un masificado centro de acogida en la ciudad de Suhl, al este de Alemania, intentaron linchar a un migrante afgano después de que éste arrancara páginas de un Corán y las tirara por el retrete. Más de 100 agentes de policía fueron enviados a restablecer el orden, pero cuando llegaron, fueron atacados con piedras y ladrillos de cemento. Diecisiete personas resultaron heridas en el tumulto, entre ellos 11 refugiados y 6 agentes de policía. El presidente del estado alemán de Turingia, Bodo Ramelow, dijo que los musulmanes de diferentes nacionalidades debían ser alojados por separado para evitar más violencia de este tipo en el futuro.

21 de agosto. Alemania suspendió la llamada Regulación de Dublín –una ley por la cual los solicitantes de asilo que lleguen a la UE deben pedirlo en el primer país al que lleguen– para los solicitantes de asilo de Siria. Esto significa que los sirios que lleguen a Alemania podrán quedarse mientras se esté procesando su solicitud. Los críticos dijeron que esa medida alentará a más migrantes aún a dirigirse a Alemania.

27 de agosto. Aiman Mazyek, director del Consejo Central de Musulmanes en Alemania (Zentralrat der Muslime in Deutschland, o ZMD), un conglomerado de asociaciones con sede en Colonia, estimó que al menos un 80 por ciento de los migrantes y refugiados que llegaron a Alemania en 2015 era musulmanes.

30 de agosto. El sociólogo alemán Hans Georg Soeffner advirtió de que Alemania estaba importando conflicto religioso:

La inmigración trae consigo conflicto religioso, como los que existen entre los diferentes musulmanes. Debemos asumir que los conflictos irán a más. Los refugiados traen a Alemania los conflictos políticos y religiosos de sus países de origen, como los conflictos entre los suníes y los chiíes, o entre los musulmanes liberales y los salafistas. Ya conocemos los conflictos entre los turcos, los kurdos, los alevíes y el resto de musulmanes, así que ya hemos visto estos conflictos. Pero en vista de la cifra prevista de nuevos inmigrantes, los conflictos irán a más. Y por eso es por lo que tenemos que empezar a promover de inmediato los valores alemanes, es decir, la Constitución. Solo entonces los inmigrantes sabrán cuáles son las normas aquí”.

También en agosto, el número de solicitantes de asilo que entraron en el país en un solo mes sobrepasó por primera vez la marca de los 100.000. Una cifra récord de 104.460 solicitantes de asilo llegaron en agosto de 2015, lo que supone un total acumulado de 413.535 personas para los primeros ocho meses de 2015.

SEPTIEMBRE DE 2015

3 de septiembre. En una entrevista con Die Zeit, el ministro del Interior Thomas de Maizière dijo que la integración de los migrantes musulmanes del mundo árabe sería más difícil que la integración de los musulmanes turcos; al menos un 20 por ciento de los migrantes que llegaron al país este año eran analfabetos.

7 de septiembre. Aiman Mazyek, director del Consejo Central de Musulmanes en Alemania, dijo que la inmigración masiva musulmana alteraría significativamente la naturaleza del islam en Alemania. Hasta ahora, el islam alemán ha sido predominantemente de naturaleza turca; en el futuro, se irá volviendo mucho más árabe.

8 de septiembre. El Frankfurter Allgemeine informó de que Arabia Saudí se disponía a financiar la construcción de 200 nuevas mezquitas en Alemania para alojar a los solicitantes de asilo.

18 de septiembre. En una entrevista con el Rheinische Post, Hans-Georg Maassen, director de la agencia de inteligencia alemana para el ámbito doméstico (Bundesamt für Verfassungsschutz, o BfV), dijo que los salafistas alemanes se estaban haciendo pasar por trabajadores sociales y estaban regalando dinero y ropa a los solicitantes de asilo para tratar de reclutarlos. Otros estaban ofreciendo servicios de traducción e invitando a los migrantes a sus casas a tomar té. Otros estaban repartiendo folletos con información sobre las mezquitas salafistas locales. Maassen dijo:

Muchos de los solicitantes de asilo provienen de un entorno religioso. En Alemania, hay un movimiento salafista que los ve como grupo de cultivo. Vemos cómo los salafistas se presentan en los centros de acogida haciéndose pasar por voluntarios y ayudantes, buscando deliberadamente contactar con los refugiados para invitarles a sus mezquitas y reclutarlos así para su causa.

19 de septiembre. En Bielefeld, los salafistas se infiltraron en los centros para refugiados llevando juguetes, frutas y verduras para los migrantes.

23 de septiembre. Las autoridades municipales de Hamburgo aprobaron una atrevida ley en el Parlamento local que permitiría a la ciudad apropiarse de inmuebles comerciales vacíos (edificios y terrenos de oficinas) y usarlos para alojar a migrantes.

25 de septiembre. Asadulah y Shazia Jan, migrantes de Pakistán que viven en Darmstadt, fueron procesados por el “asesinato por honor” de Lareeb, su hija de 19 años. Asadulah confesó que había estrangulado a su hija con sus propias manos porque no aprobaba a su novio.

28 de septiembre. Más de 70 solicitantes de asilo en Hamburgo iniciaron una huelga de hambre para presionar a las autoridades locales para que les proporcionaran un alojamiento mejor. “Nos ponemos en huelga de hambre”, dijo el refugiado sirio Awad Arbaakeat. “La ciudad nos mintió. Nos quedamos estupefactos cuando llegamos aquí”. Los migrantes dicen que les indignaba que se les hubiese dicho que durmieran en un enorme almacén en vez de en apartamentos privados. Las autoridades de Hamburgo dicen que no hay más apartamentos vacíos en la ciudad, la segunda por tamaño de Alemania.

También en septiembre, se supo que cientos de refugiados musulmanes se están convirtiendo al cristianismo, aparentemente para tratar de mejorar sus posibilidades en la aprobación de sus solicitudes de asilo. Bajo el islam, los musulmanes que se convierten al cristianismo son culpables de apostasía, un delito castigable con la muerte. Los “conversos” creen al parecer que los organismos de inmigración alemanes les permitirán quedarse en Alemania si pueden convencerles de que morirán asesinados si les devuelven a sus países de origen.

OCTUBRE DE 2015

1 de octubre. En Bad Kreuznach, una familia de solicitantes de asilo siria concertó una cita para visitar un inmueble de alquiler con cuatro habitaciones, pero se negaron a verlo porque la agente inmobiliaria era mujer. Según la agente inmobiliaria Aline Kern: “Uno de los hombres, que chapurreaba alemán, dijo que no estaba interesado en ver el inmueble porque yo era mujer, rubia, y porque miro a los hombres a los ojos. Que esto era inaceptable. Que mi empresa debió enviar a un hombre a enseñar el inmueble. Me quedé estupefacta. Quieres ayudar y entonces te apartan y te marginan en tu propio país”.

2 de octubre. En una entrevista en la radio Deutschlandfunk, Tania Kambouri, agente de policía alemana y autora de un nuevo libro superventas sobre el fracaso del multiculturalismo alemán, describió la degradada situación de la seguridad en Alemania a causa de los migrantes que no respetan la ley y el orden. Decía: “Durante semanas, meses y años he notado que los musulmanes, sobre todo los hombres jóvenes, no tienen siquiera un mínimo nivel de respeto por la policía. Cuando salimos a patrullar las calles, somos agredidos verbalmente por jóvenes musulmanes. Está el lenguaje corporal, e insultos como “policía de mierda” cuando pasamos. Si hacemos un control de tráfico, las agresiones van aún a más, y esto sucede en la abrumadora mayoría de los casos con migrantes. (…)

Desearía que estos problemas se reconociesen y se abordasen. Si es necesario, habrá que reforzar las leyes. También es muy importante que el poder judicial, los jueces, dicten sentencias efectivas. No puede ser que sean los infractores los que sigan presentando las denuncias policiales, que nos dañen físicamente, que nos insulten, y que no haya consecuencias. Muchos casos se cierran o los infractores quedan libres por falta de pruebas o lo que sea. Lo está pasando hoy en los tribunales es una farsa. (…)

La creciente falta de respeto, la creciente violencia contra la policía… Estamos perdiendo el control en la calle”.

5 de octubre. El canal de televisión pública ARD negó haber emitido “propaganda anti-islámica” después de que sacara un fotomontaje de la canciller Angela Merkel vistiendo un velo islámico. La imagen se mostraba como fondo de una pieza sobre las cuotas de refugiados en el programa Bericht aus Berlin, mientras decía el presentador, Rainald Becker:

¿Podemos hacerlo realmente? ¿O estamos desbordados? Y si lo logramos [gestionar la crisis de la migración], ¿qué pasará con nuestros valores? ¿Cómo cambiará la vida? ¿Cómo reaccionaremos si los refugiados tienen problemas con la igualdad, con los derechos de las mujeres, con la libertad de prensa y la libertad de expresión?

ARD dijo después: “Lamentamos que a algunos de nuestros espectadores no les haya parecido bien, o no hayan entendido, esta imagen de nuestra canciller”.

14 de octubre. En Osnabrück, un solicitante de asilo somalí ganó una demanda contra la Agencia Federal de Migración y Refugiados de Alemania (Bundesamt für Migration und Flüchtlinge, o BAMF) por tardar demasiado en tramitar su solicitud. Un juez ordenó que la BAMF tomara una decisión sobre la solicitud en un plazo de tres meses o que le diera una compensación económica.

14 de octubre. Sumte, un pequeño pueblo de 100 habitantes en la Baja Sajonia, recibió la orden del gobierno federal de alojar a 1.000 solicitantes de asilo.

15 de octubre. Las autoridades municipales de Hamburgo informaron de que 35.021 migrantes habían llegado a la ciudad durante los primeros nueve meses de 2015. Durante ese mismo periodo, la policía de Hamburgo tuvo que ir a los centros de acogida para refugiados de la ciudad más de mil veces, incluyendo 81 veces para deshacer reyertas masivas, 93 veces para investigar agresiones físicas y sexuales, y 28 veces para impedir que los migrantes se suicidaran.

14 de octubre. El presidente de la Asociación Bávara de Municipios (Bayerische Gemeindetag), Uwe Brandl, advirtió de que Alemania va camino de tener “20 millones de musulmanes en 2020”, frente a una población de 81,1 habitantes en 2014. Calculó esta cifra teniendo en cuenta las reagrupaciones familiares, basándose en el supuesto de que las personas a las que se les apruebe la solicitud de asilo traerán después a Alemania a una media de cuatro familiares más.

20 de octubre. Ocho islamistas fueron juzgados en Colonia. Estaban acusados de robar 19.000 euros de las urnas de colecta en iglesias y colegios de Siegen, y de enviar después el dinero al ISIS.

21 de octubre. Más de 200 alcaldes de Renania del Norte-Westfalia firmaron una carta abierta a la canciller Angela Merkel, en la que advertían de que ya no tenían capacidad para aceptar más migrantes.

25 de octubre. Se filtró el contenido de un documento del Gobierno, publicado por Die Welt, que revelaba la creciente alarma dentro de las más altas esferas del aparato de inteligencia y seguridad de Alemania respecto a las consecuencias de la política de puertas abiertas a la inmigración de la canciller Angela Merkel.

El documento advertía de que la “integración de cientos de miles de migrantes ilegales será imposible, dada la cifra y las sociedades paralelas musulmanas ya existentes en Alemania.” El documento añadía:

Estamos importando extremismo islamista, antisemitismo árabe, y conflictos nacionales y étnicos de otros pueblos, así como una comprensión diferente de la sociedad y de la ley. Las agencias de seguridad alemanas son incapaces de abordar estos problemas de seguridad importados, y las reacciones subsiguientes de la población alemana.

También en octubre, la Iglesia Cristiana Evangélica en Renania fue criticada por otros cristianos cuando desaconsejó el intento de evangelizar a los migrantes musulmanes. En un documento que explicaba su postura, la iglesia sostenía que el pasaje del capítulo 28 del Evangelio de San Mateo, conocido como La Gran Comisión (“Id, y haced discípulas a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”) no significa que los cristianos deban convertir a los demás. El documento alegaba: “Una misión estratégica para el islam, o reunirse con musulmanes para evangelizarlos, amenaza la paz social y contradice el espíritu y el mandato de Jesucristo, y por tanto debe ser estrictamente rechazado”.

NOVIEMBRE DE 2015

6 de noviembre. La revista Focus publicó que las ventas de espráis de pimienta habían aumentado un 600 por ciento desde que estallara la crisis de la migración en Alemania en agosto de 2015. Los abastecimientos del producto se agotaron en muchas partes del país, y no habrá nuevas existencias hasta 2016. “Los fabricantes y distribuidores dicen que al parecer la inmensa afluencia de extranjeros en las últimas semanas ha asustado a mucha gente”, informaba Focus.

7 de noviembre. Jürgen Mannke, director de la Asociación de Profesores de Sajonia-Anhalt (Philologenverbandes Sachsen-Anhalt, o PhVSA) fue despedido después de que aconsejara a las estudiantes menores de edad que se protegieran contra las “aventuras sexuales superficiales” con solicitantes de asilo musulmanes. En la revista cuatrimestral para miembros de la asociación, Mannke escribió: “Una invasión de inmigrantes está inundando Alemania. Muchos ciudadanos tienen sentimientos encontrados. No hay duda de que es nuestro deber humano ayudar a la gente que se enfrenta a una angustia existencial a causa de la guerra o la persecución política. Pero es extremadamente difícil distinguir a estas personas de las que vienen a nuestro país por motivos puramente económicos o criminales. (…)

Ya hemos oído hablar a nuestros conocidos en muchos lugares sobre el acoso sexual en sus vidas diarias, especialmente en el transporte público y los supermercados. Como educadores responsables, debemos preguntarnos: ¿cómo podemos explicar a nuestras jóvenes de 12 años en adelante que no deben involucrarse en aventuras sexuales superficiales con hombres musulmanes, a menudo indudablemente atractivos?”.

10 de noviembre. Gabriel Felbermayr, director del Centro para la Economía Internacional (Ifo Zentrum für Außenwirtschaft) con sede en Múnich, estimaba en una entrevista en Der Spiegel que la crisis de la migración le costará 21,1 mil millones de euros a los contribuyentes alemanes solo en 2015. “Esto incluye los costes de alojamiento, alimentación, centros de atención de día, escuelas, cursos de alemán, formación y administración”, dijo.

12 de noviembre. En un mitin del Partido Socialdemócrata (SPD) en Berlín, el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel sostuvo que Alemania debería aerotransportar a “un contingente mayor” de migrantes a Alemania para evitar que los traficantes de personas se aprovecharan de la crisis de la migración. “Nadie debería morir en su camino hacia Europa, y ese debe ser nuestro objetivo”, dijo. Según Gabriel, “lo que importa no es el número de personas que vienen a Alemania, sino la velocidad a la que vienen.”

13 de noviembre. El canal de noticias N24 informó de que hasta un 50 por ciento de los solicitantes de asilo que llegan a Alemania se ha escondido y su paradero es desconocido. Presumiblemente, incluyen a los migrantes por motivos económicos y a otros que intentan evitar la deportación cuando su solicitud de asilo sea rechazada, si lo es.

13 de noviembre. En una entrevista con el canal de la televisión pública ZDF, la canciller Angela Merkel se reafirmó en su política de asilo de puertas abiertas: “La canciller tiene la situación bajo control. Tengo mi visión. Lucharé por ella”.

17 de noviembre. Las autoridades de Hannover cancelaron un partido amistoso de fútbol entre Alemania y los Países Bajos unos 90 minutos antes de su comienzo, después de que la policía recibiera una amenaza de bomba “creíble”. La canciller Angela Merkel había previsto asistir al partido para mostrar su apoyo a las víctimas de los atentados yihadistas en París, en los que murieron asesinadas 130 personas y más de 350 resultaron gravemente heridas.

20 de noviembre. La Unión Social Cristiana (CSU), la alianza bávara socia de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, pidió que Alemania prohibiera el burka en los espacios públicos.

22 de noviembre: El director de la Oficina Federal de Investigación Criminal (Bundeskriminalamt, o BKA), Holger Münch, reconoció que la inteligencia alemana carece de los recursos humanos necesarios para vigilar a todos los islamistas más peligrosos en el país. “Dado el número de posibles atacantes, debemos establecer prioridades”, dijo.

23 de noviembre. En una entrevista en Die Welt, Ahmad Mansour, experto israelí-árabe sobre el islam que ha vivido en Alemania durante más de una década, dijo que el Gobierno alemán no está haciendo ni mucho menos lo suficiente para combatir el islamismo extremista. Mansour –miembro de los Hermanos Musulmanes durante más de diez años, hasta que abandonó el islam extremista a finales de la década de 1990–, dijo que muchos jóvenes musulmanes en Alemania se creen “las teorías conspirativas, albergan ideas antisemitas y no piensan democráticamente”. Para estas personas, “el islam es su única identidad”, dijo.

Mansour dijo que el Gobierno alemán “carece de un plan” para tratar el problema del islam extremista. Añadió que gran parte de la culpa la tienen los “sumamente problemáticos” maestros del islam que están radicalizando a la juventud alemana. Respondiendo a la pregunta de por qué los yihadistas no han perpetrado un gran atentado en Alemania, Mansour dijo: “Hasta ahora Alemania ha tenido suerte”.

29 de noviembre. Cientos de migrantes de Afganistán, Irak y Siria, alojados en un masificado centro de acogida para refugiados en lo que había sido el aeropuerto de Tempelhof en Berlín, se atacaron unos a otros mientras esperaban en la cola para comer. Se desplegaron más de 150 policías para contener la situación. Se produjeron otros enfrentamientos masivos en los distritos de Kreuzberg y Spandau de Berlín.

DICIEMBRE DE 2015

1 de diciembre. Los salafistas del estado de Schleswig-Holstein, al norte de Alemania, distribuyeron textos con fines de reclutamiento con el siguiente mensaje: “Venid con nosotros. Os enseñaremos el Paraíso”.

1 de diciembre. Las autoridades municipales de Fráncfort enviaron a equipos de policías, traductores y trabajadores sociales a los centros de acogida para refugiados para advertir a los solicitantes de asilo de los peligros del islam extremista. Los equipos también estuvieron educando a los migrantes acerca del sistema legal alemán, la libertad religiosa y la igualdad de derechos para hombres y mujeres.

3 de diciembre. En una entrevista en el periódico berlinés Der Tagesspiegel, Hans-Georg Maassen, director de la agencia de inteligencia alemana para el ámbito doméstico (Bundesamt für Verfassungsschutz, o BfV), dijo que el número de salafistas en Alemania había aumentado hasta los 7.900, desde los 7.000 en 2014; los 5.500 en 2013; los 4.500 en 2012 y los 3.800 en 2011. Aunque los salafistas suponen solo una pequeña parte de los seis millones de musulmanes que se calcula que viven en Alemania, los agentes de inteligencia dicen que la mayoría de los que se sienten atraídos hacia el salafismo son jóvenes musulmanes impresionables que están dispuestos a cometer actos terroristas en cualquier momento en nombre del islam.

3 de diciembre. Una encuesta de la revista Stern halló que el 61 por ciento de los alemanes cree que los yihadistas atacarán su país en un futuro cercano. La encuesta muestra que el 58 por ciento piensa que el ejército alemán debería atacar al Estado Islámico, aunque el 63 por ciento opina que esto daría lugar a represalias en forma de atentados terroristas dentro de Alemania. En general, cerca del 75 por ciento de los alemanes cree que el Gobierno tiene que hacer más cosas para evitar el terrorismo en el país.

7 de diciembre. El ministro del Interior alemán informó de que habían llegado 206.101 migrantes solo en noviembre.

8 de diciembre. La ministra de Asuntos Sociales bávara, Emilia Müller, dijo que el número de migrantes que habían llegado a Alemania en 2015 superaba la marca del millón. “Necesitamos urgentemente establecer más límites al número de migrantes, porque Alemania no podrá seguir cargando con tantas llegadas en el largo plazo”, dijo.

10 de diciembre. Un tribunal de Wuppertal dictó que los islamistas que patrullaron la ciudad como “policías de la sharia” no habían vulnerado la ley y no serán procesados. Habían sido detenidos nueve hombres, con chaquetas de color naranja claro con las palabras “Policía de la Sharia”, en septiembre de 2014. Los hombres les habían dicho a los transeúntes que no visitaran bares, casinos o discotecas. El grupo también llevaba carteles que decían en inglés: “Zona controlada por la sharia”, donde el alcohol, las drogas, el juego, la música, la pornografía y la prostitución estaban prohibidos. El tribunal dijo que no habían violado ninguna ley sobre uniformes y concentraciones públicas. Los fiscales recurrieron la sentencia.

17 de diciembre. La policía de Stuttgart registró y desmanteló una asociación musulmana y una mezquita que presuntamente habían financiado al ISIS y habían reclutado en su nombre. El ministro del Interior de Baden-Wurtemberg, Reinhold Gall, dijo que el Centro Educativo y Cultural Islámico Mesdschid Sahabe era frecuentado por predicadores salafistas y fundamentalistas islámicos de los Balcanes Occidentales.

21 de diciembre. El periódico Die Welt citó fuentes policiales que revelaron que solo al 10 por ciento del millón de migrantes que había llegado a Alemania en 2015 se les había comprobado sus antecedentes.

28 de diciembre. Las autoridades locales de Arnsberg prohibieron el uso de fuegos artificiales en Nochevieja en las inmediaciones de los centros de acogida para refugiados para evitar que el ruido provocara estrés post-traumático entre los solicitantes de asilo. “Los que vienen de una zona en guerra asocian las explosiones con los disparos y las bombas, en vez de con fuegos artificiales”, dijo un portavoz del consejo local, Christoph Söbbeler. “Esto podría provocar un trauma a los afectados”.

29 de diciembre. El periódico Die Welt informó de que que Alemania destinará al menos 17.000 millones de euros a los solicitantes de asilo en 2016.

31 de diciembre. La policía de Múnich evacuó dos grandes estaciones de tren y canceló varias celebraciones de Nochevieja después de que una “agencia de inteligencia amiga” alertara de un ataque inminente. El ministro del Interior bávaro, Joachim Herrmann, dijo que las autoridades habían sido informadas de que terroristas suicidas del ISIS podrían tomar la estación como objetivo.

31 de diciembre. El canal de la televisión pública ZDF emitió el discurso a la nación de la canciller Angela Merkel con subtítulos en árabe. La canciller repetía su mantra: “podemos hacerlo”, refiriéndose a la dificultad de integrar al millón de migrantes que había llegado a Alemania en 2015. “Lo importante ahora es no permitir que nos dividamos, ni entre generaciones ni clases sociales, ni entre aquellos que llevan mucho tiempo aquí y los que son nuevos”, dijo.

31 de diciembre. Poco después del discurso de Año Nuevo de Merkel, una turba de unos mil hombres de origen “árabe o norteafricano” agredieron sexualmente a más de 500 alemanas en el centro de Colonia en Nochevieja. Se produjeron agresiones similares en Hamburgo y Stuttgart. El jefe de la policía de Colonia, Wolfgang Albers, dijo que era “una dimensión completamente nueva de delito”.

La alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, dijo que “bajo ninguna circunstancia” se deben atribuir los delitos a los solicitantes de asilo. En su lugar, culpó a las víctimas de las agresiones: “Hay que saber comportarse con sensatez cuando se va en grupo. Comportarse con sensatez es no demostrar euforia a cualquiera que te encuentres y te sonría. Esos gestos se pueden malinterpretar.” Reker dijo que su oficina publicaría guías orientativas, incluyendo probablemente un código de vestimenta, para que las sigan las mujeres y chicas alemanas a fin de evitar incidentes similares en el futuro.

http://www.alertadigital.com/2016/02/21/deutschland-uber-allah-la-poblacion-musulmana-de-alemania-se-disparo-a-mas-de-850-000-personas-en-2015-y-ya-se-acerca-a-los-seis-millones/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *