“Cómo abordar el cáncer según Deepak Chopra”

Cármen Guerrero – planosinfin.com

Deepak Chopra:

La enfermedad es perder el recuerdo de nuestra verdadera identidad dentro de un todo. Mientras más límites le pongamos a esa identidad, más incómodo está el cuerpo. Ese estado de cosas se refleja de muchas maneras, que pueden expresarse como síntomas. Advierto que esos límites son creados y hacen que el cuerpo no se identifique con el universo; a eso podemos llamarlo enfermedad.

Cada ser humano tiene una manera de autocorregirse, de acuerdo con su identidad. A pesar de tener las mismas condiciones al frente, no todos tienen la misma forma de relacionarse y claramente no responden igual. Por ejemplo: no todos los que fuman desarrollan cáncer de pulmón, lo mismo ocurre con los neumococos, que no causan neumonías a todas las personas.

Los grandes avances que garantizan un buen vivir o que prolongan la vida no han venido de la medicina ni de la forma cómo se tratan las enfermedades, sino de las buenas condiciones de higiene, nutrición y crianza y de mejoras al medio ambiente. Hoy se hace más daño tratando enfermedades que intentando curarlas. Hoy se enfrenta algunos males con bombas atómicas. Un ejemplo de eso es el cáncer.

En el cáncer, las células se autoprograman para destruirse ellas mismas con el fin de autocontrolar su crecimiento y desarrollo. Este proceso se desencadena por señales claras, que permiten completar un ciclo, como ocurre con todo en la vida. Se trata de una función muy importante, que da vía libre a la destrucción de células que se dañan y a la posibilidad de que el cuerpo experimente un cambio permanente. Eso se llama apoptosis. El cáncer se da porque las células pierden el recuerdo de este proceso, de su muerte y se vuelven inmortales a expensas de su huésped.

El primer paso para abordar el cáncer es dejar de percibirlo como una enfermedad terminal y asumirla como una crónica. Eso involucra minimizar el dolor, frenar la inflamación y retardar sus efectos por todas las vías posibles. Lograrlo requiere abordarlo multifactorialmente, de forma holística, proporcionando los tratamientos efectivos. No utilizando bombas atómicas para matar células. Hoy la quimioterapia hace mucho más daño con sus componentes iatrogénicos. El tratamiento del cáncer involucra un gran negocio, pese a sus pobres resultados.  Los sistemas de salud tienen muchos intereses económicos. En Estados Unidos, por ejemplo, por cada congresista hay 28 lobistas de la salud que lo rondan. Y eso lo dice todo.

La mayoría de los cánceres puede prevenirse mejorando los estilos de vida, la alimentación, el medio ambiente e involucrando conceptos epigenéticos, que permiten la intervención de los factores no genéticos que influyen en el desarrollo del organismo, desde que se concibe.

Leer entrevista completa

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *