“La desinformación que propagan los escépticos de la homeopatía” Dana Ullman.

Dana Ullman – mundonuevo.cl

Es suficientemente sorprendente que muchos escépticos de la homeopatía realmente dicen que “no hay investigaciones” que hayan demostrado que las medicinas homeopáticas funcionan. Tales afirmaciones son claramente falsas y sin embargo estas aseveraciones son corrientes en Internet e incluso en artículos publicados por científicos. Tan solo una pequeña revisión de la literatura disponible puede descubrir muchos estudios de alta calidad que se han publicado en revistas médicas y científicas altamente respetadas incluyendo The Lancet, BMJ, Pediatrics, Pediatric infectious disease journal, Chest y muchas más. Aunque algunas de estas mismas publicaciones también han publicado investigaciones con resultados negativos hacia la homeopatía, sencillamente hay muchas más investigaciones que muestran un efecto positivo en vez de negativo.

Las declaraciones erróneas y la desinformación sobre la homeopatía son predecibles debido a que este sistema médico ofrece una amenaza viable y significativa a los intereses económicos de la medicina y no digamos la filosofía y visión global de la bio medicina. Es por lo tanto no de extrañar que la British Medical Association tuvo la audacia de referirse a la homeopatía como “brujería”, es bastante  predecible que cuando se va de caza de brujas, inevitablemente se encuentran “brujas”, especialmente cuando hay ciertos beneficios en la demonización de un competidor potencial.

Los escépticos de la homeopatía aseveran desde hace mucho tiempo que las medicinas homeopáticas no contienen “nada” porque están demasiado diluidas. Sin embargo, estudios más recientes realizados en el prestigioso Indian Institute of Technology ha confirmado  la presencia de “nano partículas” de las sustancias iniciales incluso en diluciones muy altas. Investigadores han demostrado a través de Microscopia Electrónica de Transmisión (TEM), difracción de electrones y análisis químico por inducción de Espectroscopía Acoplada de Emisión Plasma-Atómica (ICP-AES), la presencia de entidades físicas en estas diluciones extremas. A la luz de esta investigación, se puede afirmar hoy que cualquiera que diga o sugiera que no hay “nada” en  la medicina homeopática o bien carece de información o no está siendo sincero.

Debido a que los investigadores recibieron confirmación de nano partículas en dos potencias diferentes altas (30C y 200C) y debido a que probaron cuatro medicinas diferentes (zincum met/zinc, Aurum met./oro, Stannum met/laton, y Cuprum met/cobre), estos concluyeron que este estudio ofrece “pruebas concluyentes”.

Aunque los escépticos de la homeopatía pueden suponer que las dosis homeopáticas son todavía demasiado pequeñas para tener cualquier reacción biológica, tales suposiciones también han demostrado ser erróneas. El campo multi-disciplinario de efectos a baja dosis se llama “hormesis” y aproximadamente 1.000 estudios de una amplia variedad de especialidades científicas han confirmado efectos biológicos significativos y a veces sustanciales de dosis extremadamente reducidas de ciertas sustancias en ciertos sistemas biológicos.

Un número especial de la revista Human and Experimental Toxicology estuvo dedicado a la interfaz entre la hormesis y la homeopatía. Los artículos en este número verifican el poder de dosis homeopáticas de diversas sustancias.

Para concluir, se debe constatar que el escepticismo de cualquier tema es importante en la evolución de la ciencia y la medicina. Sin embargo, como indica anteriormente el premio nobel Brian Josephson, muchos científicos tienen una “descreencia patológica” sobre ciertos temas que finalmente crean una actitud poco sana y poco científica que bloquea la verdad real y la ciencia real. El escepticismo de la mejor clase es cuando sus defensores no intentan cortar la investigación o cerrar la conversación sobre un tema, sino explorar  posibles nuevas (o viejas) maneras para entender y verificar fenómenos extraños, pero poderosos. Todos tenemos este reto mientras exploramos y evaluamos los efectos biológicos y clínicos de las medicinas homeopáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *