Aida. Cómo convertir tu azotea en un hermoso jardín

por Productos Ecológicos

Cómo convertir tu azotea en un hermoso jardín

Cómo convertir tu azotea en un hermoso jardín

Las azoteas verdes son una alternativa que repara parte del daño que hemos ocasionado en materia ambiental. En nuestras ciudades cada día se reducen más las zonas verdes para dar paso a la construcción de edificios,  con estos jardines damos vida a nuestras azoteas.

Jardinería ecológica

http://www.productosecologicossinintermediarios.es/Jardineria-ecologica

Accesorios de jardinería biodegradables.

En la azotea se pueden crear todo tipo de ambientes, ya sea desérticos o húmedos, depende del gusto.

Con una azotea verde en casa ayudas al medio ambiente, pues las plantas tienen la capacidad de absorber las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y enfriar la atmósfera. Un metro de tejado ecológico puede filtrar 0.2kg de smog y partículas de aerosol al año, mientras que los nitratos y otros materiales peligrosos en el aire son depositados en el sustrato de crecimiento.

Hay desde aquellas que se asemejan a jardines con árboles y pasto incluidos, a otras que no requieren un mantenimiento exhaustivo y utilizan plantas que no crecen demasiado y con raíces pequeñas, hasta las azoteas verdes donde sólo se colocan macetas con plantas de diversos tipos en una combinación agradable.

Beneficios de las azoteas verdes

Mayor vida útil de los techos. El promedio de vida útil de los techos comunes es de 15 a 25 años debido a los cambios de temperatura y la radiación ultravioleta que aceleran el deterioro de los materiales, provocando encogimiento, formación de grietas y filtraciones. Además, resisten los daños causados por vientos, lluvias e, incluso, vandalismo.

Aislamiento de sonidos. Disminuyen la intensidad de los sonidos provenientes del exterior. Esta cualidad los hace ideales en las ciudades donde el tráfico y los ruidos intensos son constantes.

Regulación de temperatura. Durante las épocas calurosas, los techos ecológicos reducen la temperatura de las habitaciones a través de la transpiración. Con esto, disminuyen considerablemente los gastos en aire acondicionado y consumo de energía.

Hábitat natural. Estas azoteas representan pulmones verdes y hacen las veces de “ecosistemas de paso”, promoviendo la diversidad de especies como abejas, mariposas, pequeñas aves, etcétera.

Aprovechamiento de aguas pluviales. Debido a la tecnología empleada, los techos ecológicas captan el agua proveniente de la lluvia y la reutilizan como sistema de riego, reduciendo las posibilidades de inundación.

Consejos y tips para diseñar tu azotea verde.

Es fácil, sólo necesitas un poco de imaginación y algunos sencillos pasos para que sea un espacio armónico y productor de oxígeno y vida.

Diseño. Observa tu azotea. Identifica las zonas de sol y de sombra para decidir cómo colocar las plantas. Verifica la dirección del viento, ya que ésta te indica de dónde viene la lluvia. Finalmente, imagina como se verá tu azotea.

Impermeabilización. Antes de colocar plantas en tu azotea verde, asegúrate de que esté bien impermeabilizada. Si no lo está deberás hacerlo.

Macetas. Tus macetas pueden ser botes, latas, cubetas, ollas viejas, huacales, ¡todo lo que se te ocurra! Trata de reciclar toda la basura que te sea posible.

Plantas. Las más recomendables son aquellas que sean más resistentes al calor y al viento.

Acomoda las macetas según las necesidades de cada planta, ofreciéndoles sol o sombra. Usa mosaicos, piedritas, corcholatas o pedazos de madera para poner una base de manera para que el agua no se estanque debajo de éste. Es importante para mantener un drenaje eficiente.

Una vez que tengas tu azotea verde, también tendrás un nuevo espacio en tu casa, un jardín donde podrás sentarte a descansar y disfrutar de la naturaleza.
Los tipos de plantas que puedes utilizar son:

Sol                                           Sol y  sombra                                                Sombra
Agave                                       Alcatraz                                                               Azalea
Bugambilia                             Gardenia                                                              Sellaginela
Nochebuena                          Aretillo                                                                Rododendrum
Jacaranda                               Palma                                                                   Helecho
Limón Begonia                Acanto Sábila                                                Bromelia Agapanto

También puedes colocar algunos árboles medianos como ficus, laurel, limoneros y algunos frutales. El tamaño de éstos árboles no es problema, pues se regula de acuerdo al tamaño de la maceta.

Fuente: Melina Soto. diarioecologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *