“Luna Azul 2016. ¡Segunda Luna Llena en Sagitario de la temporada!”

www.lunadominante.com

¡El próximo lunes tendremos un evento súper especial, lunáticos!

Se trata de la cuarta Luna Llena de la primavera o lo que es lo mismo: La Luna Azul.

Hay mucha confusión en lo que respecta a las lunas azules. Hay quien asegura que suceden cuando en un mismo mes tenemos dos plenilunios. En realidad no es así; la auténtica Luna Azul es la cuarta Luna Llena de una estación. Lo habitual es que haya tres, una por mes, pero en el caso de que en una estación vivamos cuatro, la que llamamos azul, sería la cuarta, ¿ok?

Horas antes de ingresar en el verano, la Luna, a 29º 33´de Sagitario, se opondrá al Sol en Géminis. A medianoche, el Sol llegará a Cáncer e inauguraremos oficialmente el solsticio de verano (en el hemisferio norte), pero antes, durante todo el Lunes, disfrutaremos del potentísimo plenilunio.

Si recordáis cómo funcionan las fases lunares, el momento del plenilunio es aquel en el que la energía se manifiesta. Es momento de afrontar las verdades que salen a la luz, los resultados obtenidos, las realizaciones y las emociones. Es una Luna de celebración, buena para reunirse con amigos, pero también una Luna intensa.

Al ser la segunda que tiene lugar en el signo del arquero, la realidad a afrontar tendrá que ver con nuestra filosofía particular de vida; con afirmaciones que considerábamos indiscutibles y, sin embargo, no lo son; con falsas creencias; con fanatismos; con cosas que nos apasionan, estudios que nos gustaría realizar y viajes que soñamos con emprender. Puede que esta vez sea el momento de dar el paso decisivo, sobre todo si durante la primera Luna Llena en Sagitario, no te atreviste a lanzarte a la piscina. Durante la anterior lunación, Mercurio aún andaba a medio gas, ahora ya no. Nada te frena para liarte la manta a la cabeza. Sagitario es osado y si gana, es porque se la juega. Pero respetando las normas, queridos míos… Recordar que son tiempos de Gran Cruz Mutable y Saturno es uno de los implicados, empeñado en enseñarnos que no hay atajos y que debemos respetar el modus operandi. Arriesgarnos, sí, pero siempre que lo hagamos en los límites de la legalidad. Si no, el Lord del Karma tarde o temprano vendrá a ajustar cuentas. Además, Saturno se opone a Mercurio en un aspecto partil, en el momento del plenilunio. Cuidado con lo que dices porque está siendo vigilado. Mercurio en Géminis es ultra inteligente y no se le escapa ni una, pero le cuesta concentrarse en una sola tarea y tiene tendencia a la dispersión… y además, es un poco bocazas, para que nos vamos a engañar. Bajo la mirada de Saturno, lo mejor es que se centre en aprender, que se le da de lujo y se olvide un poco de montar el numerito. Todo a su debido tiempo.

El Sol aún sigue muy cerquita de Venus, pero ésta, ya se encuentra en Cáncer, recordándonos lo importante que resulta ser fiel a los nuestros. Como la Luna anda justo en frente, se produce una dicotomía entre necesidad y deseo, y por lo tanto, no será raro sentir una fuerte tendencia a la insatisfacción. Por lo demás, el único planeta al que también aspectan las luminarias es Urano, pero de manera débil. Aún así, las noticias sorprendentes podrían tener cabida durante las próximas semanas. Mantén la alerta.

El regente de la lunación es Júpiter, que desde Virgo (¡oh, sorpresa!) es uno de los implicados en la Gran Cruz Mutable. Nadie dijo que fuera a ser fácil… Seguimos en pleno proceso evolutivo y nos cuesta trabajo por todos lados, pero, ¿sabéis qué? Marte ya está en el grado 23 de Escorpio y es donde estacionará directo. Consecuencia: El plenilunio marca una cuenta atrás de tan sólo 7 días para el final de Marte Rx. 😀 Algo maravilloso que celebrar en esta atípica Luna Azul: En menos que canta un gallo, el Cosmos levanta el freno de mano que nos había puesto desde mediados de abril (Oh, yeah!)

¡Feliz plenilunio, lunáticos!

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *