Aida. “Soy francesa, soy homosexual, la mayoría de los homosexuales no queremos el matrimonio ni la adopción”

  • La pareja homosexual es diferente: no podemos dar origen a la vida”
  • “Los niños tienen derecho a un padre y a una madre”
  • “Es necesario dar a los niños la imagen más natural”
  • “No podemos pedir igualdad para situaciones que son diferentes”
  • “No hemos votado por el lobby LGBT para que nos represente”

Nathalie de Williencourt es una de las fundadoras de Homovox,  una de las mayores asociaciones gays en Francia.

REDACCIÓN HO / ACI.- A diferencia de lo que afirman los medios seculares, considera que la mayoría de homosexuales, incluida ella misma, no quieren ni el matrimonio ni la adopción de niños por lo que están en desacuerdo con el proyecto de ley del presidente François Hollande. En una entrevista concedida el 11 de enero al sitio web italiano Tempi.it, Nathalie señaló que “la pareja homosexual es diferente a la heterosexual por un simple detalle: no podemos dar origen a la vida“.

“Los niños estarían sin un padre y una madre por segunda vez”

Williencourt afirmó con claridad: “soy francesa, soy homosexual, la mayoría de los homosexuales no queremos ni el matrimonio, ni la adopción de los niños, sobre todo no queremos ser tratados del mismo modo que los heterosexuales porque somos diferentes, no queremos igualdad, pero si justicia”.

La líder gay señaló luego que “creemos que los niños tienen derecho a tener un padre y una madre, posiblemente biológicos, que posiblemente se amen. Un niño que nace del fruto del amor de su padre y de su madre tiene el derecho a saberlo. Si las parejas homosexuales adoptan niños que ya están privados de sus padres biológicos, entonces (los niños) estarían sin un padre y sin una madre por segunda vez“.

“Muchos países no permitirán más adopciones”

“Las parejas heterosexuales están esperando años para poder adoptar a un niño, y se corre el riesgo que muchos países no permitan más adopciones a Francia si esta ley se aprueba, ya que países como China y otros de Asia cuentan con procedimientos de tal manera que las parejas del mismo sexo están excluidas”.

“Los niños necesitan la imagen más natural”

“La paz se construye en la familia y para tener paz en la familia es necesario dar a los niños la imagen más natural y más seguridad infunde para crecer y llegar a ser grande. Es decir, la composición clásica de hombre y mujer“.

Williencourt denunció luego que “en Francia se nos censura (Homovox.com). Se escucha siempre el lobby de los activistas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) que siempre hablan en los medios, pero la mayor parte de los homosexuales están molestos por el hecho que esta organización hace lobby en nuestro nombre. No hemos votado por ellos para que nos representen“.

“No es la igualdad lo que es importante, sino la justicia”

Nathalie explicó que los miembros del lobby gay ya tienen una herida en relación con su homosexualidad “porque no la aceptan, reivindican ser como los heterosexuales. En vez de eso nuestro movimiento reivindica que los homosexuales sean tratados de modo distinto que los heterosexuales porque somos diferentes“. “No podemos pedir igualdad para situaciones que sondiferentes. No es la igualdad lo que es importante, sino la justicia. Es una desigualdad justa y una igualdad injusta”, precisó.

Homovox es la asociación que reúne a la mayoría de homosexuales en Francia. La asociación fue una de las organizaciones gays que marcharon por las calles de París el pasado 13 de enero junto a más de un millón de personas en defensa del auténtico matrimonio.

Fuente: http://www.hazteoir.org/noticia/50571-soy-francesa-soy-homosexual-mayor-homosexuales-no-queremos-matrimonio-ni-adopci-n

7 comentarios en “Aida. “Soy francesa, soy homosexual, la mayoría de los homosexuales no queremos el matrimonio ni la adopción”

  1. Una prueba de que la inteligencia nada tiene que ver con la orientación sexual. Bastante más lúcida que la mayoría de políticos heterosexuales.

  2. Tal vez te sirva esto: cuando era muy pequeño, solía jugar solo cogía serpientes con la mano entre otras cosa.
    Una vez con una de esas enroscada en la muñeca y el brazo, entre en la tienda de mi madre y todas las mujeres que estaban comprando salieron corriendo.
    Mi intención no fue asustar a nadie llevaba un juguete mas a casa.
    Hace tiempo han puesto un cura nuevo en la parroquia, de una isla de las Azores que ha estado en África muchos años predicando.
    Y aunque no he asistido nunca a sus sermones cuando me ve me dice Don y mi nombre.
    No le digo lo de Don sin Din, cojones en latín, o como a otros Don sin Din, cojones en latín y Din sin Don un ladrón. Unos se ríen y otros no contestan nada.
    Con este cura no es el caso, el no dice como otros al camarero@ tu cobra y yo que lo escucho le le tengo que contestar.
    Y tu víbora, vive ora y reza pidiendo perdón. Después pongo las palmas de manos juntas hacia arriba a la altura de la cara.
    Nadie me a contestado ni rebatido el asunto.
    No se les puede meter en el mismo saco a todos, se les puede coger con la mano y las palabras, ya saben a quien no deben soltar su veneno y les dejara marchar.

    Vamos al comentario.
    Cada uno que haga con su vida lo que considere oportuno,siempre que no moleste a nadie

  3. Tal vez no le sirva esto a la generalidad pero si a la particularidad: Cuando para responder se comienza por el final y no por el inicio, muchas veces es oportuno aunque moleste a alguien por que no lo entiende.
    La serpiente espanta a quienes la conocen, pero muchas no son venenosas, aquellas que lo son viven juntas como una cadena de sermones.
    Don esta bien si se acompaña con el nombre, pero se desvirtua si se acompaña de Din por que en realidad se encubre la “T” por la “D” , como un ladrón sin son ni ton.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *