Aida. El timo de las etiquetas de la industria alimentaria y cosmética

En primer lugar, denunciar el mal uso del mensaje científico que hacen muchas empresas para aprovecharse de la buena percepción de la ciencia que tiene la sociedad.

El lactobacilo L. casei no beneficia al sistema inmunitario, la taurina de las bebidas energéticas ‘no da alas’, las vitaminas de los alimentos funcionales se pueden adquirir comiendo fruta y los productos para adelgazar no son efectivos. Estos son algunos de los aspectos que José Manuel López Nicolás (Murcia, 1970), bioquímico de la Universidad de Murcia y autor del popular blog Scientia, desvela en su último libro, donde se destapan los engaños de la industria alimentaria y cosmética.

– ¿Qué pretende con este libro?

En primer lugar, denunciar el mal uso del mensaje científico que hacen muchas empresas para aprovecharse de la buena percepción de la ciencia que tiene la sociedad. Por otra parte, trato de fomentar el espíritu crítico del ciudadano frente a muchos de los productos de alimentación o de cosmética que nos rodean. Y también se ofrecen herramientas para que el consumidor no sea engañado, así como propuestas de mejora con la participación conjunta de legisladores, administración, medios de comunicación, científicos, fundaciones y consumidores.

– Vayamos a un caso concreto. ¿Los alimentos funcionales, con sus ingredientes saludables, son realmente necesarios?

En absoluto, como tampoco los complementos alimenticios. Los nutrientes con los que han sido enriquecidos estos productos los encontramos en concentraciones mucho más altas y a un precio mucho más barato en infinidad de alimentos tradicionales. Además, las encuestas de ingesta dietética muestran que los españoles, salvo casos muy excepcionales, no necesitamos suplementarnos. Esos nutrientes de los alimentos funcionales, ensalzados por las campañas de marketing, los proporciona igual y sin ningún problema una dieta equilibrada.

– ¿De verdad favorecen el sistema inmunitario productos con L. casei, como Actimel?

La entidad que verifica estos aspectos es la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que no evalúa productos, sino ingredientes. A día de hoy no ha emitido ningún informe favorable sobre el L. casei, sino todo lo contrario. No existen evidencias científicas serias de que este lactobacilo tenga el más mínimo papel sobre el sistema inmune. Lo que ocurre es que sí hay evidencias de que la vitamina B6 ejerce un papel sobre el sistema inmunitario, por lo que las empresas lo que hacen es seguir añadiendo L. casei (para que la gente lo asocie al sistema inmunitario), pero incluir también vitamina B6 para salvar la ley. Esto ya lo ponen en la letra pequeña de la etiqueta. A modo de ejemplo, en un solo plátano hay el triple de vitamina B6 que en muchos probióticos, que además valen tres veces más.

– ¿La EFSA ha desmentido los posibles beneficios de otros productos?

Hay decenas de casos de famosísimos ingredientes que han recibido informes negativos de la UE sobre su efectividad. Por ejemplo: la taurina que forma parte de las bebidas energéticas, la carnitina de los suplementos alimenticios, la fosfatidilserina de los complementos para estudiar, las isoflavonas supuestamente indicadas para la menopausia, el ácido linoleico conjugado para adelgazar… La lista es interminable.

– ¿A qué se refiere en su libro cuando habla del mito del colesterol?

A que estamos obsesionados con bajar las cantidades de colesterol en nuestros análisis cuando en realidad lo que hay que averiguar es la causa que ha llevado a que se disparen sus niveles. Además, los análisis de colesterol no se hacen con toda la rigurosidad necesaria (muchas veces por falta de medios) y deberían controlarse muchos más parámetros de los que se tienen en cuenta. El colesterol es totalmente necesario para la vida humana y a veces lo demonizamos y nos obsesionamos con ingerir alimentos funcionales que lo disminuyan ligeramente.

Fuente: Sott.net

1 comentario en “Aida. El timo de las etiquetas de la industria alimentaria y cosmética

  1. Muy recomendable la pagina web de este profe de Murcia.
    Además de actuar de látigo de las empresas en cuanto al «mal etiquetado» de los productos, se prodiga en las explicaciones científicas pero accesibles para profanos en la materia. Y en cuestion de alimentación y cosmética como consumidores, ya se sabe, nos dan Gato por Liebre
    Un crack como comunicador y divulgador de la ciencia. Simpaticon y muy buena persona este Jose M.
    Su página es «Scientia blog.com»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.