Lo que lees importa más de lo que crees

La lectura es uno de los mejores hábitos que podemos desarrollar, uno de los mejores regalos que podemos hacernos. De hecho, una buena novela masajea nuestras neuronas. Sin embargo, no vale leer por leer, sumirnos en la lectura de cualquier cosa que caiga en nuestras manos no nos reportará los mismos beneficios, ni a nivel cognitivo ni emocional. Por tanto, es importante que seamos más selectivos a la hora de elegir lo que leemos.

Los contenidos “light” no aportan nada

Un estudio realizado en la Universidad de Florida ha sido la señal de alarma: ha encontrado que las lecturas de los estudiantes universitarios influyen directamente en su nivel de escritura. Estos psicólogos descubrieron que no solo cuenta la frecuencia con la que leemos sino también la calidad del contenido.
En práctica, los jóvenes que leían revistas académicas y literatura escribían con mayor sofistificación y cometían menos errores que quienes se limitaban a leer noticias y contenido web. Como resultado, estos psicólogos han hecho una diferenciación entre la “lectura profunda” y la “lectura light”.

La lectura profunda es lenta y envolvente, rica en detalles sensoriales, emocionales y morales, es una lectura compleja que va más allá de la simple decodificación de las palabras. La lectura profunda se produce cuando el contenido tiene metáforas, alusiones y conceptos complejos, ya sea desde el punto de vista cognitivo o emocional. Cuando una novela es profunda podemos imbuirnos realmente en sus páginas, y promueve la reflexión y la empatía.
Sin embargo, la lectura “light” no nos reporta estos beneficios ya que se trata de una lectura veloz a la que se le presta poca atención y que se olvida al cabo de pocos minutos. Estos psicólogos creen que muchas noticias de los diarios, las revistas de entretenimiento y la mayoría de los contenidos intrascendentes que se pueden encontrar en Internet se pueden catalogar como “lectura light” ya que no promueven la reflexión ni generan una implicación emocional.

La lectura profunda, una explosión de sensaciones para el cerebro

La lectura profunda es una auténtica explosión de sensaciones para nuestro cerebro. De hecho, se ha apreciado que activa diferentes centros cerebrales, que deben trabajar de manera concertada para que podamos entender lo que leemos y vivir en carne propia esas experiencias. La lectura activa el área de Broca, que nos permite percibir el ritmo y la sintaxis, también activa el área de Wernicke, la cual interviene en nuestra percepción de las palabras y su significado, así como el giro angular, que es fundamental para la percepción y el uso del lenguaje.
Por si fuera poco, la lectura profunda activa además otras áreas del cerebro vinculadas con la percepción y las emociones, lo cual indica que no solo estamos comprendiendo lo que leemos sino que estamos viviendo las aventuras a la par de los personajes. Una buena novela es capaz de activar las zonas del cerebro vinculadas con las sensaciones físicas y los sistemas de movimiento, así como el cerebro emocional, el cual nos permite llorar o reír junto con los personajes.
Por eso, no es extraño que se haya apreciado que después de que una persona lee una buena novela, aumenta su nivel de empatía, es capaz de comprender mejor las ideas de los demás, aunque sean diferentes de las suyas, y compartir sus estados emocionales.
La poesía es un ejemplo de “lectura profunda” muy especial. Hace poco los neurocientíficos comprobaron que todos los materiales escritos activan lo que se denomina “red de lectura”, la cual nos permite comprender el texto, memorizarlo y reflexionar al respecto.
Sin embargo, en comparación con la prosa, la poesía activa áreas del cerebro completamente diferentes, sobre todo cuando se trata de poemas que nos gustan. De hecho, los poemas activaban la corteza cingulada posterior y medial de los lóbulos temporales, las partes del cerebro vinculadas con la introspección, así como algunas regiones específicas del hemisferio derecho, las mismas que responden ante la música.
Por tanto, la próxima vez que vayas dedicarle unos minutos a la lectura, asegúrate de que valga la pena. Elige materiales que te emocionen, te hagan reflexionar, despierten curiosidad o te hagan disfrutar.
Fuentes:
Douglas, Y. & Miller, S. (2016) Syntactic Complexity of Reading Content Directly Impacts Complexity of Mature Students’ Writing. International Journal of Business Administration; 7(3).
Adam, Z. et. Al. (2013) By Heart An fMRI Study of Brain Activation by Poetry and Prose. Journal of Consciousness Studies; 20(9-10): 132-158.

3 comentarios en “Lo que lees importa más de lo que crees

  1. Menos mal que esta la Universidad de Florida para hacernos dar cuenta que al leer se tiende a mejorar la escritura!!! Me imagino que habran hecho estudios muy sesudos y extenuantes

  2. Dicen q no debemos dejar de escribir, por q eso afecta el cerebro. Y viendo encuestas es alarmante los jovenes q no pueden comprender textos , y eso a la elite cuyo axioma es, cuanto mas bruto mejor, les cierra perfecto. De ahi, los medios, en pocas manos y los mismos cerebros, y todo este sistema de cultura facil o “light”se va impregnando. Hay q ir x los cerebros x q hasta ahora les resulto muy facil.y es logico q los pequeños terminen cerrando o los oficios se destruyan, no pueden competir, con tamaños delincuentes y criminales..q ahora pretenden enseñar, sentados confortablemente mientras se rien q miles y miles hayan sacado del sistema. suponiendo q no seran afectados sus intereses ,cuando las mayorias se aviven y de hecho, ya esta pasando. el sistema es siempre el mismo sea de uno u otro bando el q habla y les molesta a sus fines es colocado como si fuera lo peor. estan atizando un juego peligroso q sale de los laboratorios más abyectos q existen.asi q sera dura esta etapa, pero hay q enfrentar con lo q se pueda.y nunca con lo q ellos pretenden, q sea. la verdad q ver en Alemania gente colocada en compartimentos, como si fueran animales llevados como burros de carga a otras sociedades , no se q se encuentra de creativo en inventar mezclas de culturas y solo se ve en sus caras, sufrimiento. la verdad q la agenda destos genios,es repugnante.

  3. Bueno… Por lo que veo, el mejor método de idiotizar al colectivo, que han encontrado los que están en la cima de la pirámide; es hipnotizar al colectivo de la nueva generación de Cibernautas, a imbuirse en su celular para ¡ JUGAR POKEMON ! hasta la muerte.

    Ya han habido unos cuantos que han muerto ” accidentalmente ” por no poder separar su atención del “bendito ” jueguito mientras caminaban por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *