Cambios de forma de Kelpies y otras criaturas escocesas

Como hemos apuntado en otras ocasiones, las leyendas y relatos propios del folklore del archipiélago británico contienen numerosas referencia a los cambios de forma y apariencia que nos ocupan en esta serie.

Un caso especial es el de la mitología escocesa que también cuenta con ejemplos de este tipo, pero en estos mitos no son hechiceros ni dioses los que manifiestan estas asombrosas capacidades sino que son seres mágicos los que cuentan con esta habilidad de manera inherente.

Uno de los ejemplos más sugerentes en cuanto a las mágicas criaturas con estas capacidades se refiere a las selkies. Unos seres mitológicos con forma de foca que habitaban en el mar con la capacidad de adoptar forma humana si se deshacían de su piel de foca.

selkie
Existen gran cantidad de relatos sobre estos seres.

Así, despojándose de su apariencia original, podían convertirse en bellos jóvenes aunque más a menudo lo hacían en atractivas muchachas lo que generó un amplio abanico de leyendas romántico-dramáticas en las que una persona, enamorándose de una selkie, se decidía a robar su abrigo de foca ya que sin éste no podían volver a su forma inicial y así se aseguraban de que aquel místico ser no pudiera volver al mar, permaneciendo a su lado, y añorando regresar a las aguas durante muchos años en las versiones en las que finalmente encontraban su abrigo y conseguían regresar, o durante toda la vida en los relatos en los que la selkie decidía acabar sus días junto a su pareja con su forma humana.

Pero el ejemplo más notable de este tipo de criaturas se refiere al Kelpie, un espíritu acuático que habitaba el fondo de las lagunas y ríos tan populares de la orografía de este país. Este ser normalmente es descrito con la apariencia de un sugerente caballo negro con la particularidad de que sus cascos estaban orientados hacia el lado contrario de los de un caballo normal. Pero el Kelpie, en lugar de ser manso y amigable, representaba un poderoso y fuerte depredador que esperaba el momento oportuno para hacerse con una víctima humana.

Este espíritu acuático no sólo acostumbraba a adquirir forma equina, sino que en los relatos se muestran con apariencia humana si así lo desean y, en contraposición con las selkies que solían presentarse como seres de carácter femenino, los kelpies, en forma humana, acostumbraban a manifestarse de manera masculina casi invariablemente si bien, existen algunos escasos relatos en los que un kelpie decide mostrarse en la forma de una mujer.

Kelpies
El kelpie podía manifestarse en numerosas apariencias.

Según la gran cantidad de relatos existentes acerca de los kelpies, éstos eran unos seres tremendamente voraces que engañaban a sus víctimas para acercarlas al agua donde las devoraban sin remordimiento dejando como prueba de la masacre las entrañas del desdichado que acababan llegando a la orilla y siendo encontradas por algún vecino.

En la mayoría de estos relatos, esta criatura maligna era encontrada por algún viajero o un niño en algún lugar cercano a las aguas en donde este espíritu habitaba. Se mostraba con la apariencia de un caballo de gran belleza o de un pony y con un carácter manso con el que engatusaba a su víctima para que lo montara y así poderla llevar a las profundidades de las aguas sin darle la posibilidad de desmontar.  Se decía que en el momento en el que un kelpie se sumergía en el agua con alguna de sus víctimas, emitía un intenso sonido como el de un trueno.

También eran capaces de controlar el movimiento de las aguas, creando pequeñas inundaciones que arrastrarían a sus víctimas directamente al lago o río del que procedieran.

En otras historias el kelpie adopta forma humana, la de un hombre fuerte, grande y de aspecto feroz, que atrapa a viajeros desprevenidos que se aproximan demasiado a las aguas de este ser; en otras de estas historias, estos espíritus son más astutos, dejándose ver como ancianos inofensivos que están solos en un camino. En una de ellas un viajero se cruza con un anciano que está sentado en un puente mientras cose unos pantalones, el protagonista estaba al tanto de las leyendas locales y sospechó de la verdadera naturaleza del hombre que se hallaba en el puente así que le golpeó provocando que adquiriera su forma equina y se dirigiera al fondo del lago huyendo.

En una de las pocas leyendas existentes que describen a un kelpie tomando forma femenina se describe a este ser como una mujer alta, con un vestido verde de carácter recio y sonrisa maligna que acabó ahogando a un hombre y a su hijo en un arroyo.

Horse_feeldesain_00
“The Kelpies“ – Es un monumento a estos seres emplazado en Escocia.

Al igual que sucede en las leyendas de las selkies, también había una forma que permitía vencer o domar a un kelpie dependiendo de la ocasión y era el conseguir hacerse con su brida. Poseer la brida de un kelpie haría que la criatura estuviera sujeta a la voluntad del depositario  y era un objeto muy deseado pues se pensaba que un kelpie tenía la fuerza de diez caballos y podía ser utilizado para realizar labores pesadas, incluso existieron clanes que clamaban ser poseedores de una de estas bridas que pasaban de generación en generación.  Además este objeto en sí poseería otras capacidades mágicas pudiendo transformar con él a otras personas en caballos.

Pero aunque mayoritariamente se dibuje a estos seres con un carácter maligno, de los que el hombre debería estar prevenido, existen también algunos relatos en los que estas criaturas manifiestan una personalidad y unos sentimientos muy humanos.

En una leyenda un kelpie quedó prendado de una muchacha y para conquistarla, adquirió la apariencia de un joven apuesto. Ambos se enamoraron pero ella sospechaba de la verdadera naturaleza de su amante por lo que se hizo con su brida, que mientras este ser permanecía en forma humana, tenía la forma de un collar. Esta acción provocó que el kelpie vuelva inmediatamente a su forma equina por lo que la joven decidió consultar a un sabio sobre cómo proceder. El consejo del sabio fue el de retornarle a su forma humana para poder hablar con él; así le preguntaron en qué forma deseaba permanecer por el resto de sus días. La respuesta del kelpie a esta solicitud fue la de preguntar a su enamorada si se casaría con él de permanecer en su forma humana. Ambos se casaron y el kelpie vivió sus días como un humano.

Una criatura muy parecida, propia del mismo folklore es el Each-uisge, también un espíritu acuático que podía manifestarse con la forma de un caballo o de una persona pero que era mucho más feroz y tenebroso que el kelpie.

Each_Uisge
El Each-uisge aunque emparentado con el Kelpie, parecía tener una naturaleza mucho más feroz.

Estas tierras cuentan con muchas leyendas en torno a seres capaces de cambiar su apariencia física. El archipiélago de Orkney situado en la costa Norte de Gran Bretaña tiene un folklore lleno de relatos sobre los ‘’Finfolks’’, una raza acuática de aguerridos hechiceros, territoriales y vanidosos cuyo único propósito para con el ser humano era el de secuestrar una esposa o marido que nunca más volvía a ser visto por el resto de sus congéneres. Para ello se transformaban en animales, plantas o personas y con este disfraz se aproximaban a su objetivo cerca de orillas y playas ya que sin un consorte humano perdían sus poderes y belleza a gran velocidad.

Se dice de estos seres que tenían dos residencias, un enorme palacio marino de salones de cristal con coloridos jardines de algas en el que siempre había luz y una isla fantasma, que era invisible para los hombres porque siempre estaba bajo el mar o rodeada de una espesa niebla que ocultaba la paradisíaca naturaleza de su tierra.

finfolks
Los Finfolks eran tenidos por una misteriosa civilización submarina.

Los seres que manifiestan diversas apariencias según su voluntad abundan en el folklore escocés haciendo al conjunto de mitos propios de estas tierras uno de los que más seres mágicos poseen de este tipo. En estos casos no son orgullosos dioses castigando a seres humanos mediante el cambio de forma sino espíritus acuáticos que adquieren diferentes formas para relacionarse con el ser humano.

Ahondamos en detalle sobre toda la poderosa iconografía de las selkies y las leyendas en torno a estas figuras en el artículo del siguiente link: http://www.ufopolis.com/2015/05/la-curiosa-leyenda-de-las-selkies-y-su-mitologia/

Si te ha gustado el artículo te recomendamos ver estos videoprogramas en donde se exponen los casos de otras misteriosas criaturas con la capacidad de adoptar aspecto humano. Esperamos que sean de su interés.

Asombrosos testimonios sobre alienígenas que ya caminan entre nosotros

Descubierto el origen de los niños con los ojos totalmente negros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *