Colgante de esquisto de hace 11.000 años hallado en Star Carr (Reino Unido) con decoración incisa

Se acaba de publicar un hallago sin precedentes en el yacimiento Mesolítico de Star Carr, en el norte de Yorkshire (Gran Bretaña). Se ha documentado un pequeño colgante de esquisto sobre el que se han podido observar una serie de líneas incisas sobre la piedra hace unos 11.000 años, lo que lo convierte en el objeto de arte mesolítico más antiguo encontrado en Gran Bretaña. Su posible significado aún nos es desconocido, aunque este tipo de piezas nos ayudan a sentirnos un poco más cercanos a nuestros ancestros.

Imágenes

 Contenido
La decoración del pequeño y delicado colgante, descubierta por un equipo de investigación de las Universidades de York, Manchester y Chester, es el ejemplo de arte mesolítico más antiguo hallado en Gran Bretaña. Realizado sobre una única pieza de esquisto, el objeto tiene una forma subtriangular, con un grosor de tres milímetros y unas dimensiones máximas de 31 x 35 mm. Contiene una serie de líneas que los arqueólogos piensan que podrían representar un árbol, un mapa, una hoja o incluso marcas de conteo.
Los motivos grabados sobre colgantes mesolíticos son extremadamente raros y por el momento no se conocen otros ejemplos de colgantes grabados sobre esquisto en Europa.
Cuando los arqueólogs descubrieron el colgante el pasado año, las líneas de su superficie eran apenas visibles. El equipo de investigación empleó una variedad de técnicas de microscopía digital para generar imágenes de alta resolución que ayuden a determinar el estilo y el orden de los grabados. También han realizado análisis científicos para tratar de establecer si el colgante ha sido colocado en algún tipo de cuerda o llevado de algún modo, y si se emplearon pigmentos para resaltar las líneas.
El colgante será mostrado por primera vez al público en el Museo de Yorkshire, en York, desde el 27 de febrero hasta el 5 de mayo.
Star Carr es uno de varios yacimientos arqueológicos ubicados en torno a un gran lago que cubría gran parte del Valle de Pickering durante el Mesolítico. Los investigadores descubrieron el colgante en sedimentos del borde del lago. Inicialmente pensaron que se trataba de un canto sin más, ya que la perforación estaba obstruida por el sedimento y los grabados no eran visibles.
Es el primer colgante con grabados que aparece en Star Carr, aunque otras cuentas de esquisto, una pieza de ámbar perforado y dos dientes de animales perforados se habían recuperado con anterioridad.
La profesora Nicky Milner, del Departamento de Arqueología de York, ha coordinado la investigación. Ella ha declarado: “Fue increiblemente emocionante descubrir un objeto tan raro. No se parece a nada que hayamos encontrado en Gran Bretaña de este periodo. Solo podemos imaginar quién lo poseyó, cómo fue llevado y que significaban los grabados para esa persona”.
La doctora Chantal Conneller, de la Universidad de Manchester y codirectora de las excavaciones, dice: “Este emocionante hallazgo nos habla del arte de los primeros pobladores permanentes de Gran Bretaña tras la última glaciación. Este era un tiempo en el que el nivel del mar estaba mucho más bajo que en la actualidad. Grupos humanos vagaban a lo largo de Doggerland (actualmente bajo el Mar del Norte) y hacia el interior de Gran Bretaña.Los diseños grabados sobre nuestro colgante son similares a los hallados en el sur de Escandinavia y otras áreas que bordean el Mar del Norte, mostrando una estrecha conexión cultural entre los grupos del norte de Europa en este momento”.
El doctor Barry Taylor, de la Universidad de Chester y codirector de las excavaciones, ha dicho: “adoro este tipo de hallazgos porque son una conexión real con la gente del pasado. Cuando estudiamos la Prehistoria nos enfrentamos a periodos muy largos de tiempo y con frecuencia nos centramos en temas muy amplios. Pero esto es algo que llevó una persona, que tenía un significado para ellos y para la gente de su entorno. Este tipo de objetos nos habla de la gente y, después de todo, de eso trata la arqueología.
Duncan Wilson, Director Ejecutivo de Historic England, organismo que ha contribuido y cofinanciado la excavación y la publicación de la investigación, ha declarado: “El descubrimiento del colgante es un hallazgo sensacional. Star Carr es un yacimiento de importancia internacional “en riesgo”, lo cual es la razón por la que hemos proporcionado apoyo económico para la excavación y asistencia a través de nuestros equipos de especialistas en arqueología y en ciencia arqueológica. Los resultados han excedido a nuestras expectativas y ayudarán a reescribir la historia de este periodo largo y complejo, aunque poco comprendido”.
Natalie McCaul, conservadora de arqueología en el Museo de Yorkshire, dice: “Estamos entusiasmados de poder exponer por primera vez un objeto de tal relevancia nacional. Este destacado descubrimiento cambia el modo en que pensamos sobre nuestros ancestros que vivieron en Yorkshire hace 11.000 años y los rituales, creencias y valores culturales que fueron parte de sus vidas. Estamos emocionados con que el resto de la colección procedente de las excavaciones venga también al museo y esperamos poder conservarla y exponerla al público para que la disfrute”.
La muestra en el Museo de Yorkshire también contará con otros hallazgos de Star Carr entr los que se encuentran objetos de sílex, una rara punta con lengüetas utilizada para cazar o pescar y encendedores de hace 11.000 años (increíblemente bien preservados rollos de corteza de abedul). Las piezas se mostrarán junto con interpretaciones digitales e imágenes de alta resolución del colgante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *