Aida. Algunos Pensamientos Tóxicos que lo Detienen de Ser Feliz

por Biblioteca Pleyades


por Alexa Erickson
22 Junio 2016

del Sitio Web Collective-Evolution

traducción de Adela Kaufmann
Versión original en ingles


 

 

A nadie le gustan las malas vibraciones, y aunque muchos de nosotros podemos pensar colocando un escudo anti-mala-vibra nos protegerá de la gente negativa, lugares y cosas, la realidad es que tenemos que mirar hacia dentro para asegurar que vivimos desde un lugar de paz.

Si bien no hay que despreciar y temer la negatividad, ya que podemos aprender mucho de ella, a veces, un estado general de paz es algo que todos anhelamos.

En el caso de este artículo, la felicidad es más acerca de un estado coherente de paz y alegría en la vida versus una emoción fugaz de euforia.

En los mundos del Buda,

“Nos convertimos en aquello que pensamos”,

…por lo que si pensamos negativamente, disminuimos considerablemente nuestras posibilidades de vivir una vida feliz.

Pero el problema para muchos es que los pensamientos tóxicos son aprendidos, y el pensamiento tóxico se convierte en habitual, por lo que no son conscientes de, no sólo su efecto negativo sobre nuestro bienestar, sino también de nosotros teniéndolos en primer lugar.

Pero es hora de romper a través de esta fachada de normalidad.

Aquí están algunos pensamientos tóxicos comunes que usted necesita dejar caer a fin de tener una vida más feliz:

 

1. Pensar que usted es una víctima

Es más fácil pensar que el mundo está en su contra de lo que es admitir que es usted quien debe hacer el cambio.

Tiene que dejar de culpar a otros por sentirse infeliz y quién es usted o de dónde se encuentra usted en la vida. Nunca llegaremos a ninguna parte si asumimos que las circunstancias externas deben cambiar para poder tener éxito.

Usted y sólo usted, es responsable de su destino.

2. Creer que otras personas son mejores que usted

Cuando usted asume que usted nunca será tan feliz, exitoso, cumplido, etc., como alguien más porque, ya sea otros tienen más dinero, mejor estilo, mejor aspecto, o una crianza sana y más amorosa, usted sólo está poniendo obstáculos innecesarios en el camino de su mejor yo.

Al apreciar lo que usted tiene, la ilusión de que otros son mejores se disipa rápidamente, y usted será liberado de la envidia y cualquier otra cosa en el camino de que usted sea quien quiere ser y hacer lo que quiere hacer.

 


3. Tener altas expectativas

Tengo una amiga que solía deprimirse tanto sobre sí misma debido a que un amante, un amigo o un miembro de la familia no cumplió con sus expectativas.

Ella hacía que las personas se sintieran especiales y queridas, y ella quería que otros fueran así y le organizaran fiestas sorpresa de cumpleaños, le dieran regalos extravagantes, y llamadas telefónicas diarias para ser recíprocos.

Al centrarse en estas expectativas específicas, ella se estaba perdiendo de todas las formas únicas a estas personas en su vida por encima y más allá.

Cuanto menos usted espere, es menos probable que sea decepcionado, y más usted será capaz de ver lo bendecido que realmente es.

4. La necesidad de tener la razón todo el tiempo

Es energía desperdiciada tratar de convencer a alguien de que usted tiene razón todo el tiempo, ya que nunca podrá ser veraz consigo mismo de que se cometen errores, por lo que nunca será capaz de aprender y crecer a partir de estos errores.

No abrir su mente a diferentes puntos de vista o ser capaz de admitir cuando está realmente equivocado impide el aprendizaje y le impida crear conexiones más profundas con muchos tipos diferentes de personas.

5. Ser temeroso del futuro

¿Alguna vez ha estado teniendo un increíble día, semana o mes cuando de repente comienza a preguntarse cuando va a terminar esa felicidad?

Usted busca cosas que podrían salir mal, desbordando su fantasía: la persona que le hace sentir tan bien podría engañarlo a usted, usted podría ser despedido del trabajo que le gusta y en el que es exitoso, o cualquier número de otras cosas terribles que podrían suceder.

Estos pensamientos tóxicos le impiden vivir en el momento y disfrutando de la felicidad que está experimentando actualmente.

6. Viviendo en el pasado


Así pues, usted lamenta algunas cosas que ha hecho en el pasado, pero, ¿adivine qué? El pasado no la define.

Tal vez le ha dado forma en el sentido de que ha aprendido de el para convertirse en una mejor persona, pero no determinará su destino.

Si decide que su pasado le evitará el éxito, el amor y una vida de satisfacción, entonces, ese será su futuro, debido a que usted lo ha manifestado.

7. Preocuparse por lo que otros piensan de usted


Es una preocupación común entre las masas: expresar su individualidad, intentar nuevas cosas, cometer errores en esas cosas nuevas, tomar decisiones audaces, y así sucesivamente, le pondrán en el asiento caliente, y si falla o hace el ridículo, todos se reirán, o tal vez lo rechazarán.

Cuando permitimos que la preocupación que otros nos juzguen por nuestras acciones para superarnos, nos quitamos nuestra capacidad de prosperar.

Todos hemos tenido que aprender a caminar, y hemos tenido que tomar un buen número de derrames embarazosos antes de llegar abajo.

Pero ¿nos importó? No, porque éramos bebés, y que resultó ser que esa poderosa ignorancia probó ser una dicha, ya que realmente seguimos adelante con lo que se sentíamos natural, correcto, e instintivo.

La vida es demasiado corta para preocuparse acerca de cómo otros reaccionan a una decisión o acción que uno haga que cree que va a contribuir a su felicidad, así es que usted hágalo e ignore a los que odian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *