Aida. La «Conveniente Causa de Cáncer» que Todas las Mujeres Deben Evitar

Publicado Por Dr. Mercola 

pastillas anticonceptivas

Estudios en humanos y en animales muestran que un grupo de genes llamado complejo mayor de histocompatibilidad (MHC por sus siglas en inglés) puede influir en el olor.  En general, las mujeres prefieren que el olor de su pareja tenga un MCH diferente—pero este efecto se invierte en mujeres que toman pastillas anticonceptivas.

Un estudio mostró que las mujeres solteras prefieren que el olor del hombre tenga un  MHC similar, pero las mujeres que tienen pareja prefieren que el MHC sea diferente.  Esto significa que el uso de pastillas anticonceptivas podría influir al momento de elegir pareja.

De acuerdo con FYI Living:

“La mujeres que usan pastillas anticonceptivas prefieren hombres con genes MHC similares.  Los estudios indican que, ´las mujeres consideran el domino olfativo como un factor importante al evaluar a sus posibles parejas.´  Por lo tanto, debido a alteraciones graves en el gusto olfativo, el uso de anticonceptivos orales podría influir al momento de elegir pareja.”

Fuentes:
Comentarios del Dr. Mercola

Esto es algo que la mayoría de la gente rara vez consideraría, pero de acuerdo con los investigadores, las mujeres que toman pastillas anticonceptivas podrían, sin darse cuenta confundirse y elegir a la pareja menos compatible, a diferencia de las mujeres que no toman estas pastillas…Ya sea que esta es una preocupación real o no, para muchos es un tema de discusión, pero las pastillas anticonceptivas pueden causar estragos en su vida de manera más directa, de lo cual hablaré en un momento.

Cómo Puede Influir la Pastilla al Momento de Elegir Pareja

Es bien sabido que el olor juega un papel importante cuando se trata de elegir una pareja.  Esto incluye los olores que no se pueden percibir conscientemente, como el de las feromonas.  (Hace unos años, investigadores descubrieron que un nervio olfativo especifico, denominado “Nervio O”, parece ser la ruta a través de la cual se procesan las feromonas.  El Nervio “O” tiene terminaciones en su cavidad nasal, pero las fibras van directamente a las áreas sexuales de su cerebro.  Debido a que el Nervio O pasa por su corteza olfativa, no se registra un olor consciente, en lugar de eso detecta señales químicas sexuales.)

Los seres humanos, como los animales, también tienen un complejo mayor de histocompatibilidad (MHC) relacionado con las preferencias olfativas que influyen al elegir pareja.  Algunos investigadores han descubierto que las mujeres en general prefieren hombres con olor corporal con diferente MHC.  Se cree que esto podría ser parte del proceso de selección natural para prevenir y controlar la endogamia genética.  Cuando una pareja tiene un MHC parecido sus posibilidades de reproducirse exitosamente son menores.

Sin embargo, cuando una mujer está tomando pastillas anticonceptivas sus preferencias de olor cambian.  Lo que hacen las pastillas prácticamente es imitar el embarazo, y cuando una mujer está embarazada tiende a preferir el olor de los hombres con MHC parecido al de ella – tal vez como una señal bilógica para buscar y vincularse con miembros familiares que la apoyen en lugar de una posible pareja.

Lo que esto significa es que cuando usted está tomando anticonceptivos hormonales, usted interfiere con su biología y corre el riesgo de producir un desequilibrio hormonal que podría hacer que se sienta atraída por hombres con una composición química parecida a la suya.  Si usted estaba tomando pastillas anticonceptivas al momento de conocer a su pareja, podría ser que cuando deje de tomarlas sienta menor atracción hacia él—o peor aún podría ser que le cueste más trabajo embarazarse. No es necesario decir que cualquiera de estas dos situaciones podría causar problemas en su relación…

Sin embargo, hay otra situación que podría ser de mayor importancia, y son los efectos que causan las pastillas anticonceptivas en el cuerpo de la mujer.

Controlar su ciclo menstrual de forma artificial a base de hormonas sintéticas podría parecer un método ideal, muy efectivo, relativamente barato y fácilmente reversible.  Las pastillas anticonceptivas son una cómoda manera de prevenir el embarazo… pero hasta ahí terminan sus beneficios.  Ya que las pastillas anticonceptivas están relacionadas con numerosos riesgos a la salud.  Por lo que es importante considerar que vale más, si los beneficios por comodidad o los  riesgos considerables.

Manipular sus Hormonas Artificialmente es una Idea Arriesgada

La mayoría de las partillas anticonceptivas, parches, anillos vaginales e implantes contienen una combinación de derivados de hormonas de estrógeno y progestina.  Lo que hacen estos anticonceptivos es imitar el funcionamiento de estas hormonas en su cuerpo, para así engañar a su sistema reproductivo produciendo los siguientes efectos:

  • Impiden que sus ovarios liberen óvulos
  • Espesan la mucosa cervical para ayudar a bloquear los espermatozoides evitando así fertilizar el óvulo
  • Adelgazan la pared del útero, lo que hace difícil que un óvulo se implante, en caso de ser fecundado

Sin embargo, su sistema reproductivo no está aislado en una burbuja… sino que está conectado a todos los otros sistemas de su cuerpo, y por lo tanto, la pastilla es capaz de alterar mucho más que sólo su estado reproductivo.

Riesgos Bien Documentados Por el Uso de Estrógenos y Progestina Sintética

Si usted utiliza alguno de los métodos hormonales anticonceptivos (ya sea pastillas, parches, anillos vaginales o implantes), es importante que entienda que lo que usted está tomando es progesterona y estrógenos sintéticos —  algo que claramente no es conveniente si desea mantener su salud en óptimas condiciones.

Estos anticonceptivos contienen el mismo número de hormonas sintéticas que los que se utilizan en la terapia de reemplazo hormonal (HRT por sus siglas en inglés), la cual tiene bien documentados los riesgos, que incluyen un aumento en el riesgo de coágulos sanguíneos, derrame cerebral, ataque cardíaco y cáncer de mama.  De hecho, estudios han encontrado que la HRT incrementa el riesgo de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas en al menos un uno por ciento al año, y el uso de HRT junto con progestina incrementa su riesgo en un ocho por ciento al año, lo que podría alcanzar un 30 por ciento después de tan sólo cuatro años de uso.

Así que, ¿cuáles son los riesgos para las mujeres que comienzan a tomar hormonas sintéticas a una edad temprana y continúan utilizándolas durante 15 años o más?

A cambio de la comodidad de prevenir el embarazo (lo cual puede hacer de forma natural, y con la misma efectividad, yo le explicaré como hacerlo más adelante), usted se está poniendo en riesgo de:

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.