Aida. Endometriosis, un dolor sordo en el interior de la mujer

Mujer con dolor

La endometriosis es una enfermedad que consiste en el crecimiento benigno del tejido endometrial fuera del útero. Habitualmente este tejido alcanza la zona de los ovarios, la pelvis, las trompas de Falopio y otros órganos adyacentes como los intestinos.

Puede manifestarse a través de un dolor intenso, pero también puede suceder que este dolor no aparezca y que la enfermedad sea silenciosa. En cualquier caso una revisión médica multidisciplinar suele poder valorar la presencia o ausencia de esta enfermedad.

Cabe destacar que esta problemática ginecológica no solo puede generar problemas de fertilidad, sino que también puede afectar a las relaciones sexuales como consecuencia de los dolores pélvicos, causar dolores con las deposiciones y manifestarse mediante menstruaciones tremendamente dolorosas.

Anatomía de la endometriosis

Una enfermedad muy presente y muy particular

Aún a día de hoy esta enfermedad todavía no recibe la atención que merece. De hecho, prueba de esto es que hasta el año 2013 no se elaboró una guía de concienciación de la población. Asimismo, dado que es una enfermedad que se manifiesta con gran variabilidad, no siempre es fácil sospechar de que algo no va bien.

Esto es así porque en algunas personas se percibe con fuertes dolencias físicas, en otras con leves y en otras directamente es asintomática (en un 50% de los casos). Esta es una de las razones por las que las asociaciones e instituciones ligadas a esta enfermedad reclaman la presencia de equipos multidisplinares de especialistas en urología, digestivo, ginecología y psicología que puedan ayudar a detectar esta anomalía en el cuerpo femenino.

Aunque como decimos la sintomatología obedece a una gran variabilidad entre mujeres, los síntomas más llamativos que pueden indicarnos algún tipo de dolencia son:

  • Fuertes dolores pélvicos anormales e incapacitantes en días de menstruación o de premenstruación. Este puede ir acompañado de dolor abdominal y lumbar, así como de cólicos duraderos.
  • Calambres.
  • Dolor intenso durante o después de las relaciones sexuales.
  • Dolor asociado al momento de hacer las deposiciones.
  • Abundante sangrado durante la menstruación, así como larga duración de esta (7 días o más).
  • Sangrado fuera del ciclo.
  • Problemas de fertilidad: entre un 30-40% de las mujeres con endometriosis padecen problemas de fertilidad.
  • Fatiga, diarrea, estreñimiento, mareos, nauseas, malestar general, etc. Especialmente durante la menstruación.

Pruebas diagnósticas de la endometriosis

Mitos sobre la endometriosis

Hay una serie de mitos que circulan en torno a la endometriosis contra los que los equipos dedicados a su tratamiento y a la concienciación de la enfermedad están luchando (como por ejemplo Endomarch Team Spain). Veamos algunos de ellos:

  • El embarazo cura la endometriosis. Esto es FALSO. El embarazo no es una opción para curarse, además de que esta enfermedad hoy por hoy no tiene cura, sino que existen opciones para manejar sus síntomas dependiendo de cada caso concreto.
  • La endometriosis produce infertilidad. Esto es FALSO. Hay un 40% de mujeres con esta enfermedad que tienen problemas de fertilidad pero eso no quiere decir que esta enfermedad sea sinónimo de infertilidad.
  • El dolor de la regla es normal en cualquier caso. Esto es FALSO. Si el dolor interfiere en nuestra vida cotidiana, NO ES NORMAL. Por eso debemos de acudir a un profesional para una correcta exploración que descarte problemáticas de este tipo y garantice nuestra salud.
  • Eres demasiado joven para tener endometriosis. Esto es FALSO. La endometriosis no tiene edad; de hecho, hay estudios que encuentran que aunque la media está en 22 años, el rango de afectación va de los 10 en adelante.
  • Los tratamientos hormonales curan de esta condición. Esto es FALSO. La endometriosis no tiene cura, es importante que destaquemos que además se ha visto que ciertos tratamientos hormonales solo calman los síntomas mientras se está tomando la medicación.

¡¡Ojo!! El examen y diagnóstico solo puede hacerlo un equipo médico especializado. Asimismo, nunca debemos automedicarnos o autotratarnos y menos tomar cualquier tipo de sustancia que “le sirvió a nuestra amiga o a la prima de nuestra vecina”. Es clave para un adecuado tratamiento que nos pongamos en manos de los profesionales de la salud adecuados y acreditados.

Tratamientos paliativos de la endometriosis

NOTA: Si se quiere permanecer informado de los avances, síntomas, tratamientos y comunidades de acompañamiento, existe una página recomendada para ello: http://www.endometriosis.org/

Las infografías de este artículo han sido descargadas desde http://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/endometriosis

 Fuente: La Mente es Maravillosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *