Adriana – Para qué me levanto todas las mañanas

http://www.mercado.com.ar/
http://mauandayoyi.blogspot.com.ar

Según los japoneses, todos tenemos un ikigai escondido. Pero para encontrarlo hace falta una profunda y larga búsqueda dentro de uno mismo. Creen que el descubrimiento que se hace del propio ikigai trae satisfacción y significado a la vida.

wake

¿Qué es “ikigai”?

La palabra ikigai se usa para describir por qué me levanto cada mañana. En una cultura de mucho trabajo y con un sentido tan claro de dirección y propósito en la vida ese descubrimiento llega como una sorpresa.

O sea, ikigai es una forma sexy y filosófica de describir la búsqueda de nuestra carrera ideal. La búsqueda de ese camino es larga y difícil, pero encontrarlo es importante para el bienestar. Algunos ejemplos de personajes que conocieron los suyos: Wilbur Wright, Henry Ford y Winnie The Pooh:

“Apenas podíamos esperar a que se hiciera de día para levantarnos.” – Wilbur Wright, quien, junto a su hermano Orville, inventaron y construyeron el primer aeroplano exitoso mundial e hicieron el primer vuelo humano en Kittu Hawkc California el 17 de diciembre de 1903.

Construiré un auto para las grandes multitudes.” – Henry Ford, fundador de Ford Motor Company a quien se le atribuye haber sido el primero en fabricar autos a un precio posible para las masas, comenzando con el modelo T en 1908. Costaba US$ 825.

“Cuando te despiertas a la mañana, Pooh,” dijo Piglet finalmente, “¿cuál es la primera cosa que te dices?” “¿Qué hay para desayuno?” dijo. “¿Y tú qué dices, Piglet?” “Yo digo, me pregunto qué va a pasar de interesante hoy?” dijo Piglet. Pooh asintió pensativo. “Es lo mismo,” dijo.

Sea pensar un invento, ir tras un ideal o simplemente el desayuno, los japoneses dan mucha importancia a la búsqueda para descubrir su ikigai, porque ayuda a clarificar aquello que trae sentido a nuestra vida.

¿Cómo se encuentra el ikigai?

Descubrir para qué te levantas todas las mañanas exige una inversión de tiempo y energía. Encontrarlo exige una búsqueda profunda y larga y mucha gente comienza esa búsqueda demasiado tarde. Cuando antes comencemos a buscar nuestro ikigai escondido, antes descubriremos qué trae satisfacción y sentido a nuestra vida.

Algunas cosas para pensar:

Logros: Tus logros son la mejor evidencia de tareas a las que te has dedicado. Piensa en los logros que más te enorgullecen como punto de partida para desenterrar tu ikigai. .

Conocimiento: Saber cuáles son tus áreas de conocimiento especializado te ayuda a pensar cuáles son las áreas que más disfrutas haciendo.¿De qué te gusta hablar? ¿Hay un tema en los libros que lees? ¿Cómo pasas el tiempo cuando estás online?

Habilidades: Hacer todos los días aquello en lo que uno es bueno es la receta para el éxito. Pero hacer aquello que amas te traerá felicidad. A tu ikigai no le importa en qué eres bueno, sólo le importa lo que te gusta hacer, habilidades que desarrollarás durante el resto de tu vida.

Auto imagen: ¿Cómo te ves? ¿Maestra, abogada, madre, trabajadora social, granjera orgánica? Como te ves es el ancla que te ayudará a mantenerte constantemente enfocada en lo que es importante durante toda la vida.

Personalidad: Las diferentes personalidades se adaptan a diferentes tipos de trabajo. Pero conociendo tu tipo de personalidad entenderás por qué ciertos tipos de trabajo te satisfacen y otros no. Por ejemplo, si tienes personalidad artística, tu ikigai puede estar escondido en la expresión artística. O si tienes una personalidad emprendedora, tu ikigai está en la naturaleza de la búsqueda apasionada del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *