MÁS CABOS SUELTOS EN LOS ATENTADOS DE BRUSELAS

El ataque terrorista al aeropuerto de Bruselas comenzó poco antes de las 8.00 de la mañana, y se vio seguido de una explosión en el metro a las 9.11 (primera firma de sus autores).

Otro clásico de los atentados yihadistas: las cámaras se es-
tropean simultáneamente y no graban nada relevante

La CNN fue el primer canal que nos suministró imágenes de lo que parecía una toma del circuito cerrado de TV del transporte suburbano, con una explosión y gente huyendo. Sin embargo, pronto se demostró que esas imágenescorrespondían a un atentado ocurrido en el metro de Minsk, en Bielorrusia, en 2011. Podemos pensar que se la colaron al gigante informativo (de hecho, yo mismo acompañé mi información inicial de los atentados con dicho video hasta que un lector me sacó de mi error), pero la pregunta entonces es por qué no se ha emitido ninguna toma real, cuando todos los aeropuertos de Europa están literalmente infestados de cámaras de vigilancia. Y aquí es donde el periodista Jim Stone pone el dedo en la llaga: “Fui informado por varias personas en Bruselas que dijeron que la explosión se originó en el techo y no desde algún bulto en el suelo. Numerosos testigos lo confirman. Y es precisamente por eso que no tenemos imágenes de la explosión real tomadas por circuito cerrado de televisión, y es precisamente por eso que intentaron engañar a todos con el vídeo de cuatro años antes filmado en algún otro lugar “.

La misma empresa encargada de la seguridad de TODOS los
vuelos del 11-S, que no impidió subir una bomba a bordo del
NortWest Airlines 253 en el aeropuerto de Amsterdam el 25
de diciembre de 2009, … “Seguridad israelí” empieza a sonar
a “contradictio in terminis”. Al menos, fuera de Israel.

A su vez el Sunday World informaba ayer del hallazgo de un Kalashnikov junto al cadáver de uno de los hermanos suicidas del aeropuerto. ¿Un Kalashnikov en un aeropuerto? ¿Qué seguridad es la de un aeropuerto así?

Y aquí aparece la primera pista que apunta a los sospechosos habituales. La empresa que se ocupa de la seguridad en el aeropuerto de Bruselas es la filial de ICTS Europe, ICTS Bélgica SPRL, propiedad de los judíos israeltias Esdras Harel y Menachem Atzmon. Esta empresa habría contratado a guardias de seguridad ucranianos, en vez de belgas, guardias que habrían desertado de sus puestos la mañana de los atentados. Una explicación rocambolesca, pero útil -y típica- para desviar las culpas hacia quien está en el escalón más bajo de la cadena de mando. Y saber que la seguridad privada de los aeropuertos de la U.E. está en manos de ICTS no resulta nada tranquilizador. Como recuerda Eladio Fernández, desde 1989 el ICTS israelí controla el aeropuerto de Barajas y las estaciones de cercanía. ¿Fueron los atentados del 11-M en Atocha y de la T4 fracasos de esta externalización de nuestra seguridad? ¿O más bien éxitos?

La noche del 16 al 17 el aeropuerto de Bruselas sufrió una re-organización destinada a crear una nueva “zona segura”. Tan segura como vimos el martes. Solo que esta reforma que puso patas arriba las terminales fue un momento idóneo para la colocación de explosivos en los falsos techos.

Los títeres ya están identificados. Ahora faltan los que tiran
de los hilos ¡Si tuvieran en Bélgica un ministro del Interior
como Fernández Díaz iba a escaparse un solo titiritero!

Además del Kalashnikov, la policía belga dice haber encontrado el portátil de Ibrahim El Bakraoui con un mensaje suicida. Nada de reivindicación alguna en nombre de ISIS u algún otro grupo opositor “moderado” de los que Occidente financia. Solo lamentos de adolescente incomprendido sobre su soledad y desarraigo. Un novelón, oiga. Y una confesión de suicidio por no poder soportar la vida de los que el Islam proscribe expresamente. Raro, raro, de nuevo. Más que nada porque las bombas se pueden hacer explotar por control remoto y uno no necesita estar en el epicentro de los fuegos artificiales.

Los dos hermanos El Bakraoui habían sido detenidos el dia 16, uno cuando acudió al hospital con una pierna rota y el otro escondido en un apartamento. Y solo unos días después se hacen saltar por los aires. Raro, raro, … Pero como están muertos no pueden contradecir lo que nos cuenta la eficiente, previsora e infalible policía belga.

Luego tenemos la “pista turca”. Erdogan, un bocazas como la copa de un pino, había expresado una nada velada amenaza hacia Bruselas cuando el pasado dia 18 afirmó que “no hay ninguna razón por la bomba que explotó en Ankara (un coche bomba que explotó en la Plaza Kizila causando 37 muertos) no pueda explotar en Bruselas, en cualquier otra ciudad europea.” El jefe de estado turco reprochó a los líderes europeos no incluir a las organizaciones kurdas en la lista de grupos terroristas, añadiendo otra de sus siniestras frases de matón carcelario: “Las serpientes que han acogido pueden acabar mordiéndoles en cualquier momento”.

Ya tú sabeh, brother. Eh una cuestión de “respect”.  They don´t
respect me, brother.

Veterans Today añade a esta constatación la información de que “un alto funcionario de los servicios secretos turcos capturado por los kurdos sirios ha confesado estar detrás de los yihadistas que han puesto las bombas en Bruselas bajo órdenes de Erdogan”.

Pero no descuidemos la “pista judía” o este blog no se ganará la etiqueta de anti-semita que tanto me ha costado mantener. El día 23 fue noche de luna llena, la primera posterior al equinoccio de primavera, hecho que marca la fiesta judía de Purim. En dicha fiesta, además de la embriaguez preceptiva, las familias judías se reunen para comer alimentos a los que se les ha dado la forma de órganos humanos (ojos, nariz, orejas, vísceras internas, …) en lo que constituye un recordatorio de la venganza hebrea contra el gobernante sirio Amán, quien había conspirado contra el pueblo de Israel (veáse el capítulo 9 del libro de Esther). Una fiesta de descuartizamiento y cuerpos desmembrados. Las coincidencias con lo ocurrido en el Aeropuerto Zaventem de Bruselas son obvias, sobre todo si pensamos que se festeja la victoria contra un gobernante sirio. Que el lector saque conclusiones si quiere, yo me he limitado a ofrecer datos. Y, ya puestos, otro más: la invasión de Iraq comenzó un 19 de marzo de 2003, el día siguiente a la luna llena que marcaba el Purim de aquél año.

Y siendo ecuánime, no solo el pueblo judío festeja asesinatos en masa (la segunda luna llena de primavera, que será el 22 de abril, marcará la festividad de la Pascua judía, recordatorio de la matanza de los primogénitos de Egipto), en la tradición cristiana la festividad de los Santos Inocentes tiene también su aquél.

(posesodegerasa)

http://astillasderealidad.blogspot.co.uk/2016/03/mas-cabos-sueltos-en-los-atentados-de.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *