“Descubrir sin cesar algo nuevo” Omraam Mikhaël Aïvanhov.

www.prosveta.com

El amor se caracteriza por la capacidad de descubrir sin cesar algo nuevo en la naturaleza y en los humanos. Espontáneamente, dos seres que se aman se ven siempre nuevos y se maravillan el uno del otro sin cansarse. Cada día tienen la impresión de encontrarse por primera vez. Pero, ¿qué sucede cuando llega el momento en que, por una u otra razón, dejan de amarse? Se instala la monotonía y el aburrimiento. Se cansan el uno del otro y se ponen a buscar un nuevo amor… para empezar de nuevo a maravillarse cada día.
Sí, el amor tiene unos ojos muy especiales. Por eso, si amáis a la naturaleza, ésta también os parecerá siempre nueva. Por la mañana vais a la salida del Sol: en apariencia siempre es la misma bola de fuego que tenéis ante vosotros; pero si la amáis, tendréis cada mañana la sensación de ver al Sol por primera vez y recibiréis de él una luz nueva, un calor nuevo y unas energías nuevas.

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *