El extraño futuro de la televisión

Una escena del 'reality' estadounidense '60 days in'.

Una escena del ‘reality’ estadounidense ’60 days in’.

Más allá de los sorprendentes formatos Resurrection Makeover(Fuji TV de Japón), en el que una persona fallecida «vuelve a la vida» por expreso deseo de sus seres queridos a través de la caracterización de otra persona, Dogs can fly (Sky Vision UK), donde se supone que un perro es «adiestrado» para pilotar una avioneta, o Him or me (Talk to you Francia), programa de citas en el que los perros de sus amos «deciden» si una persona puede ser la pareja de su dueño, varios formatos de entretenimiento con interesantes desarrollos han despertado el interés de la industria en el Mercado Internacional de Programas para Televisión (MIPTV), celebrado en Cannes hasta el pasado día 7, que sirve como termómetro de los intereses y tendencias del sector.

El informe Eurodata TV Worldwide presentado la ciudad francesa plantea tres conclusiones que vienen a confirmar las tendencias de los últimos años. El poder de lo local como el primer paso hacia el camino internacional reafirma la máxima de «piensa localmente y actúa globalmente»; la transformación de la industria televisiva con nuevos actores y estrategias, algo que viene produciéndose desde la revolución digital y el desarrollo de las nuevas tecnologías; y, por último, la reinvención de los formatos con ideas que van más allá del concepto televisivo.

En lo que se refiere al mundo de los formatos de entretenimiento, siguen mandando los talent shows artísticos, la amplia oferta degame shows y los reality, destacando los formatos que aúnan en sus contenidos las redes sociales y las nuevas tecnologías.


‘Talent show’ en tus manos 

Los talent show (concursos de talentos) siguen ocupando la mayor parte de los prime time internacionales, y a los formatos de éxito (los superformatos) como Got Talent (FremantleMedia), X Factor (FremantleMedia), The Voice (Talpa) o Your face sounds familiar (Endemol Shine) se suman nuevas propuestas. The Legend (Global Agency, Turquía) llega desde Turquía dando un giro a los talent show musicales en los que la decisión está en manos de jueces y espectadores, para que sean los propios concursantes los que decidan si su actuación ha sido satisfactoria o tratan de superarse a sí mismos con una nueva interpretación que debe obtener una mayor aceptación que las anteriores, por parte de los espectadores.

De la mano de Nordic World viene The Stream (TV2, Noruega) donde cada aspirante debe subir su actuación a la web del programa, y los 100 más vistos tienen la oportunidad de ser seleccionados por tres compañías discográficas (Universal, Sony y Warner) para que las canciones pasen a la web de Spotify,  donde el número de veces que cada canción sea escuchada decidirá quien pasa a los programas en vivo en plató.

El formato norteamericano Lip Sync Battle (Viacom/Spike TV, Estados Unidos) hace que famosos de primera línea y de cualquier ámbito imiten actuaciones de conocidos cantantes pero sin tener que cantar, siendo adaptado en países tan dispares como Chile o Noruega, y triunfando en sus versiones locales en varios países asiáticos como Indonesia, China, Vietnam y Filipinas.

Los talent show con niños siguen siendo tendencia internacional, y a formatos ya conocidos como Pequeños gigantes o la versiónkids de The Voice, se suma Little big shots (NBC/Warner, Estados Unidos), en el que niños prodigio demuestran sus habilidades en diferentes disciplinas, que no son solo cantar, bailar o tocar el piano, sino imitar a Bruce Lee o hipnotizar animales, con una simpática y desenfadada entrevista del presentador con los pequeños talentosos.

No es ‘reality’, es la vida real

En el género del reality han destacado dos formatos que ponen a personas normales en situaciones límite viviendo experiencias que forman parte de la sociedad actual. 60 days in (A+E Networks, Estados Unidos) «no es un reality, es la vida real», afirma Hayley Babcock Directora de formatos de A+E Networks, en el que seis personas con vidas completamente normales deciden entrar en una cárcel durante 60 días para vivir la experiencia de la privación de libertad. El revolucionario experimento requiere de la instalación de nuevas cámaras, ya que las de las prisiones carecen de calidad broadcast (de emisión) y, salvo el alcaide, ningún guardia o preso conoce la verdadera identidad de los nuevos internos.

La identidad de cada uno de los protagonistas de los programas de The Homeless Experiment (TV2, Noruega) también es desconocida para los que le rodean durante los 52 días que una persona anónima abandona su confortable vida cotidiana para vivir en la calle rodeado de personas sin hogar y pasando sus mismas penurias. Un programa que pretende ir más allá del entretenimiento para convertirse en un medio de concienciación social.

Mucho más ligero y como puro entretenimiento se presenta eldating Date in reverse (Armoza, Israel), en el que, como su propio título indica, el desarrollo de una cita durante un día de dos solteros que buscan pareja se produce al revés del orden natural. Primero se conocen en una cama de matrimonio en su supuesta noche de bodas, para después celebrar la boda y presentar a las familias y amigos, teniendo finalmente una cita tras la que deben decidir si se vuelven a ver o no en base a la experiencia de un día tan intenso.

La fuerza del ‘game show’ sigue vigente 

El mundo del game show (concursos televisivos) sigue demostrando su fuerza en las parrillas de las cadenas de todo el mundo y las propuestas de formatos de este género siguen siendo muy abundantes. Cabe destacar algún game que introduce nuevos elementos como Touch (Keshet, Israel), donde los concursantes observan una imagen o vídeo en el que deben identificar qué error hay tocando una pantalla táctil en el lugar que corresponda, resultando ganador el más rápido en hacerlo. Los espectadores pueden jugar en vivo durante la emisión del programa o en cualquier momento a través de la aplicación del programa.

También de Israel llega Wrecking ball (Armoza, Israel): la bola de demolición que tanto éxito ha dado a cantantes como Bruce Springsteen o Miley Cyrus puede eliminar a uno de los tres concursantes del equipo que no responda adecuadamente a las nueve preguntas de dificultad creciente que se les plantean.

Drácula (Strix Holanda) es un formato que sale del plató para trasladarse a la oscuridad de un castillo relacionado con el mito del Conde Drácula en Transilvania (Rumania), donde se desarrolla este game en el que dos parejas de concursantes deben encontrar el camino hacia la salida a través de juegos mentales y físicos, sin sucumbir a los sustos y al miedo que les asaltará a lo largo del castillo.

Formatos en la era digital

Aunque hoy en día cualquier formato tiene su vida propia en plataformas y redes sociales a través de páginas web, Twitter, Instagram, Facebook y las aplicaciones derivadas del desarrollo del propio programa, hay algunos formatos que utilizan todas estas herramientas integradas en su desarrollo interno, creando una conversación entre la plataforma y los contenidos, como ya sucede con Utopía (Talpa Holanda), «un formato con ADN digital que con el desarrollo conjunto de tecnología y contenidos ofrece un connected format«, afirma Maarten Mejis, director de Talpa Global.

Battle on the dance floor (Talpa, Holanda) es un talent showdonde los grupos de baile no solo compiten entre ellos, sino también contra el propio suelo sobre el que ejecutan sus coreografías, ya que este está directamente conectado con la opinión del jurado y si la actuación no le gusta a alguno de ellos el suelo a disminuyendo su tamaño y se va complicando la ejecución de la coreografía.

The insta traveler (NRK, Noruega) propone un viaje alrededor del mundo de una persona gracias a los seguidores que va generando en redes sociales a través de sus fotos, comentarios o eventos que son compartidos hasta llegar a los diferentes lugares a los que debe llegar y que van ayudándola a llevar a cabo su reto.

The Foodies (Armoza, Israel) es un programa y una web relacionados ambos con el mundo de la comida y los restaurantes. En cada programa grupos diferentes (pareja, amigos, familia) de comensales acuden a un restaurante y comparten la experiencia culinaria de ese día, hablando sobre el local, el servicio, la carta y compartiendo todo en las redes sociales, con fotos, valoraciones e información que queda recogida en la página web del programa.

http://www.infolibre.es/noticias/cultura/2016/04/11/miptv_extrano_futuro_television_47966_1026.html

4 comentarios en “El extraño futuro de la televisión

  1. Hace años la gente se entretenia yendo a circos a contemplar focas, perros y elefantes amaestrados haciendo cosas. Hoy lo hacemos contemplando a humanos haciendo cosas. Pero siguen siendo caniches amaestrados para entretenimiento general.

    Al menos algo hemos ganado, los caniches humanos de hoy lo hacen voluntariamente. Pero como espectáculo resulta igual de insustancial que el antiguo.

    Siendo, como es, un invento maravilloso, resulta descorazonador en qué se ha convertido la televisión. Con lo valioso que podría haber sido y se ha quedado en publicidad y entretenimiento.

    ( Y lo peor es que hacia allí se encamina internet a no mucho tardar ).

  2. Con lo valioso que podría haber sido, pasa en casi todo José, un sr. que fue de la Onu, daba detalles de lo q podría haber sido y termino en fracaso y serios escandalos, por ejemplo, en una investigación se dio cuenta q ni contaban con antropólogos y vio en sus filas personas q no podían denunciar. …y cuando vio la realidad, la describe tal cual. Y eso mismo ha ocurrido, en los medios, y es logico q nos estemos cansando porq un cerebro ó dos, no pueden hacer lo q en su tiempo hacían muchos, pero igualmente es posible un cambio de rumbo, siempre es posible.

Responder a Jose. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.