Emergen ancestrales petroglifos chorotegas en una isla de Nicaragua por la sequía

Portada - Algunos de los petroglifos hallados en Punta La Tijereta, cerca de la comarca San Ramón, en la isla de Ometepe. (Fotografía: La Prensa / Carlos Coronel Kinloch)

 

Los Chorotegas fueron un pueblo mesoamericano que habitó América Central formando el mayor grupo étnico precolombino de la región donde se encuentran las actuales Costa Rica y Nicaragua. Se estima que llegaron a tierras centroamericanas entre los siglos VI y VII, y se les considera la cultura mesoamericana situada más al sur del continente.

En Nicaragua se asentaron en la vertiente del Pacífico, de donde desplazaron a otros pueblos. También ellos tuvieron que enfrentarse a las aparición de otras civilizaciones como la de los Nicaraos: pueblo de idioma náhuatl que, a su vez, se asentó en la región del istmo de Rivas nicaragüense, a orillas del Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca.

Tras la llegada de los europeos, el pueblo Chorotega luchó en feroces batallas contra los españoles, pero finalmente fue derrotado. En el siglo XVI, muchos de sus pobladores fueron enviados a minas de oro de México, Panamá y Perú.

Ahora, según informaciones publicadas por el diario nicaragüense La Prensa, la sequía que ha afectado a Nicaragua durante más de 30 meses, además de provocar la disminución del nivel de las aguas del Lago Cocibolca, también ha sacado a la luz nuevos petroglifos en la hermosa isla de Ometepe, más concretamente en un sector del sur, conocido como Punta La Tijereta.

La disminución del nivel de las aguas del Lago Cocibolca o Gran Lago de Nicaragua debido a la sequía ha sacado a la luz nuevos petroglifos en la hermosa isla de Ometepe. (Public Domain)

La disminución del nivel de las aguas del Lago Cocibolca o Gran Lago de Nicaragua debido a la sequía ha sacado a la luz nuevos petroglifos en la hermosa isla de Ometepe. (Public Domain)

“Es extraordinario que esa pieza esté emergiendo del agua, porque en Ometepe el agua se ha retirado unos 200 metros en algunos lados como en Moyogalpa y Esquipulas. Sin embargo donde están estos petroglifos, ese retiro del agua no se ve, porque es la zona más profunda del lago y el hecho de que estén emergiendo ahí, significa que se hicieron en un momento en que el nivel dejaba aflorar esa roca para que la gente la trabajara”, ha declarado a La Prensa el arqueólogo Rigoberto Navarro Genie, director del centro Éveha Nicaragua.

Además, este investigador ha explicado que se trata de una serie de petroglifos a través de los cuales el pueblo chorotega representó diversas figuras antropomorfas, máscaras y hasta un lagarto: “Cuando solamente hay caras les llamamos máscaras porque no tienen cuerpo, pero no son solo cabezas sino que tienen decoración en la cabeza, un penacho o tocado de plumas”.

Los petroglifos recientemente descubiertos muestran diversas figuras antropomorfas, máscaras y hasta un lagarto. (Fotografía: La Prensa / Carlos Coronel Kinloch)

Los petroglifos recientemente descubiertos muestran diversas figuras antropomorfas, máscaras y hasta un lagarto. (Fotografía: La Prensa / Carlos Coronel Kinloch)

Al encontrarse bajo las aguas del lago hasta hace poco tiempo, los petroglifos no han sido estudiados de forma rigurosa. Pese a ello, Navarro Genie, como experto en la materia, los data entre el año 200 a. C. y el año 900: una época en la que la isla de Ometepe se hallaba poblada por tribus pre-chorotegas y/o chorotegas.

La localización exacta en la que se encuentran los petroglifos es una zona de difícil acceso, y solo son visibles desde el agua. Por último, con relación al motivo por el que los situaban en lugares tan recónditos, Rigoberto Navarro Genie ha añadido:

“Estaba relacionado con una ritualidad a una deidad, entonces no estaban diseñados para que los hombres los vieran sino para entrar en contacto con la naturaleza y los dioses. Se hace necesario un inventario completo del lugar en el cual se estima un total que podría estar entre 80 y 100 motivos grabados. El estudio del arte rupestre del lugar podría servir para interpretar la antigua función social del sitio y su entorno. Además, es la oportunidad para aplicar algunas técnicas nuevas de documentación de arte rupestre”.

Otro de los muchos petroglifos que pueden encontrarse diseminados por la isla de Ometepe. (Public Domain)

Otro de los muchos petroglifos que pueden encontrarse diseminados por la isla de Ometepe. (Public Domain)

Imagen de portada: Algunos de los petroglifos hallados en Punta La Tijereta, cerca de la comarca San Ramón, en la isla de Ometepe (Nicaragua). (Fotografía: La Prensa / Carlos Coronel Kinloch)

Autor: Mariló T. A.

– See more at: http://www.ancient-origins.es/noticias-historia-arqueologia/emergen-ancestrales-petroglifos-chorotegas-una-isla-nicaragua-por-la-sequ%C3%AD-003447?nopaging=1#sthash.6uNwHDjc.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *