“¿Sufres?” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

Cuando sufrís, procurad tomar conciencia de que sólo una parte de vosotros está afectada por este sufrimiento. Otra parte de vosotros permanece inaccesible: vuestro espíritu. Vuestro espíritu es libre, no está sometido a ninguna limitación. Desde las regiones sublimes en las que se encuentra, os mira, os aconseja. Y hasta a veces os dice: «¿Sufres? Pues bien, alégrate, porque si eres inteligente, gracias a este sufrimiento ganarás todavía algo más de lucidez, de comprensión y te fortalecerás.»
El que es desdichado tiene tendencia a identificarse con su desgracia y se deja invadir por ella. Y eso es lo peligroso para él. Debe, al contrario, ponerse inmediatamente en alerta y decirse: «Ahora es cuando hay un trabajo a hacer. Sufro, desde luego, pero sólo sufre una parte de mí.» Que recurra a esta otra entidad, a su espíritu, que vive en la inmensidad, en la eternidad y que es también él. Desde el fondo de este barro en el que tiene la sensación de hundirse, sentirá que surge la luz y la fuerza.”


www.prosveta.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *