Charla con Juan Enriquez: Prepárense para una nueva especie humana

Ahora que podemos reescribir el código de la vida, la evolución darwiniana no puede detenernos, la capacidad para diseñar la vida va a provocar una revolución que minimizará lo que significó las revoluciones industrial y digital, comenta Juan Enriquez, un escritor, inversor y director general de Excel Venture Management.

Gracias a las nuevas tecnologías genómicas, los científicos no sólo han sido capaces de leer los genomas de los organismos más rápido que nunca, sino que también pueden escribir cada vez más complejos cambios en dichos genomas, creando organismos con nuevas capacidades.

Enríquez, en una conferencia Technology Review ‘s EmTech, dijo que nuestra nueva capacidad para escribir el código de la vida va a transformar profundamente el mundo tal como lo conocemos. Dado que ya podemos diseñar nuestro propio entorno, la humanidad se está  moviendo más allá de los límites de la evolución darwiniana. La consecuencia de esto, dice, puede ser una especie completamente nueva.

Enríquez es autor del best-seller mundial As the Future Catches You: How Genomics & Other Forces Are Changing Your Life, Work, Health & Wealth. Su publicación más reciente es un libro electrónico (eBook), Homo Evolutis: A Short Tour of Our New Species.

Transcribimos aquí la charla que Emily Singer, editora senior de Technology Review tuvo con Enríquez.

¿Por qué crees que vamos hacia una nueva especie humana?

La nueva especie humana comienza a diseñar la evolución de los virus, las plantas, los animales y a él mismo. Al hacer eso, inclina de manera significativa las reglas de Darwin, y a veces las rompe. Al tomar el control directo y deliberado de nuestra evolución, estamos viviendo en un mundo donde estamos modificando cosas en función de nuestros deseos.

Si se desactiva la electricidad en Estados Unidos, podría verse morir rápidamente a millones de personas, porque no habría medicamentos para el asma, respiradores, insulina, y una gran cantidad de cosas que inventamos para evitar que la gente no muera. Al final, llegamos al punto donde la evolución se rige por nuestra capacidad de ingeniería. Esto es grande. La cirugía plástica de hoy va a parecer poquita cosa en comparación con lo que viene.

¿Y cómo va a dar forma al mundo esta inminente revolución?

El noventa y ocho por ciento de los datos que hoy día se transmiten están en un idioma que casi no se hablaba hace 30 años. Estamos en un período similar ahora. Pero esta revolución será más amplia, ya que este es un software que escribe su propio hardware.

La gente cree que esta tecnología sólo va a cambiar a las farmacéuticas o la biotecnología, pero es mucho más que eso. Por ejemplo, ya está cambiando la industria química. El cuarenta por ciento de los ingresos de Dupont en la actualidad, provienen de las ciencias de la vida. Va a cambiar todo, cambiará a los países, quién es rico y quién pobre. Se va a crear una nueva ética.

¿Una nueva ética?

Cambiarán incluso las cuestiones básicas, como el sexo. Solía ​​haber una sola manera de tener un bebé. Ahora hay por lo menos 17. Hemos diferenciado el sexo del tiempo. Usted puede tener un bebé en nueve meses, o puede congelar el esperma o el óvulo fertilizado e implantarlo 10 años o 100 años después. Usted puede crear un animal de una de sus propias células. Puede comenzar a alterar las células reproductivas. Cuando se pone todo esto en conjunto, se puede ver que ha cambiado en lo esencial las formas de reprodución y sus reglas.

¿Qué se necesita para crear una nueva especie?

Estamos empezando a ver una acumulación de pequeños cambios. Los científicos han sido capaces de comparar los genomas de neandertales y humanos modernos, lo que revela sólo un 0,004 por ciento de diferencia. La mayoría de estos cambios se encuentran en los genes que participan en el esperma, los testículos, el olfato y la piel.

Al diseñar microbios también nos puede formar como especie. Cuando se aplica la tecnología de secuenciación a los microbios que habitan el cuerpo humano, resulta fascinante. Todos nosotros somos simbiontes, tenemos 1.000 veces más células microbianas en nuestro cuerpo que células humanas. No podríamos digerir ni vivir sin estas células microbianas dentro del estómago. Algunas personas tienen microbios que han mejorado la absorción de calorías. Los diabéticos tienen una piel un poco más dulce, lo cual cambia la fauna microbiana y hace más difícil para ellos poder cauterizar heridas.

La preocupación acerca del mejoramiento humano es que sólo algunas personas tendrán acceso, se crea una gran división económica ¿Crees que será el caso?

En la revolución industrial, llevaba toda una vida construir una industria que duplicara la riqueza de un país. En la revolución del conocimiento, se pueden crear empresas de mil millones de dólares rápidamente con 20 personas. El resultado es que se puede duplicar la riqueza de un país con gran rapidez. En Corea, en 1975, la gente tenía una quinta parte de los ingresos de los mexicanos, hoy tienen cinco veces más. Incluso los lugares más pobres pueden generar riqueza rápidamente. Esto lo encontramos en Bangalore, China. Por otra parte, también puede volverse irrelevantes muy rápidamente.

Los científicos están a punto de secuenciar 10.000 genomas humanos. Usted señala que esto podría poner de relieve una variación significativa en nuestra especie, y que además, esto requiere algunas consideraciones éticas. ¿Por qué?

El tema de la variación genética es una pregunta muy incómoda, y por una buena razón, la hemos estado evitando desde la década de 1930 y 40. Gran parte de la investigación que hay detrás del movimiento eugenésico salió de las universidades de élite de EE.UU. y y fue desastrosamente mal aplicado. Sin embargo, podemos preguntarnos que si existen diferencias fundamentales entre las especies como perros, caballos y aves, ¿es verdad que no hay diferencias significativas entre humanos? Vamos a tener una respuesta a esa pregunta con gran rapidez. Si lo hacemos, tendremos que pensar en un marco ético y moral sobre estas cuestiones que están mucho más allá de la ciencia.

  • Referencia: EmTech, TechnologyReview.com, 19 de octubre 2011, por Emily Singer
  • Imagen: Juan Enriquez, de Technology Review
  • Traducido por Pedro Donaire
  • http://bitnavegante.blogspot.com/2011/10/charla-con-juan-enriquez-preparense.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+bitnavegante+%28BitNavegantes%29&utm_content=Google+Reader&utm_term=Google+Reader

0 comentarios en “Charla con Juan Enriquez: Prepárense para una nueva especie humana

  1. Cuerpos físicos a la carta… da pena, aun y cuando muchos piensen o crean que esto es avance.

    Estamos llevando por el lado de la ciencia directamente lo que es una clara manipulación, no tiene mayor puntuación sino que la manipulación. Esta manipulación está fundamentada, financiada y diseñada solamente para un cierto sector de la «humanidad».

    No voy a decir que la ciencia puede y debe intervenir para mejorar o remediar males genéticos o de otra índole, que de otra forma condena al ser humano. Pero hoy por hoy me he vuelto tan falta de fe en este sector o medio como que me lo miro de reojo y mejor como que no, yo por lo mrnos, La cirugía pasó de ser reparadora a ser modeladora a la carta, igual que la genética… esto es detestable, pero cada uno tendrá su punto de vista de acuerdo a sus propias necesidades. No voy a decir tampoco que esto es un atraso, ya que lo que manipula el hombre quizás sea insignificante comparado a la corrección que la propia Naturaleza o la vida se pueda ver obligada a efectuar.
    Lo que es detestable es el bombo y platillo de estos «avances», que como siempre, están enfocados a determinado sector de población, ya que al igual que lo expresan, ellos esperan su reconocimiento y galardón, y nosotros, embobados… ay… mira ya no seremos viejitos… ay, mira… ya no vamos a tener problemas físicos porque nos cambiaremos de cuerpo y todo… en fin… el tema puede tener mucho «filete», depende y como se lo coja. Yo con pinzas

  2. Evidentemente, éste es un gran tema, pero que hay que mirar de tratarlo con las finas pinzas de la ética universal.

    Recordemos siempre antes de actuar, que incluso habiendo evolucionado exponencialmente en el conocimiento, no debemos caer en la idiotizante altivez de creernos a la altura de la sabiduría universal,

    Podemos alegrarnos de subir en los peldaños del conocimiento, pero hay que darse cuenta que la sabiduría universal, es otra cosa. Y bien haríamos en alentarla en todos los medios, con mayor intensidad, supuesto que el conocimiento, mal aplicado, no aportará ningún bien a la sabiduría universal y a su entera comprensión a todo nivel por el género humano.

    En otras palabras, que un árbol, no nos prive de observar el bosque con la nitidez necesaria, porque seguro que al adentrarnos en el bosque, nos perderíamos sin remisión.

    El conocimiento ilimitado, de por sí, no es malo. Lo malo para la humanidad, sería mezclarlo con la irresponsable codicia de unos cuantos que llegaran a creerse los auténticos dioses del universo.

    Punto nada más lejos de la realidad universal de todos los tiempos.

    La única realidad si queremos verla claramente, la tenemos enfrente de nuestras narices a diario, analizando todo lo que acontece en nuestro entorno que es mucho más de lo que vemos e incluso de lo que nos marca la intuición.

    Tratando de comprender con suma prudencia y alto respeto la información que saquemos del medio en que habitamos y de aplicar nuestros conocimientos y acciones en pos de un equilibrio y concordia universal, que beneficie a todos los seres que estamos presentes en el universo.

    Os deseo paz y concordia a raudales.

    Ferran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.