MUSICA PARA EL ALMA

Descendiendo a la oscuridad del cenote como quien desciende al Xibalbá, este equipo de buzos y fotógrafos noruegos ha logrado captar como nunca antes el esplendor del sistema de cuevas subacuáticas del Toh, en Yucatán, uno de los cenotes más famosos de la península.

Christoffer Brenna, Sebastien Kister y el fotógrafo submarino Jonas Pedersen consiguieron tomar estas imágenes utilizando nueva tecnología que permite una expedición como esta, en la que se necesita iluminación y maniobrabilidad. Por ello se usó una cámara Sony a7s Nauticam, la cual es especial para condiciones de poca luz. La cámara tiene un ISO de 50,000. Esto resulta en la extraordinaria definición de las imágenes –y en este caso, permite que disfrutemos las estalactitas y estalagmitas que penden de los muros del cenote.

La música es del maestro del ambient Biosphere.

Un comentario en “MUSICA PARA EL ALMA

  1. Como si se tratara de otro mundo, estas imágenes nos permiten viajar a donde rara vez se introduce el hombre, despertando la emoción de descubrir. Inquietante y sublime a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *