Aida. ¿Puede el consumo de huevos disminuir la incidencia de diabetes?

por 

En el área de la alimentación y la nutrición existen muchos, muchísimos, mitos y prejuicios  sobre alimentos que creemos dañinos y que en realidad nos favorecen. Lo contrario también es frecuente.

Uno de los prejuicios más extendidos es la creencia, de que el consumo de huevos es dañino, porque aumentan el colesterol en la sangre.

Ya en otra entrada había escrito sobre ésto. Abajo les coloco el vínculo para los que lo quieran revisar.

Hoy vuelvo a insistir con este tema, debido a que recientemente se publicó un estudio científico finlandés, que vincula el consumo de huevos con una menor incidencia de diabetes tipo 2.

Dada la relevancia que reviste la creciente incidencia de diabetes a nivel mundial, cualquier noticia relacionada con este tema tiene mucha importancia.

Pues bien, científicos de la Universidad de Finlandia Oriental estudiaron los hábitos alimenticios de 2332 hombres de entre 42 y 60 años y se les hizo  seguimiento durante 19,3 años.

Miren lo que encontraron:

De acuerdo con los resultados, un aumento del consumo de huevos se correlacionó con un menor riesgo de diabetes. Los hombres que consumieron aproximadamente cuatro huevos por semana tuvieron un riesgo un 37 % menor de enfermedad que los hombres que solo comieron un huevo por semana. Sin embargo, comer más de cuatro huevos por semana no se asoció a ningún beneficio adicional. Se ajustaron otros factores influyentes y aún así no se alteró esta asociación.

Mi recomendación personal es que consuman no menos de 4 huevos a la semana, cocidos de manera sana (nunca fritos), de preferencia orgánicos (lo que aquí en Venezuela llamamos huevos “criollos”) y siempre y cuando no haya alguna contraindicación como las alergias, por ejemplo.

Especialmente importante consumir la yema del huevo, ya que es rica en colina. Un nutriente que no se consigue fácilmente en otros alimentos y que es fundamental para la sinapsis de las neuronas. Es decir, para el funcionamiento del cerebro y de todo el sistema nervioso periférico.

¿Como consumirlos?

Cocidos en agua, escalfados, en tortillas o revoltillos, como parte de preparaciones para hornear, etc.

El huevo frito sí hace daño, pero por frito, no por huevo.

Ah, y no se olviden de consumir los huevitos de codorniz. Son estupendos para niños y adultos. Y es muy raro que produzcan alergia.

¡Buen provecho!

El vínculo a mi anterior entrada:

http://naturopatiaysalud.blogspot.com/2014/05/el-huevo-un-alimento-difamado.html

Y el trabajo original de los científicos finlandeses

Egg consumption and risk of incident type 2 diabetes in men: the Kuopio Ischaemic Heart Disease Risk Factor Studyhttp://ajcn.nutrition.org/content/early/2015/04/01/ajcn.114.104109.abstract

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *