La extraña simbología del Poder oculto

on la asistencia de las personas más poderosas de Europa, la ceremonia de apertura del túnel de San Gotardo, en Suiza, el 1 de junio de 2016, fue un perturbador, oscuro, y extraño ritual satánico e illuminati. Por otro lado, el 24 de junio de 2016, un nuevo experimento, Imagen 6denominado Awake (“Despertar“), efectuado con el Gran Colisionador de Hadrones, situado en el laboratorio de física de alta energía del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear), en Ginebra, situado a unos 340 km del túnel de San Gotardo, también en Suiza, se dice que habría abierto un portal dimensional, según se especula a raíz de la difusión de una espectacular fotografía del cielo sobre el laboratorio obtenida ese día. Mientras el pasado 24 de junio los científicos llevaban a cabo el experimento, reuniendo micropatrículas, el cielo sobre el laboratorio de investigación cambió de color, volviéndose carmesí. Además, se registró un intenso vórtice de nubes. Por otro lado, en unas cartas fechadas el 15 de agosto de 1871, el illuminati Albert Pike le hace saber a otro illuminati, Giuseppi Mazzini, el plan de los Illuminati para el futuro del mundo. Además de referirse a las dos guerras mundiales ya acontecidas, hacían referencia a una tercera guerra mundial en estos términos: “La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas políticos y los dirigentes musulmanes. Este conflicto deberá orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente y además obligará a otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, moral y económicamente. Liberaremos a los nihilistas y a los ateos, y provocaremos un formidable cataclismo social que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del absoluto ateísmo, origen del comportamiento salvaje y de la más sangrienta confusión. Entonces en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminará a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con el Cristianismo, cuyos espíritus deístas estarán a partir de ese momento sin rumbo y ansiosos por un ideal pero sin saber dónde hacer su adoración, recibirán la verdadera Luz a través de la manifestación universal de la doctrina pura de “Lucifer”, sacada a la vista pública finalmente. Esta manifestación resultará del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción del Cristianismo y ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo“.

Imagen 1

Todos estos temas, ¿tendrán alguna relación? Yo creo que, como mínimo, habría que investigarlo. Midiendo más de 57 km y con un coste de más de 11 mil millones de euros, el túnel de San Gotardo es el proyecto de túnel más largo y más caro del mundo en toda la historia conocida. Pasando por los Alpes suizos, el túnel tardó 17 años en completarse y se dice que es un símbolo de la unificación europea. Para celebrar la inauguración de este túnel, se presentó una compleja ceremonia delante de dignatarios europeos como la canciller alemana Angela Merkel, el presidente François Hollande, de Francia, y el primer ministro italiano Matteo Renzi, entre otros. Mientras que la mayoría esperaría una animada ceremonia de celebración, los invitados asistieron a un espectáculo inquietante, orquestado por el director alemán Volker Hesse, donde un personaje, vestido como un macho cabrío, presidía un extrañísimo y largo ritual, que más adelante detallaremos. El concepto de macho cabrío nació en la comunidad rural griega de Arcadia como símbolo de la fertilidad. Con el tiempo, derivó en el dios Pan, que en la cultura cristiana se asoció a Satanás, sobre todo cuando se le invocaba mediante ritos satánicos y aquelarres. Pan era el semidiós de los pastores y rebaños en la mitología griega. Era especialmente venerado en Arcadia, a pesar de no contar con grandes santuarios en su honor en dicha región. En la mitología romana se identifica a este dios como un Fauno, divinidad de la mitología romana encargada de velar por la fecundidad de la naturaleza y que se representaba con patas y cuernos de macho cabrío. Pan era también el dios de la fertilidad y de la sexualidad masculina. Dotado de una gran potencia y apetito sexual, se dedicaba a perseguir por los bosques, en busca de sus favores, a ninfas y muchachas. En muchos aspectos, el dios Pan tiene cierta similitud con Dioniso. En la mitología clásica, Dioniso (“hijo de dios“) es el dios de la vendimia y el vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega, como hijo del dios principal Zeus. Aunque los orígenes geográficos de su culto son desconocidos, casi todas las tragedias lo presentan como «extranjero».

Pan era el dios de las brisas del amanecer y del atardecer. Vivía en compañía de las ninfas en una gruta del Parnaso llamada Coriciana. Se le atribuían dones proféticos y formaba parte del cortejo de Dionisio, puesto que se suponía que seguía a éste en sus costumbres. Era cazador, curandero y músico. Habitaba en los bosques y en las selvas, correteando tras las ovejas y espantando a los hombres que penetraban en sus terrenos. Portaba en la mano el cayado o bastón de pastor y tocaba la siringa, a la que también se conoce como Flauta de Pan. Le agradaban las fuentes y la sombra de los bosques, entre cuya maleza solía esconderse para espiar a las ninfas. Se dice que Pan era especialmente irascible si se le molestaba durante sus siestas. Los habitantes de Arcadia tenían la creencia de que, cuando una persona dormía la siesta, no se la debía despertar bajo ningún motivo, ya que, de esa forma, se interrumpía el sueño del dios Pan. En este caso, Pan se aproxima a la noción de Demonium Meridianum (Demonio del Mediodía). Asimismo, como deidad, Pan representaba a toda la naturaleza salvaje. De esta forma, se le atribuía la generación del miedo enloquecedor. De ahí la palabra pánico que, en principio, significaba el temor masivo que sufrían manadas y rebaños ante el tronar y la caída de rayos. Pan tiene diecinueve genealogías diferentes. En ellas su padre fue Hermes, en tanto que el nombre de la madre varía, aunque usualmente pertenecería a la raza de las ninfas. Sus nombres son Dríope, Timbris, Sose, Calisto u Orneo. Según una de las tradiciones, Hermes pastoreaba los rebaños de Driops, rey del pueblo de los dríopes, a veces hijo del río Esperqueo y de la hija de Dánao, Polidora, mientras que otras veces es fruto de la unión de Apolo y Día, hija de Licaón, que realizó sacrificios humanos, lo que degeneró en su posterior metamorfosis en lobo. Hermes tuvo una relación amorosa con una de las hijas de Driops, de la que nació el dios Pan. Según esta teoría, cuando nació, Pan presentaba sus miembros inferiores en forma de macho cabrío y el resto del cuerpo con apariencia de hombre. En la cabeza tenía dos cuernos y su cara era arrugada, con una barbilla prominente, con todo el cuerpo cubierto por una espesa capa de pelo. Se dice que, apenas nacido, escapó a las montañas, donde Hermes tuvo que buscarlo para llevarlo al Olimpo envuelto en una piel de liebre. Una vez allí, lo llamaron Pan, puesto que era la diversión de todos. Otra de las tradiciones cuenta que Penélope, durante la ausencia de su esposo Odiseo, tuvo varios amantes, quedando encinta de uno de ellos. De esta manera, nació Pan, nombre que significa hijo de todos. Otras versiones enumeran las tradiciones anteriormente citadas. Se dice que, tras el regreso de sus viajes, Odiseo repudió a Penélope por sus infidelidades y que, una vez abandonada, concibió al dios Pan, fruto de su unión con Hermes.

Otras tradiciones apuntan a que fue hijo de Zeus y de la ninfa Hibris, de Zeus y Calisto o de Hermes y una ninfa. En cuanto a su descendencia, varía según el autor. En las Dionisíacas de Nono se nos dice que Pan engendró a los doce Panes, una raza de sátiros menores que colaboraron con Dionisio. En otras fuentes aparece como padre de Croto (con Eufeme), Acis (con Simetis), Eurimedonte (sin especificar la mujer), Creneo (con la ninfa Isménide o Ismenis), Linge (con la ninfa Eco) y finalmente el también célebre Sileno (con la oceánide Melia). En cuanto a sus relaciones, se dice que tuvo amores correspondidos con la ninfa Pitis, que también era pretendida por Bóreas. Este último, arrastrado por los celos, arrojó a Pitis desde lo alto de una roca. Sintiendo pena, la diosa Gea la transformó en pino, siendo Pan, desde entonces, coronado con las hojas del pino. También existe la creencia de que el pino gime cuando sopla Bóreas. Asimismo, Pan estaba intensamente enamorado de la ninfa Siringa, quien no le correspondía. Se dice que una vez, mientras huía de Pan, se lanzó al río Ladón. Quedó acorralada y pidió ayuda a sus hermanas las ninfas, quienes, conmovidas, la convirtieron en un cañaveral. Se cuenta que, cuando Pan llegó, sólo pudo abrazar las cañas que se mecían por el viento y el rumor que producían le causó tal agrado que decidió construir un nuevo instrumento musical con ellas. Así, creó la flauta siringa, en recuerdo de la ninfa de igual nombre. Del mismo modo, sedujo a Selene regalándole un vellocino (lana de oveja) de gran blancura. Desde entonces, ambos fueron venerados en una caverna del Monte Niceo. Según cuenta Heródoto, unos días antes de la batalla de Maratón, un mensajero ateniense, que volvía de pedir ayuda a Esparta, encontró al dios Pan y éste le prometió que vencerían a los persas. Por ello, tras ganar efectivamente la batalla a causa de un súbito pánico en las filas enemigas, fue incluido entre los grandes dioses reconocidos por el estado. En la propia ciudad de Atenas se le consagró una de las grutas de la vertiente Norte de la Acrópolis y se decretó en su honor una fiesta anual donde se realizaban carreras de antorchas. Los ritos de fertilidad originales fueron asumidos, a partir del siglo V, por las Bacantes, que duraron hasta bien entrada la Edad Media. Desde entonces, y hasta nuestros días, la imagen tradicional de Pan se asocia con la imagen del diablo, en forma de macho cabrío, y los aquelarres.

Baphomet era una deidad adorada en la antigua Babilonia. Su nombre apareció públicamente por primera vez cuando los templarios fueron enjuiciados por herejes. Durante el proceso muchos de los caballeros de la orden templaria fueron sometidos a tortura y confesaron numerosos actos heréticos. Entre ellos se incluyó la adoración de un ídolo con el nombre de Baphomet. Se entiende que aquellos que veneran esta imagen son contrarios al cristianismo. Se cree que este presunto numen. o deidad romana, poseía una cabeza barbada dotada con pequeños cuernos. Esto explicaría por qué razón los templarios fueron acusados de herejes tras haber tomado contacto, en Tierra Santa, con los sarracenos y sus creencias. Los templarios acusados de herejes vivían en Occitania, cuya lengua local era el occitano. En las lenguas vecinas a la occitana se usaron los términos Mahomet (francés) y Mafumet (catalán). Esta hipótesis se apoya en que en el acta contra los templarios no se dan mayores explicaciones, apuntando a que era un término de uso habitual. Suele relacionarse también el nombre Baphomet con la fusión de dos términos griegos cuyo significado aproximado es el debautismo de sabiduría. Baphomet era el encargado en el purgatorio de los siete infiernos y de los diferentes demonios de los siete pecados capitales. En 1589, Peter Binsfeld, obispo y teólogo alemán, asoció cada pecado capital con un demonio, que tentaba a la gente por medios asociados al pecado. Según “La Clasificación de los Demonios por Binsfield“, es la siguiente: Asmodeo = Lujuria; Belcebú = Gula; Mammon = Avaricia; Belfegor = Pereza; Satan = Ira; Leviatán = Envidia; y Lucifer = Soberbia.  A partir de 1854, con la aparición de Dogma y ritual de la alta magia, obra del célebre ocultista francés Eliphas Lévi, la figura de Baphomet fue, en gran medida, tergiversada. Desde entonces, su vinculación con el macho cabrío de los aquelarres, como así también Satanás u otros demonios menores ha sido inevitable. Baphomet es una enigmática figura con cabeza de cabra que se encuentra en varias instancias en la historia del ocultismo.

Imagen 2

Desde los caballeros templarios en la Edad Media y los masones del siglo XIX, hasta las corrientes modernas del ocultismo, Baphomet nunca ha dejado de crear polémica. A lo largo de la historia del ocultismo occidental, el nombre del misterioso Baphomet se invoca a menudo. A pesar de que comúnmente se conoce su nombre en el siglo XX, las menciones de Baphomet se puede encontrar en documentos que datan desde tan temprano como el siglo XI. Hoy en día, el símbolo está asociado con todo lo relacionado con el ocultismo, la magia ritual, la brujería, el satanismo y esoterismo. Baphomet aparece con frecuencia en la cultura popular para identificar algo oculto. La descripción más famosa sobre Baphomet se encuentra en el libro de Eliphas Levi Dogma y ritual de la alta magia, antes mencionado. Un libro que se convirtió en un referente para el ocultismo moderno. Hay varias teorías sobre el origen del nombre de Baphomet. La explicación más común afirma que es una corrupción del francés antiguo del nombre de Mahoma, el profeta del Islam. Durante las Cruzadas, los caballeros templarios permanecieron durante largos períodos de tiempo en los países de Oriente Medio, donde se familiarizaron con las enseñanzas de la mística árabe. Este contacto con las civilizaciones orientales les permitió traer de vuelta a Europa los fundamentos de lo que se convertiría en el ocultismo occidental, incluyendo el gnosticismo, alquimia, la cábala y el hermetismo. La afinidad de los templarios con los musulmanes condujo a la Iglesia a acusarlos de adoración a un ídolo llamado Baphomet, por lo que podrían vislumbrase algunos vínculos plausibles entre Baphomet y Mahoma. Sin embargo, hay otras teorías sobre el origen del nombre. Eliphas Levi, el ocultista francés que presentó a Baphomet, argumentó que el nombre había sido derivado de la codificación cabalística: “El nombre de los templarios Baphomet, que debe ser escrito kabalísticamente hacia atrás, se compone de tres abreviaturas: Tem, OHP, AB, Templi omnium hominum pacts abbas, ‘el padre del templo de la paz de todos los hombres’“.

Arkon Daraul (Idries Shah), experto en la tradición sufí, en magia y en brujería, argumentó que Baphomet vino de la palabra árabeAbu Fihama, que significa “El Padre del Entendimiento”. Hugh J. Schonfield (1901 – 1988), especialista británico en el estudio del Nuevo Testamento y de la Biblia en general, que es conocido especialmente por su trabajo sobre los rollos del Mar Muerto, desarrolló una interesante teoría. Schonfield, que había estudiado un sistema de cifrado judío llamado la cifra Atbash, que se usó en la traducción de algunos de los rollos del Mar Muerto, afirmó que cuando se aplica el sistema de cifrado a la palabra Baphomet, se adapta a la palabra griega “Sofía”, que significa ”conocimiento“ y que también es sinónimo de “diosa”. La representación moderna de Baphomet parece tener sus raíces en varias fuentes antiguas, pero principalmente en dioses paganos. Baphomet tiene similitudes con dioses en todo el mundo, como Egipto, el Norte de Europa y la India. De hecho, las mitologías de un gran número de antiguas civilizaciones incluyen deidades con algún tipo de cuernos. Según el médico psiquiatra, psicólogo y ensayista suizo Carl Gustav Jung, Baphomet es una continuación de los cuernos como arquetipo de dios, ya que el concepto de una deidad con cuernos está universalmente presente en la psique individual. Personajes como Cernunnos, Pan, Hathor, el diablo cristiano y Baphomet, tienen un origen común y algunas de sus características son muy similares. El antiguo dios celta Cernunnos es tradicionalmente representado con cuernos en la cabeza, sentado en “posición de loto”, similar a la representación que Eliphas Levi hace de Baphomet. Aunque la historia de Cernunnos es un misterio, por lo general se dice que es el dios de la fertilidad y la naturaleza. En Gran Bretaña, Cernnunos fue nombrado Herne. El dios con cuernos tiene las características de sátiro como en el caso de Baphomet, además de los atributos fálicos. Pan era una deidad importante en Grecia. El dios de la naturaleza a menudo fue representado con cuernos en la cabeza y las piernas de una cabra. No muy diferente de Cernunnos, Pan es un dios fálico. Sus rasgos animales son una expresión de los impulsos carnales y de procreación de los hombres.

Imagen 15

En el cristianismo, el diablo tiene características similares a los dioses paganos que se han descrito anteriormente, ya que son la principal inspiración para estas representaciones. Los atributos encarnados por estos dioses se convirtieron en la representación de lo que se considera el mal por parte de la Iglesia. La representación de la carta del diablo Tarot de Marsella, con sus alas, cuernos, pechos y mano firme es, sin duda, una influencia importante en la descripción que Eliphas Levi hace de Baphomet. Robin Good Fellow, o Puck, es un cuento mitológico que es una personificación de los espíritus de la tierra. Muestra varios atributos típicos de Baphomet y otras deidades en la portada de un libro de 1629, rodeado por brujas. En 1821 el gran pintor Goya pinto El aquelarre. La pintura representa un aquelarre de brujas en reunión alrededor de Satanás, representado como una figura de macho cabrío. Encontramos una figura de Baphomet en la catedral de Notre-Dame-de-Paris, que fue originalmente construida por los Caballeros Templarios. En 1861, el ocultista francés Eliphas Levi incluyó en su libro Dogmas y rituales de Alta magia un dibujo que se convertiría en el más famoso retrato de Baphomet. Se trataba de un tipo de cabra humanoide con alas, un par de pechos y una antorcha en su cabeza entre sus cuernos. La figura tiene muchas similitudes con las deidades descritas anteriormente. También incluye otros símbolos esotéricos relacionados con conceptos de esoterismo incorporados por el Baphomet. En el prefacio de su libro, Eliphas Levi dijo: “La cabra en el frontispicio lleva el signo del pentagrama en la frente, con un punto en la parte superior, un símbolo de la luz, sus dos manos formando el signo de Hermetismo, el hombre que apuntaba a la luna blanca de “Jesed” y los otros apuntando hacia abajo a la negra de Geburah. Este signo expresa la perfecta armonía de la misericordia y la justicia. Su brazo es de sexo femenino, el otro masculino como los del andrógino de Khunrath, los atributos que hemos tenido que unir con los de nuestra cabra”, “porque él es uno y el mismo símbolo. La llama de la inteligencia brillante entre sus cuernos es la mágica luz del equilibrio universal, la imagen del alma elevada por encima, como la llama, mientras que fueron atados a la materia, brilla por encima de ella. La cabeza de la fea bestia expresa el horror del pecador, cuya actuación material, que forma parte el único responsable tiene que soportar el castigo exclusivamente, porque el alma es insensible de acuerdo con su naturaleza y sólo se puede sufrir cuando se materializa. La varilla de pie en lugar de los genitales simboliza la vida eterna, el cuerpo cubierto de escamas del agua, el semicírculo por encima de ella la atmósfera, las plumas siguiente por encima de la volatilidad. La humanidad está representada por los dos senos y los brazos andrógino de esa esfinge de las ciencias ocultas“.

En la representación de Eliphas Levi, se pretende que Baphomet representa la culminación del proceso alquímico, o la unión de las fuerzas de oposición para crear la Luz Astral, la base de la magia y, en última instancia, de la iluminación. Una observación de los detalles de la imagen revela que cada símbolo es, inevitablemente, equilibrado con su opuesto. Baphomet es un personaje andrógino, con las características de ambos sexos, tales como los pechos femeninos y un tipo de falo erecto. El concepto andrógino es de gran importancia en la filosofía oculta, ya que es el representante del más alto nivel de iniciación en la búsqueda de convertirse en “uno con Dios”. El falo de Baphomet es en realidad el Caduceo de Hermes, una barra con dos serpientes entrelazadas. Este antiguo símbolo ha representado durante siglos el hermetismo. El Caduceo esotéricamente representa la activación de los chakras, desde la base de la espina dorsal a la glándula pineal, implicando el uso de energía serpentina o Luz Astral. El símbolo de Hermes, la tabla de la esmeralda, es el poder mágico universal, el espiritual, el poder de fuego y la luz astral. Ahí está el fuego secreto, de vida y filosófica, de la que todos los filósofos herméticos hablan con reserva y misterio. Se trata de la semilla universal, el secreto de lo cual se mantienen, y que representaban sólo bajo la figura del Caduceo de Hermes. Baphomet, por lo tanto, sería la Gran Obra alquímica simbólica, donde las fuerzas independientes y de oposición se unen en perfecto equilibrio para generar luz astral. Este proceso alquímico está representado en la imagen de Eliphas Levi por los términos Solve et Coagula en los brazos de Baphomet. Las manos de Baphomet forman el “signo de hermetismo”, que es una representación del axioma hermético “como es arriba es abajo”. Esta sentencia resume la totalidad de las enseñanzas y los objetivos del hermetismo: en el microcosmos (el hombre) es como el macrocosmos (el universo). Esta ley de correspondencia se origina a partir de las Tablas Esmeralda, de Hermes Trismegisto, donde se dice: “Lo que está abajo se corresponde con lo que está arriba, y lo que está arriba, corresponde a lo que está abajo, para llevar a cabo los milagros de una sola Cosa”.

Imagen 3

Se dice que la práctica de la magia, ya sea blanca o negra, depende de la capacidad de los expertos para el control de la fuerza vital universal, a la que Eliphas Levi llama el gran agente mágico o la luz astral. Por la manipulación de fluidos esta esencia de los fenómenos de trascendentalismo se producen. La famosa cabra hermafrodita de Mendes fue una criatura compuesta para simbolizar esta luz astral. Era una de las representaciones de Baphomet, ídolo que se relaciona con los caballeros templarios, en una versión que es un ser con cabeza de cabra y cuerpo humano, con rasgos andróginos, tanto masculinos como femeninos. Baphomet fue una figura que los templarios probablemente obtuvieron de los árabes. Cada una de las manos de Baphomet apuntan hacia lunas opuestas, que Eliphas Levi llama Jesed y Geburah, dos concepciones opuestas de la Cábala judía. En el árbol Cabalístico de la vida, las Sefirot, el Jesed está asociado con “la gentileza dado a los demás”, mientras que Geburah se refiere a la “moderación de la necesidad de conferir bondad de los demás, cuando el destinatario de ese bien es considerado indigno y responsable por abusar de ella”. Estos dos conceptos se oponen y, como todo en esta vida, debe haber un equilibrio entre ambos. Las sefirot representan secuencialmente las distintas etapas del proceso creativo, por medio del cual Dios generó desde el mismo núcleo de Su ser infinito la progresión de reinos, los cuales culminan en nuestro universo físico finito. Como grupo coexistente, las sefirot constituyen los componentes interactivos de una única estructura metafísica o espiritual, cuya expresión “genética” puede ser reconocida en todos los niveles, y dentro de todos los aspectos de la Creación. La característica más reconocible de Baphomet es, por supuesto, su cabeza de cabra. Esta monstruosa cabeza representa el animal que hay en el hombre y su naturaleza pecaminosa, sus tendencias egoístas y sus más bajos instintos. Opuesto a la naturaleza espiritual del hombre, simbolizada por la “luz divina” en su cabeza, este lado animal es visto como una parte necesaria de la naturaleza dual del hombre, donde lo animal y lo espiritual se unen en armonía. También se puede argumentar que la grotesca apariencia general de Baphomet podría servir para evitar y repeler a los profanos no iniciados en el significado esotérico del símbolo.

Aunque la representación de Baphomet por parte de Eliphas Levi en 1861 es la más famosa, el nombre de este símbolo ha estado circulando durante más de mil años, a través de las sociedades secretas y los círculos ocultistas. La primera mención registrada de Baphomet como parte de un ritual oculto apareció durante la época de los Caballeros Templarios. Es ampliamente aceptado por los investigadores de lo oculto que la figura de Baphomet fue de gran importancia en los rituales de los caballeros templarios. La primera aparición del nombre Baphomet apareció en una carta de 1098 por parte del cruzado Anselmo de Ribemont diciendo: “Como el día siguiente amaneció llamaron con fuerza a Baphometh mientras oraba en silencio en nuestro corazón a Dios, y luego nos atacaron y obligaron a todos ellos fuera de las murallas de la ciudad”. En 1307, cuando algunos caballeros templarios fueron torturados e interrogados a petición del rey Felipe IV de Francia, el nombre de Baphomet se mencionó varias veces. Mientras que algunos templarios negaban la existencia de Baphomet, otros lo describían como si fuera una cabeza cortada, un gato, o una cabeza con tres rostros. Algunos autores expertos en ocultismo reconocen el vínculo entre los caballeros templarios y Baphomet. De hecho, el ídolo es identificado a menudo como “el Baphomet de los Templarios”. Si los Grandes Maestros de la Orden de los templarios adoraban a Baphomet, y pasó a ser adorado por los iniciados, puede estar todavía presente en las asambleas que son presididas por esta figura, sentada en un trono y con una antorcha encendida entre los cuernos. Pero los adoradores de este ídolo no consideran que sea una representación del diablo, sino que, por el contrario, para ellos se trata del dios Pan, el dios de nuestras escuelas de la filosofía moderna, el dios de la Alejandría teúrgica y de nuestra propia mística neo-platónica. Se trataría del dios de Lamartine y Victor Cousin, el dios de Spinoza y Platón, y el dios de las escuelas gnósticas primitivas. Poco después del lanzamiento de la ilustración de Baphomet por parte de Eliphas Levi, el escritor y periodista francés Léo Taxil publicó una serie de folletos y libros. En su obraMisterios de la Francmasonería acusó a los masones de satanismo y de adoración a Baphomet.

En 1897, después de causar un gran revuelo debido a sus revelaciones sobre la masonería francesa, Léo Taxil convocó una conferencia de prensa donde anunció que muchas de sus revelaciones fueron invenciones. Sin embargo, algunos dijeron que probablemente la confesión de Taxil podría haber sido objeto de coacción con el fin de acabar con la controversia que involucraba a la masonería. Cualquiera que sea el caso, la conexión más probable entre la francmasonería y Baphomet sea a través del simbolismo, donde el ídolo se convierte en una alegoría de profundos conceptos esotéricos. El autor masónico e illuminati Albert Pike argumenta que, en la masonería, Baphomet no es un objeto de culto, sino un símbolo, el verdadero significado de algo que sólo se revela a los iniciados de alto nivel: “Es absurdo suponer que los hombres de intelecto adoraban a un ídolo monstruoso llamado Baphomet, o reconocido como un profeta inspirado en Mahoma. Su simbolismo, inventado siglos antes, para ocultar lo que era peligroso para confesar, fue, por supuesto mal entendido por aquellos que no eran adeptos, y sus enemigos parecían ser panteísta. El becerro de oro, hecho por Aarón para los israelitas, pero fue uno de los bueyes bajo la capa de bronce, y la Karobim sobre el propiciatorio, incomprendido. Los símbolos de los sabios siempre se convierten en ídolos de la multitud ignorante. Lo que los jefes de la Orden realmente creían y enseñaban, se indica que los adeptos de las sugerencias contenidas en los altos grados de la Masonería, y por los símbolos que sólo los adeptos entienden“. El influyente ocultista, místico, alquimista, escritor, poeta, pintor y mago ceremonial inglés, Aleister Crowley, nació unos seis meses después de la muerte de Eliphas Levi, lo que le impulsó a insinuar que él era la reencarnación de Levi. Por esta razón, Crowley era conocido dentro de la Ordo Templi Orientis (O.T.O. u Orden de los Templarios Orientales), una sociedad secreta inglesa, como “Baphomet”.

Crowley, en su libro Las confesiones de Aleister Crowley, escrito en 1929, nos dice sobre la etimología del nombre Baphomet: “Yo había tomado el nombre Baphomet como mi lema en la O.T.O. Durante más de seis años intenté descubrir la manera correcta de escribir este nombre. Yo sabía que tenía que haber ocho letras, y también que las correspondencias numéricas y literales deben ser tal como para expresar el significado del nombre, de tal manera que confirmaran lo que había averiguado sobre ella, y también para aclarar los problemas que los arqueólogos hasta ahora no han logrado resolver. Una teoría del nombre es que representa el bautismo de la sabiduría, y otra, que es una corrupción de “Padre Mitra”, que significa el título. He añadido la palabra escrita por el Asistente, que ascendió a 729. Este número nunca había aparecido en mi trabajo cabalístico y por lo tanto no significaba nada para mí. No obstante, se justifica como el cubo de nueve años. El místico título dado por Cristo a Pedro como la piedra angular de la Iglesia, tiene el mismo valor. Se había aclarado el problema etimológico y se mostraba porque los templarios le han dado el nombre de Baphomet a su llamado ídolo. Baphomet era el Padre Mitra, la piedra cúbica que es la esquina del templo“.

Imagen 4

Baphomet es una figura importante en la Thelema, la filosofía religiosa que Crowley estableció a principios del siglo XX. En una de sus obras más importantes, Liber AL vel Legis, Crowley describe Baphomet como un andrógino divino: “El diablo no existe. Se trata de un nombre falso, inventado por los hermanos Negros que implica una unidad en su confusión ignorante de las dispersiones. Un diablo que la unidad sería un Dios. El diablo es, históricamente, el Dios de toda la gente que personalmente no le gusta. Esta serpiente, Satanás, no es el enemigo del hombre, sino del que hizo a los dioses de nuestra raza, conocedores del bien y el mal. Él ordenó ‘Conócete a ti mismo’ y enseñó la Iniciación. Él es ‘el diablo’ del Libro de Thoth, y su emblema es Baphomet, el andrógino que es el jeroglífico de la perfección arcana. Es, por lo tanto, la vida y el amor. Pero además, su carta es ain, el ojo, por lo que es Luz, y su imagen zodiacal es Capricornio, la cabra saltando cuyo atributo es la libertad“. En la Ecclesia Gnostica Catholica, el brazo eclesiástico de la Ordo Templi Orientis (OTO), se recita durante la misa gnóstica “Y creo en la Serpiente y el León, Misterio de Misterio, en su nombre Baphonet”. Se considera que Baphomet es la unión del Caos y de Babalon, la energía masculina y femenina, el falo y el útero. En algunos relatos cosmogónicos griegos, el Caos es aquello que existe antes que el resto de los dioses y fuerzas elementales, es decir, el estado primigenio del cosmos. Para la mitología del Thelema, Babalon es la diosa Mujer Escarlata que cabalga la Bestia 666. Babalon es la representación del arquetipo femenino de la diosa-madre, es la hija de las estrellas y de la Noche, hija de la diosa egipcia Nuit. Aunque técnicamente no es una sociedad secreta, la iglesia de Satanás, de Anton LaVey, sigue siendo una influyente sociedad secreta oculta. Fundada en 1966, la organización adoptó el “Sello de Baphomet” como su insignia oficial. El Sello de Baphomet, el símbolo oficial de la Iglesia de Satán, ofrece la Cabra de Mendes dentro de un pentagrama invertido. El Sello de Baphomet fue probablemente inspirado en gran medida por la ilustración de La Clave de la Magia Negra, de Stanislas de Guaita. De acuerdo con Anton LaVey, los templarios adoraban Baphomet como símbolo de Satanás. Baphomet está presente de manera destacada durante los rituales en la Iglesia de Satanás y como símbolo se coloca por encima del altar.

 

En la Biblia satánica, Anton LaVey describe el símbolo de Baphomet: “El símbolo de Baphomet fue utilizado por los caballeros templarios para representar a Satanás. A través de los siglos este símbolo ha sido llamado por muchos nombres diferentes. Entre ellos se encuentran: La Cabra de Mendes, El Chivo de mil jóvenes, La Cabra Negra, La Cabra de Judas, y quizás la más apropiada, el chivo expiatorio. Baphomet representa a los Poderes de las Tinieblas combinados con la fertilidad generativa de la cabra. En su forma ‘pura’ del pentagrama se muestra que abarca la figura de un hombre en las cinco puntas de la estrella – tres puntos, dos apuntando hacia abajo – simbolizando la naturaleza espiritual del hombre. En el satanismo el pentagrama también se usa, pero como el Satanismo representa los instintos carnales del hombre, o lo opuesto a la naturaleza espiritual, el pentagrama se invierte para acomodar perfectamente la cabeza de la cabra – sus cuernos, lo que representa la dualidad, el empuje hacia arriba en desafío, los otros tres puntos invertidos, o negar la trinidad. Las cifras hebreas en el anillo exterior del símbolo que se derivan de las enseñanzas mágicas de la Cábala, explica ‘Leviatán’, la serpiente de las aguas del abismo, y se identifica con Satanás. Estas cifras corresponden a los cinco puntos de la estrella invertida“. Debido a la influencia de Aleister Crowley y Anton LaVey en la cultura popular, las referencias a Baphomet puede encontrarse en bandas de heavy metal, en que las referencias son bastante claras e inequívocas. Baphomet es una creación simbólica alquímica sobre la realización a través de la unión de fuerzas opuestas. Algunos ocultistas creen que, a través del dominio de la fuerza de la vida, uno es capaz de producir la iluminación mágica y espiritual. La representación de Baphomet por parte de Eliphas Levi incluye varios símbolos alusivos a la elevación del kundalini , una energía invisible e inmedible representada simbólica y alegóricamente por una serpiente, que duerme enroscada en el mūlādhāra, el primero de los chakras de los siete círculos energéticos, que está ubicado en la zona del perineo. Se dice que al despertar esta serpiente, el yogui controla la vida y la muerte. En última instancia conduce a la activación de la glándula pineal, también conocido como el “tercer ojo”. Por lo tanto, desde el punto de vista esotérico, Baphomet representa este proceso oculto.

Sin embargo, con el tiempo el símbolo ha llegado a significar mucho más que su significado esotérico. Baphomet se convirtió, dependiendo del punto de vista, en una representación de todo lo que es bueno en el ocultismo o todo lo que está mal en el ocultismo. Es, de hecho, el último “chivo expiatorio”, el rostro de brujería, magia negra y el satanismo. El hecho de que el símbolo sea monstruoso y grotesco probablemente ha ayudado a impulsar el símbolo a su nivel de infamia. Baphomet se usa actualmente como un símbolo del ocultismo y del ritualismo. En los medios de comunicación, propiedad de grandes corporaciones, que tienen vínculos con las sociedades secretas, la figura de Baphomet aparece en los lugares más extraños. Baphomet es utilizado como un símbolo del poder de la élite oculta sobre las masas ignorantes. Pero Baphomet, ¿es un símbolo de Satanás o de la iluminación espiritual? En la mitología egipcia, Toth Hermes era un poder mediador entre el bien y el mal, asegurándose de que ninguno de ellos tenía una victoria decisiva sobre el otro. Baphomet representa la realización de esta tarea cósmica a una escala más pequeña, dentro de cada uno. Una vez que se logra un perfecto equilibrio en un nivel personal, lo oculto se puede iniciar apuntando hacia el cielo o hacia la tierra, al mismo tiempo que se pronuncia este axioma hermético repetido a lo largo de milenios: “Como es arriba, es abajo”. Una teoría sobre el origen del nombre de Baphomet dice que es una variación del nombre Mahoma (Mahomet). Adorar a Mahoma sería una traición política y espiritual. Una segunda explicación es que el nombre es un acertijo, llamado Notaricón. Como lo argumentaba el ocultista francés Eliphas Levi, es una forma en que los cabalistas o magos ceremoniales escribían las palabras al revés y como acrónimos. En el Notaricón, Baphomet se traduce como “Padre del Templo de la Paz de Todos los Hombres“. Que los caballeros templarios, en medio de una guerra religiosa, adoraran a una extraña cabeza que hablaba, llamada el “Padre del Templo de la Paz de Todos los Hombres“, parece extraño, especialmente cuando observamos, desde la Masonería al movimiento de la Nueva Era, la “paternidad de Dios y la hermandad de los hombres“. El líder islámico místico, Idris Shah, afirma que Baphomet proviene del árabe Abufihamat, que significa “Padre del Entendimiento“. Esto concuerda con la teoría de que los templarios eran sobrevivientes de una secta gnóstica del Medio Oriente, adoradora del falo, y que creía en la salvación por medio de la gnosis, o conocimiento.

Imagen 5

Otra teoría dice que el nombre es realmente Bafo-Mitra, que significa “Padre Mitra“. Mitra era un dios sol, adorado en Roma en la época en que nació el cristianismo. Era considerado rival de Jesucristo, y la fecha de su nacimiento era el 25 de diciembre. Mitra era representado como un hombre con cabeza de toro o como un matador de toros, parecido a la versión del ídolo que lo representaba como un hombre con cabeza de cabra. Kenneth Grant, líder mundial de la O.T.O., afirma que Baphomet esconde una fórmula de magia homosexual de los templarios. Otro ocultista mundialmente reconocido de la generación pasada, Dion Fortune, dijo que Baphomet representa una práctica que, en su forma primitiva, fue “una de las causas de la degeneración de los misterios griegos“, El erudito masónico Manly P. Hall, identifica claramente a Baphomet con la satánica “Cabra de Mendes“, probablemente la representación más conocida de Lucifer en el ocultismo, que afirma que probablemente la obtuvieron de los árabes. En 1308, la Inquisición acusó a la orden templaria de adorar una cabeza que tenía el poder de hacer fértil la tierra, Estas características de la cabeza concuerdan con la antigua adoración druídica de la cabeza cercenada, la cabeza de Bran el Bendito, un dios del poema galésMabinogion. Y concuerdan precisamente con el panteón de la hechicería céltica, especialmente en relación con su cualidad de producir fertilidad. Baphomet es otro nombre para el dios de los brujos, que es también el dios de los templarios. Este dios es conocido asimismo como el “dios con Cuernos“, porque a menudo lo presentan con la apariencia de un animal enastado (venado, cabra o toro). Este dios es adorado hoy en todas las reuniones de brujos alrededor del mundo, y posiblemente sea uno de los ídolos más antiguos en la historia. Las pinturas en las cuevas de Ariége, Francia, muestran al hechicero o brujo con un disfraz con cuernos. Inclusive a Nimrod, dios y monarca de Mesopotamia, se le muestra a menudo usando un adorno con cuernos en la cabeza. Otra forma común del dios de los brujos en las Islas Británicas, es el “Hombre Verde“. Este generalmente tiene una cabeza verde con sarmientos que salen de su boca  y nunca tiene cuerpo. Las semejanzas son muy notables para que sean sólo coincidencias. Es importante recordar que el sacerdocio original de la Bretaña pagana fueron los druidas, y que casi mil años antes que aparecieran los templarios, ellos realizaban los llamados “colegios de bardos“, un tipo de seminario satánico, por toda Francia, Inglaterra y el Mediterráneo.

Los rituales de magia negra que conocemos como satanismo son la expresión moderna de los rituales y los sacrificios humanos en la antigua Babilonia, cuando la Hermandad Babilónica se infiltró en sociedades de los pueblos sumerios, fenicios, hititas, egipcios, cananitas y acadio, entre muchos otros alrededor del mundo. Ha sido una ejecución continua, a través de la Historia, de los mismos rituales para las mismas deidades. Y ello sigue siendo de fundamental importancia para los iniciados de la Hermandad actual. El término satanismo sirve para describir un sistema de sacrificio y tortura ritual que, por asombroso que parezca, aún es efectuado actualmente, como pudo verse en la extraña ceremonia de inauguración del túnel de San Gotardo. El satanismo es sólo otro nombre para la adoración de una fuerza muy destructora y negativa que ha recibido distintos nombres a lo largo de los siglos, tales como Nimrod, Baal, Moloc, Seth, Baphonet, el diablo, o Lucifer. El satanismo pervierte todo lo positivo. Esta es la razón de que los satanistas inviertan la estrella de cinco puntas y que utilicen el negro para simbolizar la oscuridad a través de sus Misas Negras. Pero también invierten el simbolismo del blanco, que es un color poderosamente negativo para ellos. Las redes satánicas, bajo los nombres de sus diversas deidades, fueron creadas por la Hermandad Babilónica para servir a sus necesidades. Los relatos de los Observadores y sus vástagos, los Nefilim, incluyen referencias a sus actividades de bebida de sangre. La Hermandad sabe que la sangre contiene la energía de la fuerza vital. Beber sangre menstrual ha sido siempre una característica de los seres que están detrás de la Hermandad Babilónica, ya que necesitan sangre para vivir en nuestra dimensión. Era conocido como el Fuego de Estrella, la esencia lunar femenina. El ciclo menstrual femenino es gobernado por los ciclos de la Luna y la sangre contiene esa energía. Sus ingredientes se supone que aseguran una vida larga. En India fue llamado soma y en Grecia era llamado ambrosía. De ello se dijo que era el néctar de los dioses bebedores de sangre. El cáliz o la copa del “Santo Grial” es también un símbolo del útero y de la libación de sangre menstrual, así como también es un símbolo del linaje de los dioses. La sangre menstrual fue suministrada a la élite de la línea real de la Hermandad Babilónica por sacerdotisas vírgenes y éste es el origen del término “Mujer Escarlata” o, para los griegos la “Mujer Sagrada“. La sangre menstrual es una razón de porque el color rojo es tan importante para los satanistas y es otra razón para el uso constante del color oro por parte de los linajes reales de la Hermandad.

Imagen 13

El oro es llamado el metal de los dioses, pero para los dioses anunnaki de las Tablillas Sumerias la sangre menstrual era el “oro de los dioses“. Los anunnaki y sus descendientes, muchos de ellos producto de cruces con seres humanos, bebían sangre porque contenía la fuerza vital de la persona y porque la necesitan para existir en nuestra dimensión. Zecharia Sitchin (1920 – 2010) fue un escritor y autor de una serie de libros que promueven la teoría de los antiguos astronautas y el supuesto origen extraterrestre de la humanidad. Atribuye la creación de la cultura sumeria a los Anunnaki (o Nefilim), que procederían de un planeta llamado Nibiru, que supuestamente formaría parte del sistema solar. Sitchin afirmó que la mitología sumeria refleja este punto de vista, aunque sus afirmaciones han sido contestadas por diversos científicos, historiadores y arqueólogos. Sitchin interpretó las traducciones en lenguas modernas de los textos escritos en varias tablillas de arcilla que se encuentran en distintos museos del mundo. Según esta interpretación, habría que hablar de una nueva versión de la creación humana. Seres extraterrestres serían los responsables de la evolución de la especie humana mediante ingeniería genética.  Sitchin fue autor de «Crónicas de la Tierra», una serie de 7 libros en los que expuso el resultado de sus investigaciones: El 12º planeta, presentado en 1976, fue el primero de ellos. Según su reinterpretación de las traducciones realizadas por los expertos en lenguas sumerias, acadias y asirio-babilónicas, existe en el Sistema Solar un planeta llamado Nibiru que se acerca cada 3600 años a la Tierra, provocando alternativamente cambios positivos o catástrofes. La órbita con la que Nibiru  ingresa a nuestro Sistema Solar, en el sentido de las agujas del reloj, al contrario que el resto de planetas, sería la causante de tales eventos, incluyendo un choque con un planeta que orbitaba entre Marte y Júpiter, y que dio lugar a al cinturón de asteroides y a sucesivos cambios catastróficos en el Sistema Solar. Según dice Sitchin, en los textos sumerios se hablaría de una raza extraterrestre, los anunnaki, que habrían creado a los humanos para que trabajaran como esclavos en sus minas de África y en otros lugares de la Tierra, como América del Sur y Mesoamérica, con el fin de obtener minerales y metales, principalmente oro. Según su interpretación, los “cabeza negra” de Sumeria fueron creados por esos seres, al hibridar genes, mediante manipulación genética, de los primitivos humanos con los de los anunnaki. Sitchin explica que la realeza era una combinación de “dioses” anunnaki y humanos.

Imagen 6

Según David Icke, autor de El Gran Secreto, los anunnaki serían una raza de una corriente genética reptiloide. En las investigaciones sobre el fenómeno ovni serían conocidos como los reptiles. Los Reptiloides, también conocidos popularmente como Reptilianos, serían una raza proveniente de los Draconianos. Serían supuestos reptiles humanoides que juegan un papel destacado en la ufología y en las llamadas teorías de conspiración modernas. Como supuesto origen se ha planteado la evolución de una raza inteligente en el planeta Tierra, en forma paralela a la humanidad, de origen extraterrestre o intraterrestre, entidades sobrenaturales o los restos de una antiquísima civilización pre-humana. David Icke sugiere que es desde otra dimensión, en concreto la cuarta dimensión inferior, desde la que el control y manipulación de los anunnaki estaría organizada. Sin comprender la naturaleza pluridimensional del universo, es imposible entender la manipulación de la Tierra por una fuerza no humana. La Creación consta de un número infinito de frecuencias o dimensiones de vida que comparten el mismo espacio, del mismo modo que las frecuencias de radio y televisión lo hacen. Nosotros estamos sintonizados al mundo tridimensional y, por lo tanto, esto es lo que percibimos como nuestra realidad. Aunque pueda parecer inverosímil, David Icke también explica que los anunnaki cambian su forma, entre humana y reptiloide, cuando beben sangre humana o comen carne humana, como en la película “V – Invasión Extraterrestre“. Se supone que sin beber sangre humana los reptiloides no podrían mantener la forma humana en nuestra dimensión. El satanismo está basado en la manipulación de la energía y la conciencia. Estos rituales crean un campo de energía y una frecuencia vibracional que conecta la conciencia de los participantes con los reptiloides y otras conciencias de la cuarta dimensión inferior. Éste es el campo dimensional, también conocido como el bajo astral, que resuena a la frecuencia de las emociones vibracionales más primarias, como el miedo, la culpa, el odio, etc. La negatividad se mueve principalmente en lo que se llama él “bajo astral”, que es la zona más densa del plano astral. Esta banda de frecuencia, es la que tiene que ver con las emociones y los pensamientos negativos. Es la zona donde mucha gente se desliza cuando sueña. Dentro del astral hay diferentes niveles, relacionados con el inconsciente colectivo. En las viejas enseñanzas esotéricas, se animaba a las personas a realizar “viajes astrales”. Pero se recomienda especialmente evitar la búsqueda del bajo astral de la energía, pues resulta sumamente peligroso.

Cuando un ritual enfoca estas emociones negativas, como el satanismo lo hace, se produce una conexión poderosa con la cuarta dimensión inferior, en que residen los reptiloides. Los principales satanistas serían reptiloides  envueltos en una forma humana. Estos rituales invariablemente tienen lugar en puntos de vórtice. Los vórtices son puntos de alta energía en la Tierra. Científicos e investigadores de la Unión Soviética, como Nicolai Feodorovich Goncharov, Vlacheslav Morzo y Valey Mocarov, descubrieron, a través de las fotografías de satélites rusos, un conjunto de líneas de fuerza magnética que rodean a todo el planeta Tierra. Se comprobó que las mismas coinciden exactamente con los centros de presión y cambios atmosféricos y con antiguos centros de las civilizaciones más antiguas, como las pirámides de Egipto o las Mayas y Aztecas. Aparecen en forma sutil, pero totalmente visibles, formando un gigantesco icosaedro de 20 lados conformando triángulos equiláteros. Causa la impresión como si el planeta hubiese sido alguna vez un enorme cristal en que fue acondicionando todo su aspecto energético desde un centro. El terror y el odio creado por ellos ingresan en la rejilla de energía global y afectan el campo magnético de la Tierra. Las formas de pensamiento negativo mantienen baja la frecuencia vibracional y afectan el pensamiento y la emoción humanos. Si vamos a un lugar donde tienen lugar rituales satánicos se siente la malignidad en la atmósfera, que en realidad es un campo vibracional afectado por las formas de pensamiento humanas. Por lo tanto, puede ser una atmósfera feliz o una oscura y maligna. Cuando el campo energético de la Tierra más cerca está vibracionalmente de la cuarta dimensión inferior, más poder tienen los reptiloides sobre este mundo y sus habitantes. El satanismo no es sólo una perversión, sino que su motivación principal, desde el punto de vista de la Hermandad Babilónica, es controlar el campo magnético de la Tierra. Ello implica adorar y conectarse con sus amos reptiloides, beber la fuerza vital de sus víctimas sacrificadas, y proveer energía para los reptiloides, que parecen alimentarse de la emoción humana, especialmente del miedo. Estos sacrificios son, literalmente, sacrificios a los dioses reptiloides, y han estado ocurriendo durante miles de años. El sacrificio masivo de personas por parte de los aztecas en América Central, formaba parte de este ritual.

Imagen 14

La teoría conspirativa del llamado Nuevo Orden Mundial afirma la existencia de un plan diseñado con el fin de imponer un gobierno único, controlado por sectores elitistas y plutocráticos, a nivel mundial. La expresión Nuevo Orden Mundial se ha usado para referirse a un nuevo período de la historia, con cambios drásticos en las ideologías políticas y en el equilibrio de poderes. El primer uso de esta expresión aparece en el documento de los Catorce Puntos del presidente de Estados Unidos Woodrow Wilson, que hace una llamada, después de la Primera Guerra Mundial, para la creación de la Sociedad de las Naciones, antecesora de la Organización de las Naciones Unidas. La frase se usó con cierta reserva al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando se describían los planes para la creación de las Naciones Unidas y los Acuerdos de Bretton Woods, debido al fracaso de la Sociedad de Naciones. El uso más amplio y reciente de esta expresión se origina sobre todo con el final de la Guerra Fría. Los presidentes Mikhail Gorbachev y George H. W. Bush usaron este término para tratar de definir la naturaleza de la posguerra fría y el espíritu de cooperación que se buscaba materializar entre las grandes potencias. En una referencia a las hostilidades en Irak y Kuwait, la revista Time, del 28 de enero de 1991, expresó lo siguiente: “Mientras caían las bombas y se disparaban los misiles, las esperanzas de un nuevo orden mundial cedieron lugar al desorden común. Nadie debe forjarse ilusiones pensando que el nuevo orden mundial, del que tanto alarde se hace, se ha establecido o está cerca”. Nunca se ha logrado la cooperación entre las naciones, y esto perjudica los esfuerzos por establecer un nuevo orden mundial. En un informe en la revista World and I, de enero de 1991, un grupo de expertos examinaron “las políticas exteriores que van surgiendo entre las superpotencias y el efecto que probablemente tengan en el nuevo orden mundial”. El editor llegó a esta conclusión: “La historia nos lleva a pensar que en el mejor de los tiempos se puede pasar muy fácilmente de la paz a la guerra. La cooperación internacional, particularmente entre las potencias principales, es crucial para una transición de éxito de la Guerra Fría a un nuevo orden mundial”. Los illuminati, una sociedad secreta fundada en 1776 aparentemente con el fin de promover ideas de la Ilustración, estuvieron aparentemente involucrados en una conspiración que buscaba reemplazar las monarquías absolutas y la preponderancia de la Iglesia por el “gobierno de la razón“, que era el objetivo general de la ideología liberal, revolucionaria e igualitaria dominante entre la intelectualidad de la época. Después de que el complot se descubrió, el grupo fue prohibido por el gobierno bávaro (1784) y aparentemente se disolvió en 1785.

Imagen 7

Sin embargo, los documentos relacionados con la conspiración se publicaron, y se alertó así a la nobleza y al clero de Europa, lo que le dio a la conspiración una gran publicidad y llevó a algunos pensadores a sugerir que todavía existía y que su objetivo era derrocar a los gobiernos europeos. Por ejemplo, Edmund Burke (1790), escritor, filósofo y político británico, le da alguna credibilidad, aunque sin mencionar específicamente cuál sería el grupo responsable, y Seth Payson, autor de Proof of the Illuminati, afirma, en 1802, que los illuminati todavía existen. Por consiguiente, algunos autores, como Augustin Barruel y John Robison, llegaron a sugerir que los Illuminati estaban detrás de la Revolución Francesa. Posteriormente (1903) el servicio secreto ruso de la época publicó el famoso panfleto Los protocolos de los sabios de Sion, como una obra de propaganda antirrevolucionaria, que incorporó casi textualmente argumentos encontrados en el Diálogo en el infierno entre Maquiavelo y Montesquieu, una denuncia satírica, en 1864, de Maurice Joly, satírico y abogado francés ,contra Napoleón III. La tesis central de Los Protocolos es que, si se remueven las capas sucesivas que cubren u ocultan las causas de los diversos problemas que afectan el mundo, se encuentra un grupo central que los promueve y organiza, con el fin, primero, de destruir los gobiernos y órdenes sociales establecidos, y con el fin último de lograr el dominio. Ese contubernio central es un grupo de judíos, que, según se afirma, controla tanto los sectores financieros como diferentes fuerzas sociales que, a su vez, son los que provocan desordenes y conflictos sociales. Se trataría de los masones, los comunistas y los anarquistas, entre otros. Nora Levin, escritora e historiadora del Holocausto, indica que Los Protocolos gozaron de gran popularidad en los años veinte y treinta del siglo XX. Se tradujeron a todos los idiomas de Europa y se vendían ampliamente en los países árabes, en los Estados Unidos e Inglaterra. Pero fue en Alemania, después de la Primera Guerra Mundial, donde tuvieron su mayor éxito. Allí se utilizaron para explicar todos los desastres que ocurrieron en el país, como el Tratado de Versalles, con el armisticio de la Alemania derrotada, el hambre, la inflación, etc. A partir de agosto de 1921 Hitler comenzó a incorporarlos en sus discursos, y se convirtieron en lectura obligatoria en las aulas alemanas después de que los nazis llegaron al poder. En el apogeo de la Segunda Guerra Mundial, Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi, proclamó: «Los protocolos de los sionistas son tan actuales hoy como lo fueron el día en que fueron publicados por primera vez».En palabras de Norman Cohn, académico, historiador y escritor británico, esto sirvió a los nazis como «autorización del genocidio».

Durante el período de la Guerra Fría con la URSS, en los Estados Unidos una serie de teóricos de la conspiración fueron promoviendo cada vez más una percepción de que la masonería, el liberalismo y la “conspiración judeo-marxista” eran la fuerza directriz de la ideología del “ateísmo estatal“, del “colectivismo burocrático” y del “comunismo internacional“. A partir de1960, grupos como laJohn Birch Society y el Liberty Lobby dedicaron muchos de sus ataques a las Naciones Unidas como vehículo para crear “Un Gobierno Mundial“, promoviendo una posición de desconfianza en relación a ese organismo. Adicionalmente, la escritora norteamericana Mary M. Davison, en su The Profound Revolution (1966), estableció el origen de la supuesta conspiración del Nuevo Orden Mundial a la creación del Sistema de Reserva Federal en EEUU por un “grupo de banqueros internacionales“, que posteriormente habrían creado el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) en Estados Unidos como “gobierno en la sombra“. En aquellas fechas la frase “grupo de banqueros internacionales” se entendía como referencia a personas tales como David Rockefeller o la familia Rothschild. Posteriormente, a partir de la década de 1970, Gary Allen, periodista y teórico de la conspiración norteamericano, afirmaba que el término Nuevo Orden Mundial es utilizado por una élite internacional secreta dedicada a la destrucción de todos los gobiernos independientes. Para este autor el mayor peligro deja de ser la conspiración cripto-comunista y pasa a la élite globalista que algunos identifican con el atlantismo del Club Bilderberg. Muchos de los mismos personajes, como los Rockefeller, todavía ocupan un papel central, pero como parte de un grupo plutocrático y elitista, grupo que controlaría tanto los gobiernos y sus instituciones, incluyendo los servicios secretos, como los organismos internacionales. Un papel importante en la generalización de esa percepción fue desempeñado por la trilogía satírica “The Illuminatus“, de Robert Anton Wilson, que, a pesar de ser una parodia acerca de las conspiraciones secretas, llegó a tener su influencia. Esta popularidad de la teoría conspirativa se acrecentó cuando, en 1990, poco después de la caída del Telón de Acero, el entonces presidente de los EEUU, George H. W. Bush padre, hizo varias referencias al Nuevo Orden Mundial. A pesar de que esas referencias fueron percibidas a nivel internacional como estableciendo los objetivos de la diplomacia de EEUU, muchos las entendieron como una validación de la teoría de la conspiración del Nuevo Orden Mundial.

Para algunos, los conspiradores son simplemente un grupo amorfo que incluye a todos y a cualesquiera individuo u organismo percibido como poderoso.  Así, los participantes en la conspiración incluirían a capitalistas, comunistas, judíos, illuminati, plutócratas, masones, grupos infiltrados en la Iglesia católica, políticos, gobiernos, etc.,, lo que se extendería incluso a los medios de comunicación, las Naciones Unidas, e incluso los extraterrestres. Se afirma también que muchas familias prominentes, tales como los Rothschild, los Rockefeller, los Morgan, los Kissinger y los DuPont, lo mismo que algunos monarcas europeos, podrían ser importantes miembros, ya que mantienen relaciones entre sí. Organizaciones internacionales tales como los bancos centrales, el Banco Mundial, el FMI, la Unión Europea y la OTAN son mencionadas como componentes esenciales del Nuevo Orden Mundial. Por ejemplo, Émile Flourens, antiguo Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, denunció la creación de la Sociedad de Naciones, antecesor de las Naciones Unidas, en un libro, señalando las influencias masónicas para crear un gobierno mundial. Gary H. Kah, escritor norteamericano de teorías conspirativas y antimasónicas, considera que los masones son la fuerza que se halla detrás del plan de un gobierno mundial único, el Nuevo Orden Mundial. Igualmente, los presidentes y primeros ministros de numerosas naciones son incluidos en la conspiración. Por ejemplo, William F. Jasper, miembro de la John Birch Society, una asociación conservadora de Estados Unidos, denunció la supuesta pertenencia socialista o marxista de todos los secretarios generales de las Naciones Unidas, lo que se vincularía a la participación en una futura dictadura mundial. Los partidarios de esta teoría sugieren que ellos pueden afirmar, hasta cierto punto, quién forma parte de este grupo. Igualmente confusas son las especulaciones acerca de quiénes serían los dirigentes de la supuesta conspiración. Según muchos de los proponentes de la teoría de la conspiración, los Illuminati siguen existiendo y persiguen aún el cumplimiento de ese nuevo orden mundial. Este grupo aglutinaría a los personajes más influyentes del mundo, los cuales se reúnen cada año en el Grupo Bilderberg, guardados en todo momento por miembros de la CIA y el FBI, el MI6 británico, o la KGB (actualmente GRU) ruso, entre otros. Entre sus asistentes habituales se encuentran el centenario David Rockefeller y la familia Rotschild, junto a personajes de la realeza europea y los presidentes de grandes corporaciones, como General Motors, Pepsi o Chrysler.

Imagen 8

De acuerdo con defensores de la teoría de la conspiración, hay signos que lo prueban. Por ejemplo, logos de corporaciones y organizaciones mundiales, los murales en el Aeropuerto Internacional de Denver, signos de la francmasonería en edificios, particularmente en Washington D.C. y pentagramas en los planos de la ciudad, el símbolo Illuminati en el Sello de Estados Unidos con las palabras “Novus Ordo Seclorum” (“Nuevo Orden de los Siglos“), que fue impreso en los billetes de un dólar desde 1935 por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Henry Morgenthau, a petición del entonces secretario de Agricultura y futuro vicepresidente de los Estados Unidos, Henry A. Wallace, bajo la influencia de Nicholas Roerich. Según William Guy Carr, escritor canadiense de teorías conspirativas y antimasónicas, en su obra Peones en el juego (1955), habla de unas cartas escritas el 15 de agosto de 1871, intercambiadas entre dos illuminati, y de las que ya hemos descrito una parte. En ellas, Albert Pike le hace saber a Mazzini un plan de los Illuminati para el futuro del mundo: “Fomentaremos tres guerras que implicarán al mundo entero. La primera de ellas permitiría derrocar el poder de los zares en Rusia y transformar ese país en la fortaleza del comunismo ateo necesaria como una oposición controlada y antítesis de la sociedad occidental. Las divergencias causadas por los agentes de los Illuminati entre los imperios británico y alemán serán utilizados para provocar esta guerra, a la vez que la lucha entre el pangermanismo y el paneslavismo. Un mundo agotado tras la guerra, no interferirá en el proceso de construcción de la ‘nueva Rusia’ y el establecimiento del comunismo, que será utilizado para destruir los demás gobiernos y debilitar a las religiones. La segunda guerra mundial se desataría aprovechando las diferencias entre la facción ultraconservadora y los sionistas políticos. Se apoyará a los regímenes europeos para que terminen en dictaduras que se opongan a las democracias (Nazismo, Fascismo, Comunismo y Socialismo) y provoquen una nueva convulsión mundial cuyo fruto más importante será el establecimiento de un Estado soberano de Israel en Palestina que venía siendo reclamado desde tiempos inmemoriales por las comunidades judías. Esta nueva guerra debe permitir consolidar una Internacional Comunista bastante fuerte para equipararse a la facción cristiana/occidental. La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas políticos y los dirigentes musulmanes. Este conflicto deberá orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente y además obligará a otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, moral y económicamente… Liberaremos a los nihilistas y a los ateos, y provocaremos un formidable cataclismo social que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del absoluto ateísmo, origen del comportamiento salvaje y de la más sangrienta confusión. Entonces en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminará a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con el Cristianismo, cuyos espíritus deístas estarán a partir de ese momento sin rumbo y ansiosos por un ideal pero sin saber dónde hacer su adoración, recibirán la verdadera LUZ a través de la manifestación universal de la doctrina pura de ‘Lucifer’, sacada a la vista pública finalmente. Esta manifestación resultará del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción del Cristianismo y ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo“.

Volviendo al tema de la inauguración del túnel de San Gotardo, como sucedió en la apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la élite disfruta con dramáticas y simbólicas exhibiciones como reminiscencia de los dramas escenificadas en los rituales de las sociedades secretas. Por otra parte, no hay mejor manera de mostrar el poder total poniendo el “sello de aprobación de los Illuminati” en grandes megaproyectos como los Juegos Olímpicos o las grandes construcciones. Para más detalles sobre la inauguración, ver vídeo en Video inauguración San Gotardo. La ceremonia comienza con trabajadores vestidos en naranja caminando lentamente, como zombis, al ritmo rítmico de un tambor militar. A medida que los tambores se vuelven más rítmicos, los trabajadores se vuelven más excitados, bailando alrededor y saltando a través de aros. Entonces un tren trae un grupo de jóvenes vestidos con ropa interior blanca. Después de retratar a los trabajadores como zombis, la ceremonia representa a la población como personas lascivas, que participan en un tipo de aquelarre y que parecen ser muy influenciables. Luego, emerge desde este tren un ángel caído demoníaco, un Lucifer con cara de niño. A partir de este momento, el evento se convierte en una ceremonia satánica en toda regla. Por otro lado, hay un personaje disfrazado de macho cabrío, tipo Baphonet, que es muerto y luego resucita, siendo adorado por la población. La segunda parte de la ceremonia tiene lugar fuera y sigue la misma narrativa básica. Los trabajadores zombi van primero, seguido por gente en ropa interior, para dar la bienvenida al mismo Satanás. Una vez más, la ceremonia retrata la muerte de trabajadores en una forma bastante perturbadora. También aparece el símbolo illuminati del ojo que todo lo ve, en el que finalmente aparece la imagen del supuesto Baphonet. Todo ello completado con otros extraños rituales, que se extendieron hasta unas tres horas. La élite ocultista tiene que ver con el poder y el simbolismo. Parece claro que esta ceremonia fue una muestra de ello. A través de la ceremonia de apertura del túnel más profundo y más largo del mundo, la élite ocultista le dice al mundo que ellos controlan los recursos materiales y humanos del mundo. En otras palabras, son los únicos que pueden hacer que sucedan este tipo de proyectos, ya que controlan la política, las finanzas y los negocios. Por otra parte, mediante las ceremonias ocultistas públicas, la élite le dice al mundo que ellos detentan el poder. La ceremonia de apertura del túnel de San Gotardo se convirtió en una ceremonia dedicada a Baphomet, mientras ridiculizaba a los trabajadores. Luego, las autoridades más poderosas de Europa se pusieron de pie y ovacionaron esta ceremonia dedicada al verdadero gobernante de la élite ocultista.

¿Pretende el Gran Colisionador de Hadrones del CERN abrir un portal dimensional?, ¿Quién o qué se esconde detrás del CERN? Estas son algunas de las preguntas que surgen con respecto a este gigantesco acelerador de partículas ubicado en Ginebra. Tal vez  existe un programa secreto en el CERN que no aparece en los medios de comunicación y que pretende hacernos entrar en otras dimensiones espacio-temporales. Estamos saliendo de la Era de Piscis y entramos en la Era de Acuario. Este cambio de Era ocurre aproximadamente cada 2.148 años, formando parte de las doce eras astrológicas o zodiacales, definidas por el concepto de «gran año» o «ciclo equinoccial», determinado por el fenómeno astronómico de la precesión de los equinoccios, conocido también como «año platónico», de unos 25.776 años. Un año después de la gran inauguración del CERN, Sergio Bertolucci, exdirector de Investigación e Informática Científica del CERN, afirmó que el Gran Colisionador de Hadrones podría abrir puertas a otra dimensión en “un lapso de tiempo muy pequeño“, añadiendo que quizá fuese suficiente “para mirar en el interior de esa puerta abierta, para obtener o enviar algo“. Este comentario generó entre la comunidad científica una preocupación relacionada con el riesgo existente de que el colisionador permita la entrada a nuestro mundo a visitantes de otras dimensiones espacio-temporales, tal vez el regreso de los dioses de la antigüedad, o que nosotros entremos en otras dimensiones espacio-temporales. De acuerdo con la Profesora Irina Arefeva y el Dr. Igor Volovich, ambos físicos matemáticos en el Instituto de Matemáticas Steklov, en Moscú, las energías generadas por las colisiones subatómicas en el LHC pueden ser lo suficientemente potentes como para rasgar el espacio-tiempo, generando agujeros de gusano. Algunos científicos creen que el LHC puede producir suficiente energía como para abrir agujeros de gusano, lo que lo convierte en un dispositivo similar al de la serie televisiva Stargate. Hace tres años, su puesta en marcha permitió descubrir la evidencia de la existencia del bosón de Higgs, también conocida como la ‘partícula de Dios’. Ahora se pretende usar este colisionador para hacer chocar entre sí partículas subatómicas a casi la velocidad de la luz, en un intento por recrear las condiciones existentes tras el Big Bang. Por otro lado, Shiva es el dios de la creación y de la destrucción, que con su danza mantiene el ritmo sin fin del universo. ¿Se imaginan que la entrada en la Era de Acuario coincida con la entrada en otras dimensiones espacio-temporales?

Imagen 9

Ángeles y demonios es una novela de intriga y suspense, escrita por Dan Brown y publicada por primera vez en 2000. El profesor de simbología religiosa Robert Langdon, quien después protagonizaría El Código Da Vinci, El símbolo perdido e Inferno, se ve pronto sumido en la búsqueda de secretos de una antigua secta denominada Illuminati y por la búsqueda del arma más mortífera de la humanidad, basada en la antimateria, obtenida por un físico del CERN, que los Illuminati han puesto en el Vaticano con el fin de destruir la Iglesia Católica. Con unas pocas horas para evitar el desastre, unos misteriosos ambigramas y con un asesino que siempre lleva la delantera, Langdon y una científica italiana se ponen en una carrera contrarreloj. Ángeles y demonios explica como Robert Langdon trata de impedir que la legendaria sociedad secreta de los Illuminati destruya la ciudad del Vaticano gracias al recientemente descubierto poder de la antimateria. El director del CERN, Maximilian Kohler descubre en una de las instalaciones del edificio el cadáver de uno de sus físicos más respetados, Leonardo Vetra, descubridor del poder de la antimateria, asesinado en su propia oficina. En el pecho, marcado a fuego con un hierro al rojo, grabaron la palabra Illuminati. En lugar de llamar a la policía, Kohler busca la palabra en Internet y finalmente contacta con el profesor Robert Langdon, experto en los Illuminati. Kohler le pide ayuda para descubrir al asesino. Hasta aquí la ficción de la novela de Dan Brown. ¿Estarán los Illuminati involucrados en el CERN? Ahora entramos en el mundo real. Resulta muy curiosos que el CERN haya escogido como símbolo a un dios hindú, Shiva. Justo a las afueras del edificio se encuentra una antigua estatua de Shiva. La fértil imaginación hindú ha creado miles de deidades, que aparecen en innumerables manifestaciones. Las tres divinidades más veneradas en la India hoy son Shiva, Vishnú y la Madre Divina. Shiva es uno de los más viejos dioses hindúes, que puede asumir muchas formas. Se le llama Mahesvara, el Gran Señor, cuando es representado como la personificación de la plenitud de Brahman, aunque puede también personificar muchos aspectos individuales de la divinidad, siendo su más célebre apariencia la de Nataraja, el Rey de los Danzantes. Como bailarín cósmico, Shiva es el dios de la creación y de la destrucción, que con su danza mantiene el ritmo sin fin del universo. El hinduismo también halló muchas maneras de expresar la naturaleza dinámica del universo en su lenguaje mítico. Así dice Krishna en el Gita: “si yo no tomara parte en la acción, estos mundos perecerían“, y Shiva, el Danzante Cósmico, tal vez sea la personificación más perfecta del universo dinámico. Con su danza, Shiva sostiene los múltiples fenómenos del mundo, unificando todas las cosas, sumergiéndolas en su ritmo y haciéndolas participar de la danza, imagen magnífica de la dinámica unidad del universo.

En marzo de 2016, y después de una pausa de dos años durante la que se potenció el acelerador de partículas para que pudiese casi duplicar su energía, esta máquina situada en el CERN volverá a entrar en funcionamiento. Por si no lo sabían, en la frontera franco-suiza, cerca de Ginebra, se realizan experimentos bajo tierra que pueden llegar a ser altamente peligrosos para nuestra humanidad, aunque aparentemente todo está bajo control. El Gran Colisionador de Hadrones, GCH (en inglés Large Hadron Collider, LHC) es un acelerador y colisionador de partículas ubicado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, más conocido como CERN, siglas que corresponden a su antiguo nombre en francés: Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire. Fue diseñado para colisionar haces de hadrones, más exactamente de protones, de hasta 7 TeV (teraelectronvoltios) de energía, siendo su propósito principal examinar la validez y límites del Modelo Estándar en física, el cual es actualmente el marco teórico de la física de partículas, del que se conoce su ruptura en el caso de alcanzarse altos niveles de energía. En física de altas energías, el electronvoltio resulta una unidad muy pequeña, por lo que son de uso frecuente múltiplos como el megaelectronvoltio MeV o el gigaelectronvoltio GeV. En la actualidad, con los más potentes aceleradores de partículas, se han alcanzado energías del orden del teraelectronvoltio (TeV). Un ejemplo es el Gran Colisionador de Hadrones, LHC, que a partir de marzo de 2016 estará preparado para operar con la astronómica energía de hasta 13 teraelectronvoltios. Hay objetos en nuestro universo que son aceleradores a energías aún mayores. Por ejemplo, se han detectado rayos gamma de decenas de TeV y rayos cósmicos de pentaelectronvoltios (PeV = mil TeV), y hasta de decenas de exaelectronovoltios (EeV = mil PeV). El modelo estándar de la física de partículas es una teoría que describe las relaciones entre las interacciones fundamentales conocidas y las partículas elementales que componen toda la materia. Es una teoría cuántica de campos desarrollada entre 1970 y 1973, y que es consistente con la mecánica cuántica y la relatividad especial.

Hasta la fecha, casi todas las pruebas experimentales de las tres fuerzas descritas por el modelo estándar están de acuerdo con sus predicciones. Sin embargo, el modelo estándar no alcanza a ser una teoría completa de las interacciones fundamentales debido a que no incluye la gravedad, la cuarta interacción fundamental conocida, y debido también al número elevado de parámetros numéricos, como masas y constantes, que se deben considerar en la teoría. Hay algunos libros, películas o series que hacen referencia a lo que podría suceder en el caso de una utilización no adecuada de un superacelerador de partículas. En la serie española de televisión, El Barco, un científico, Roberto Snaider, descubrió un fallo en el acelerador de partículas de Ginebra que produciría una catástrofe mundial que hundiría bajo el mar al 99% de la Tierra. Entonces elaboró el Proyecto Alejandría, un plan de salvación en caso de que ocurriera dicha catástrofe. 7 barcos se salvarían situándose en puntos estratégicos de la geografía. La idea era crear un mundo mejor, pero personas muy poderosas y corruptas dominaron el proyecto, convirtiendo los 7 barcos en bancos de órganos para su exclusiva supervivencia. Por eso son elegidos. Hay otra serie, Perdidos (Lost), que tiene bases científicas. Hay un grupo de científicos que cree tener explicaciones para las cosas que ocurren en la isla. Ese es el caso del argentino Fernando Lombardo, doctor en Física de la UBA/CONICET, que explica que hay un episodio en la serie que es especialmente importante para entender la base científica sobre la que se asienta esta ficción: “En la serie hay un capítulo muy importante en el que se ve un vídeo antiguo con un científico -se refiere al doctor Pierre Chang- donde se explican las propiedades especiales que tiene la Isla. En este vídeo, se dice que la Isla posee una gran cantidad de materia cargada eléctricamente de manera negativa en la cual se produce una especie de Efecto Casimir“. “Este efecto no es un invento de los guionistas“, asegura Lombardo. En el vídeo que se adjunta realiza una serie de explicaciones adicionales. El científico Pierre Chang explica en una de las películas de Orientación de Dharma que esas propiedades permiten realizar viajes espacio temporales. Pero para explicarlos no es suficiente con hablar del Efecto Casimir. “Es necesario recurrir a los agujeros de gusano. La Relatividad General, que es la herramienta que tenemos los físicos para describir el Universo, admite como solución a las ecuaciones de Einstein -de la Relatividad General- lo que se denominan ‘agujeros de gusano’. Un agujero de gusano es una especie de túnel con dos bocas por el cual uno podría en principio entrar por una y salir por la otra“.

Imagen 10

Esos túneles son completamente inestables – continúa explicando Lombardo– salvo que en su interior o en sus bocas exista lo que los científicos denominan material exótica. La materia exótica es una especie de materia compuesta por masa negativa -no tiene nada que ver con lo que entendemos por ‘exótico’- entonces si uno puede concebir la existencia de esta materia exótica en un agujero de gusano, éste se vuelve estable y queda abierto. La relación que hace entre el Efecto Casimir y la existencia de energía negativa y la posibilidad de un agujero de gusano es correcta“. En el Bhagavad-Gita, sobre Shiva, el dios destructor, podemos leer: “Si el fulgor de mil soles fueran a reventar a la vez en el cielo, sería como el esplendor de los poderosos. Estoy convertido en la Muerte, Destructor de los Mundos“. Durante la detonación de la primera bomba atómica, el físico Frank Oppenheimer dijo: “Ahora me he convertido en la Muerte [Shiva], el destructor de mundos“. Y tal como hemos indicado, en la fachada del edificio del CERN y como un símbolo del proyecto hay una estatua de Shiva, dios de la destrucción. Allí se instaló una placa especial que explica la conexión entre la metáfora de la danza cósmica de Shiva y la “danza” de las partículas subatómicas. Aunque los estudios del CERN nos dicen que no hay peligro para la Tierra, algunos científicos consideran estos estudios como incompletos y que, por tanto, el Gran Colisionador de Hadrones en el CERN, a partir de marzo 2016, podría ser peligroso. Podría producir partículas potencialmente peligrosas, tales como micro agujeros negros, strangelets y monopolos. Sería prudente considerar que el más poderoso acelerador será más impredecible y peligroso que los acontecimientos que puedan ocurrir. No podemos construir aceleradores cada vez más poderosos con interacciones diferentes, sin riesgo. Nuestro deseo de conocimiento es importante, pero el principio de precaución indica no experimentar.

Los rituales satánicos son más estables durante los eclipses y en estas épocas es cuando algunos pueblos nativos mantuvieron sus ceremonias más importantes, a fin de contactar con entidades de otras dimensiones. Los chamanes tribales lo sabían. David Icke cree que rituales satánicos y sacrificios humanos, especialmente de niños, son llevados a cabo a gran escala e involucran a algunos personajes importantes y poderosos de nuestro planeta. Estos rituales y sacrificios humanos han sido siempre importantes en la “religión” de la Hermandad Babilónica desde tiempos antiguos. Y la Hermandad lleva a sus iniciados y mensajeros satánicos hasta los máximos puestos del poder político, económico, de negocios, militar, médico y de medios de comunicación, así como en posiciones influyentes en el mundo del espectáculo. Por lo tanto la proporción de satanistas en la cumbre de las instituciones es muy alta. El tema del sacrificio humano y animal puede ser fácilmente seguido desde el mundo antiguo a la actualidad. Pero gran parte de estos sacrificios fueron diseñados para mantener la vida en vez de destruirla, ya que la creencia era que se trataba de un sacrificio para apaciguar a “los dioses“, protegiendo las vidas de muchos más. Éste es otro origen del concepto del chivo expiatorio, muerto por los “pecados” de otros. El sacrificio del rey o el gobernante para apaciguar a los dioses es otra tradición antigua. En la llamada cuna de la civilización, el Norte de África y el Próximo Oriente, donde había dioses anunnaki, se efectuaban sacrificios humanos, particularmente de niños. Rituales similares eran habituales en China, Roma, África, Asia, Grecia, Sudamérica y México, donde los aztecas sacrificaban seres humanos a los “dioses“. Los antiguos escandinavos enterraban a niños vivos en un esfuerzo por parar pestes y apaciguar al gran dios del norte, Odín. Los dioses de las escuelas de misterios estaban invariablemente vinculadas al sacrificio humano. Y fueron estas mismas escuelas las que han traído, vía la Hermandad y las redes de satanismo, los rituales hasta la actualidad. Los incas de Perú sacrificaban a niños y el sacrificio humano fue practicado desde la más remota antigüedad en Europa. Un ritual druida consistía en enterrar a un niño bajo los cimientos de un nuevo edificio, o salpicar con la sangre del niño aquel lugar. El mismo ritual se puede encontrar en muchas partes del mundo. En la historia de Santa Columba (la diosa Semíramis), esta heroína dijo a sus monjes que era conveniente que uno de ellos fuera enterrado en los cimientos de un nuevo monasterio en la isla escocesa de Iona (el Sol), para santificar el lugar.

Los relatos romanos del historiador Tácito revelan cómo los druidas consideraban un deber cubrir sus altares con la sangre de sus cautivos. También afirmaba que consultaban a los dioses utilizando entrañas humanas. Las mismas historias pueden ser encontradas en Irlanda y Escocia. El mito irlandés dice que Irlanda fue primero poblada por un grupo de dioses llamado Formorians, que exigían a dos tercios de los niños nacidos todos los años. Los fenicios y sus parientes, los cartagineses, sacrificaban seres humanos a una gran escala. Cuando Cartago estaba pasando apuros en la guerra contra Roma, 200 familias nobles sacrificaron a sus hijos a Baal, el dios del Sol fenicio. Otro tema es el sacrificio del primer hijo varón. En algunas tribus originarias en Australia, la madre mataba al niño primogénito para asegurarse que podría tener más. El sacrificio del primogénito entre animales y humanos era muy común y es mencionado en el Antiguo Testamento. El Libro de los Reyes explica que Mesha, el Rey de Moab, estaba tan perturbado por su derrota a manos de los israelitas, que sacrificó a su hijo mayor y heredero. En el Génesis se explica que Yahvé – Jehová insistió en que Abraham sacrificara a su hijo primogénito para evaluar su fe y obediencia, aunque un ángel lo detuvo en el último momento. El mismo ritual continúa hoy entre los satanistas, incluyendo las familias del linaje de la Hermandad. Yahvé deja claro en el Libro de los Números que “todo primogénito de Israel es mío, tanto hombre como bestia“, y en el Éxodo, Yahvé exige que “el primero de todos sus hijos se me darán“. La Biblia dice que Abraham vino desde la ciudad de Ur, en Sumeria. Excavaciones efectuadas en 1927 por Sir Leonard Woolley en el Cementerio Real  de Ur revelaron pruebas del sacrificio humano en tumbas de aproximadamente el 2800 a.C. Los Escitas, que llevaron muchos de los linajes y rituales arios hasta Europa, hicieron lo mismo. Evidencias del sacrificios humanos, especialmente de niños, puede ser encontrada entre todas las principales ubicaciones y pueblos, incluyendo el palacio de Cnosos, en Creta. El culto de la calavera como parte del ritual se ha repetido una y otra vez con los templarios, y con la sociedad secreta Skulls & Bones en los Estados Unidos. Incluso examinando los restos del Hombre de Pekín, que data de hace un millón de años, y delHombre de Neandertal, datado en aproximadamente 200.000 años, pueden hallarse pruebas de tales rituales. Evidencias de rituales de sacrificios humanos también se han encontrado en la religión sintoísta en Japón y en la antigua China.

Imagen 11

Anath, hermana y esposa legendaria de Baal, antigua divinidad de varios pueblos situados en Asia Menor y su área influencia, era representada adornada con cabezas cortadas junto con manos humanas pendientes de su cinto, al igual que las diosas madres de México e India. Los textos del antiguo Egipto revelan muchas clases de sacrificios y torturas, que después se extendieron a otros lugares. Los egipcios sacrificarían a hombres pelirrojos sobre la tumba de Osiris porque el rojo era el color relacionado con Seth, la versión egipcia de Satanás. Algunos rituales reflejan aquellos detallados en el Libro Egipcio de los Muertos e incluyen el guardar corazones en un recipiente. Los corazones eran puestos en balanzas para ser pesados para su juicio por la diosa Maat, símbolo de la Verdad, la Justicia y la Armonía cósmica. También era representada como diosa, que era la hija de Ra en la mitología egipcia. Este es el significado real de la mujer con la corona del Sol que sostiene las Balanzas de la Justicia que podemos ver en edificios de tribunales. En el mundo antiguo, los faquires de la India y otras escuelas de misterios conocían drogas que creaban alucinaciones, rituales de tortura y magia. La hipnosis era ampliamente usada en los templos. Los adoradores de Baal / Nimrod en Canaán, Babilonia y Fenicia, participaban en sacrificios humanos, canibalismo, y matanza de niños en nombre de Moloc. Baal o Moloc se identificaron con el dios romano Saturno. De acuerdo con la leyenda griega, Cronos (Saturno para los romanos) se comía a sus hijos tan rápido como nacían porque temía que lo derrocaran. Cronos eran el más poderoso de los Titanes, el nombre griego para los gigantes que resultaron del cruzamiento entre los dioses anunnaki y las  “hijas de los hombres“. El mito griego se refirió simbólicamente a ellos como hijos de la unión entre el cielo (tal vez extraterrestres) y la Tierra (seres humanos). Cronos era el padre de Zeus que sobrevivió porque su madre lo escondió de su marido. Zeus emprendió después una guerra victoriosa contra su padre y otros Titanes, y luego gobernó como el rey de los dioses sobre una dinastía en que se practicaba el sacrificio de niños. Cuando estudiamos a diferentes pueblos a través de las generaciones, encontramos los mismos temas de sacrificios humanos. El Antiguo Testamento abunda en historias de sacrificio animal y humano. El mismo simbolismo puede ser visto en diversos textos antiguos en relación al sacrificio de niños.

A través de los linajes de la Hermandad Babilónica, los antiguos rituales han sido mantenidos hasta la actualidad. Los Thugs, una de las sociedades secretas antiguas en la red de la Hermandad, ubicados en la India, asesinaban a sus víctimas de acuerdo con rituales dedicados a la diosa Kali, que era representada llevando una guirnalda de calaveras. El satanismo se basa en la manipulación y el robo de la energía y la conciencia de otra persona. En las épocas antiguas lo llamaban “arrebatar el alma” o posesión. Aquellos que realmente comprenden el trasfondo de los rituales saben que lo que realmente importa es el efecto de los rituales, no tanto los rituales mismos. Son los medios para un fin, como el de robar o manipular la energía. El sexo es tan común en el ritual satánico porque en el momento del orgasmo se produce una energía que los satanistas y los reptiloides pueden capturar y absorber. La actividad sexual inspirada por amor resuena a una vibración mucho más alta, no adecuada para los reptiloides. Pero el sexo durante un ritual o sacrificio satánico produce una energía en una frecuencia muy baja y, por tanto, la energía resuena a la frecuencia reptiloide. Las energías astrológicas generadas por el movimiento de los planetas y los ciclos del Sol y la Luna son también empleadas para aumentar el poder de los rituales. Así que hay días satánicos especiales para sus ceremonias más importantes. En estos días son sacrificadas personas, principalmente niños. Algunas de las fechas principales son el 21 o 22 de marzo, equinoccio de primavera, el 1 de mayo, noche de Walpurgis, el 21 o 22 de junio, solsticio de verano, etc. Pero estas fechas y fiestas no son satánicas en sí mismo. Son momentos en el ciclo planetario anual, cuando energías muy poderosas se están manifestando en la Tierra. Los rituales y las ceremonias, tanto de una naturaleza positiva como negativa, deben ser realizados en estas fechas. El ciclo produce la energía y los satanistas sólo aprovechan esa energía para sus propios propósitos. Otras fechas para el ritual satánico incluyen cada Luna llena, porque la energía reflejada del Sol está en su más poderoso nivel. Es remarcable la trascendencia para los satanistas del 1 de mayo, el día en que los Illuminati bávaros se constituyeron en 1776. También es el día de la celebración de la fiesta del trabajo.

La Clavícula de Salomón es un libro de magia oculta que, según la leyenda, fue escrito por el rey Salomón. Estas obras antiguas suministran los fundamentos para los rituales. El núcleo interior de los caballeros templarios estaba involucrado en rituales de magia negra. Por ello los templarios fueron culpados de lo que hoy llamamos satanismo y de rechazar el cristianismo. Se dijo que veneraban a un demonio poderoso llamado Baphomet, un símbolo de magia negra, también conocido como la Cabra de Menes. Capricornio, de la cabra, también simbolizado por el unicornio, es el signo del iniciado y representa el poder político, mientras que Leo (el Sol) representa el poder de la realeza. De aquí que el león sea el rey de la selva y sea el símbolo principal en la bandera de la familia real británica. El planeta Saturno gobierna Capricornio mientras el Sol gobierna a Leo. Los satanistas y los magos negros se basan mucho en el Sol y Saturno en sus rituales. La vibración de Saturno parece que tiene un mayor impacto en la Tierra de lo que es reconocido. En astrología Saturno es el planeta de la ley y autoridad. Capricornio, signo de la autoridad, también es, de acuerdo con astrólogos, el signo del zodíaco de Inglaterra, centro del control mundial. El nombre, Baphomet, se cree que deriva de palabras griegas significando bautismo de sabiduría o conocimiento. La contraseña secreta de la masonería es Tubal Caín, un descendiente del Caín bíblico, que era un descendiente de anuknaki. La hermana de Tubal Caín, Naamah, se dice que fue quién trajo el sacrificio humano y el canibalismo al mundo. Tubal Caín es conocido como el padre de la brujería y hechicería y por lo tanto, su nombre es una contraseña masónica. El linaje de los Médicis, de la Nobleza Negra en Venecia, que financió a Cristóbal Colón, incluía a Catherine de Médicis, reina de Francia, que encargó un sacrificio humano en una Misa Negra en el siglo XVI. Un niño joven fue sacrificado y la sangre usada para salvar a su hijo moribundo, Philip. Catherine de Médicis llevaba un talismán en su cuello con el nombre del demonio Asmodeo. Benjamin Franklin, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, era un miembro del satánico Club Hellfire. Adolf Hitler y los nazis eran satanistas, así como también sus supuestos adversarios, como Winston Churchill y Franklin Delano Roosevelt.

Imagen 12

El satanismo es inherente a la jerarquía dirigente de la Hermandad Babilónica, bajo el dominio de los reptiloides. Como todas las otras partes de la red, está estrictamente compartimentado. Los niveles más altos de la red satánica se conectan con los niveles más altos de la Hermandad. Pero a los grados más bajos no les es permitido saber la naturaleza verdadera de las organizaciones en las que están involucrados. Uno de los centros globales del satanismo es el Chateau des Arnerois, en Bélgica. En sus libro Linajes de los Illuminati, Fritz Springmeier menciona un castillo secreto ubicado cerca del pueblo de Muno, en Bélgica. Este castillo, según él, es un centro de las ciencias ocultas y en su interior hay una catedral con una cúpula con 1.000 luces. Este castillo también es conocido con el misterioso nombre de castillo de la Madre de la Oscuridad. El castillo está cerca a la frontera francesa y aproximadamente a 20 kilómetros de Luxemburgo. Está protegido de la vista por bosques espesos y los guardianes alejan a los curiosos. En esta catedral satánica está el trono de la suma sacerdotisa de la jerarquía superior, un puesto conocido como la Reina Madre. Todos los días, aparentemente, es sacrificado un niño en el sótano. Allí son realizadas ceremonias en honor a la diosa satánica conocida como Lilith, un demonio según la Cábala hebrea. Lilith es una figura legendaria del folclore judío, de origen mesopotámico. Se le considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Según la leyenda, abandonó el Edén por propia iniciativa y se instaló junto al mar Rojo, uniéndose allí con Samael, que llegó a ser su amante, así como con otros demonios. Más tarde, se convirtió en un demonio que rapta a los niños en sus cunas por la noche y se une a los hombres como un súcubo, engendrando hijos, los lilim, con el semen que los varones derraman involuntariamente cuando están durmiendo. Se le representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, a veces alada. El origen de la leyenda que presenta a Lilith como primera mujer se encuentra en una interpretación rabínica de Génesis. Antes de explicar que Yahveh dio a Adán una esposa llamada Eva, formada a partir de su costilla, el texto dice: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». Si bien hoy suele interpretarse esto como un mismo hecho explicado dos veces, otra interpretación posible es que Dios creó en primer lugar una mujer a imagen suya, formada al mismo tiempo que Adán, y sólo más tarde creó de la costilla de Adán a Eva. La primera mujer a la que se alude sería Lilith, la cual abandonó a Adán y el jardín del Edén.

La leyenda está vinculada a una tradición mágico-religiosa judía: la costumbre de poner un amuleto alrededor del cuello de los niños recién nacidos, con el nombre de tres ángeles, Snvi, Snsvi y Smnglof. El Génesis Rabba, recopilado en el siglo V en Palestina, señala que Eva no existía todavía en el sexto día de la Creación. Entonces Yahvéh había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes. Cuando desfilaron ante él en parejas, macho y hembra, Adán sintió celos, y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto. Por ello exclamó: «¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia. Según el Yalqut Reubeni, colección de comentarios cabalísticos acerca del Pentateuco, recopilada por R. Reuben ben Hoshke Cohen, en Praga: “Yahvéh formó entonces a Lilith, la primera mujer, del mismo modo que había formado a Adán. De la unión de Adán con esta hembra, y con otra parecida llamada Naamá, hermana de Tubalcaín, nacieron Asmodeo e innumerables demonios que todavía atormentan a la humanidad. Muchas generaciones después, Lilith y Naamá se presentaron ante el tribunal de Salomón disfrazadas como rameras de Jerusalén“. Adán y Lilith nunca hallaron armonía juntos, pues cuando él deseaba tener relaciones sexuales con ella, Lilith se sentía ofendida por la postura acostada que él le exigía. «¿Por qué he de acostarme debajo de ti? —preguntaba—: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual». Como Adán trató de obligarla a obedecer, Lilith, encolerizada, pronunció el nombre mágico de Dios, se elevó por los aires y lo abandonó. Saliendo del Edén fue a dar a las orillas del Mar Rojo, hogar de muchos demonios. Allí se entregó a la lujuria con éstos, dando a luz a los lilim. Cuando tres ángeles de Dios fueron a buscarla (Snvi, Snsvi y Smnglof), ella se negó. El cielo la castigó haciendo que muriesen cien de sus hijos al día. Desde entonces las tradiciones judías medievales dicen que ella intenta vengarse matando a los niños menores de ocho días, incircuncisos. El novelista italiano de origen judío Primo Levi pone en boca de uno de sus personajes esta visión de Lilith: “A ella le gusta mucho el semen del hombre, y anda siempre al acecho de ver a dónde ha podido caer (generalmente en las sábanas). Todo el semen que no acaba en el único lugar consentido, es decir, dentro de la matriz de la esposa, es suyo: todo el semen que ha desperdiciado el hombre a lo largo de su vida, ya sea en sueños, o por vicio o adulterio. Te harás una idea de lo mucho que recibe: por eso está siempre preñada y no hace más que parir“.

En la antigua Sumeria el linaje anunnaki fue simbolizado como un lirio (en inglés, lily). Es a estas tierras en Bélgica y Francia del norte donde los linajes anunnaki vinieron, para apoderarse posteriormente de Escocia. Bélgica, este país pequeño entre Francia y los Países Bajos, es también el hogar de la Unión Europea y de la OTAN. También se dice que hay un poderoso centro donde están siendo compiladas bases de datos sobre todas las personas del mundo. Es aparentemente conocido como “La Bestia” y hay cierto número de ellos alrededor del mundo. Nimrod era Eannus, el dios con dos caras, que fue después conocido por los romanos como Jano. La razón de que Bélgica sea un centro del satanismo y tantas instituciones de la Hermandad Babilónica es que la Hermandad creó Bélgica justo por esta razón en 1831 e impusieron una línea real de la élite, la Casa de Saxe – Coburg – Gotha, el mismo linaje que la familia real británica. Y a través de su rama en Prusia, fueron partidarios de Adam Weishaupt, el fundador de los Iluminati bávaros. Se habla de misas negras en las que niños eran asesinados ante miembros ilustres de la sociedad belga. Un periódico belga informó que un ex miembro de la comisión de la Unión Europea estaba entre un grupo de jueces, políticos, abogados, y policías, que asistían a las orgías en un castillo belga. El grupo satánico detrás de los homicidios belgas se dice que se interconectaba con grupos similares en Holanda, Alemania, y América. En realidad sería parte de una red global que operaría en diversos países. El satanismo es dirigido como una corporación transnacional. Los rituales de magia negra se practican en todo el mundo. En Escocia, un centro satánico importante está en el área del Lago Ness, cerca de Inverness. Aleister Crowley, el satanista más famoso del siglo XX, tenía una casa junto al Lago Ness y fue a esta área a la que fue para llevar a cabo algunos de sus rituales de magia negra más poderosos. Una formación rocosa cerca del lago llamada la Roca de las Maldiciones ha sido utilizada por magos negros durante cientos de años y Crowley particularmente estaba extrayendo la energía que emanaba de una montaña cercana conocida comoMealfuorvonie. El satanismo parece que fue una creación de los nefilim, losángeles caídos“.

Imagen 16

El poeta árabe Firdusi completó el Libro de los Reyes en el 1010 d.C., una historia legendaria sobre Irán. Escribe sobre un rey llamado Sam que se casó con una mujer hermosa que dio a luz a un bebé de apariencia espantosa. La descripción de las características del bebé es exactamente la misma como los niños nacidos del cruce entre los dioses nefilim / anunnaki y mujeres humanas. Aquellos niños eran muy grandes, de piel blanca, y cabello blanco como la nieve. Su nombre era Zal, un niño nefilim, híbrido humano – reptiloide. Y Zal era el hijo de Sam. Los asesinatos del Presidente Kennedy y la Princesa Diana también fueron rituales satánicos. Las redes satánicas controlan el sistema y por tanto aseguran que haya una alta proporción de satanistas en puestos del poder. Cuanto más alto se sube en la pirámide, más satanistas hay. La cantante Joan Baez canta una canción, Play Me Backwards, para recordar el abuso infantil cuando las barreras de amnesia empiezan a caer, el control mental se derrumba, y las memorias llegan en retrospectivas: “No tienes que reproducirme al revés para captar el significado de mi verso, No tienes que morir e ir al infierno, Para sentir la maldición del diablo. Bien pensaba que mi vida era una fotografía, Sobre la tarjeta de Navidad de la familia. Niños todos vestidos de botones y arcos, Y alineados en el jardín. ¿Eran los días de oro de la infancia, tan líricos y cálidos?. O la imagen empezó a desvanecerse, En el día que nací. Que la noche comience, hay un estallido de piel, Y el torrente repentino de escarlata, Hay un niño pequeño montando en una cabeza de cabra, Y una niña pequeña que hace de la ramera. Hay un sacrificio en una iglesia vacía, De la dulce pequeña bebé Rosa, Y un hombre en una máscara de México, Está sacándome mis ropas. Los he visto encender las velas, Los he escuchado tocar el tambor, Y he gritado Mami, Mami, estoy frío como hielo, Y no tuve ningún lugar para correr. Así que estoy pagando por protección, Fumando fuera la verdad, Cazando recuerdos, Clavando la prueba. Me pararé ante tu altar, Y diré todo lo que sé, He venido a reclamar mi infancia, En la capilla de la bebé Rosa“. Esta canción expresa una horrible experiencia.

Fuentes:

  • David Icke – El Gran Secreto
  • Santiago Camacho – La conspiración de los Illuminati
  • Nigel Davies – El Sacrificio Humano en la Historia y actualmente
  • Daniel Estulin – La verdadera historia del Club Bilderberg
  • Daniel Estulin – Los Secretos del Club Bilderberg
  • Paul H. Koch – La historia oculta del mundo
  • Paul H. Koch – Illuminati: Los secretos y conspiraciones de los Illuminati al descubierto
  • Esteban Cabal – Gobierno Mundial
  • Jorge Márquez – Gobierno Mundial y Fin del Mundo
  • Eliphas Levi – Dogmas y rituales de la Alta Magia
  • David Icke – Hijos de Matrix: Cómo una raza interdimensional controla el mundo desde hace miles de años
  • Robert Graves y Raphael Patai – Los mitos hebreos
  • Manuel-Antonio Marcos Casquero – Lilith. Evolución histórica de un arquetipo femenino
  • Arkon Daraul – A History of Secret Societies
  • Albert Pike – Morals and Dogma
  • Manly P. Hall – The Secret Teachings of All Ages
  • Aleister Crowley – The Confessions of Aleister Crowley
  • Anton LaVey – The Satanic Bible
  • Barry Coward y Julian Swann – Conspiracies and Conspiracy Theory in Early Modern Europe: From the Waldensians to the French Revolution
  • William T. Still – New World Order: The Ancient Plan of Secret Societies
  • Pat Robertson – The New World Order
  • Ralph Epperson – New World Order

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *