El Hermano Secreto de Jesús

A primeros de los años 1.970, Oded Golan, coleccionista de antigüedades judías, compró un osario judío del siglo primero en el que pudo reconocer el nombre de Santiago. Este era un nombre corriente en Israel, así que no le dio una especial importancia y lo almacenó durante 30 años.

En 2.002 invitó a André Lemaire, un experto en arameo, para que examinara algunos artículos de su colección. Al ver el osario, Lemaire descifró la inscripción completa.

Santiago, Hijo de José, Hermano de Jesús.

Los tres nombres eran corrientes en la Jerusalén del siglo I, pero encontrar los tres en el mismo osario resultaba más infrecuente. El estadista Camil Fuchs, de la Universidad de Tel Aviv, estudió los 168 osarios con nombres de aquella época. El nombre de José aparece en el 7% de los osarios, el de Jesús en el 4% y el de Santiago en el 2%. Las probabilidades de que los tres nombres aparezcan juntos en la misma familia son muy escasas, de una entre quince mil.

Fuchs concluye que es muy probable que el Osario corresponda al mismo Santiago nombrado en los Evangelios.

La noticia fue publicada en los periódicos de todo el mundo y Oded Golan exhibió el osario en Toronto, Canadá. La Autoridad de Antigüedades de Israel no había dado permiso para la exportación del osario y solicitó el regreso inmediato del mismo.

Juicio al Osario de Santiago

En 2.003, la IAA envió por sorpresa a un equipo de investigadores al domicilio de Golan y descubrieron numerosas piezas antiguas cuya existencia no había sido comunicada al IAA. También encontraron indicios de que allí se podían estar realizando falsificaciones.

Golan argumentó que las pocas y viejas herramientas que poseía eran para pequeñas restauraciones. Fue sometido a arresto domiciliario hasta el juicio, en Octubre del 2.004, en el que él y varios colaboradores fueron acusados de diversos delitos como falsificación y exportación ilegal de restos arqueológicos.

Un experto grafólogo expuso que la primera parte de la inscripción tenía una caligrafía distinta a la segunda, y opinó que la expresión ‘Hermano de Jesús’ había sido añadida mucho después que el original.

Sin embargo, en el osario se había formado una pátina de suciedad, óxido y microorganismos que delataban su antigüedad, y esa pátina demostraba que incluso las marcas de las letras habían sido grabadas hacía mucho tiempo. La acusación argumentó que Golan había fabricado esa pátina raspando piezas antiguas y extendiéndola sobre el texto falsificado, pero otros expertos alegaron que, aunque así hubiera sido, la pátina necesitaría al menos 50 años para incrustarse en las marcas de las letras.

El juicio duró hasta Marzo de 2.012 y Golan fue declarado culpable de exportación ilegal de antigüedades, pero no de falsificación.

Vida de Santiago

Basándose en los Evangelios, las Epístolas, algunos apócrifos y documentos de los primeros cristianos, se ha intentado reconstruir la vida de Santiago y su relación con Jesús y el cristianismo primitivo.

Aunque el cristianismo primitivo predicó la perpetua virginidad de María, y por consiguiente, la idea de que no tuvo hijos, es muy probable que esta idea esté equivocada.

Tal vez Santiago sea hijo de José, de un matrimonio anterior a su enlace con María, pero por los años que llegó a vivir es más probable que Santiago fuera más joven que Jesús.

El documental sugiere que José murió en el año 27 y poco después fue cuando Jesús abandonó su familia para ser bautizado por Juan y comenzar su ministerio. Dio mucha más importancia a su predicación que a su propia familia, hasta el punto de que cuando su madre y hermanos fueron a visitarlo, él se negó a interrumpir su predicación para recibirlos.

Sin embargo Santiago comenzó a seguir a Jesús y sus enseñanzas y cuando los apóstoles preguntaron a Jesús que a quién seguirían cuando él faltase, éste les respondió que siguieran a Santiago.

Tras la crucifixión, Santiago se convirtió en el primer obispo de Jerusalén y dirigió el destino de los cristianos judíos.

A pesar de que la muerte de Jesús había sido instigada por la jerarquía sacerdotal de los fariseos y saduceos, éstos no tomaron a Santiago como rival ni competidor, por lo que durante varias décadas siguió ejerciendo el cargo de obispo. Su mayor reto vino de Pablo, un antiguo perseguidor de cristianos que se había convertido en uno de los más eficaces predicadores cristianos y que conseguía gran cantidad de discípulos entre los gentiles, sin exigirles que acataran las estrictas leyes judías.

Santiago debió sentirse receloso de un fariseo advenedizo, antiguo enemigo de los cristianos, que ahora predicaba un Jesús muy diferente al que ellos predicaban y que tenía muchos más prosélitos que ellos. A pesar de todo aceptó que Pablo siguiera predicando a los gentiles.

Eso hizo que los dirigentes sacerdotales de fariseos y saduceos se le pusieran en contra y después de varios intentos por destruir su movimiento acabaron por detenerle y arrojarlo desde lo alto de las murallas de Jerusalén. Al sobrevivir a la caída, lo lapidaron hasta su muerte y lo enterraron en el mismo lugar en el que cayó.

Un año después sus restos fueron desenterrados por sus familiares y guardados en un osario que fue enterrado en una tumba de Hebrón.

De allí lo sacaron varios siglos más tarde para enterrarlo bajo el altar de una iglesia armenia dedicada a Santiago que fue construida en el lugar donde había estado su casa. Sus restos aún reposan allí, mientras que el osario quedó abandonado y vacío en la tumba en la que siglos más tarde fue encontrada.

En mi opinión

Son muchas las cosas con las que discrepo.

Los documentalistas han tomado una serie de datos para componer esta historia, pero han dejado de lado otros muchos datos de mucha más importancia.

En los episodios vistos hasta ahora de esta serie se detecta que se ha creado un argumento, una historia conforme a las creencias del cristianismo actual. Luego se buscan y aportan como pruebas los datos que podrían corroborarlos y se desprecian o ignoran los que podrían contradecirlos.

Lo cierto es que Pablo ingresó en la secta de Santiago, permaneció como acólito y aprendiz durante dos o tres años y luego inició su predicación en su tierra, Tarso. Conforme pasaron los años fue reconvirtiendo sus enseñanzas, adaptándolas al gusto de los gentiles con los que tenía más éxito que con los judíos. Santiago no aceptó estos cambios y en el primer concilio le obligó a pasar unos ritos de purificación y enmienda, aunque luego fue Pablo el que mintió al decir que había convencido a Santiago para predicar a los gentiles. Pablo fue juzgado de nuevo y muchos discípulos de la secta de Santiago juraron acabar con su vida. Fue así como Pablo, al verse a punto de morir, apeló a su ciudadanía romana para que los soldados romanos le protegieran.

Todo esto puede leerse en los Hechos de los Apóstoles, escritos por un discípulo de Pablo y por tanto poco imparcial, pero mucho más fiable que la versión que se narra en este documental.

Respecto a la muerte de Santiago, se ajusta bastante a las versiones de los primeros cristianos aunque hay un detalle que a mí me parece bastante significativo. Santiago no fue detenido y luego arrojado desde una muralla sino que le tendieron una emboscada y lo arrojaron desde unas escaleras, y cuando sus enemigos comenzaron a lapidarle él exclamó:

Señor, perdónales porque no saben lo que hacen.

Después esta frase se la atribuyeron a Jesús en su crucifixión.

Y, por supuesto, recordad que el nombre original de Santiago era Jacobo, o Jacob, que cuando un Jacobo vino a España le llamaron Yago, y cuando lo hicieron santo, San Yago y de ahí se vino a llamar Santiago. Que éste que vino a España sea el mismo Santiago que era hermano de Jesús y dirigente de la secta judeocristiana, lo dudo bastante, pero…

http://www.maslibertad.com/Los-Enigmas-de-Jesucristo-El-Hermano-Secreto-de-Jesus_p944.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *