Nuevos estudios confirman creciente desigualdad social en Reino Unido

londres

La desigualdad social y de oportunidades entre las generaciones de jóvenes y adultos en Gran Bretaña creció significativamente en los últimos años y pone en grave peligro la prosperidad futura del país.

Un informe de la influyente Comisión para la Movilidad Social y contra la Pobreza Infantil concluyó que el Reino Unido se encamina a convertirse en un país “permanentemente dividido”.

Alan Milburn, presidente del grupo, dijo que las autoridades en el gobierno deben implementar medidas urgentes para revertir la situación, especialmente dándole más oportunidades educativas, laborales y de vivienda a los jóvenes.

Milburn dijo, además, que son cada vez menos los profesionales que pueden acceder a casa propia, como también a un empleo digno. El exministro laborista destacó que la idea de que a las nuevas generaciones les irá mejor que a las previas “es parte del entramado que unía a la sociedad en su conjunto”.

El informe de la comisión demostró que lo contrario está ocurriendo, y que Gran Bretaña enfrenta una “crisis existencial” al respecto. El documento fue publicado con un sondeo elaborado por la consultora inglesa Ipsos Mori, que concluyó que para el 54% de los británicos, las vidas de los jóvenes en el país serán peores que las de sus padres y abuelos. Se trata de la cifra más elevada de consultados que opina de esa forma en la historia de la empresa.

Además, un 20% que teme que la inversión pública en los servicios públicos se reduzca cada vez más en el futuro, poniendo mayores presiones a los jóvenes. Uno de cada 11 británicos se preocupa porque los problemas de salud mental dificulten la vida de las futuras generaciones en el país.

“Lo que indica tanto nuestro informe como el sondeo, es que hemos llegado a un punto crítico, y si estas tendencias continúan nos volveremos una nación permanentemente dividida socialmente”, sostuvo el experto. “Por primera vez en la historia menos del 50% de los jóvenes británicos puede acceder a la vivienda propia. Si esto sigue así habrá menos y menos jóvenes que puedan crecer y desarrollarse independientemente.

Es hora de que las autoridades escuchen nuestra advertencia”. La llamada ‘Generación Y’, también conocida como ‘del Milenio’, jóvenes que nacieron entre 80 y 2000, enfrentan aranceles universitarios más elevados que las generaciones previas, como también precios de viviendas altos y costos de vida sin precedentes en el Reino Unido.

En los últimos 30 años, los jóvenes pasaron de ser una generación de personas bien remuneradas y con capacidad para comprar una vivienda, establecerse y formar familias, a convertirse en los “parientes pobres” de la sociedad. Milburn explicó que sin la ayuda de sus padres o abuelos, estos jóvenes tendrán más dificultades en acceder a la universidad, a comprarse una casa y obtener empleos dignos.

El presidente de la comisión explicó que ya existe una fuerte división entre aquellos británicos cuyos padres pueden ayudarlos financieramente. La Comisión de Movilidad Social evalúa el progreso del Gobierno a la hora de combatir la desigualdad social y erradicar la pobreza infantil.

Esta semana, el ministro de Hacienda, el conservador George Osborne, tiene previsto anunciar los detalles del presupuesto de primavera, en el que se espera dará a conocer más recortes y ajustes para el Estado de Bienestar.

Las nuevas medidas impondrán más gravámenes para los jóvenes y las familias, como también aumentos en los aranceles universitarios, recortes de subsidios para educación y vivienda.

Roseanna Marshall, una joven inglesa de 25 años graduada en artes escénicas, afirmó que ya casi no hay seguridad laboral en Gran Bretaña. “Por el momento estoy trabajando como recepcionista para el servicio de salud bajo el sistema de los llamados ‘contratos de cero horas’.

Nunca sé cuánto me van a pagar cada mes debido a que varía mucho el número de horas que trabajo por semana”, contó Marshall. Por su parte, Michael Blakeman, un británico de 30 que trabaja en una asociación de vivienda en Liverpool, explicó que su mayor preocupación es no poder comprar su primera casa. “Vivo alquilando, no me alcanza para más. Los precios aumentan, pero mi salario no. Siento que las oportunidades se escapan cada vez más”, concluyó.

Leonardo Boix | El Telégrafo

Nuevos estudios confirman creciente desigualdad social en Reino Unido

3 comentarios en “Nuevos estudios confirman creciente desigualdad social en Reino Unido

  1. Leyendo lo que pasa en distintos países, es en todos más o menos igual, falta el trabajo, se gana menos, es casi global, y los ricos nunca lo fueron tanto, espero no sea un ardid para dejar que las cosas empeoran tanto como para justificar revueltas que terminen en guerras, que es lo que desean.

    1. leonardo boix con ese comentario no has aportado nada positivo, eso si, ya sabemos que eres un tio/a muy agudo/a las pillas al vuelo, o a lo mejor estabas muy atento/a….., ahora si te parece, aporta algo positivo encima de lo que dijo ese señor, como puteamos a estos mangantes que nos vapulean?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *