“Quiromancia: El destino en sus manos”

Interpretaciones domésticas y cursos rápidos de adivinación no soportaron el examen riguroso de cada milímetro de la piel, el estudio de huellas y ramificaciones naturales. Desde las observaciones de los chinos que refirió Marco Polo, inquietudes de los caldeos, obsesiones de los faraones egipcios y los escritos más antiguos del mundo hallados en Varanasi (ciudad sagrada de la India) se llegó en Francia a al Dermatoglifo.

Los pediatras han aportado lo suyo al método Dermatoglifo. Coinciden en que lo primero que se descubre cuando alguien, a pocos meses de nacer, comienza a conocerse, es la mano. Ocurre un fenómeno simultáneamente: el niño deja fija su atención en la palma. Los impulsos inconscientes que conducen a esta actitud ya tienen explicación: la geografía palmar suma las líneas de nuestros padres, abuelos y bisabuelos. Se sostuvo por largo tiempo en círculos científicos que los pliegues palmares eran resultado de la posición fetal y por eso se nacía con los puños cerrados. Los aportes alemanes del laboratorio Böehringer determinaron que al iniciarse el sexto mes de gestación el feto tiene ya formadas las líneas de la palma de la mano: comienzan a constituirse entre el tercero y cuarto mes (explicaron en sus informes); se producen por un líquido que fluye del encéfalo del feto hacia las extremidades.

Podría decirse que hay tres líneas que gobiernan la palma de la mano: la línea de la Vida, de la Cabeza y del Corazón, y es innegable que a través de ellas se conocen entretelones de instintos y sentimientos. Pero la lectura científica es más complicada y menos divertida que la de cualquier gitana o falsa adivina. Nada tiene que ver el largo de la línea de la Vida con los años que vivirá la persona y en nada se relaciona la línea del Corazón con problemas cardíacos o sentimentales. Las ramificaciones en la línea de la Cabeza tampoco significan aptitudes literarias ni inteligencia. En líneas generales, se inicia el estudio de la mano luego de recabar datos de la infancia y adolescencia de la persona y, si es posible, de observar las palmas del padre y la madre. Quedará claro que no existen dos manos iguales, con los mismos trazados.

Las formas y sus interpretaciones.

Desde los tiempos en que los hombres estrechaban las manos para estar seguros de que ninguno tenía armas, se dice que son una carta de presentación. Con gran amplitud el Dermatoglifo determinó a través de cuidadosas estadísticas y comparaciones cuatro tipo de manos y dedos para tener en cuenta. Una mano seca insinúa que prevalece la mente ante los sentimientos y, si la persona es nerviosa, rara vez exteriorizará lo que siente. En una mano húmeda prevalece la mala circulación en el organismo. La mano blanda indica la falta de concreción y la poca inclinación al trabajo. La mano dura señaló atracción por deportes y falta de temor ante los obstáculos cuando se fijan objetivos.

Los dedos fueron observados cuidadosamente. Los largos correspondían a personas casi obsesionadas por el orden, que actuaban pausadamente. Los dedos cortos correspondían a personas que tomaban rápidas, pero intrascendentes decisiones, con poco control sobre sí mismos. Los dedos lisos, sin nudosidades rodeando las falanges, revelaron a personas optimistas y comunicativas, que manejan eficazmente grupos reducidos. Los dedos nudosos indicaron tendencias al escepticismo y poca voluntad de cambios.

SIETE TIPOS DE MANOS

Mano elemental: La palma está bastante desarrollada, gruesa, espesa y dura. Dedos rígidos y cortos. Las uñas cortas. El pulgar corto, recto, casi truncado. Por su forma, es la mano más corriente, vulgar; carece de delicadeza en sus movimientos. Los seres que poseen estas manos son apáticos, groseros, más bien brutales. Son personas que realizan trabajos físicos, pesados, rudos, aunque esta forma de ser no indica siempre, necesariamente, un fondo negativo. Se conforman, no tienen grandes metas, ni pretensiones. Cumplen, sin embargo, su cometido; pues son personas muy necesarias para el progreso del mundo.
Mano cuadrada o útil: Es una mano eminentemente cuadrada, como su nombre indica. En su estructura más pura, las falangetas parecen aplastadas. Su tamaño es normal, a veces grande. Dedos cuadrados en las extremidades. Pulgar grande. Palma recia y firme. Es la mano de los individuos precisos, perseverantes. Usan siempre la razón, la lógica, son razonadores y se controlan muy bien. En ocasiones se distinguen por cierta ruindad mental en su manera de actuar. No se sienten inclinados hacia ningún arte. Les gusta sentirse seguros. Suelen ser puntuales; pero lo juzgan todo bajo un prisma más bien severo. En general, son buenos padres, están dotados para la administración, si bien carecen de intuición y fantasía. Las profesiones idóneas para ellos son: educación, ciencias y cuanto esté relacionado con la actividad burocrática.

Mano de espátula o necesaria:

Quizá es la más curiosa, debido a la forma un tanto extraña de los extremos de las falangetas; la punta de los dedos ancha y la falangeta más estrecha. Son – para recordarlo mejor – un poco dedos de rana. Pertenecen a hombres prácticos para los cuales es imprescindible la acción. Se caracterizan por su dinamismo, inventiva, habilidad para sortear los obstáculos; son infatigables y siempre están planeando algún proyecto o empresa. Tienen poca capacidad de asombro ante los acontecimientos de la vida. Trabajadores incansables, suelen ser buenos colonizadores de tierras sin explorar. Les gusta mucho que se reconozcan sus méritos personales, pues pecan, a veces, de vanidosos. Su meta es lo grandioso y cuantas más barreras o dificultades encuentren en su camino, más empeño ponen en allanarlas y salir triunfantes y airosos. Desprecian lo pequeño e insignificante, sintiéndose subyugados por lo grande y espectacular. No entienden de fantasías, como tampoco de ciencias que requieran investigación o sentido filosófico. Su lema es, por encima de todo, la acción y la energía. Por otra parte demuestran cierta habilidad hacia trabajos minuciosos.

Mano cónica o artística: Se caracteriza esta mano por su forma agradable y armoniosa; generalmente, bien proporcionada. Si la palma es carnosa, blanda, y con los montes abultados, significa que la persona es sensual y, por lo tanto, ama los placeres, los goces materiales. El pulgar es grande. La mano, de tamaño normal; aunque, generalmente, en ocasiones, puede ser más bien grande. Las falangetas, ni cuadradas ni puntiagudas; redondeadas. Este tipo de mano refleja a las personas sensibles, intuitivas, susceptibles, con facultades creativas, caprichosas y volubles. Sienten gran entusiasmo por lo bello; en suma, predomina más en ellas lo psíquico que lo material o grosero. Pueden dejarse llevar, con frecuencia, por los impulsos. Su instinto está muy desarrollado. Aman la poesía, la música, las artes en general; es en realidad para lo que están más dotados profesionalmente. Podemos ver con frecuencia a muchos actores y actrices con este tipo de manos.
Mano nudosa o filosófica: Cabe destacar en ella la peculiaridad de los dedos: abultados en la unión de las falanges. Su tamaño es normal, más bien pequeño. Pulgar fuerte. Conviene destacar la importancia de los nudos. Hablan de orden y meticulosidad. Si están más desarrollados los de las falangetas, el orden en la persona será psíquico; mientras que si se trata de los segundos (falanginas), expresarán una tendencia hacia la realización material. En todo caso, los seres que poseen este tipo de manos son bastante sinceros, nobles de sentimientos, con sentido de la moral y de la justicia. No se fían de las apariencias y tratan de ahondar en la verdad de las cosas y de las gentes. Su mente es profunda y analítica. Están muy capacitados para los estudios filosóficos e investigaciones científicas. Es la mano del idealista.
Mano psíquica o mística: Es la mano esencialmente más bella de los siete tipos que existen. Su aspecto denota espiritualidad, gran idealismo, armonía. La persona que tenga estas manos está en relación directa con las vibraciones del alma. Son sumamente psíquicas y odian lo soez, lo bajo. Sus dedos suelen ser lisos, sin nudillos. Se trata de personas con excelentes ideas, pero en cambio, debido precisamente a su delicadeza espiritual, no son aptos para trabajos físicos. Pasan con facilidad de la alegría a la tristeza, del optimismo al pesimismo. Son, a menudo, lentas e imaginativas. A causa de su debilidad, sufren mucho en nuestra sociedad, donde no se les comprende e incluso se abusa de ellas. Es la mano de los místicos y seres muy evolucionados espiritualmente; por consiguiente, es la mano más bella y superior en este orden citado.

Mano mixta: Sus dedos son muy distintos entre sí, pues, en realidad, están mezclados de los diferentes tipos de mano que hemos ido analizando. El índice y el anular suelen ser cuadrados, mientras que el dedo medio y el meñique pueden ser puntiagudos; pulgar tirando a grande. Estos, por resaltar los casos más frecuentes, porque la verdad es que esta mano se encuentra bajo las combinaciones más variadas; de modo que, para su estudio, se impone el análisis por separado, viendo a que tipo corresponde cada dedo. De cualquier forma, dichas manos hablan siempre de individuos cómodos, listos, prácticos, útiles. Son dados a iniciar una serie de profesiones o conocimientos variados, aunque no suelen llegar a cotas muy altas, por faltarles la constancia en estas iniciativas. Es muy frecuente encontrar este tipo de manos.

LOS CUATRO TEMPERAMENTOS

Según la quirología y quiromancia, existen cuatro temperamentos bien diferenciados:

Temperamento nervioso:
Manos: Frías, secas, tirando a huesudas.
Dedos: Lisos, largos, ahuesados o cónicos.
Líneas: Finas, bastante numerosas y no claras.
Tendencias más notables: Imaginación desbordante, con capacidad creativa, brillantes iniciativas, pero sin facultad de realización; meticuloso, excesivamente detallista. Exagerado en sus impresiones; cualquier hecho normal lo amplía, lo agiganta, haciendo una tragedia de una insignificancia; versátil e impresionable.

Temperamento bilioso:
Manos: Secas, calientes, duras.
Dedos: Largos, lisos, gruesos, cónicos o de espátula.
Líneas: Profundas, numerosas, bien dibujadas y largas.
Tendencias más notables: Autoritarios, ambiciosos, muy susceptibles, voluntad fuerte. Bastante nobles, fuertes. Su forma de actuar es lenta y metódica.

Temperamento linfático:
Manos: Húmedas, frías, más bien blandas.
Dedos: Cortos, nudosos, cuadrados o de espátula.
Líneas: Largas o cortas, escasas.
Tendencias más notables: Coléricos, pero de cólera fría, controlada; glotones y sensuales. Pocos proyectos, apáticos, indiferentes. Muy calmosos.

Temperamento sanguíneo:
Manos: Calientes y húmedas, duras o elásticas.
Dedos: Cortos, nudosos, cuadrados o ahuesados.
Líneas: Fuertes, bien dibujadas, poco numerosas.
Tendencias más notables: Paternalistas, protectores, muy cambiantes en sus impresiones; ideas obsesivas, rápidos de acción, vitales y resistentes.

VALOR QUIROMANTICO DE LOS MONTES

Uno de los aspectos que más tienen en cuenta los quiromantes a la hora de efectuar sus predicciones es la configuración de los montes que se hallan rodeando lo que vulgarmente se conoce como palma de la mano. Dichos montes están situados por lo general en las terminaciones de los dedos, y cada uno es conocido por su nombre relacionado con los saberes esotéricos, especialmente con la astrología, y muy concretamente con sus protagonistas principales, que son los planetas.

Cada monte puede presentar tres características:
Muy prominente, normal – es decir, no demasiado abultado – y hundido.
*Si existe una protuberancia excesiva, las cualidades que otorga ese planeta se aumentan considerablemente, tienden a exagerarse en la persona, volviéndose defectos.
*Si el monte es normal, entonces las influencias astrales serán favorables y más o menos armónicas.
*Cuando, por el contrario, aparece hundido, deprimido, ese monte, en este caso, confiere una serie de facetas muy negativas.
*Por otro lado, líneas mal dibujadas, confusas, indican, en los montes, mala salud.

En la base del pulgar se encuentra el monte de Venus, el más grande de todos, constituido por esa parte carnosa, en que está la falange de dicho dedo. En la base del índice se halla el monte de Júpiter; en la del dedo medio, el monte de Saturno, e inmediatamente debajo del meñique, el monte de Mercurio, y algo más abajo el monte de Marte; por último, bajo el de Marte, el monte de la Luna (casi tan grande como el de Venus).

Pasemos a conocer ahora los distintos significados de los montes, según sus características:

Monte de Venus

Descubre el grado de sexualidad, el amor, la pasión, la sensualidad, los sentimientos de la persona, la felicidad o los padecimientos sentimentales, la ternura y el afecto.
Por este monte y su planeta están influidos los auténticos artistas, puesto que a él corresponde la inspiración.
A su alrededor discurre la línea de la Vida.
*Monte normal: Persona emotiva, sensible, sentimientos bondadosos, amor, capacidad creativa, sentido estético, amor al hogar.
*Monte plano: Egoísmo, esterilidad.
*Monte hundido: Escasa vitalidad y creatividad. Poco sensual, frialdad, hipocresía, falta de espontaneidad.
*Monte muy desarrollado y abultado: Pasión desenfrenada. Muy lujurioso. Demasiada energía en el amor, a veces tiránico, vanidad. *Estrecho (la línea de la Vida que limita al monte más próximo al pulgar): Esterilidad, dureza de corazón. No existen celos.
*Monte grueso y duro al tacto: Infidelidad en el amor. Mucha sensualidad.

Una cruz en el monte de Venus, de trazos correctos, es decir, de igual proporción, es de buen augurio; indica que la persona tendría un sólo amor en su vida, de carácter intenso. Pero si dicha cruz fuera de trazado irregular, significa un fuerte amor que causará tristezas y sinsabores. Si la cruz se extendiera hasta tocar la línea de la Vida, significa amargura, infidelidad en el amor, con disgustos familiares.

Una estrella sobre el monte de Venus indica la muerte de un ser querido (no siempre es categórico este augurio). Si encima del monte, próximo a la línea de la Vida, hay un cuadrado, expresa una existencia de renuncias y sacrificios.

La reja (rayas cruzándose vertical y horizontalmente) expresa sentido materialista, tendencia a los placeres físicos, por lo general.

Línea paralela a la de la Vida, bordeando el monte, indica un amor o afecto que existirá siempre. Si apenas iniciado su recorrido, se curva hacia el pulgar, es amor que se acaba, se rompe. Cuando son varias líneas paralelas, significan protección y conservación de la vida.

Monte de Júpiter

Refleja la ambición humana, el orgullo, la religiosidad, la nobleza; honores y éxitos sociales, el poder, la autoridad y el mando. A este planeta se le conoce como “el benéfico o protector”.

*Monte de Júpiter normal: Carácter agradable, ambición noble, éxitos conseguidos por uno mismo, afán de confort y riquezas. En general, suerte en las relaciones sentimentales. Optimismo.
*Hundido o deprimido: Abulia, egoísmo, falta de espíritu religioso, de amor propio, pereza, naturaleza vulgar.
*Monte demasiado pronunciado: Ambición desmedida de poder y honores. Carácter autoritario, tiránico y supersticioso. Persona que no repara mucho en el modo de conseguir cuanto desea.
*Si se desplaza hacia el monte de Saturno: confiado y seguro de sí mismo.

Una cruz sobre este monte es señal de matrimonio; cuanto más perfecta sea la cruz, tanto más feliz resultará la unión.
Un triángulo denota celebridad, prestigio, siempre y cuando la línea mental sea recta y larga. También, habilidad diplomática. La estrella significa alcanzar las metas deseadas de manera rápida. Destino brillante.

Línea que asciende de la Vida hasta el monte de Júpiter, es señal de éxito; si hay dos o más, todavía confieren más fuerza. Si existe un punto, es aviso de quiebra, catástrofe económica. La reja en el monte de Júpiter expresa fuertes dificultades y obstáculos para conseguir cuanto se ambiciona; en realidad es frustración.

Monte de Saturno

Representa la prudencia, la duda, la reflexión, la fatalidad y la sabiduría. Refleja la atracción y aptitud para el ejercicio de las ciencias ocultas. Tristeza y depresiones anímicas. Normalmente, el destino de los humanos acaba sobre este monte, por eso toma el nombre de él: línea del Destino o de Saturno.
*Monte normal: Entereza y habilidad para afrontar los cambios y diversas actuaciones. Vida tranquila. Buen destino. Exito forjado con esfuerzo personal.
*Hundido, deprimido: Trastornos, dejadez, tendencia a la desgracia. Existencia rutinaria, melancolía e insignificancia.
*Prominente: Persona introvertida, excesivo orgullo, espíritu ascético; misántropo.
*Demasiado pronunciado: Mala circulación de la sangre, reumatismo, propensión a la neurosis y a la parálisis. Amargura, pesimismo e, incluso, ideas suicidas.
*Si está desplazado sobre el monte del Sol: Gran inclinación por las artes. En ocasiones, dedicación plena

Una cruz en el monte de Saturno significa muerte por accidente. Asimismo, puede significar calamidades, dificultades y miseria. En todo caso, es una señal muy negativa, cuando no funesta. Es bien distinto, si la cruz es más pequeña y se encuentra justamente debajo de la unión del dedo; entonces revela un espíritu místico.

Si hay una estrella, avisa de deshonra en la persona, escándalo social. También puede ser muerte por enfermedad o accidente. El triángulo en Saturno denota facultades para la magia y las ciencias exactas. Misticismo. El cuadrado es protección contra accidentes o peligros. Lo contrario de la cruz y la estrella.

Monte del Sol o de Apolo

Simboliza la buena o mala suerte en la vida. Los ideales, la justicia, el bienestar económico. Amor a las artes, creatividad, talento e ingenio. Este monte, como el de Venus, es básico, por ejemplo, para la inspiración y realización de los artistas.
*Monte normal: Persona afectuosa, amor por la belleza. Sentido de la estética. Genialidad. Atracción hacia lo artístico. Posibilidad de alcanzar reputación y fama.
*Hundido o deprimido: Celebridad, gloria, amasadas con injusticias y ruindades. Sin ideales ni bondad. Espíritu vulgar y superficial. Envidia y malevolencia.
*Demasiado pronunciado: Presunción y sibaritismo, persona derrochadora. Afán desmedido de riquezas y ostentación; contradictorio, vanidoso. Enfermedades de la vista, trastornos circulatorios.
*Si esta desplazado sobre el monte de Mercurio: Sentido artístico, aunque enfocado hacia el terreno práctico comercial e industrial.

Una cruz en el monte de Apolo indica impedimentos fuertes para la realización social y profesional del individuo. El triángulo en este monte es un signo sumamente positivo: indica un alma con grandes cualidades artísticas; lo suelen tener auténticos músicos, artistas preclaros.

Si hay una estrella, expresa bienestar económico y gloria de manera imprevista, pero no duradera. Malversación de dinero. A veces, peligro con el fuego. Un punto sobre el monte de Apolo, es aviso de bancarrota, quiebra financiera. Si es blanco, a menudo indica un accidente que afecta a la vista. Si existe un cuadrado, es buena señal: representa suerte, éxito en el amor; es protección.

Monte de Mercurio

Se conjunta en este monte la aptitud o capacidad científica: Ciencias morales, sociales, naturales, química, medicina, con el comercio y la industria. También se encuentran en él el robo, la dualidad de carácter, el espíritu selecto, el engaño, la astucia y la elocuencia.
*Monte normal: Elocuencia certera y astuta, agilidad mental, rápida captación, espíritu refinado, sentido práctico, sabiduría; facultad para las ciencias ocultas.
*Hundido: Pocas iniciativas, inconstancia. Demasiado desarrollado: Persona poco honrada; estafa, fraude y robo. Afecciones hepáticas.

Una cruz sobre el monte de Mercurio significa cleptomanía, robo, persona sin escrúpulos. En este monte, un cuadrado indica éxito, buena suerte en los negocios y en el comercio. Si hay una estrella, es estafa, robo, fraude. Negocios y beneficios poco claros. A veces, dotado como escritor, con posibilidad de éxito. Una reja indica mentira y poca seguridad de conseguir un bienestar material. El triángulo habla de éxito y suerte en los negocios y comercio.

Monte de Marte

El monte de Marte expresa la presencia de ánimo, el valor o coraje de la persona, la lucha, la actividad y el sacrificio. En ocasiones, excesivo vigor y brutalidad.
*Monte normal: Persona valiente pero controlada, sincera. Energía y resistencia. Carácter fuerte.
*Hundido o deprimido: Individuo violento, cruel y cobarde. Impulsos peligrosos por irreflexión; reacciones bestiales.
*Muy prominente y desarrollado: Se deja arrastrar por arrebatos brutales en los que puede delinquir. No teme las dificultades ni el riesgo. Crueldad. Propensión a las enfermedades de las vías respiratorias.
*Si el monte está muy unido al de la Luna: Persona apacible con mucha resignación. Una estrella sobre el monte de Marte indica aptitud y grandes triunfos en la vida militar. Peligro de morir por arma de fuego.

Unido a este monte que estamos estudiando, se encuentra el llano o plano de Marte; es toda esa extensión que tenemos desde el propio monte de Marte hasta el centro de la mano. Dicho llano indica las fuerzas que se mueven, en acción; la actividad, la lucha del ser humano. La estrella sobre el llano de Marte significa, a menudo, muerte violenta. Sin embargo, si existe un cuadrado, protege de éste u otros peligros. Si numerosas rayitas surcan este llano, denotan gran capacidad para la lucha en la vida.

Monte de la Luna

Este monte concede al ser humano, muchas veces, más imaginación y fantasía que auténtico poder de ejecución o realización. Gobierna, asimismo, los viajes y cómo serán estos, si con percances o no. Caprichos, sensibilidad, facultades mediúmnicas o paranormales. Amistades buenas o malas, inconstancia y excentricidad.
*Monte normal: Poca fantasía, imaginación algo melancólica; muy frecuentemente, dotados para las artes y las letras.
*Hundido, deprimido: Persona brillante, irritable; escasa imaginación. Curiosidad morbosa sexualmente. Carácter más bien adusto. Desconfianza.
*Liso, aplanado: Escasa emotividad, falta de sentimientos.
*Prominente: Carácter voluble, superstición; muy irritable.
*Demasiado desarrollado: Inestabilidad; se pasa con facilidad de la alegría a la tristeza. Imaginación desbordada. Glotonería. Las sensaciones y sentimientos se alternan en la mente con demasiada rapidez. Tendencia al ácido úrico. Afecciones de vejiga y riñones.

Si está más abultado en la parte inferior, es decir, en la proximidad con la muñeca, significa disposición para el ocultismo, mediumnidad, intuición. Si tiende a ser firme, fuerte: retentiva, buena memoria. Surcado por líneas verticales: aptitud para el estudio de las ciencias ocultas. Surcado por varias líneas sin una dirección determinada: obsesiones; preocupaciones absurdas; se agigantan en la mente hechos que carecen de importancia.

Una cruz sobre el monte de la Luna denota misticismo; en otras ocasiones, peligro en el agua. La estrella es peligro de naufragio y de morir ahogado. Si existe una reja, expresa angustia, nerviosismo, impaciencia. Un cuadrado es siempre protección contra los aspectos negativos de ese monte y sus peligros.

LOS SIGNOS DE LA MANO

A través del estudio de los montes, ya habrán comprobado ustedes que en las manos – aparte de las líneas de influencia que iremos detallando más adelante – existen diversos tipos de signos. He aquí la relación de los más importantes y significativos. Es importante conocerlos, para completar con su significado el que dan los montes y líneas.

Las cruces
Se trata, en realidad, de un signo desfavorable, aunque no de carácter grave. Indica más bien un obstáculo, un entorpecimiento, por lo general. A veces, representa un disgusto fuerte, una contrariedad o un robo, si se halla sobre el monte de Mercurio. También puede tener un aspecto positivo.

Las estrellas
Raramente las estrellas tienen un significado bueno. Es, por el contrario, signo de peligro, de catástrofe, de accidente grave o mortal, si bien la excepción confirma la regla; una estrella sobre el monte de Júpiter es anuncio de éxito imprevisto, de ascenso social e incluso de gran elevación espiritual.

Las islas
Suelen anunciar anemia, pérdidas de fuerzas, de vigor; en ocasiones, hemorragias. Frecuentemente, enfermedades y disgustos amorosos. Una línea paralela a la de la Vida dentro del monte de Venus, indica amor adúltero. La isla en el monte de la Luna es clarividencia.

Los puntos
Simbolizan enfermedades, desencantos afectivos, del corazón, heridas y hasta muerte de seres queridos.

Los cuadrados
Los cuadrados casi siempre representan protección contra males o peligros. Se trata, pues, de buen signo; sin embargo, en el monte de la Luna, el cuadrado anuncia viajes con percances, si bien – por lo general – cuando hemos preguntado a las personas que poseen esta marca la intensidad de dichos percances, suelen responder que son poco graves.

Los triángulos
También es buena señal el triángulo: habla de aptitudes en el campo de lo espiritual, las ciencias y las artes.

Las rejas
Otorgan un sentido desfavorable a las cualidades propias del monte donde están situadas. La reja sobre el monte de Saturno denota fuerte frustración e incluso tendencia al suicidio. En el monte de Apolo (Sol), significa imposibilidad de salir de esa frustración, a pesar de la lucha del individuo. También gran vanidad.

Los círculos
Son un buen presagio. Expresan alegrías, bienestar y ganancias materiales. Un círculo en Mercurio es aviso de moderación, de paciencia, así como control en los impulsos y excitabilidad nerviosa.

Las líneas
Es una señal bastante positiva; claro está que se debe tener en cuenta su forma y lugar de la mano donde se encuentran. Pueden hallarse a través de la quiromancia los siguientes tipos de líneas:
*Paralelas: Suelen tener, a veces, doble significado. Una línea, dos o más en le monte de Júpiter, incluso saliendo de la línea de la Vida, es anuncio de éxito; en otro caso, refuerza esta influencia. Ofrecen la seguridad de llegar a conseguir bastante bienestar en la vida. Cuando son muy inclinadas, indican enfermedades y contrariedades; por ejemplo, en el monte de Júpiter, también. Sin embargo, en el monte de Mercurio expresan buena disposición para el comercio.
*Verticales: Presagian, casi siempre, la realización o consolidación de un anhelo, proyecto importante, por encima de otros signos desfavorables que pudiera haber. En el monte de Saturno, son de muy buen augurio.
*Onduladas: Tienen un aspecto favorable si nacen de líneas importantes y ascienden hacia los dedos; ya que de otro modo anuncian contrariedades y pausas en nuestro destino.

Llano o plano de Marte

Se hace interesante reseñar algunos aspectos del llano de Marte, el cual fue mencionado antes, aunque muy sucintamente. Comprende toda la parte del centro de la palma de la mano, donde están la línea de la Cabeza, la del Corazón y la línea del Destino. Esta zona del llano de Marte puede dividirse en tres formas geométricas, según las diversas combinaciones de las líneas que lo cruzan: el cuadrado, el gran triángulo y el triángulo menor.

EL CUADRADO: Es el espacio existente entre las líneas del Corazón y de la Cabeza y, en sentido horizontal, comprende desde el monte de Júpiter hasta el monte de Marte; es decir, desde la parte izquierda a la derecha, tratándose claro está, de la mano izquierda. Si nos referimos a la derecha, sería en sentido contrario.
En dicho cuadrado, se pueden ver las características y resultados siguientes:
*Si es ancho – líneas del Corazón y de la Cabeza bastante separadas – denota entonces: valor, franqueza.
*Si es normal y ancho: fuerte constitución física y buen sentido moral.
*Trazado irregular y muy surcado por rayas finas: persona con carácter débil, insegura y tímida.
*Ensanchado sólo hacia el monte de Marte: carácter independiente, rebeldía.
*Si, por el contrario, se estrecha hacia el monte de Marte: poca personalidad, egoísmo; incapacidad para obrar o decidir por sí mismo.
*Cuadrado estrecho (líneas del Corazón y de la Cabeza muy juntas): reserva, cautela e hipocresía. Anomalías cardiovasculares.
*Una cruz debajo del monte de Júpiter es escepticismo, falta de fe.
*Si está debajo del monte de Saturno significa espíritu místico.
*Una cruz debajo del monte de Apolo (Sol) indica vista muy débil o ceguera.
*Una estrella entre los montes de Apolo y Mercurio, debajo de éstos, revela facultades de investigación científica, sobre todo en lo relacionado con la medicina. Asimismo, predisposición adivinatoria.
*Dos o tres círculos debajo del monte de Saturno indican epilepsia.

EL GRAN TRIÁNGULO: Se llama así al espacio comprendido por las líneas de la Vida, de la Cabeza o Mental y Hepática o de la Salud. Si no existiera esta última o fuera defectuosa, entonces lo completaría una buena línea de Apolo o la línea de la Intuición (Urano).
Triángulo bien trazado: refleja a una persona inteligente y que goza de buena salud.
Con trazo bastante aceptable, armonía, equilibrio mental.
Largo y con líneas profundas: facultades para las ciencias ocultas y la magia.
Si se encuentra más bien bajo en la palma, indica una necesidad de dormir muchas horas.
Si es estrecho el triángulo, retrata a una persona avara, ruin y cobarde.
Una estrella en el espacio existente entre la línea de la Vida y la del Destino expresa calamidades, catástrofes y obstáculos desagradables.
Si hay un triángulo invertido en la parte inferior de la mano, entre el monte de Venus y el de la Luna, anuncia un hecho decisivo en la existencia del ser humano, que causa un giro completo en su nivel económico-social.
Y una cruz en el centro de la mano indica tendencia a la polémica y peleas. Peligrosidad.

EL TRIÁNGULO MENOR: No se encuentra con mucha frecuencia. Es el resultado del cruce o unión de las líneas de la Cabeza, del Destino y de Apolo (Sol). Si está trazado correctamente, quien lo posea tendrá una mente clara, abierta a las investigaciones y estudios científicos, con gran posibilidad de éxito. Por otra parte, denota una inteligencia brillante.

EL SIGNIFICADO DE LAS LINEAS

Quizá sea el estudio de las líneas de la mano el tema más interesante de los expuestos hasta ahora. Constituye la clave de la verdad plasmada en nuestras manos; de ahí, la necesidad de poner toda la atención posible, para así efectuar una correcta interpretación quiromántica.
No olvidemos que en la mano izquierda se encuentran todas las corrientes hereditarias (genéticas) por parte de la madre, lo remoto y lo ancestral, en suma; así como las tendencias e inclinaciones y posibilidades hacia determinadas cosas.
En la derecha, por el contrario, podemos ver la influencia genética paterna y la realización de esas posibilidades y circunstancias.
Para que un hecho o enfermedad cualquiera sea seguro ha de estar reflejado por igual en ambas manos; si se halla solamente en una, se tratará entonces de una propensión, pero nunca revestirá caracteres de seguridad. De todas formas, tratándose de una enfermedad grave e incluso de muerte, es preciso analizar minuciosamente cuantas referencias existan sobre ese asunto desgraciado, antes de emitir un juicio definitivo; y aún así deberán, quienes lo intenten, ser muy cautos con estos diagnósticos para no traumatizar a la persona que estén estudiando.

Se considera buena o normal la línea que no presenta en su trayectoria cadenas o roturas, aparte de que su trazo sea lo más perfecto y claro posible.
Las cadenas consisten en pequeñas islas algo ovoides, a manera de eslabones; a veces toda una línea puede tener forma de cadena; siempre indican enfermedades o, en cualquier caso, mala salud.

Pasemos, ahora, a la relación de las líneas de la mano.

*Línea de la Vida (Vitalis): Se inicia en la parte superior del monte de Venus – con frecuencia nace unida a la línea de la Cabeza – y describe una semicircunferencia en torno a dicho monte.
*Línea de la Cabeza (Cephalis o de Marte): Nace generalmente junto a la línea de la Vida y atraviesa la palma de la mano en sentido horizontal, finalizando en el monte de Marte, la mayoría de las veces.
*Línea del Corazón (Mensalis): Al igual que la anterior, describe una trayectoria horizontal por encima de la línea de la Cabeza, siendo por tanto paralela a ella. Puede iniciarse debajo de los montes de Júpiter y Saturno, finalizando en el borde de la mano, debajo de Mercurio.

La línea de la Vida

Buscando un término que pudiera definir de algún modo la línea de la Vida, nada mejor que pensar en un aspecto natural, físico, donde asoman los acontecimientos, frustraciones o felicidad amorosa; enfermedades que debemos padecer, los cambios de la suerte y la longevidad de nuestra existencia. En esta pantalla humana está reflejado todo lo más importante del camino del hombre por la Tierra. Aunque tal vez pueda parecer extraño, también aparecen en ella los problemas y circunstancias de la casa, de la familia, que influyen en el ser humano desde su nacimiento.

Aunque la línea de la Vida sea larga – lo cual indica larga existencia –, si las líneas del Corazón y de la Cabeza aparecen cortadas bruscamente o quebradas, eso puede significar todo lo contrario: vida corta.

Veamos, a continuación, los diferentes significados que aparecen en dicha línea:

*Si la línea está bien trazada, rodeando totalmente el monte de Venus en ambas manos, sin obstáculos como cruces, etc., indica entonces: vitalidad, energía, salud. Carácter tranquilo, ecuánime. Vida larga.
*Si la línea de la vida es corta en una mano tan sólo, denota: Muerte prematura, quizá. Existencia más bien corta.
*Si es corta en las dos manos, significa: muerte en la época que expresa la interrupción de la línea.

La línea de la Cabeza

Se la conoce también como línea Mental o del Cerebro. Nace, generalmente, unida a la de la Vida, aunque en otras ocasiones pueden presentarse separadas. Dicha línea refleja el carácter y grado de inteligencia del ser humano, así como una serie de enfermedades psíquicas y del sistema nervioso.

Como ya hemos explicado antes en la relación de las líneas de la mano, la de la Cabeza es horizontal y atraviesa gran parte de la palma.

*Línea de trazo fino y claro no excesivamente larga: Inteligencia bastante acusada.
*Línea casi recta, cuya longitud no llegue al borde de la mano: Buena memoria, sentido de la lógica. Inteligencia.
*Línea larga y delgada: Sibarita, atracción por la ostentación y el lujo. En ocasiones, tendencia a la extravagancia.
*Cuando es recta y su longitud llega hasta el borde de la mano: Persona calculadora y materialista. También avara.

La línea del Corazón

Su posición es horizontal y atraviesa la palma un poco más arriba de la línea de la Cabeza, guardando un paralelismo con ésta. Es conocida también como línea Mensalis. Denota los sentimientos, la sensibilidad; alegrías y tristezas, decepciones, desengaños amorosos del ser humano. Indica asimismo las enfermedades del corazón y de la circulación sanguínea. Generalmente termina en el monte de Júpiter, aunque, en ocasiones, lo hace en el monte de Saturno.

*Si termina en el monte de Júpiter, con trazo claro y ligeramente curvado: Buenos sentimientos, tendencia a proteger a los demás, bondad; afecto y amistad.
*Excesivamente larga, es decir, cubriendo toda la palma: Demasiado apasionado en los sentimientos. Persona muy celosa.
*Cuando termina en el monte de Saturno: Materialismo y sensualidad.Corazón poco sensible.
*Línea normal, pero alargándose hacia la parte superior del monte de Júpiter: Afortunado en el amor. Varias personas en su vida que le proporcionarán épocas muy felices.
*Línea corta: Escasa sensibilidad.

LINEAS SECUNDARIAS

Línea del Destino o Saturno
Ubicación: Monte de la Luna, muñeca o junto a la línea de la Vida.
Significado: Refleja todos los sucesos y avatares del hombre en la vida.
Línea de Apolo (Sol)
Ubicación: Zona inferior de la mano.
Significado: Expresa la mala o buena suerte que traemos, fortunas y peligros.
Línea Hepática (o de Mercurio)
Ubicación: Nace en la rasceta o bien cerca de la línea de la Vida.
Significado: Carácter y estado de salud del individuo.
Línea de Urano
Ubicación: Nace en el monte (o muy cerca) de la Luna, en forma de semicírculo.
Significado: Clarividencia, intuición.
Línea de Neptuno (Vía Láctea)
Ubicación: Se trata de dos líneas paralelas fragmentadas, que se dirigen desde el monte de la Luna hacia el borde de la mano.
Significado: Refleja el misticismo y las premoniciones, así como la atracción a los placeres y las drogas.
Línea del Amor
Ubicación: Está constituida por una o más líneas cortas, situadas en el mismo borde de la mano debajo del dedo meñique.
Significado: Algunos quirómanos aseguran que cada una de estas líneas horizontales significa a una persona que se ama en la vida.
Línea de la Descendencia (los hijos)
Ubicación: Rayitas verticales que bajan desde la misma base del dedo meñique hasta la línea del Amor.
Significado: Según el número de rayas o pequeñas líneas que existan, sabremos cuantos hijos pueden nacer, así como la capacidad genética del individuo.


mysteryplanet.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *