Adriana – Robots guerreros, como se temía

http://www.mercado.com.ar/

Cirujanos robots que operan el cerebro humano. Que sirven a los clientes en hoteles y restaurantes. Que hacen todas las hamburguesas de Mc Donald´s. Que reemplazan obreros en las fábricas, empleados en las oficinas, o que prestan todo tipo de servicios sin asistencia humana. No es el futuro. Está ocurriendo ya. Los pesimistas dicen que desaparecerán millones de empleos. Los optimistas aseguran que habrá otros nuevos. Pero los desplazados tendrán que aprender rápido las nuevas habilidades o permanecerán desempleados. La irrupción tecnológica es veloz y constante. Los enfoques que siguen ayudan a entender el problema.

El Nautilus se anticipó al submarino y Robocop al robot soldado. El mundo no va hacia delante: gira y gira como dice el tango. Ha vuelto la carrera armamentista. Esta vez EEUU., con dos enemigos a la vista, introduce inteligencia artificial.

rob

Para el Pentágono ha comenzado la era de competencia entre Estados Unidos, China y Rusia, y que así como en un momento la ventaja fue dada por la tecnología nuclear (en los 50) y más tarde por los misiles autodirigidos ( en los 70) los próximos 25 años serán la era de la inteligencia artificial. Esto implica aviones, barcos y submarinos sin personal humano dentro

Los expertos del Pentágono hacen una distinción entre “inteligencia artificial estrecha· e “inteligencia artificial amplia. La primera son máquinas o drones que están autorizados a hacer determinadas acciones dentro de parámetros claramente definido. La segunda, podría ser un misil que decida por sí solo dónde y cuándo golpear. Para los próximos 10 o 15 años lo que está en proyecto es utilizar para las guerras la IA estrecha.

Para el Pentágono este sería el tercer gran salto tecnológico . El primero fueron las armas nucleares para desalentar una posible invasión soviética a Europa occidental; el segundo, el desarrollo de armas de precisión, que tanto se usaron entre los 70 y los 90, especialmente en la Guerra del desierto contra Saddam Hussein.

La posición del Pentágono y el Ministerio de Defensa es que China y Rusia está invirtiendo en las mismas tecnologías, principalmente en el sector privado al que accede cualquiera. Estados Unidos, en cambio, tiene varias ventajas. Tiene muchos aliados y sus fuerzas armadas tienen más experiencia en integrar capacidades de mar, aire y tierra. Según ellos, sus competidores no tienen esa experiencia.

La historia es la de siempre, los enemigos temen que del otro lado estén desarrollando las armas de siguiente generación (esta vez armas que actúen solas) y entonces invierten cada vez más para superarse unos a otros.

El subsecretario de Defensa Robert Work dijo que el Pentágono todavía no ha solucionado el tema de las máquinas autónomas pero sigue estudiando. El ejército norteamericano ha creado una fuerza que confía fuertemente en el poder de decisión de sus tropas, pero que los “regímenes autoritarios” pueden encontrar armas que actúen en forma independiente más atractivas porque consolida la capacidad para tomar decisiones entre un puñado de líderes, dijo.

“Nosotros no vamos a delegar autoridad letal a una máquina para que tome una decisión”, dijo Work. “El único caso en que sí delegaremos autoridad a una máquina es en casos en que se necesite actuar más rápido que en el tiempo que toma la reacción humana, como una guerra electrónica o ciberguerra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *