La Misteriosa Anomalía del Atlántico Sur (AAS) o de Sudamérica

La Anomalía del Atlántico Sur hace a la región más vulnerable a radiaciones cósmicas nocivas, que pueden interferir en las telecomunicaciones, dañar equipos y ser perjudicial para la salud.

La Anomalía del Atlántico Sur (AAS), se refiere a una región en el sur del océano Atlántico donde los cinturones de radiación Van Allen , (cuya misión es la de ser trampas de las peligrosas partículas cargadas de protones y electrónes procedentes del viento solar y los rayos cósmicos impidiéndoles golpear la tierra y destruir la vida en nuestro planeta).
Se encuentran a menos de 500 kilómetros de la Tierra, estos cinturones normalmente se encuentran ubicados entre los 1.000 y los 5.000 kilómetros, culpa de una depresión en la intensidad del campo magnético terrestre, se estima que en esta zona el mismo tiene valores inferiores a la mitad del promedio del planeta lo que implica una zona más vulnerable a las radiaciones cósmicas nocivas. Se cree que esto se debe al hecho de que el centro del campo magnético de la Tierra está desviado de su centro geográfico. Otros creen que se debe a un efecto secundario de una reversión geomagnética asociadas a procesos en el interior del planeta.
La “anomalía del Atlántico Sur” es de gran importancia para los satélites y otras naves espaciales que orbitan a cientos de kilómetros de altitud con inclinaciones orbitales de 35° y 60°, ya que estas órbitas llevan a estos satélites a través de la anomalía de manera periódica, exponiéndolos durante varios minutos a una fuerte radiación afectando el funcionamiento de los instrumentos en órbita y potencial mente peligrosa para la salud de los astronautas, también es de importancia para la navegación aérea.
Cuando la Estación Espacial Internacional ISS pasa sobre Uruguay y el cruce coincide con un momento de actividad solar alta, los astronautas deben refugiarse en la parte protegida del laboratorio orbital. Hay algunos que incluso protegen las cabinas en que duermen con bolsas rellenas de agua, ya que es un buen escudo contra la radiación. Es que Uruguay, Argentina, el sur de Brasil y Paraguay están en una zona donde el campo magnético de la Tierra es débil y esto lo convierte en lo que la revista New Scientist llamó el “Triángulo de las Bermudas” del espacio, conocido como Anomalía del Atlántico Sur.
Dimensiones de la AAS: aprox 560 km.
La estación espacial internacional, que orbita con una inclinación de 51,6°, requirió de un blindaje extra para afrontar este problema y el costosísimo telescopio espacial Hubble no efectúa observaciones al pasar por esta región apagando sus instrumentos.
La posición de esta anomalía no es fija, sino que deriva lentamente debido a la rotación diferencial entre el núcleo terrestre y su superficie, desplazándose entre 0,3 y 0,5 grados por año. Ubicada actualmente por encima de Brasil, Argentina y el Atlántico Sur, la zona de peligro se va moviendo lentamente hacia el Océano Indico Sur. Esto significa que en un periodo de entre 700 y 1000 años la anomalía debería completar un giro completo alrededor de nuestro planeta. Pero dado que solo ha sido detectada hace unas pocas décadas, los científicos no están completamente seguros la forma en que evoluciona este fenómeno.
De hecho, la intensidad del campo magnético terrestre en general se está debilitando a gran velocidad. Mediciones efectuadas con una diferencia temporal de 20 años entre una y otra muestran que de seguir a este ritmo el campo podría desaparecer por completo en unos 1000 años, lo que sugiere que nos encontramos en los preliminares de un cambio de sentido en los polos magnéticos, algo que ha sucedido varias veces en la historia de la Tierra. Si esto es cierto, lo que hoy vemos como una anomalía seria lo normal para toda la superficie de la Tierra, ya que sin campo magnético no habría cinturón de partículas que nos proteja.

http://otrosmundosotrasdimensiones.blogspot.com.es/2016/02/la-misteriosa-anomalia-del-atlantico.html

2 comentarios en “La Misteriosa Anomalía del Atlántico Sur (AAS) o de Sudamérica

  1. Si Ud, lo dice, le creo Profesor J. Hay muchos intereses, en el Atlantico sur. ..a veces sueño y deseo que tanto chilenos y argentinos, les impidan concretar sus planes, ya hace varios años q se desea partirlos, y hasta ahora, por mas corralitos, corralones, cepos, cepones, defaulteados varias veces, buitres y buitrAs, no lo han logrado, y poder seguir…son más que milagros. Soy muy critica de la Francia actual, pero el astuto presidente, recordó a alguien común que es queridisimo en sudamerica y termino sus días en Francia. San Martín, y más este año de aniversario..que sea para bien, sudamerica aunque a usted, no le guste esa palabra, se lo merece. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *