Buques rusos contra la Sexta Flota de EEUU en el Mediterráneo

http://mundo.sputniknews.com/
Ruslán Pujov, director del Centro ruso de análisis de estrategias y tecnologías, ha compartido con la cadena Zvezda su visión sobre la presencia de las Armadas de EEUU y Rusia en el Mediterráneo y la futura configuración de fuerzas en la región.

EEUU tiene desplegada en el Mediterráneo la Sexta Flota que cuenta con un grupo de batalla de portaviones y una decena de buques de guerra. Su área de influencia cubre toda Europa, Oriente Medio y el Norte de África pero la atención se centra en Siria, Líbano, Chipre, Israel y Turquía.

Según Zvezda, el objetivo principal de la flota es contrarrestar la unidad operativa permanente de la Marina de Rusia que ha aumentado notablemente su presencia en la región. De acuerdo con las declaraciones del Pentágono, la Sexta Flota es un “instrumento de intimidación”, siempre en alerta total tanto en tiempo de paz como en tiempo de guerra.

USS Ronald Reagan
© FOTO: US NAVY / MASS COMMUNICATION SPECIALIST 2ND CLASS JACOB ESTES

Además, siendo la base de formación de la Marina de la OTAN en las operaciones militares en el sur de Europa, puede actuar de forma independiente y garantizar la política estadounidense en el Mediterráneo sin depender de la política conjunta de actividades militares con otros miembros de la Alianza.

En esta situación, los intereses de los aliados europeos a menudo se ven pasados por alto, como es en el caso del contrabando de armas para los terroristas en Siria. Mientras las naves europeas tratan de interceptar los buques sospechosos de llevar armas a las zonas en conflicto en el Oriente Medio, los estadounidenses rechazan actuar por ‘falta de amenazas directas a sus intereses’, reza el artículo.

Ruslan Pujov, el director del ‘think tank’ ruso especializado en asuntos de defensa, afirmó que la política estándar de EEUU consiste en “causar un conflicto en la región y luego imponerse como un pacificador”.

“La actual escalada de histeria en el mar Mediterráneo no es la primera en la historia. En este momento se ha trasladado a las fronteras de Siria donde los estadounidenses fracasaron completamente pero no admiten la derrota y prefieren llevar a cabo la presión armada desde el mar”, ha detallado el experto.

No obstante, según dice Pujov, “la amenaza de ataque por parte de EEUU ha dejado de tener tanta importancia como lo tuvo en Libia o Líbano” debido a que “Rusia ahora no es el único país que se opone activamente a las actividades de EEUU en la región —muchos aliados de EEUU en la OTAN no siempre comparten la agresividad de su ‘patrón’—”.

A juicio del analista, los países mediterráneos están interesados en obtener ganancias turísticas de la región y no tienen “ningún interés en el petróleo o en las ambiciones de las terceras partes”.

“Los estadounidenses envían destructores y portaviones para persuadir a estas naciones de que ‘cambien de opinión’. Pero estas acciones de EEUU seguramente no podrán afectar a la política de Rusia que va recuperando su presencia en el Mediterráneo y no se espantará ante la escuadra de EEUU, con la que es capaz de rivalizar”, ha afirmado Pujov.

El experto ha recordado que anteriormente en la región estaban desplegados el crucero nuclear portamisiles ‘Pedro el Grande’, el crucero portamisiles ‘Moskva’, el crucero pesado portaviones ‘Almirante Kuznetsov’ y otros buques potentes de la Marina rusa. Además, añade, que “existen numerosas bases de operación para ellos —desde Sebastopol y Novorossiysk hasta varias ciudades de Siria y Chipre—.

“No tiene ningún sentido enumerar todos los buques rusos que están desplegados en el Mediterráneo. No importa si son diez o veinte, porque en cualquier momento su número puede crecer notablemente”, ha dicho Pujov destacando que lo principal es que “son capaces de garantizar la seguridad nacional de Rusia en la región, a pesar de la presencia masiva de buques estadounidenses”.

Asimismo, el analista ha mencionado dos buques lanzamisiles rusos —”Zeleniy dol” y “Sérpujov”— que están de guardia en el Mediterráneo y que —debido a sus misiles de crucero modernos— “son capaces de echar a pique a cualquier titán flotante de EEUU sea un portaviones, destructor o fragata” a pesar de su tamaño relativamente pequeño ante esos gigantes.

“Al considerar la ayuda de la aviación rusa de largo alcance, que ya ha demostrado su capacidad bélica durante la operación en Siria, se puede concluir que el predominio de los portaviones ha llegado a su fin”, ha asegurado Pujov.

La política de demostrar fuerza “funciona ante un rival débil”, pero si otra parte es capaz de responder, las amenazas “no impresionan a nadie”, ha concluido la cadena Zvezda.

Un comentario en “Buques rusos contra la Sexta Flota de EEUU en el Mediterráneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *