(DDLA) “La rama del árbol”

Como comento en la presentación del Blog en “a los lectores”, mi camino de la búsqueda de la verdad comenzó a temprana edad, cuando tenía 12 años solía sentarme bajo la sombra de un viejo nogal en la casa paterna, mi mente volaba y se hacía cientos de preguntas que no tenían respuesta, una de ellas era por qué motivo el conocimiento del hombre parecía estar estancado en una limitada visión de la realidad, por qué con miles de años de historia, el conocimiento científico, espiritual, religioso, tecnológico, etc, parecía estar todavía en la época de las cavernas comparado con la inmensidad del universo, no encontraba una explicación que me satisfaciera, no tenía sentido que siendo seres supuestamente inteligentes nos conformáramos con los conceptos preestablecidos y no viéramos que más allá del horizonte estaba la inmensidad esperándonos.

Un día mientras continuaba con estos pensamientos filosóficos, vi como subían por el tronco del nogal una fila de hormigas, éstas llegaban hasta donde el tronco se bifurcaba y en vez de seguir subiendo hasta la copa del árbol, se desviaban hacia una rama, recorrían la pequeña rama buscando recolectar el alimento y volvían a bajar para dirigirse a su pequeño hormiguero; me quedé pensando en el enorme árbol que tenían ante sus ojos y que ignoraban por haberse desviado hacia una pequeña rama, en ese momento una luz brilló en mi interior y entendí todo, nosotros eramos las hormigas recorriendo el árbol de la vida y habíamos equivocado el camino, creyendo que en esa pequeña rama terminaba todo, que todo el conocimiento estaba sólo ahí; teníamos que volver al tronco y comenzara a subir por el camino correcto para llegar a las alturas y desde ese lugar ver la inmensidad del árbol y del bosque que lo contiene, podríamos entonces, como las hormigas, pasarnos de árbol a árbol,  para seguir alimentándonos del conocimiento de su follaje y salir de la absurda idea de que todo es nada más que la rama del árbol.

Sin saber, había iniciado la reprogramación de mi sistema operativo, desde ese momento me empecé a cuestionar todo lo que los conocimientos académicos enseñaban, tenía la certera idea de que había que aprender todo de nuevo desde cero, que la ciencia conocida condicionaba el pensamiento para no poder ver el árbol, pero paradojicamente era necesaria conocer, para no repetir sus errores, esto me costó más de un problema en mi vida, pero hoy las cosas han cambiado, valientes profesionales como Rafael López-Guerrero y su equipo están reescribiendo el conocimiento, saliendo de la rama y comenzando a subir por el árbol, hay muchos otros no tan conocidos trabajando en silencio, para que en un momento no muy lejano la humanidad ocupe el lugar que se merece y por fin poder decir, el trabajo está hecho, ya no estamos tan solos.

Morféo de Gea
Detrás ​D​e ​L​o ​A​parente nada es lo que parece!!
detrasdeloaparente.blogspot.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *