“La luz” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

“No digáis que no tenéis ningún medio de saber si estáis en lo cierto interiormente. En realidad disponéis al menos de un criterio: la luz.

Cuando meditáis, cuando vivís un momento de gran elevación espiritual, podéis sentir a veces que todo en vosotros se vuelve luminoso, como si se hubiesen encendido lámparas, como si un Sol se hubiese levantado. Tenéis incluso la impresión de que esta luz sale a través de vuestro rostro, vuestras manos, de todo vuestro cuerpo. ¿Por qué? Porque en cuanto lográis alcanzar las regiones superiores de vuestro ser, allí donde reinan la pureza y el amor, una luz aparece en vosotros, la sentís, la veis, todo se ilumina. Mientras que si os dejáis llevar por pensamientos, por sentimientos, por deseos egoístas y malsanos, ni siquiera necesitáis miraros en el espejo: sentís físicamente las sombras en vuestro rostro. Así pues, no olvidéis nunca este criterio: la luz. Y esforzaos por vivir cada día los estados de conciencia espirituales que os aportarán esta sensación de luz.”


www.prosveta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *