Aida. LA ENERGIA NEUTRA

La mayoría de artículos de este blog están dedicados a la comprensión de la energía neutra , ya sea en forma de experimentos, energía escalar, simbología, filosofía, leyendas etc. Todos esos conocimientos los tenemos reflejados en la estructura de nuestro cuerpo, tanto físico como energético.
Ya nacimos con los materiales necesarios para concentrar esta energía  de forma natural. Por ejemplo si nos basamos en el trabajo de Wilheim Reich y el orgon, con el sistema de capas aislantes y conductoras para crear un condensador de energía neutra, vemos que nuestro cuerpo físico reúne estas características.
Los huesos por ejemplo son material aislante y los músculos son conductores, creando un sistema de capas, por lo tanto ya nacemos con este condensador.
 El corazón con el sistema circulatorio forman un circuito con el diseño de la bobina moebius. La bobina moebius tiene forma  del símbolo del infinito y esta diseñada para concentrar energía escalar. El mismo ADN tiene este diseño representado en muchas culturas en forma de símbolos.

Energéticamente todas nuestras células tienen polaridad positiva y negativa, creando un campo magnético y otras que simplemente no tienen polaridad. Tenemos un sistema electromagnético bipolar y uno neutro.
Cuando nos ponemos a meditar podemos juntar  las manos uniendo los dos polos energéticos provocando un campo neutro.
En numerosas representaciones artísticas y simbólicas salen los opuestos repetidos una y otra vez ¿porque?  pues porque el verdadero poder reside en la energía neutra y mantenerla en nuestro cuerpo, mente y emociones es responsabilidad nuestra.
Si queremos dejar de ser comida y ser nosotros mismos nos tenemos que mantener a ese nivel. Y tenemos las herramientas necesarias para serlo de nacimiento, ya lo llevamos en nuestro ADN original. Todo lo que se aparte de ese camino es comida para otros. Y eso depende de nosotros, nadie lo va hacer por ti.
El miedo es comida,
La ira es comida
La tristeza es comida
La competición es comida
La exaltación es comida
Los fanatismos son comida
La religión es comida
La adoración es comida
El ego es comida
Ser uno mismo no es comida, es tener el poder y el control de tu vida. Cada vez que nos acercamos a nuestra esencia se va diluyendo la contaminación de ADN intruso. En este camino hay muchas intrusiones en forma de miedo para que no lo consigas, y es cosa tuya hacer caso o no. Tu decides a quien das de comer.

La Matrix es un restaurante, y salir de la matrix es dejar de estar en el menú. Y este es el objetivo de este blog.

Las tribus nativas de diferentes puntos del planeta conservan el conocimiento original de ser uno mismo, conservan el ADN original, por eso están perseguidos.  En posteriores entradas hablare de estos conocimientos que nos ayudaran a recuperar nuestra verdadera esencia humana. No hace falta buscar en las estrellas lo que tenemos aquí en la tierra.
Joaquin Piquer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *