La ciencia intenta responder cómo los dinosaurios cruzaron el océano

http://www.batanga.com/

La hipótesis de un científico griego reaviva una interesante discusión sobre cómo los dinosaurios llegaron a América.

¿Caminamos o nadamos?

La existencia de registros fósiles similares y de edades parecidas a ambos lados delOcéano Atlántico siempre ha intrigado a los paleontólogos ¿Los dinosauriosencontrados en la actual América del Norte llegaron antes de que elsupercontinente Pangea se rompiera, dando origen a los continentes o los animales hallaron algún modo de cruzar el Atlántico en proceso de formación?

Leonidas Brikiatis, un biogeógrafo griego, lanza la novedosa hipótesis de que los dinosaurios y otros animales antiguos se avecindaron en América viajando a través de puentes que en el pasado unieron Europa y América.

Brikiatis no solo propone que había dos grandes puentes, sino que incluso se anima a dibujar un mapa sobre sus puntos de contacto con tierra firme.

El primer puente se habría extendido entre el Este de Canadá y la Península Ibérica, en la actual España, y el segundo habría enlazado América del Norte conEscandinavia.

A favor de la hipótesis

El científico griego ha encontrado partidarios y escépticos de su revolucionaria hipótesis en la comunidad científica.

Paul Sereno, paleontólogo de vertebrados de la Universidad de Chicago y un estudioso de los registros fósiles a ambos lados del Atlántico, ve plausible la teoría de Brikiatis. Estima que quizá la romería de gigantes incluyó a Supersaurus y Allosaurus, acompañados de tortugas, lagartos y mamíferos primitivos. A pesar de que el Atlántico era más estrecho en ese tiempo, no era cuestión de lanzarse a cruzarlo a nado.

Leonidas Brikiatis supone que los puentes, o parte de ellos, eran las zonas menos profundas del océano, llamadas actualmente repisas oceánicas, que habrían estado sobre el nivel del mar y luego se sumergieron.

Esas rutas terrestres habrían sido un tanto similares a otras a través del océano, como el puente de tierra de Bering atravesado por los humanos hace unos 23.000 años entre Asia y América del Norte y el moderno Istmo de Panamá que enlazaAmérica del Norte y América del Sur.

Entre indecisos y escépticos

Anne Schulp, paleontólogo de vertebrados del Centro de Biodiversidad Natural deLeiden, Holanda, duda de que existiera una autopista ininterrumpida, pero cree que los puentes pudieron ser zonas aisladas utilizadas para el paso.

Octavio Mateus, un paleontólogo de la Universidad Nueva de Lisboa, no tiene nada en contra de los puentes, pero no ve por qué tuvieron que necesitarlos obligatoriamente los dinosaurios. Mateus opina que es posible que los dinosaurios llegaran a la actual América del Norte antes del colapso de Pangea y que simplemente no se han encontrado fósiles que lo prueben.

Quizá pronto conquistemos Marte, pero la Tierra sigue guardando secretosapasionantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.