Aida. La alergia a la humedad es en realidad alergia a los hongos

por Todoalergias.com.

Mucha gente tiene reacciones alérgicas cuando está nublado, llueve o va a llover, cuando hay niebla o en días especialmente húmedos y creen que padecen alergia a la humedad. En realidad lo que tienen es alergia los hongos.

No se trata de hongos comestibles, sino de hongos muy pequeños, microscópicos, de moho. De repente, cuando  la temperatura y humedad son favorables, de los hongos salen las esporas, unas células que les sirven a los hongos para reproducirse. Y cuando hay esporas en el aire, aparecen las reacciones alérgicas.

No es un fenómeno que suceda en una época determinada del año, sino en cualquier momento, dependiendo de la temperatura y la humedad; aunque, es más frecuente en otoño. Además, todo el proceso es muy rápido: sucede así, de repente y desencadena las reacciones de los que padecenalergia a la humedad.

¿Dónde hay hongos?

En general en lugares húmedos.

Dentro de la casa, son frecuentes en viviendas húmedas y mal ventiladas, en manchas de humedad, pero también en:

  • Trasteros y desvanes
  • Sótanos
  • Bodegas
  • Baños
  • Neveras
  • Despensas
  • Cubos de basura
  • Alfombras
  • Debajo de los fregaderos
  • Equipos de aire acondicionado descuidados
  • Macetas

Al aire libre, en:

  • Tierra
  • Vegetación
  • Madera en descomposición

En lugares de trabajo:

  • Silos y almacenes de frutas y verduras
  • Establos
  • Industrias que usan la fermentación (lácteos, cervezas, medicamentos)

Vamos que hay muy pocos lugares libres de hongos y mohos: se los encuentra desde el nivel del mar hasta los 3.000 metros de altitud.

Síntomas de alergia a la humedad (alergia a los hongos):

  • Estornudos
  • Lagrimeo
  • Tos
  • Picor de ojos, nariz y garganta
  • Ojos enrojecidos
  • Moqueo, no hay pañuelo que te resista
  • Pitos en el pecho

Consejos para alérgicos a la humedad (hongos):

En casa:

  • Eliminar de la vivienda las manchas de humedad.
  • Reparar filtraciones.
  • Ventilar el baño después de ducharse o bañarse.
  • Limpiar con lejía las zonas húmedas (lavabos, fregaderos, etc.).
  • Eliminar las basuras rápidamente.
  • Mantener limpio el frigorífico.
  • Evitar las plantas de interior.

Fuera:

  • No salir al campo en días húmedos y lluviosos.
  • Evitar sótanos, almacenes de granos y bodegas.
  • No cortar la hierba.
  • No recoger hojas secas.

Atención: la humedad puede también influir en la alergia a los ácaros o al polen.

Fuentes: Unidad de Alergia Infantil, MedlinePlus, AAAAI, AlergoMurcia.
Foto: John-Morgan/Creative Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *