Policía de Brasil arresta a 10 personas sospechosas de “planear ataques terroristas” para las Olimpiadas de Río de Janeiro

http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-36860193

Alexandre de Moraes
Image copyrightREUTERS
Image captionEl ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, explicó que las detenciones son parte de una investigación que sigue en curso en todo el país.

La policía de Brasil arrestó este jueves a 10 personas, entre ellas un menor, sospechosas de “planear ataques terroristas” durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 que comienzan el 5 de agosto.

Y siguen buscando a otras dos personas en relación al caso.

Así lo informó el ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, en conferencia de prensa en Brasilia.

De Moraes aclaró que todos los detenidos son brasileños, que no se trata de miembros del grupo autodenominado Estado Islámico (EI), pero que intentaron ponerse en contacto con los yihadistas.

Según el ministro, nunca se reunieron en persona con el grupo extremista, pero le juraron lealtad a través de internet.

“A partir de ese juramento (por internet), la persona pasa a creer que es parte del EI”, explicó.

Seguridad en RíoImage copyrightREUTERS
Image captionBrasil ha desplegado unos 80.000 elementos, entre policías y militares, para la seguridad de los Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Río de Janeiro.

Además, participaban en un grupo virtual llamado Defensores de la Sharia(ley islámica) y compartieron por plataformas como Telegram y WhatsApp varios mensajes que “lamentablemente muestran la degradación de esas personas,celebrando el atentado en Orlando (…), comentado el atentado anterior que ocurrió en Francia“, añadió.

“La intención de uno de ellos era hacer un viaje al exterior” para entrar en contacto con EI, aunque el viaje nunca se realizó, al parecer por falta de dinero, agregó De Moraes.

La intercepción de mensajes, que la justicia de Brasil puede hacer a partir de una ley aprobada en mayo, permitió detectar indicios tempranos de radicalismo entre los involucrados.

Querían fomentar la intolerancia racial, de género y religiosa, además del uso de armas y tácticas guerrilleras para alcanzar sus objetivos, informó el diario brasileñoO Globo.

“Célula amateur”

De acuerdo con De Moraes, los arrestados habían tratado de comprar un fusil AK-47 a través de un sitio de internet clandestino en Paraguay y recibieron instrucciones para hacer un entrenamiento de artes marciales.

Soldado cuida el parque olímpico de Río de Janeiro, en Brasil.Image copyrightREUTERS
Image captionLa seguridad en Río de Janeiro se reforzó de cara a los Juegos Olímpicos.

“No hay información, por lo menos hasta el momento en la investigación, de que haya conseguido adquirir el fusil”, explicó.

“Pero el simple pedido, la simple comunicación, y después la información circulando entre ellos de que se estaba pretendiendo comprar ese fusil, obviamente también es un acto preparatorio que debe ser inmediatamente combatido”, añadió.

“Es una célula amateur sin ninguna preparación. Cualquier célula organizada no iba a intentar comprar un arma por internet”, concluyó.

“Es una acción desorganizada“, concluyó y aclaró que en ningún momento hablaron de “bomba”.

Algunos de los detenidos ya se habían enfrentado a la justicia con anterioridad. Fueron en su día condenados y cumplieron penas de cárcel por homicidio.

La detención del supuesto líder del grupo se llevó a cabo en el estado sureño deParaná, y el resto fue detenido en otros estados.

Las investigaciones llevaron a 19 cateos e incautaciones hechas en Amazonas, Ceará, Paraíba, Goiás, Minas Gerais, Río de Janeiro, Sao Paulo, Paraná, Rio Grande do Sul y Mato Grosso.

Hasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.Image copyrightREUTERS
Image captionHasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

De momento los detenidos fueron puestos bajo arresto temporal y podrían enfrentar cargos de “organizar o impulsar actos terroristas”, que alcanzan una pena de entre cinco y ocho años de cárcel.

También podrían ser acusados de “actos preparatorios de terrorismo”, cuya pena va de tres a 15 años de cárcel, informó el Ministerio de Justicia.

Los arrestos tuvieron lugar apenas dos semanas antes de que se inauguren los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

El gobierno brasileño informó la semana pasada que destinaría US$24 millones a reforzar la seguridad de cara a la cita deportiva.

Así, hasta el 21 de agosto, la fecha en la que terminarán los Juegos, patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

Image copyrightREUTERS
Image captionEl ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, explicó que las detenciones son parte de una investigación que sigue en curso en todo el país.

La policía de Brasil arrestó este jueves a 10 personas, entre ellas un menor, sospechosas de “planear ataques terroristas” durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 que comienzan el 5 de agosto.

Y siguen buscando a otras dos personas en relación al caso.

Así lo informó el ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, en conferencia de prensa en Brasilia.

De Moraes aclaró que todos los detenidos son brasileños, que no se trata de miembros del grupo autodenominado Estado Islámico (EI), pero que intentaron ponerse en contacto con los yihadistas.

Según el ministro, nunca se reunieron en persona con el grupo extremista, pero le juraron lealtad a través de internet.

“A partir de ese juramento (por internet), la persona pasa a creer que es parte del EI”, explicó.

Seguridad en RíoImage copyrightREUTERS
Image captionBrasil ha desplegado unos 80.000 elementos, entre policías y militares, para la seguridad de los Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Río de Janeiro.

Además, participaban en un grupo virtual llamado Defensores de la Sharia(ley islámica) y compartieron por plataformas como Telegram y WhatsApp varios mensajes que “lamentablemente muestran la degradación de esas personas,celebrando el atentado en Orlando (…), comentado el atentado anterior que ocurrió en Francia“, añadió.

“La intención de uno de ellos era hacer un viaje al exterior” para entrar en contacto con EI, aunque el viaje nunca se realizó, al parecer por falta de dinero, agregó De Moraes.

La intercepción de mensajes, que la justicia de Brasil puede hacer a partir de una ley aprobada en mayo, permitió detectar indicios tempranos de radicalismo entre los involucrados.

Querían fomentar la intolerancia racial, de género y religiosa, además del uso de armas y tácticas guerrilleras para alcanzar sus objetivos, informó el diario brasileñoO Globo.

“Célula amateur”

De acuerdo con De Moraes, los arrestados habían tratado de comprar un fusil AK-47 a través de un sitio de internet clandestino en Paraguay y recibieron instrucciones para hacer un entrenamiento de artes marciales.

Soldado cuida el parque olímpico de Río de Janeiro, en Brasil.Image copyrightREUTERS
Image captionLa seguridad en Río de Janeiro se reforzó de cara a los Juegos Olímpicos.

“No hay información, por lo menos hasta el momento en la investigación, de que haya conseguido adquirir el fusil”, explicó.

“Pero el simple pedido, la simple comunicación, y después la información circulando entre ellos de que se estaba pretendiendo comprar ese fusil, obviamente también es un acto preparatorio que debe ser inmediatamente combatido”, añadió.

“Es una célula amateur sin ninguna preparación. Cualquier célula organizada no iba a intentar comprar un arma por internet”, concluyó.

“Es una acción desorganizada“, concluyó y aclaró que en ningún momento hablaron de “bomba”.

Algunos de los detenidos ya se habían enfrentado a la justicia con anterioridad. Fueron en su día condenados y cumplieron penas de cárcel por homicidio.

La detención del supuesto líder del grupo se llevó a cabo en el estado sureño deParaná, y el resto fue detenido en otros estados.

Las investigaciones llevaron a 19 cateos e incautaciones hechas en Amazonas, Ceará, Paraíba, Goiás, Minas Gerais, Río de Janeiro, Sao Paulo, Paraná, Rio Grande do Sul y Mato Grosso.

Hasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.Image copyrightREUTERS
Image captionHasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

De momento los detenidos fueron puestos bajo arresto temporal y podrían enfrentar cargos de “organizar o impulsar actos terroristas”, que alcanzan una pena de entre cinco y ocho años de cárcel.

También podrían ser acusados de “actos preparatorios de terrorismo”, cuya pena va de tres a 15 años de cárcel, informó el Ministerio de Justicia.

Los arrestos tuvieron lugar apenas dos semanas antes de que se inauguren los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

El gobierno brasileño informó la semana pasada que destinaría US$24 millones a reforzar la seguridad de cara a la cita deportiva.

Así, hasta el 21 de agosto, la fecha en la que terminarán los Juegos, patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

Image copyrightREUTERS
Image captionEl ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, explicó que las detenciones son parte de una investigación que sigue en curso en todo el país.

La policía de Brasil arrestó este jueves a 10 personas, entre ellas un menor, sospechosas de “planear ataques terroristas” durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 que comienzan el 5 de agosto.

Y siguen buscando a otras dos personas en relación al caso.

Así lo informó el ministro de Justicia brasileño, Alexandre de Moraes, en conferencia de prensa en Brasilia.

De Moraes aclaró que todos los detenidos son brasileños, que no se trata de miembros del grupo autodenominado Estado Islámico (EI), pero que intentaron ponerse en contacto con los yihadistas.

Según el ministro, nunca se reunieron en persona con el grupo extremista, pero le juraron lealtad a través de internet.

“A partir de ese juramento (por internet), la persona pasa a creer que es parte del EI”, explicó.

Seguridad en RíoImage copyrightREUTERS
Image captionBrasil ha desplegado unos 80.000 elementos, entre policías y militares, para la seguridad de los Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Río de Janeiro.

Además, participaban en un grupo virtual llamado Defensores de la Sharia(ley islámica) y compartieron por plataformas como Telegram y WhatsApp varios mensajes que “lamentablemente muestran la degradación de esas personas,celebrando el atentado en Orlando (…), comentado el atentado anterior que ocurrió en Francia“, añadió.

“La intención de uno de ellos era hacer un viaje al exterior” para entrar en contacto con EI, aunque el viaje nunca se realizó, al parecer por falta de dinero, agregó De Moraes.

La intercepción de mensajes, que la justicia de Brasil puede hacer a partir de una ley aprobada en mayo, permitió detectar indicios tempranos de radicalismo entre los involucrados.

Querían fomentar la intolerancia racial, de género y religiosa, además del uso de armas y tácticas guerrilleras para alcanzar sus objetivos, informó el diario brasileñoO Globo.

“Célula amateur”

De acuerdo con De Moraes, los arrestados habían tratado de comprar un fusil AK-47 a través de un sitio de internet clandestino en Paraguay y recibieron instrucciones para hacer un entrenamiento de artes marciales.

Soldado cuida el parque olímpico de Río de Janeiro, en Brasil.Image copyrightREUTERS
Image captionLa seguridad en Río de Janeiro se reforzó de cara a los Juegos Olímpicos.

“No hay información, por lo menos hasta el momento en la investigación, de que haya conseguido adquirir el fusil”, explicó.

“Pero el simple pedido, la simple comunicación, y después la información circulando entre ellos de que se estaba pretendiendo comprar ese fusil, obviamente también es un acto preparatorio que debe ser inmediatamente combatido”, añadió.

“Es una célula amateur sin ninguna preparación. Cualquier célula organizada no iba a intentar comprar un arma por internet”, concluyó.

“Es una acción desorganizada“, concluyó y aclaró que en ningún momento hablaron de “bomba”.

Algunos de los detenidos ya se habían enfrentado a la justicia con anterioridad. Fueron en su día condenados y cumplieron penas de cárcel por homicidio.

La detención del supuesto líder del grupo se llevó a cabo en el estado sureño deParaná, y el resto fue detenido en otros estados.

Las investigaciones llevaron a 19 cateos e incautaciones hechas en Amazonas, Ceará, Paraíba, Goiás, Minas Gerais, Río de Janeiro, Sao Paulo, Paraná, Rio Grande do Sul y Mato Grosso.

Hasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.Image copyrightREUTERS
Image captionHasta el 21 de agosto patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

De momento los detenidos fueron puestos bajo arresto temporal y podrían enfrentar cargos de “organizar o impulsar actos terroristas”, que alcanzan una pena de entre cinco y ocho años de cárcel.

También podrían ser acusados de “actos preparatorios de terrorismo”, cuya pena va de tres a 15 años de cárcel, informó el Ministerio de Justicia.

Los arrestos tuvieron lugar apenas dos semanas antes de que se inauguren los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

El gobierno brasileño informó la semana pasada que destinaría US$24 millones a reforzar la seguridad de cara a la cita deportiva.

Así, hasta el 21 de agosto, la fecha en la que terminarán los Juegos, patrullarán la ciudad más de 80.000 policías y soldados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *