El Palacio de Topkapi en Estambul: centro de poder y harén de los sultanes otomanos

Portada - Palacio de Topkapi, Punta del Serrallo (Sarayburnu) y Cuerno de Oro al amanecer, fotografiados desde la estación terminal del ferry del Harén situada en la orilla opuesta del Bósforo, Estambul. (CC BY-SA 3.0)

 

El palacio de Topkapi, cercano al estrecho del Bósforo, fue testigo de las mayores glorias y las más tristes tragedias de la historia del Imperio Otomano. En la actualidad el palacio de Topkapi es un museo, pero hace menos de cien años era aún el hogar del sultán, su harén y sus numerosos sirvientes.

El palacio fue construido en Estambul entre los años 1466 y 1478 por encargo del sultán Mehmet II. Tras la conquista de la ciudad de Constantinopla en el año 1453, el sultán necesitaba un nuevo hogar en el que vivir y desde el que dirigir el imperio. Topkapi fue edificado sobre las antiguas ruinas de las construcciones de los emperadores bizantinos. Esto quizás se debiera a que los otomanos querían ser vistos como una continuación de la gloria del antiguo poder, no sencillamente como creadores de uno nuevo. A finales del siglo XV, el palacio pasó a ser la residencia principal de los sultanes otomanos.

“Topkapi” significa “Puerta de los Cañones” en turco. El nombre del palacio viene de los grandes cañones que se encontraban a sus puertas. Estos cañones estaban en uso cuando se conquistó la ciudad. El 3 de abril de 1924 se decidió que el Palacio de Topkapi debía ser transformado en museo. De hecho fue el primer museo de la república de Turquía. El palacio continúa situado en el corazón de la ciudad aún en la actualidad, cercano a mezquitas famosas como la de Süleymaniye y la Mezquita Azul, cercanas al Bósforo. Muchas de las construcciones de madera de Topkapi desaparecieron o fueron sustituidas por otras más modernas, pero la estructura principal del palacio aún sigue en pie.

Las tres residencias del Sultán

En su origen el palacio contaba con unos 700-800 residentes, pero con el paso de los siglos este número aumentó hasta las 5.000 personas. El palacio consta de tres complejos principales: El Palacio Viejo, el Palacio Nuevo y el Palacio de Yildiz. El conocido como ‘Topkapi’ es el Palacio Nuevo.

Planta esquemática de los patios del Palacio de Topkapi. (CC BY 4.0)

Planta esquemática de los patios del Palacio de Topkapi. (CC BY 4.0)

El Palacio Viejo fue la primera construcción edificada en la Constantinopla recién conquistada. Sufrió un incendio en el año 1514, tras lo cual la mayor parte de sus residentes se trasladaron al Palacio Nuevo. El Palacio Viejo fue reparado y reconstruido en parte, pero el fuego lo destruyó de nuevo durante el reinado del sultán Abdülaziz, que ejerció su dominio entre los años 1861 y 1876. Fue en esta época cuando la Puerta del Comandante en Jefe ocupó el lugar del antiguo palacio. En la actualidad esta puerta forma parte de la Universidad de Estambul.

El edificio del Palacio Nuevo se empezó a construir por orden de Mehmet II, y era mucho más lujoso. Su emplazamiento dominaba el paisaje, y albergaba edificios oficiales, pabellones de recreo, baños, talleres, cocinas, zonas residenciales, etc. Tanto la vida política del sultán como su vida privada se desarrollaban aquí. Era aquí donde el sultán se reunía con sus consejeros, celebraba las victorias de sus ejércitos y decidía sus estrategias. Con el tiempo acabó por ser también el núcleo de la vida familiar del sultán, además de un centro de cultura y conocimientos.

El sultán Mehmet II dio orden de que se iniciara la construcción del Palacio de Topkapi en torno al año 1460. (Public Domain)

El sultán Mehmet II dio orden de que se iniciara la construcción del Palacio de Topkapi en torno al año 1460. (Public Domain)

En el siglo XVIII se construyó un nuevo palacio, el Palacio de Yildiz, en el distrito de Besiktas de la ciudad de Estambul. Se trataba de un palacio de verano para el sultán Selim III (1789-1807). El sultán Mahmud II (1808-1839), a quien le encantaba escapar de la multitudinaria corte, pasaba largos períodos de tiempo en este palacio. El Palacio de Yildiz era de hecho algo parecido a un oasis para los sultanes, un lugar en el que descansar sin alejarse de la capital. Sin embargo, este concepto cambió con el sultán Abdulhamid II, que trasladó toda su corte a este palacio.

El corazón del harén

El harén albergaba a cientos de mujeres y a sus hijos. También era el lugar en el que vivían los príncipes hasta los 16 años de edad. Las mujeres de los harenes otomanos recibían la mejor educación posible, y trabajaban para sufragar las finanzas del palacio.

Escena imaginaria del harén del sultán. (Public Domain)

Escena imaginaria del harén del sultán. (Public Domain)

La palabra “Harén” significa “prohibido” en árabe. La mayoría de los hombres no podían entrar en este espacio. Con anterioridad, se encontraba separado incluso del palacio del sultán. Pero esta situación cambió cuando una inteligente mujer robó el corazón de Solimán el Magnífico. Esta mujer había nacido en el territorio de la Corona del Reino de Polonia. Su nombre era Alexandra, pero el sultán la llamaba Hürrem, ‘la alegre’. Era cristiana, y quiso mantener una relación auténtica con el sultán, pero para conseguir su objetivo necesitaba algo de ayuda del destino. Como escribió Andrew Colt en una de sus obras:

Cuando un incendio causó gran daño al Viejo Serrallo (el Palacio Viejo), Roxelana aprovechó la oportunidad para pedir permiso al sultán para vivir en el Palacio Nuevo – que hoy conocemos como Topkapi –, centro de la vida política y de la corte del sultán, en la que también tenía éste su propia estancia. Ella trajo consigo multitud de eunucos, blancos y negros, sirvientes y criados; una vez instalada allí, allí se quedó. El harén y el estado ya no estarían separados nunca más. Las consecuencias de ello resultaron ser deplorables.

El centro de poder del Harén se encontraba en los aposentos de la Valide Sultán. La Valide era la Reina Madre, primera dama del harén del Imperio Otomano. Esta mujer, que ejercía su dominio sobre el harén, podía ser madre o esposa de un sultán. La primera gran Valide fue Hürrem Sultán, pero debemos también mencionar a otras como Nurbanu Sultán, esposa de Selim II y Kösem Sultán, mujer de Ahmed I. Todas estas mujeres eran poderosas y poseían los conocimientos necesarios para multiplicar los ingresos generados por el harén.

Retrato de una Valide Sultán. A la derecha se puede observar a uno de los eunucos negros del harén. (Public Domain)

Retrato de una Valide Sultán. A la derecha se puede observar a uno de los eunucos negros del harén. (Public Domain)

Algunas de las decoraciones del harén de Topkapi aún guardan relación con las mujeres que dominaban este lugar en el siglo XVI, aunque la mayor parte de sus elementos datan del siglo XIX y principios del siglo XX.

Una nueva vida para el Palacio

El Palacio de Topkapi disponía de una impresionante biblioteca con su correspondiente archivo, cuya colección contaba con unos 300.000 documentos. Los jardines de Topkapi, en los que había una gran variedad de flores como jacintos, rosas, tulipanes, etc., aún siguen vinculados a la tradición otomana.

Cuando el palacio se convirtió en museo se abrió al público por primera vez en su historia. El museo alberga numerosos tesoros dejados por aquellos que habitaron el palacio a lo largo de sus más de 400 años de historia. Esta impresionante colección, ubicada en la tesorería, es tan solo una pequeña parte de la colección completa, que se conserva oculta en lugar seguro.

Palacio de Topkapi, Estambul, Turquía. (CC BY-SA 3.0)

Palacio de Topkapi, Estambul, Turquía. (CC BY-SA 3.0)

Aparte de los retratos, joyas y objetos personales que pertenecieron a los sultanes y a sus familias, la exposición incluye también reliquias sagradas, entre ellas objetos relacionados con el profeta Mahoma.

En la actualidad, el Palacio de Topkapi da la bienvenida a los turistas a lo largo de todo el año. Se ha convertido en un centro para el conocimiento de la época del Imperio Otomano, y también en un lugar en el que relajarse para aquellos que desean imaginar cómo era la vida en este magnífico palacio en el pasado.

Imagen de portada: Palacio de Topkapi, Punta del Serrallo (Sarayburnu) y Cuerno de Oro al amanecer, fotografiados desde la estación terminal del ferry del Harén situada en la orilla opuesta del Bósforo, Estambul. (CC BY-SA 3.0)

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Kemal Cig Sabahattin, Cengiz Koseoglu, The Topkapi Saray Museum – Architecture, 1988.

Andrew Colt, Suleiman the Magnificent, 2005.

http://topkapisarayi.gov.tr/en/history

http://www.greatistanbul.com/topkapi_palace.html

http://kilyos.ee.bilkent.edu.tr/~history/intro.html

– See more at: http://www.ancient-origins.es/noticias-general-lugares-antiguos-asia/el-palacio-topkapi-estambul-centro-poder-har%C3%A9n-los-sultanes-otomanos-003460?nopaging=1#sthash.XxyYcGTN.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *