Función de la dopamina

http://muyenforma.com/

La dopamina es una neurohormona que desempeña una importante función en el comportamiento, la cognición y la actividad motora y también está involucrada en el aprendizaje, la atención y el sueño

función dopamina

La dopamina interviene en diversas funciones del cuerpo, como en la regulación del sueño, el humor o la cognición | David F.

La dopamina fue descubierta hace poco más de sesenta años por los químicos suecos Arvid Carlsson y Nils-Ake Hillarp. La conocida como “la hormona de la felicidad, del placer o de las sensaciones placenteras” desempeña funciones muy específicas en el sistema nervioso central. Es un neurotransmisor o neuromediador, un agente químico que transmite información de una neurona a otra neurona atravesando la sinapsis.

La dopamina pertenece a un grupo de neurotransmisores que actúan a su vez como hormona, los denominados neurohormonas. Está estrechamente relacionada con los mecanismos de recompensa en el cerebro, y es un factor clave en las adicciones. Cuando se consumen habitualmente sustancias adictivas como el alcohol, el tabaco o las drogas (heroína, opio, cocaína, morfina, etc.), nuestro cerebro se acostumbra a ellas, suprimiendo la producción normal de dopamina y demandando una dosis de la sustancia en cuestión para compensar la pérdida o los niveles naturales de dopamina.

La dopamina juega un papel importante en la satisfacción y el deseo, pero también está involucrada en procesos como la toma de decisiones, el aprendizaje o la memoria. La dopamina influye en el comportamiento y la cognición, así como en la actividad motora, el humor, la producción de leche materna y, junto a la noradrenalina, en la regulación del sueño. Sin la presencia de la dopamina no se despertaría nuestra curiosidad ni sentiríamos motivación.

Años atrás se pensaba que la noradrenalina regulaba de manera individual la secreción demelatonina, una hormona segregada por la glándula pineal que se ocupa de regular nuestro reloj biológico y que ayuda a conciliar el sueño, entre otras funciones. Pero recientes estudioshan revelado que la dopamina inhibe la producción de la melatonina, es decir, se encarga de despertarnos.

Cómo estimular el aumento de dopamina

La dieta es una pieza fundamental para mejorar la síntesis de la dopamina, dado que los neurotransmisores se fabrican a partir de aminóacidos que a su vez precisan minerales y vitaminas. Por lo tanto, nuestra alimentación debería ser rica en alimentos antioxidantes que reducen el daño que los radicales libres causan en las células, como pueden ser: ajos, fresas,kiwis, germen de trigo, levadura de cerveza, pipas de calabaza, pipas de girasol, brócoli, cebolla,puerros, berros, té verde, aguacate, cereales…

Además, se aconseja realizar ejercicio físico a diario y evitar aquellos alimentos que inhiben la función cerebral: grasas saturadas, azúcar, alimentos precocinados, harina refinada, cafeína, etc. Otra de las recomendaciones es que el descanso nocturno se prolongue al menos 7 horas.

Siempre hay que consultar con el médico qué maneras hay de incrementar los niveles de dopamina de forma natural. Si el facultativo lo autoriza, también podría ser de ayuda tomar suplementos de vitamina B, vitamina E y fenilalanina.

La dopamina interviene en diversas funciones del cuerpo, como en la regulación del sueño, el humor o la cognición | David F.

La dopamina fue descubierta hace poco más de sesenta años por los químicos suecos Arvid Carlsson y Nils-Ake Hillarp. La conocida como “la hormona de la felicidad, del placer o de las sensaciones placenteras” desempeña funciones muy específicas en el sistema nervioso central. Es un neurotransmisor o neuromediador, un agente químico que transmite información de una neurona a otra neurona atravesando la sinapsis.

La dopamina pertenece a un grupo de neurotransmisores que actúan a su vez como hormona, los denominados neurohormonas. Está estrechamente relacionada con los mecanismos de recompensa en el cerebro, y es un factor clave en las adicciones. Cuando se consumen habitualmente sustancias adictivas como el alcohol, el tabaco o las drogas (heroína, opio, cocaína, morfina, etc.), nuestro cerebro se acostumbra a ellas, suprimiendo la producción normal de dopamina y demandando una dosis de la sustancia en cuestión para compensar la pérdida o los niveles naturales de dopamina.

La dopamina juega un papel importante en la satisfacción y el deseo, pero también está involucrada en procesos como la toma de decisiones, el aprendizaje o la memoria. La dopamina influye en el comportamiento y la cognición, así como en la actividad motora, el humor, la producción de leche materna y, junto a la noradrenalina, en la regulación del sueño. Sin la presencia de la dopamina no se despertaría nuestra curiosidad ni sentiríamos motivación.

Años atrás se pensaba que la noradrenalina regulaba de manera individual la secreción demelatonina, una hormona segregada por la glándula pineal que se ocupa de regular nuestro reloj biológico y que ayuda a conciliar el sueño, entre otras funciones. Pero recientes estudioshan revelado que la dopamina inhibe la producción de la melatonina, es decir, se encarga de despertarnos.

Cómo estimular el aumento de dopamina

La dieta es una pieza fundamental para mejorar la síntesis de la dopamina, dado que los neurotransmisores se fabrican a partir de aminóacidos que a su vez precisan minerales y vitaminas. Por lo tanto, nuestra alimentación debería ser rica en alimentos antioxidantes que reducen el daño que los radicales libres causan en las células, como pueden ser: ajos, fresas,kiwis, germen de trigo, levadura de cerveza, pipas de calabaza, pipas de girasol, brócoli, cebolla,puerros, berros, té verde, aguacate, cereales…

Además, se aconseja realizar ejercicio físico a diario y evitar aquellos alimentos que inhiben la función cerebral: grasas saturadas, azúcar, alimentos precocinados, harina refinada, cafeína, etc. Otra de las recomendaciones es que el descanso nocturno se prolongue al menos 7 horas.

Siempre hay que consultar con el médico qué maneras hay de incrementar los niveles de dopamina de forma natural. Si el facultativo lo autoriza, también podría ser de ayuda tomar suplementos de vitamina B, vitamina E y fenilalanina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.