Operación Stay Behind (Gladio)

En los años inmediatamente posteriores a la 2ª Guerra Mundial, la amenaza de una invasión soviética en Europa occidental era considerada “muy real”. Ejércitos soviéticos se congregaban a lo largo del telón de acero y la mitad del continente se encontraba bajo dominio soviético. Los partidos comunistas eran una fuerza cada vez más creciente en muchos países y para occidente (en particular Estados Unidos y sus militares y servicios secretos) el comunismo era una amenaza existencial equivalente a la amenaza Nazi que acababan de derrotar. Los planes anticomunistas habían adquirido tanta importancia que superaban otras consideraciones como la justicia y la democracia.

Crearon un movimiento clandestino ante la posible invasión soviética de Europa Occidental, la idea era que grupos de “guerreros anticomunistas”, fuesen activados en caso de invasión soviética y crearan un movimiento de resistencia o clandestino instantáneo y que también pudieran ayudar a controlar o desbaratar cualquier movimiento comunista local, estaban equipados con alijos ocultos de armas y contaban con dinero y escondites. En sus filas insertaron grupos de Nazis y fascistas en Europa Occidental.
Infantería soviética marchando por la Plaza Roja de Moscú, el 1 de diciembre de 1954.
En plena guerra fría, escenas como esta alarmaron lo suficiente a los Norteamericanos como para impulsarles a instaurar la operación secreta Stay Behind, que involucraba a la milicia fascista y los criminales de guerra. Italia y España fueron semilleros de la actividad anticomunista encubierta.

En Italia el partido comunista local estaba haciendo grandes avances políticos y alcanzó significativos éxitos electorales durante los años 50. Alarmados los Norteamericanos activaron la rama Italiana de la Operación Stay Behind, para crear una organización secreta, cuyo nombre en clave fue Gladio (espada), que reclutó una red de agentes y agitadores derechistas listos para resistir una toma de poder de los comunistas.
Aquí entra en acción Licio Gelli. Sus múltiples contactos con la inteligencia y las comunidades neofascistas le convirtieron en el hombre ideal para el trabajo y supuestamente fue un elemento clave en la Operación Gladio. Gelli había sido iniciado en una logia Masónica de Roma en 1965 y 1967 fue nombrado secretario de la logia P2 (propaganda 2), siendo sus listas de miembros “privadas” al gobierno, Gelli comenzó a transformar la logia en una sociedad secreta política que pudiera servir a la causa anticomunista.
Como parte de la Operación Gladio, la P2 estuvo detrás de varias operaciones de “falsa bandera” que formaron parte de una “estrategia de tensión”, es decir, una serie de ataques que parecían haber sido llevados a cabo por terroristas comunistas y cuyo objetivo era movilizar la opinión pública contra ellos y manchar el nombre de los políticos comunistas legítimos.
En 1981 la logia P2 incluía en sus filas a todo tipo de perfiles, funcionarios, políticos, abogados, jueces, generales y almirantes, “capos” de la mafia, agentes de inteligencia y hombres relacionados con medios de comunicación como “Silvio Berlusconi” (declaraciones ponen a Berlusconi como iniciador del plan de Gelli, para el “renacimiento democrático”).

A pesar de que la iglesia, amenazó con excomulgar a quien se uniera a los Francmasones, varios altos miembros del clero se alistaron, como el arzobispo Paul Marcinkus, director del banco del Vaticano y otros miembros destacados de la curia, que es el “Gobierno” de la Ciudad del Vaticano.

 

Juan Pablo I (Albino Luciani 1912-1988)

Para actuar como sus “agents provocateurs”, la P2 operó en secreto con la CIA y los servicios secretos Italianos para crear las Brigadas Rojas, un grupo terrorista de izquierdas que en 1978 secuestro al Primer Ministro Aldo Moro, cuando se encontraba a punto de lograr un histórico acuerdo con el Partido Comunista de Italia. Después de 55 días cautivo (durante los cuales ni la policía, ni los servicios secretos lo encontraron), fue asesinado.

Un complot de asesinato incluso más increíble, salió a la superficie cuando el propio Cardenal Albino Luciani fue elegido papa Juan Pablo I y murió exactamente “33 días” más tarde. (33 grados Masones)

El papa había prometido limpiar los sectores corruptos de la Curia y las finanzas Vaticanas deshaciéndose de los miembros afiliados a la P2 en el Vaticano y de Marcinkus y sus aliados de la P2.
Dos importantes miembros de la P2 fueron los financieros Michele Sindona (1920-1986), un siciliano que había sido uno de los principales hombre de la Mafia y Roberto Calvi (1920-1982), director del Banco Ambrosiano, el mayor banco privado Italiano. Junto con Licio Gelli, estubieron involucrados en la desaparición de 1.287 millones de dólares, descubierto el fraude en 1982, robados a entre otras entidades “el Vaticano”.

Michele Sindona fue extraditado a Estados Unidos en 1984, murió asesinado en prisión en 1986.

Roberto Calvi (fotografía inferior), el “Banquero de Dios”, fue asesinado en 1982. Poco antes de su muerte, Calvi amenazó con dar a conocer sorprendentes datos sobre las finanzas Vaticanas.

 

Gelli por su parte huyó a Suiza, de donde fue extraditado a Italia, una serie de juicios y apelaciones que duraron hasta 1988 le vieron recibir varias sentencias de encarcelamiento, que culminaron una de “11 años”, en relación al Banco Ambrosiano, pero mientras se encontraba bajo arresto domiciliario, se escapó.

Fue encontrado en la riviera Francesa seis meses más tarde, con 165 lingotes de oro. En Octubre de 1988 fue deportado a Italia y aún no se sabe con certeza si continúa en prisión.

Tal como exigía el plan de la P2, Berlusconi ha logrado amalgamar a la mayoría de medios de comunicación (incluidos T5 y Quatro en España)bajo su control directo o indirecto. Pero, durante su gobierno ha creado un gran número de leyes que parecen beneficiar y/o protegerle tanto a el como a sus socios.

En principio, podría parecer que ha habido una guerra entre facciones (Jesuitas vs Iluminati) pero es una falsa sensación, los dos trabajan para crear la división y así poder atentar contra el orden y crear caos. Este era parte de su plan para la implantación del Nuevo Orden Mundial.

El comunismo de Marx, fue financiado por los Rockefeller. Creadores a su vez del Capitalismo. Tesis + Antítesis = Síntesis.

Recordar que tenemos del lado Norteamericano a los Skull & Bones (sociedad Thule encubierta), el abuelo Bush financió a los Nazis y estos estuvieron involucrados en la Stay Behind. Solo los escenarios cambian, los actores son los mismos.

Son dos brazos del mismo sistema, creado para tenernos esclavos. Y con una nueva crisis económica nos hicieron seguir caminando al Gobierno Único…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.