La deforestación de la Isla de Pascua no se produjo solo por la presión humana

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera (ICTJA-CSIC), la Universidad de Barcelona (UB) y el CREAF abordan la cuestión de la deforestación de la Isla de Pascua desde una nueva perspectiva. Según el estudio publicado en Frontiers in Ecology and Evolution, para explicar los cambios sucedidos en la isla, es necesaria una visión sintética que considere de forma conjunta los aspectos climáticos, ecológicos y culturales, y no solo la sobreexplotación por parte del ser humano.
Hasta la fecha, las hipótesis sobre el colapso ecológico y cultural de la isla se basaban en el análisis de polen de registros lacustres incompletos. En ellos se observó la sustitución súbita de bosques de palmeras por praderas de gramíneas unos siglos antes de la llegada de los europeos en 1722.
 (A) Mapa esquemático de la isla de Pascua que indica las localidades mencionadas en el trabajp de investigación. (B) Resumen de las tendencias climáticas, ecológicas y culturales de la isla de Pascua en los últimos tres milenios. Las fases climáticas superiores resumen las actuales fases climáticas en el hemisferio norte y en Pacífico, según Nunn (2007). Fases de sequía registradas en Raraku están sombreadas y los pulsos de deforestación son destacados por líneas de puntos.  RWP, Roman Warm Period; DACP, Dark Ages Cold Period; MCA, Medieval Climate Anomaly; 1300, “1300 event;” LIA, Little Ice Age; Am, Americans; cu, first evidence of local cultivation; dgt, drought; pd, partial deforestation; td, total deforestation; wtr, wetter.
Durante la última década, los científicos analizaron los cambios ambientales en el pasado usando a menudo los registros de los lagos. Al perforarlos y analizar los sedimentos acumulados durante años en ellos se puede conocer el contenido en polen o su composición química. Así se pueden inferir las condiciones del paisaje en el momento en el que se depositaron los sedimentos.
Pero el nuevo estudio indica que se han realizado grandes mejoras en las últimas investigaciones y por ello los científicos han logrado reconstruir lo ocurrido durante los últimos 3.000 años sin interrupciones en la linea temporal. De esta manera han podido constatar que la deforestación no fue súbita, sino gradual, y que no ocurrió en toda la isla al mismo tiempo.
El papel del clima en la Isla de Pascua
Además, las nuevas evidencias encontradas permiten constatar que en esa época también se produjeron cambios climáticos relevantes en forma de sequías pronunciadas que podrían haber desempeñado un papel importante en la deforestación y en la sociedad insular.
“Esto cuestiona las interpretaciones clásicas de degradación ecológica y cultural únicamente por causas humanas”, asegura Valentí Rull (izquierda), investigador del ICTJA-CSIC y primer autor del estudio.
Valentí Rull dice que “todavía nos queda mucho por investigar pero, gracias a las nuevas evidencias, parece ser que una larga y gradual sucesión de cambios climáticos, ecológicos y culturales interrelacionados habrían conducido a la situación actual”.
“Todos estos hallazgos recientes cuestionan las hipótesis tradicionales sobre la historia de la Isla de Pascua, en particular la existencia de un colapso ecológico y cultural súbito provocado por la sociedad ancestral de la isla”, concluye el investigador.
Articulo publicado en…http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/la-deforestacion-de-la-isla-de-pascua-no-se-produjo-solo-por-la-p#.VxB0hfmLS70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *