El raro caso de la bebé que no tenía sangre

La naturaleza suele enfrentar a la ciencia a situaciones casi incomprensibles; cuando éstas tienen un final feliz, puede hablarse de milagro. Tal es el caso de Maisy, la niña irlandesa que nació sin sangre. Su madre, la señora Vignes, relató el suceso al periódico británico The Telegraph. “Fue una situación increíble, ninguno de los médicos había oído hablar jamás de un caso semejante; existieron niños que nacieron con pequeñas cantidades de sangre, pero nunca con un nivel de hemoglobina cero”. Claro está que ante este panorama la expectativa de los médicos acerca de su supervivencia era tan baja como sus niveles de sangre; la señora Vignes, de 31 años, había acudido a la clínica en la semana 34 de su embarazo, sintiendo que algo andaba mal ya que no sentía a su bebé moverse en absoluto. Al llegar, los médicos de guardia la enviaron a una cesárea de urgencia. Luego del nacimiento, Maisy fue llevada a terapia intensiva.

Fue entonces que le comunicaron la extraña y aterradora noticia de que Maisy tenía apenas una ligera sustancia plasmática en sus venas, nada de sangre. Ya que no le encontraban las venas, recibió las primeras transfusiones mediante el cordón umbilical. Su color, de una palidez espectral, sorprendió a su padre, el único familiar que la pudo ver en la incubadora.

Los médicos del Hospital Regional del condado de Waterford (sur de Irlanda) temían que, de sobrevivir, la niña tuviera una capacidad mental reducida. Por eso seis semanas antes del parto previsto le realizaron a la madre una cesárea de urgencia.

Luego hubo tres transfusiones para proporcionar sangre a la pequeña, la primera de ellas realizada a través del cordón umbilical. Después de dos semanas en la unidad de cuidados intensivos, el sistema sanguíneo de la bebé alcanzó los índices normales y Maisy fue dada de alta.

Finalmente la pequeña, nacida en diciembre de 2009, superó cualquier pronóstico adverso y a los quince meses pronunció su primera palabra: ‘Dadda’. Esta semana Maisy empezó a acudir a la guardería, lo que demuestra que incluso un cuadro clínico tan grave como el suyo puede ser superado con una intervención médica acertada.

http://atraviesalodesconocido.blogspot.com.es/2016/05/el-caso-de-la-bebe-que-no-tenia-sangre.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.