Leones a lo largo de la historia en todo el planeta

 

El león es símbolo de fuerza y valor. Se le considera el “rey” de los animales terrestres (junto al águila como “rey” de las aves); animal simbólico muy conocido, entendido, generalmente, como animal solar o en estrecha relación con la luz; entre otras razones, probablemente por su fuerza, su color dorado y la distribución radial de la melena que rodea su cabeza; la relación con la luz se explica por la peculiaridad que se le atribuye de no cerrar nunca los ojos.

 
Otras propiedades que le convierten en animal simbólico son su valor, fiereza y supuesta sabiduría. Como símbolo de poder y de justicia, se le encuentra a menudo, representado en tronos y palacios reales.

En China y Japón se consideraba al león, al igual que al dragón, como ahuyentador de malos espíritus, razón por la que se le representaba, frecuentemente, como guardián a la entrada de templos.

También los templos egipcios, asirios y babilónicos están, a menudo, custodiados por esculturas de león. En Egipto se encuentran representaciones de dos leones adosados por la espalda, que simbolizan la salida y la puesta del sol, el este y el oeste, el ayer y el mañana.


En el culto de Mitra, el león simboliza al sol. 


En Mesopotamia simboliza el fuego y la culminación del caldeamiento solar en el hemisferio norte. En Egipto símbolo solar y monárquico. 

El dios hindú Krishna e incluso Buda son comparados con un león.

Por su indomable fuerza, se le relacionaba en la antigüedad con los dioses de la fertilidad y del amor; entre otros, con Cibeles, Dionisios (Baco) y Afrodita (Venus).


La Biblia menciona al león tanto en sentido positivo como negativo: Dios se asemeja al león por su poder y Justicia, los israelitas lo asimilaron con la tribu de Judá “que se recuesta como el león”, razón por la que figura en el estandarte del reino que lleva el mismo nombre, el mismo Cristo se llama “el león de Judá”; pero, por otra parte, también se compara al demonio con un león enfurecido.

La Edad Media veía también en el león un símbolo de la resurrección de Cristo; entre otras razones, por la referencia a diversos autores que aseguraban que los leones nacen muertos y son despertados a la vida, después de tres días, por el aliento de sus padres.


Las representaciones de leones rugientes pueden hacer también referencia a la resurrección de los muertos al día del juicio final. Al aspecto negativo y amenazador del vigoroso león se refieren a representaciones medievales de león devorando seres humanos o animales: generalmente, símbolos de fuerzas o poderes malignos, amenazadores o castigadores.

De modo parecido, la fuerza del león en su aspecto negativo aparece en representaciones o narraciones míticas de luchas o caza de león, en las que se ofrece la imagen del león como representante de fiereza indomable que es vencida por los héroes (Hércules, Sansón).


El león alado es atributo y símbolo del evangelista San Marcos.

En heráldica aparece el león, generalmente haciendo referencia a su fuerza, como animal heráldico y manteniendo el escudo de armas.

Leo es el quinto signo del Zodiaco. Su elemento es el fuego.


El león en la mitología …

Su símbolo por excelencia es el Sol, pero hay otros aspectos que confieren al león una gran riqueza simbólica que refleja su poder vital Los mitos son grandes verdades psicológicas preñadas de símbolos con múltiples claves y significados atemporales. En palabras de Fernando Schwarz, el mito nos permite comprender realidades inabordables que a nivel de experiencia de nuestro espíritu permanecerían siempre cerradas. Esta búsqueda nos augura un apasionante aventura intentando reconstruir este puzzle que es el origen del Cosmos y del hombre.

http://misteriosconxana.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *