Los misterios de la tumba de la Reina Roja de Palenque

http://www.ancient-origins.es/noticias-general-historia-personajes-famosos/los-misterios-la-tumba-la-reina-roja-palenque-003604?nopaging=1

Portada - Tumba de la Reina Roja con sus restos óseos y ajuar funerario. A la izquierda, reconstrucción facial de la Reina Roja. (TOT Ciències Socials)

En el año 1994, el arqueólogo mexicano Arnoldo González Cruz descubrió una notable tumba maya datada entre los años 600 d. C. y 700 d. C. Pero cuando los investigadores consiguieron acceder a la cámara funeraria, apenas pudieron creer lo que veían sus ojos…
La tumba se encuentra en el interior del Templo XIII, entre las ruinas de la antigua ciudad maya de Palenque. Las excavaciones se llevaron a cabo en el templo para descubrir su secuencia constructiva y los métodos utilizados en su construcción. Un equipo de arqueólogos encabezado por Jorge Acosta dio comienzo a los trabajos en 1973. Finalmente, consiguieron localizar el espacio al que denominaban ‘cámara funeraria’.
El equipo comenzó a limpiar la zona en la que creían que se encontraba la tumba, descubriendo una pequeña puerta bloqueada en la sección vertical del segundo nivel de la subestructura, unos 2,80 metros por encima del nivel de la Plaza del Templo. Cuando desbloquearon la puerta, observaron un pasadizo de seis metros de largo que conducía a una de las galerías mejor conservadas descubiertas en Palenque hasta la fecha. Unos pocos metros más adelante, entre los magníficos corredores y cámaras, aguardaba un auténtico tesoro que dejaría sin palabras a los investigadores.
Puerta de la cámara funeraria con la escalera que conduce hasta ella. (CC BY-SA 3.0)
Puerta de la cámara funeraria con la escalera que conduce hasta ella.

UNA CÁMARA FUNERARIA LLENA DE TESOROS

Cuando los investigadores abrieron la tumba en el año 1994, se quedaron asombrados. Frente a ellos tenían el descubrimiento más increíble que habían realizado jamás. En el corazón de la histórica ciudad de Palenque habían hallado una tumba de una extraordinaria belleza. Como describía Arnoldo González Cruz en sus primeras impresiones tras acceder a la cámara funeraria:
A través de la perforación realizada se pudo observar un aposento perfectamente abovedado de 3.80 x 2.50 metros y donde casi toda el área estaba ocupada por un sarcófago de forma rectangular realizado en piedra caliza. Al sur se observaba la puerta principal y cinco escalones que daban acceso al recinto. Al observar el acceso principal de la tumba, a través de esta horadación, supusimos que los vanos sellados localizados en los extremos de la crujía nos podrían llevar al acceso principal por medio de la localización de otra crujía, por lo que decidimos explorar los vanos localizados al sureste y suroeste del recinto, en vista que presentaban la misma orientación que el acceso principal a la tumba. Después de 15 días de exploraciones pudimos comprobar que estos accesos presentaban escalas internas que ascendían y comunicaban con un edificio localizado en la parte superior. Por otro lado, intentamos por medio de pozos localizar estos accesos desde el exterior, con resultados negativos después de haber excavado hasta ocho metros de profundidad.
En el interior de la tumba, los arqueólogos descubrieron un sarcófago. Dentro del sarcófago hallaron los restos de una mujer de la nobleza junto con algunos objetos, cubiertos unos y otros con polvo de cinabrio rojo.
El esqueleto se encontraba decorado con una impresionante colección de perlas, jade, conchas y agujas de hueso. El cráneo fue adornado originalmente con una diadema hecha de cuentas de jade planas de forma circular. El pecho de la mujer estaba cubierto asimismo de fragmentos planos de jade y obsidiana. Una máscara funeraria hecha de piezas de malaquita cubría su rostro. Dentro del sarcófago los arqueólogos también encontraron una concha marina con una pequeña figurita de piedra caliza en su interior.
Restos óseos de la Reina Roja hallados en Palenque (ontheroadin.com)
Restos óseos de la Reina Roja hallados en Palenque 
Además de la Reina Roja, también fue enterrado un hombre en esta cámara funeraria. Se cree que se trata de su sirviente, y se supone que fue enviado al más allá junto con su reina al morir ésta.

¿QUIÉN FUE LA REINA ROJA?

Los investigadores se refieren a la mujer hallada en la tumba como la “Reina Roja”. Sus restos fueron trasladados al laboratorio del Instituto Nacional de Antropología e Historia mexicano. Al examinarlos se descubrió que la mujer había vivido entre los años 600 d. C. y 700 d. C., datación sugerida por las piezas cerámicas halladas en el interior de su tumba.
Entre los análisis realizados se llevaron a cabo pruebas de carbono-14 y una reconstrucción facial. Con todo esto, el equipo descubrió que la mujer había muerto aproximadamente a los sesenta años de edad y afectada por la osteoporosis. Se descubrió además que su dieta había estado basada principalmente en el consumo de carne. Su dentadura estaba realmente sana, algo poco habitual entre los mayas de la época. Aunque el enterramiento supuso un espectacular descubrimiento, los investigadores no pudieron ocultar su decepción al no encontrar en la cámara funeraria ninguna inscripción o indicación que les permitiera confirmar el nombre de la difunta.
El investigador Arnoldo González Cruz opina que se trata de Tz’ak-bu Ajaw, esposa de Pakal y abuela del último rey maya. En la actualidad, el equipo está buscando las tumbas de los hijos de Pakal, ya que el análisis comparativo del ADN de la Reina Roja y el de los hijos de Pakal podría confirmar la hipótesis del arqueólogo.
Máscara de la Reina Roja hallada en la tumba descubierta en el Templo XIII. La diadema y la máscara están hechas de piezas de jade y malaquita. (Wolfgang Sauber/CC BY SA 3.0)
Máscara de la Reina Roja hallada en la tumba descubierta en el Templo XIII. La diadema y la máscara están hechas de piezas de jade y malaquita. 

LA LEGENDARIA CIUDAD DE PALENQUE

Palenque era llamado Lekamha por los mayas. Esta palabra significa “Grandes Aguas”. Era una ciudad imponente construida hacia el siglo III a. C. y que estuvo habitada hasta finales del siglo VIII d. C. Fue un centro político-administrativo y la capital de muchos reyes y reinas mayas. Sus ruinas se encuentran en lo que hoy es el estado de Chiapas. Cubren una extensión de 2,5 kilómetros cuadrados. Los arqueólogos opinan que hasta la fecha únicamente se ha explorado el 10% de la antigua ciudad de Palenque.
Vista del Templo XIII y el Templo de las Inscripciones de Palenque, Chiapas, México. (CC BY-SA 2.5)
Vista del Templo XIII y el Templo de las Inscripciones de Palenque, Chiapas, México. 
Aparte de la tumba de la Reina Roja, otro importante descubrimiento realizado en Palenque ha sido la tumba de K’inich Janaab’ Pakal, conocido también como Pacal el Grande. Pacal reinó durante el siglo VII d. C. y fue enterrado en el Templo de las Inscripciones.

UNA CIUDAD ETERNA CON UNA REINA DESCONOCIDA

Palenque continúa siendo a día de hoy una de las más famosas antiguas ciudades del mundo, y uno de los lugares más fascinantes relacionados con la civilización maya. Algunos creen que de su localización emana asimismo una energía especial. Miles de personas visitan Palenque en la actualidad para explorar los antiguos secretos de la cultura maya, sentirse aventureros entre las magníficas ruinas y respirar la atmósfera única de una ciudad en la que las mujeres escribían su propia historia.
Tumba de la Reina Roja (Templo XIII), Palenque, Chiapas (México) (CC BY 3.0)
Tumba de la Reina Roja (Templo XIII), Palenque, Chiapas (México)
Los restos de la Reina Roja volvieron a Palenque en junio del 2012. No pudo ser depositada de nuevo en su tumba original debido a la elevada humedad del interior de la pirámide. Sin embargo, sí que fue enterrada en un lugar diferente cercano a su antigua tumba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *