Aida. 365 días de colores en su patio: las plantas que florecen todo el año

por La Gran Época

365 días de colores en su patio: las plantas que florecen todo el año

(Worms)

Las variedades de plantas que florecen durante todo el año son ideales si desea disfrutar del color de las flores sin importar la estación del año en la que nos encontremos.

Tener flores, color y aromas en un jardín, una terraza o en un balcón durante las cuatro estaciones es posible, pero para ello tenemos que conocer las especies que vamos a plantar. Entre ellas, principalmente se encuentran algunos arbustos perennes que tienen la capacidad de embellecer y resaltar los rincones en los que se encuentran.

A continuación, le brindamos una selección de aquellas plantas que cumplen con esta característica y que además puede tener en macetas o plantadas sobre el césped de su patio o jardín.

Verbena (Pixabay.com)

Verbena (Pixabay.com)

Verbena: es un arbusto que florece todo el año, y que mide entre 20 y 30 centímetros de altura. Es una planta que necesita exposición al sol pleno, y un riego a diario pero con poco agua. Esta especie también tolera que se la cultive en macetas.

Lavanda (Pixabay.com)

Lavanda (Pixabay.com)

Lavanda: este es un arbusto de flores realmente lindas y delicadas, que poseen un color azul violeta y que transmite una belleza y un aroma inconfundible a cualquier jardín. Esta planta, como flor cortada, recibe múltiples usos y aplicaciones.

La lavanda requiere una poda cada dos meses y que alcanza los 50 centímetros, pudiendo plantarla tanto en tierra como en macetas profundas. El riego para esta planta debería ser de dos veces por semana y es una planta que prefiere el sol.

Clavelina (Pixabay.com)

Clavelina (Pixabay.com)

Clavelina: esta planta que florece tanto en invierno como en primavera, presenta flores de colores mezclados, que le aportan un especial atractivo al jardín. Además, esta planta que se cultiva en jardineras o macetas, necesita de un riego diario y recibir el sol unas seis horas al día.

Crisantemo (Pixabay.com)

Crisantemo (Pixabay.com)

Crisantemo: esta planta es muy conocida por adornar las tumbas en los cementerios, pero puede lucir en nuestras casas y jardines en todo su esplendor gracias a su colorida floración.

Hay una amplísima variedad de crisantemos. Son muy conocidos por sus colores rosas, rojos, naranjas, amarillos o blancos. Además de su vivo colorido, otra de sus ventajas es su floración tardía, hasta noviembre, llenando nuestros jardines de color cuando el resto de las flores comienza a desaparecer. Los crisantemos exigen muy pocos cuidados, salvo regarlos con regularidad si no llueve. Es importante quitar las flores marchitas a medida que éstas aparezcan, para promover la aparición de nuevas flores.

Begonia (Pixabay.com)

Begonia (Pixabay.com)

Begonia: la mayoría de las especies tiene su hermosa floración durante todo el año. La begonia debe ser regada abundantemente si es que se cultiva en zonas con escasas precipitaciones. El riego debe realizarse siempre que la tierra, donde está sembrada la planta, se encuentre seca.

Geranio (Pixabay.com)

Geranio (Pixabay.com)

Geranio: figura entre las plantas que más se producen y se emplean en Europa con fines ornamentales. De hecho, forman parte del paisaje urbano en numerosas ciudades del centro y sur del continente. Cada año, según las estimaciones, el mercado europeo de geranios comercializa unos 600 millones de ejemplares, de los cuales 250 millones se venden en Alemania y otros 200 millones, en Francia. En España, la cifra es de 15 millones anuales. Son sencillos de cuidar ya que no necesitan de mucha humedad y lucen espléndidos todo el año.

Las flores han cumplido un rol muy importante a lo largo de la historia. Más allá de embellecer y armonizar los espacios con su innumerable despliegue de formas, colores y aromas, su principal propósito es ayudar a la reproducción de las plantas. Cuando los insectos, pájaros y algunos murciélagos se acercan a mirar la flor y absorben su néctar, sin saberlo están polinizando las plantas moviendo el polen de plantas de los estambres masculinos a los pistilos femeninos.

Las flores pueden alimentar igualmente a los insectos, a los pájaros, a los animales y a los humanos y asimismo proporcionar medicinas naturales para ellos.

Además, proporcionan un atributo atractivo a una planta que de otro modo sería simple y con hojas verdes solamente. Sin las flores, este regalo hermoso que nos provee la naturaleza, seguramente el mundo sería mucho menos colorido. ¡Cuidémoslas!

Artícul original aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *