Despertar al sueño

Pregunta: Aquí parece haber una comprensión intelectual en lugar de “instintiva” de los elementos esenciales como “yo soy la conciencia” y las ramificaciones de ese concepto y de que todo es la Consciencia y su contenido. Si fuera una comprensión “instintiva” las “respuestas a todas las preguntas” surgirían espontáneamente, como parece suceder para tales “recordatorios” como Leo, Nathan y otros, porque la Consciencia que actúa como “ellos” habla desde la Unidad, ¡y no desde la Consciencia que finge olvidar!

Sin embargo, en relación con el hecho de que todas las “personas” que nos recuerdan eso dicen que todo (lo que percibimos) surge en la conciencia, yo aparentemente acepto eso, pero “nadie” que yo sepa ha dicho de dónde surgen todas esas apariencias. Tengo la sensación de que la respuesta sería “de la Consciencia” o “Ese es el Misterio”, y que la curiosidad de la mente siempre está buscando preguntas queriendo “saber” cosas que tal vez no puedan ser “conocidas”. La curiosidad de la mente es también la Consciencia preguntándose a Sí misma, porque no hay nada más.

¿Algún comentario?

Respuesta: Puesto que la comprensión no puede ser un objeto para sí misma, al igual que la vista no puede ser su propio objeto, prefiero señalar que simplemente hay comprensión. No hay necesidad de dividir dualísticamente la comprensión en intelectual e instintiva. No hay, en realidad, ninguna entidad separada realizando la comprensión; sólo existe el Uno expresándose como la comprensión.

En respuesta a la pregunta “¿De dónde surgen todas esas apariencias?” surge lo siguiente: Digamos que respondo “Todo viene de la Fuente”, entonces la pregunta avanza de nivel y pregunta de dónde proviene de Fuente. Si entonces decimos algo como “Desde el Vacío”, podríamos repetir de nuevo la misma pregunta. Para mí tales regresiones interminables son una señal de alarma, y me dicen que probablemente algo anda mal con la pregunta.

Incrustada en esta pregunta está la suposición de causa y efecto. Causa y efecto son herramientas prácticas para el razonamiento, pero sólo se aplican en el nivel relativo; no se pueden aplicar al Sujeto Último. Este Sujeto Último es otro nombre para la Causa Sin Causa; es Auto-Originaria y ha sido llamada “el No-Nacido” por el maestro Zen Bankei.

Es evidente que lo No-Causado no puede explicarse en términos de causa y efecto. Y puesto que la actividad de la mente depende de la polaridad nunca puede concebir lo que es anterior y más allá de la causa y efecto. Cuando esto está claro, también está claro que no vamos a obtener “LA RESPUESTA” en un formato que la mente pueda comprender. Cuando el razonamiento reconoce sus propias limitaciones, la necesidad de una explicación conceptual se desvanece, y el cuestionamiento simplemente se disipa.

Podemos llamar a esta caída de la búsqueda, comprensión o rendición. Desde esta perspectiva no lineal, el Universo ya no se ve como causado por nada, sino que es “conocido” como la Presencia-Incausada-Que-Es.

Silence

Pregunta: He leído estas preguntas y respuestas siempre con mucho interés. Pero ¿qué pasa con este enfoque intelectual?

Se ha escrito mucho acerca del Advaita y mucho más se escribirá sobre ello. Pero quizá se trata de entender sólo una o dos frases: El Uno es, y lo abarca todo, manifestándose como todo.

La primera frase es suficiente, supongo. ¡Su comentario por favor!

Respuesta: El enfoque intelectual –o Jñana Yoga– es apropiado para aquellos que se sienten atraídos por él. Cuando el enfoque Jnana es llevado a su conclusión final terminará en la rendición o entrega. Otros se sienten atraídos por la devoción y la entrega, o Bhakti Yoga. Cuando el Bhakti es llevado a su conclusión final se disolverá en la comprensión.

En última instancia, la comprensión y la entrega desaparecen en una Prior-idad, que no puede ser alcanzada por ningún concepto o emoción.

De hecho, esto podría realizarse por medio de una frase, una sola palabra, o un silencio “clamoroso”. Por otra parte, esta claridad inherente podría también ser re-conocida después de una búsqueda sin fin y un millón de palabras.

En este punto, toda construcción mental alrededor de la claridad se desmorona. Las palabras comienzan a contradecirse entre sí y la mente pierde su equilibrio. El antes y el después ya no se aplican y se hace evidente instantáneamente que ni la devoción ni el enfoque intelectual pueden ser esenciales para la presencia de esta claridad omnipresente.

Desde la perspectiva de la búsqueda ciertamente parece que hay un proceso que conduce de la confusión a la claridad, pero cuando se pasa por la puerta sin puerta, se ve que realmente nunca hubo puerta, ni nadie que pase a través de ella. Ya sea que ELLO aparezca como buscador o como claridad, ya sea que ELLO aparezca como puerta o como alguien que pasa a través de ella, siempre hay solo Presencia.

Nada (no-cosa) puede conducir a la Presencia, nada ha causado lo Incausado, y nada jamás oscurece la claridad en la que aparece toda esta manifestación.

Así que si hay algún mérito que pueda atribuirse a la claridad que ES, no está contenido en una sola frase, ni lo está en una biblioteca entera; todo el “mérito” es de la nada (no-cosa).

Remember

Pregunta: Puedo estar presente sólo cuando me acuerdo de ello… ¿Se volverá natural en algún momento? ¿Hay una creencia insatisfecha o una historia que me impida totalmente permanecer siempre en esa conciencia a pesar de que el mundo cambie a mi alrededor?

¿Es necesario dedicar tiempo cada día para estar en la presencia para reforzar esta conciencia, además de recordarla a lo largo del día?

Respuesta: El “yo” que quiere estar presente es un fantasma. Sólo hay Presencia.

La palabra “roca” apunta a un objeto, pero no es en sí misma una roca. De la misma manera la palabra “yo” apunta a algo, que no es una palabra, y la invitación aquí, es averiguar qué es ese “algo”. ¿No es la propia presencia innegable expresándose COMO el pensamiento “YO SOY”? Esta Presencia es lo que es, y por lo tanto no se volverá natural para alguien más adelante, sino que es la Presencia-Natural-Atemporal en sí. Lo mejor no es aceptar o rechazar esta conclusión, sino observarte a ti mismo por Sí Mismo.

Esta Presencia Una, este Sí Mismo – es todo lo que hay. Aparece COMO todo, incluyendo la ilusión de separación y las ideas subsiguientes que incluyen un separado “tú” que puede o bien recordar u olvidar. Tú no eres sólo este personaje del sueño que aparentemente recuerda y se olvida, sino ESO que conoce –y aparece COMO– el recuerdo y el olvido en este momento.

Cuando ELLO quiera meditar COMO un aparente tú, lo hará. Viendo que no hay un tú separado que haga nada “soltará la carga” y esta carga será finalmente reconocida como totalmente inexistente.

Ve que no hay un tú que efectúe el recordar, el olvidar o la meditación. Todo aparece de la Fuente; y la Fuente es el único “hacedor” en toda esta manifestación. Cada pensamiento, acción, sentimiento, cada objeto o concepto, surge espontáneamente de la Fuente como la fragancia de una rosa.

La Fuente/ELLO te hace, tú no haces ELLO [es decir, la Fuente hace todo, tú (como persona) no haces nada]. Esto ya es y siempre es así. No es necesario recordar u olvidar, al igual que no tienes que acordarte de estar presente durante la lectura de estas palabras; y al igual que olvidarte de estar presente, no eliminará la Presencia que ES.

Crystal

Pregunta: No hay yo. Hay conciencia. ¿Por qué esta conciencia está restringida a este cuerpo y a la contribución de los órganos de los sentidos? Hay conciencia de la mente y de su proceso de pensamiento. Pero esta conciencia está limitada a lo que la mente puede percibir e imaginar. Puesto que la mente está basada en el cerebro, ¿hay conciencia donde no hay un cerebro para percibir? ¿Por qué la conciencia que te está escribiendo estas palabras está tan restringida a un solo cuerpo y a una sola mente?

Respuesta: Esta mañana la luz del sol pasa a través de un cristal frente a mi ventana, que se proyecta en varios puntos o manchas de luz en las paredes. Los reflejos van desde pequeños círculos blancos a extenderse a un arco iris brillando en diferentes intensidades.

Los puntos parecen limitados por sus propias formas, pero en realidad no son diferentes de la única luz que causa su aparición. Es sólo porque la luz se divide que aparece esta variedad. Cuando se retira el cristal (los puntos) se retraen a su fuente.

Cuando la Consciencia se divide en diferentes “puntos de luz” parece restringida a estos puntos. Estos “puntos” no pueden ir más allá de sus límites sin desvanecerse en la única luz que los proyecta. Sin embargo, puede haber un reconocimiento de que los “puntos de conciencia” son idénticos a la Conciencia que los proyecta. Cuando eso sucede, también se ve que este reconocimiento en realidad no se origina en el personaje limitado, sino en la Fuente que aparece COMO el personaje.

La Fuente representa (actúa, juega como) esta manifestación y, al hacer esto, se necesitan limitaciones para hacer que la representación o el juego siga adelante. Sólo por que está limitada en el espacio y el tiempo, puede haber la ilusión de localización, de ir de aquí para allá, y de ahora hacia más adelante.

En un sueño tú puedes ocupar una posición en relación con otros personajes y objetos del sueño. Es posible estar de acuerdo o en desacuerdo con los personajes del sueño y que incluso puedan sorprenderte con sus acciones, pero todos ellos toman prestada su existencia de tu “material soñado” y todos ellos se disuelven en la nada cuando termina el sueño.

La gota no puede contener el océano, pero el océano y la gota son la misma agua. La conciencia personal no puede contener la Conciencia (ilimitada), pero puede ser reconocido que todo es un Solo Sabor. Así que por el momento tú apareces como un ser en el tiempo, pero lo que realmente eres es el Centro Consciente del cual emana toda esta manifestación.

Being

Pregunta: Leo el boletín de noticias en cuanto me llega y disfruto mucho. Tu libro (1) y otros similares han relajado mi búsqueda. Entiendo que ni siquiera hay un yo que escribe este e-mail, ni hay un tú que lo contesta. Mi pregunta es, ¿hay alguna espontaneidad y/o cambio en la vida o todo el proceso está escrito en piedra?

Respuesta: “Lo Que Es” puede ser visto como el resultado inevitable de causas anteriores. Cuando se cree en esta perspectiva podemos decir que todo está escrito en piedra. Por otro lado “Lo Que Es” puede ser visto como la Presencia Incausada; incluyendo y trascendiendo la idea de causa y efecto. Como tal, podemos decir que todo es pura espontaneidad, que surge de la nada (no-cosi-dad), como las burbujas en una copa de champán.

Las historias de causa y efecto, o las teorías sobre una espontaneidad que se desarrolla contra el determinismo, son en sí parte de “Lo Que Es”. Son simplemente puntos de vista temporales, que podríamos estar discutiendo interminablemente en favor o en contra.

Estas historias son el intento de la mente de tener una idea de la existencia y archivarla, de una vez por todas, bajo etiquetas como “sucede espontáneamente” o “escrito en piedra”.

Al margen de cualquier perspectiva o etiqueta está el Misterio del Ser Intacto. Se expresa como todas las calificaciones posibles, y sin embargo está siempre libre de ellas. Sin ser perturbado por ideas de “esto o lo otro” está esta “Eseidad que Es”.

ELLO es tú y Tú Eres Eso.

Mirror

Pregunta: Desde que leí los libros de Tony Parsons mi búsqueda parece haber terminado.

Antes de esto leía mensajes canalizados acerca de la nueva energía y el cuerpo de luz y así sucesivamente y asistía a una “escuela de la consciencia del nuevo tiempo” a través de lecciones escritas y CDs de mensajes canalizados de maestros ascendidos, ángeles y, y, y ….. la “mente” parecía estar muy ocupada en mantenerme en el juego. Y no hay nada malo en ello, porque sólo es la Unidad apareciendo en tantas formas diferentes.

Sin embargo, me gustaría preguntarte si podrías decir algo acerca de todo este tema desde la claridad.

Respuesta: Sólo hay ELLO apareciendo como todo; sólo la Unidad apareciendo COMO la diversidad. Canalizar a los maestros ascendidos, considerar los cuerpos de luz, degustar un zumo de manzana y ver platillos volantes son todo apariencias sin una existencia independiente. De hecho, no son nada más que patrones temporales en la corriente de la vida.

Mira la pantalla, en lugar de las imágenes parpadeantes que aparecen en ella. Lo que aquí se está señalado es el espejo de la Conciencia, en lugar de los reflejos en ella. Las imágenes en el espejo no pueden quitarse ni agarrarse. Están ahí y no están, y su aparente presencia o ausencia no afecta al espejo de ninguna manera.

Está bien quedarse fascinado por el contenido del espejo y está bien quedarse fascinado por las historias de maestros ascendidos y seres de luz. Son tan reales o irreales como cualquier otra apariencia, incluida la persona aparente fascinada por tales ideas.

(Extractos de Awakening to the Dream NewsLetter – Abril a Julio de 2005)
http://www.advaitainfo.com/dialogos/leo-hartong-2005-3.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *