“¿Quiénes Son Los Hombres de Negro?” Leo.

www.profesorleo.com.ar – www.elsenderodelser.com

MIB

Durante el siglo pasado, años 1950 a 1990, fueron muy difundidos (pero comentados por lo bajo) fenómenos sobre la aparición de ciertos personajes llamados, a falta de otro conocimiento, como “Los Hombres de Negro”; esto se refería a su impecable vestimenta negra: pantalones, zapatos, saco, corbata, sombrero (cuando se usaba) y anteojos negros a veces. Parte de sus características eran rasgos algo orientales y manos cuidadas, de dedos muy finos, sin indicaciones de haber realizado trabajos rudos.

Esto nos trae recuerdos de los “agentes Smith” de la película Matrix, que contiene ciertos aspectos fantasiosos, aunque otros muy cercanos a la realidad que no vemos, pero que están allí detrás. Estos Hombres de Negro parecen salidos todos del mismo molde: delgados, a veces de tez pálida, más morena otras, con una estatura de unos 1,85 m a 1,90m y vestidos con ropas de telas muy parecidas a las que se utilizaban en la época de los 60-70 con gran contenido de nylon en ellas.

Su misión siempre ha sido la de entorpecer, anular o desviar las investigaciones sobre procesos espirituales secretos o conocimiento y pruebas de la existencia de naves ET, a toda costa. También se encargan del secuestro de bibliografía mística y sobre procedimientos mágicos, que contenga conocimientos que van más allá de los normalmente impartidos en colegios y universidades. Toda la información de la que se disponga sobre razas ET es motivo de su intervención, a fin de que no sea transmitida.

Siempre vestidos impecablemente, de la misma forma, tanto de día como de noche, conduciendo autos negros, normalmente sin identificación. En ocasiones llegaban y se iban sin ser notados por otras personas en la casa salvo la indicada, a quien traían un severo mensaje. En algunos casos, se materializaban en los porches de las casas, por ejemplo en un día de lluvia, pero sin que sus zapatos llevaran barro ni sus ropas estuvieran mojadas.

Y así como llegaban, así desparecían, luego de dejar sus lúgubres mensajes. Se les aparecían a personas que estaban en contacto o bien investigaban el fenómeno OVNI o tenían algún material, fotos, documentos, conociento de antemano estos personajes, no sólo de qué se trataba el material sino dónde lo mantenían guardado.

La advertencia era muy concisa, cortés, pero definitiva: “Sr. Juan Pérez (sabían exactamante con quien estaban tratando), le sugerimos que abandone inmediatamente su investigación (o nos entregue el material tal y cual que guarda en tal lugar) porque corre serio peligro tanto su vida como la de su familia; usted no tiene idea de la gravedad del asunto en que se está metiendo”; y así como habían aparecido, se esfumaban.

En la mayoría de los casos esto ocurría preferentemente de noche, pero también de día y los demás testigos cercanos no se percataban de su existencia. Su voz metálica, grave, impresionaba fuertemente como si se tratara de una máquina (como los lectores automatizados de libros que hoy utilizamos a través de internet) y muchas veces comunicaban sus amenazas a través de llamadas por teléfono.

Estos personajes, de apariencia tétrica, en ocasiones dominaron pueblos enteros (caso de Thomasville, EEUU, 1976), secuestrando o lavando el cerebro de adolescentes cuyas mentes controlaban y que luego aparecían totalmente insensibles a su familia, como automatizados, carentes de sentimientos, y con una misión en especial que cumplían sin chistar. Supuestamente, luego de ello, estos jóvenes eran “descartados” y nunca regresaban a su familia o a su condición anterior.

Este fenómeno nunca pudo ser estudiado en detalle, pero sucedió frecuentemente en zonas del país del norte, aunque no se circunscribió solamente allí. Todo aquel que estaba en condiciones de revelar algún tipo de información sobre naves, avistamientos o situaciones, era amenazado de inmediato. Así se mantuvo, con la conspiración de los organismos del gobierno de ese país, una severa represión sobre la información que ellos consideraban como “clasificada”.

Hay muchas preguntas sobre estos “Hombres de Negro”, satirizados con las películas y distorsionada por completo su función, ya que no estaban en contra de los ET sino decididamente a favor y comandados por ellos. Varias de estas preguntas son:

¿Qué buscaban en sus apariciones?
Obviamente, el silenciamiento “por las buenas” en primera instancia mediante el miedo; algunas personas que continuaron sin hacerles caso, a veces recibieron una segunda amenaza más concreta que la primera o directamente desaparecieron sin dejar rastros o sufrieron algún “misterioso” accidente mortal.

¿Quienes eran?
Aparentemente, personajes sin vida real, robóticos, aunque mostraban seguir instrucciones de un “controlador” cercano, pero invisible y acostumbraban comportarse muy similarmente a personas reales, aunque se notaba muchas veces su dificultad en la pronunciación del idioma.

¿Qué los hacía diferentes?
Muchas veces, su aparente educación social contrastaba con la mirada profunda e hipnótica, fija y severa, con la que amedrentaban a sus interlocutores. Los detalles de su vestimenta eran absolutamente similares, como muñecos salidos en serie de una línea de montaje. Aparecer y desaparecer sin dejar rastro alguno, indica sin duda que eran materializados y luego recuperados desde una nave cercana.

¿Qué otras características los señalaban?
Por un lado, las que ya he mencionado, pero por otro su uniformidad, edad mediana, delgadez, aparente educación, sus autos negros, su aparición-desaparición no detectable, preferentemente en horas y lugares solitarios, sin testigos de ser posible.

También se les notaba cierta incoherencia en el lenguaje o en los temas con que iniciaban su contacto, su voz metálica y sin un tono en especial, robotizada y su absoluta seguridad en su accionar. No mostraban emociones de ninguna especie, aún en conversaciones mantenidas con personas a las cuales claramente intentaban disuadir de continuar investigando, bajo graves amenazas.

¿Cómo solían aparecer?
Generalmente en silencio, como plasmándose de repente y luego desplasmándose sin dejar huellas ni pisadas, pero hubo testigos que los vieron descender de platillos en zonas boscosas, cuando no utilizaban autos negros sin ninguna identificación. Siempre solían presentarse de a tres, aunque en ocasiones se registraron como un solo individuo.

¿Cómo no eran detectados por la policía?
En ciertos casos, aún cuando la policía fue informada de su presencia, parecían tener una información particular sobre la posición de los agentes de manera que jamás se llegaban a cruzar con efectivos policiales o militares. ¿Zonas liberadas por órdenes superiores? Muy probablemente sí, porque ciertos altos personajes del gobierno siempre estuvieron y están al tanto de sus actividades.

¿Qué rastros quedaban?
Absolutamente ninguno, aún cuando entraban a casas y edificios como si fuera su propia casa, yendo directamente a dirigirse hacia el interesado a quien dejaban su mensaje amenazador. Siempre manifestaron un previo aviso, evitando recurrir a la violencia ni siquiera verbal. Su característica principal era que se notaban actuando como “mensajeros”.

¿Por qué dejaron de aparecer a finales del siglo XX?
Porque su presencia, más que disuadir, alertaba y muchas personas, a riesgo de su vida, denunciaron su intervención. Hay un dicho popular muy conocido que expresa, con gran sabiduría: “Puedes engañar a alguien durante mucho tiempo, a muchos durante poco tiempo, pero no a todos durante todo el tiempo”.

¿Los “Hombres de Negro” pasaron a ser obsoletos?
, porque los ET decidieron emplear estrategias menos notables por la gente, evitando presencias de cualquier clase y más efectivas, como por ejemplo, la des-información. Esta des-información fue y es masivamente utilizada a través de los medios de comunicación, diarios, radios, revistas, TV y cine, que por supuesto, cuando son investigados seriamente, todos pertenecen finalmente a los mismos dueños.

¿Cuál sería el mecanismo de des-infomación?
Es una técnica muy sencilla, pero efectiva. Por ejemplo, si te cuento la verdad varias veces y puedes comprobarla, terminarás creyendo una mentira intercalada, aunque no puedas comprobarla. El medio de comunicación social entonces se vuelve “confiable” siendo que NINGUNO lo es, dado que de alguna manera, todos están controlados y manipulados.

La des-información, además de la mezcla muy controlada de verdad y mentira, también consiste en decir la verdad, pero con detalles agregados que hacen que las personas no se formen una opinión cierta, siendo que cada uno lo verá desde su particular forma de entenderlo y, en resumen, aún siendo verdad, será desestimada por confusa y pasará desapercibida. El hecho de manifestarse muchas contradicciones juntas, hace que el público confunda la realidad aunque la tenga delante de sus ojos.

Cuando algo verídico se muestra demasiado abiertamente, pasa a ser automáticamente clasificado como dudoso. ¿Cómo escondes a un elefante? Dentro de una manada de elefantes. Primero, cuando yo era adolescente, las pruebas que se requerían eran fotos; luego se argumentó que dichas fotos eran trucadas.

Más tarde aparecieron las filmaciones y los videos, pero también las herramientas técnicas como para modificarlos y editarlos, por lo que se perdió la fe en dichos videos. En resumen, hoy nadie cree en nada aún cuando lo esté viendo.

Solamente quienes hemos visto con nuestros propios ojos fenómenos inexplicables o bien, naves en casos reales, damos por sentado que algo hay detrás de eso. Es muy común que se me pregunte:

¿Cuáles son tus fuentes para que afirmes esto o aquello?
Siempre respondo lo mismo. Lo que he visto, lo que he fotografiado, la información repetitiva que he cotejado, el discernimiento, las fotos de otros medios (por ejemplo de los años 60 cuando todavía los organismos no censuraban a los medios), los testimonios de otras personas, las versiones coincidentes, textos que veladamente indican la presencia extraterrestre, como La Biblia misma, fenómenos de otro modo inexplicables, etc. Todo aquello que encaje y que pueda ser confirmado.

Mi investigación sobre el fenómeno comenzó un atardecer de primavera, cuando encima de mi cabeza (yo tenía 14 años) se presentó una nave, mostrando sus colores variables por debajo y su tambaleante estaticidad, típica de su sustentación electromagnética. Mis compañeros de colegio, muy tranquilamente me respondieron: “Ah, si, es un plato volador”, pero esa fascinante imagen quedó grabada hasta hoy en mi mente.

Allí comencé a investigar y hoy, cincuenta años después y luego de las pruebas, el material confrontado y los testimonios regogidos, ya logré que todo el rompezacezas terminara armado y hoy tiene total sentido. Ayuda al investigador el hecho que a través de los videos de Youtube, hoy puede analizarse cuáles son reales y cuáles no, poniendo la atención en ciertos detalles particulares que son pasados por alto por las personas no acostumbradas.

Tomemos un ejemplo, que pocas personas conocen: ¿Cómo diferenciar en un video el caminar de un yeti real, de un humano disfrazado? El humano alterna pie derecho hacia adelante y brazo izquierdo hacia atrás; el yeti avanza al mismo tiempo pierna y brazo del mismo lado, porque se abre paso en la maleza. Y así, con detalles muy poco conocidos, uno detecta una nave extraterrestre de otra terrestre de la misma clase, por ejemplo, tras la experiencia de muchos años de investigación.

Y además, el hecho de habitar en una zona permanentemente recorrida por naves, en una provincia en la cual existen actualmente bases ET en la cordillera y numerosos espejos de agua (para ellos imprescindibles) donde ellos se abastecen para obtener hidrógeno mediante electrólisis, hace que cuando uno se encuentra alertado, pueda verificar la constante presencia y pasaje de naves por sobre los espacios habitados.

Concretamente, los Hombres de Negro han desaparecido hasta el momento porque han sido suplantados por una estrategia más inocua de des-información. Esto va a mantenerse hasta que luego del año 2023, con la entrada de Plutón (el descubridor) en Acuario (los extraterrestres), todo el aparato dominador del planeta será puesto en evidencia inevitablemente y las razas ET serán descubiertas a la luz del día.

Luego de ese año, nuestra relación con estas razas, para bien o para mal, va a ser blanqueada y públicamente desenmascarada y todos los secretos de este tipo serán descubiertos pública e innegablemente, siendo que hoy ya conocemos perfectamente muchas de sus características y “secretos” restringidos solamente a los estudiosos de la Ovnilogía.

¿De qué secretos estamos hablando?
Hoy está claramente identificado, entre ellos, la constitución estructural de sus naves, sus medios de propulsión, sus adelantos tecnológicos (aunque hay algunos que aún no comprendemos ni disponemos en fabricación humana), sus fisonomías, su biología fundamental, sus hábitos de vida, sus intenciones, sus métodos, sus laboratorios.

También las ubicaciones de sus bases ya identificadas con coordenadas de latitud y longitud, y la enumeración de sus habitantes en cada una, sus técnicas de hibridación, algunas de las cuales ya han dejado de utilizar, como por ejemplo la impregnación y las técnicas de retirar sus fetos a los 3 meses de embarazo de las madres humanas, dado que ahora hacen sus experimentos directamente en sus laboratorios bajo tierra.

¿Y se conoce algo más?
Sabemos qué tipo de energía utilizan, cómo son sus motores y cómo funcionan, sus super-computadoras desmoleculizadoras, con integración de memorias biológicas, sus métodos de clonación, sus manipulaciones del ADN, sus sensores robotizados, la generación de sus intensos campos magnéticos, las razones de su desplazamiento dentro de campos de plasma…

Cómo penetran en el agua y salen de ella, cómo atraviesan paredes sólidas de roca en laderas de montañas solidas, cómo pulverizan la roca sólida, cómo hacen túneles en el terreno, cómo producen su gravedad artificial, el armamento del que disponen (aunque no exactamente todo), las condiciones en las que sus naves no son estables, la necesidad de utilización del agua, la razón de sus cercanías a líneas y plantas de generación de alta tensión… ¿Sigo?

El porqué de sus accidentes, la estructura atómica de sus materiales, sus aleaciones de materiales no terrestres para fabricar naves, sus planes de colonización del planeta, sus medios de comunicación, sus rutas preferidas, el porqué de sus secuestros y abducciones de seres humanos y ganado, su forma de alimentación, sus investigaciones y desarrollos con glándulas animales y humanas.

Asimismo, la forma en que piensan y actúan en forma programada, el porqué NO sienten emociones, la cohesión entre energías vitales grupales de individuos para emitir mortales rayos de alta energía, cómo controlan a sus naves mediante energía mental, sus amplificadores de ondas, y así se puede continuar enumerando.

También la historia de sus andanzas en este planeta, sus orígenes en el Universo, sus luchas antiguas y las que inevitablemente deberán enfrentar, lo que han hecho con los humanos, lo que tienen pensado hacer, sus alianzas con los gobiernos del mundo, sus planes de conquista, sus proyectos de esclavización de la raza humana, la estrategia de unificación de pensamientos, sus intervenciones en la política, en los bancos, en los organismos financieros mundiales, sus alianzas estratégicas…

Todo está cuidadosamente planificado e instrumentado, pero también el hecho de ser así, tan intelectualizado, tan estructurado, da cierta ventaja que permite que su proceder sea claramente identificado y previsible, dado que ellos actúan sin emociones y en forma matemáticamente regulada, de forma que el rompecabezas finalmente ha podido ser armado y verificado que cada pieza pertenece a su lugar.

Su plan parece perfecto, pero a través de millones de años han ido dejando atrás a demasiados enemigos; es más, toda la galaxia hoy es su enemiga, o sea, ellos saben muy bien que no las tienen todas consigo, porque como villanos y criminales, son conocidos e identificados por todas las otras razas (muchas, víctimas de ellos así como lo somos nosotros).

Su única solución somos los humanos y existen porque en nuestra inconsciencia, en nuestra avidez por lo sinsentido y lo estúpido, les permitimos actuar y les ayudamos a que sobrevivan. Los peores enemigos del ser humano no son ellos, somos nosotros mismos, los seres humanos. O mejor dicho, nuestra falta de amor por el conocimiento y la verdad, y nuestra carencia de elevación espiritual. O, para resumir, nuestra falta de amor.

Puede verse un video de Youtube relacionado a este tema:

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

***

2 comentarios en ““¿Quiénes Son Los Hombres de Negro?” Leo.

  1. Simplemente son seres humanos que se deben a su trabajo/función, utilizando utilería visual para un mayor “efecto” el cual ha resultado realmente efectivo ya que a través del rumor de los involucrados y “estudiosos del tema ” predispuestos a imaginar “se han dimensionados muchos de las circunstancias” … esto a sido un beneficio extra y gratuito para sus fines.

  2. Lo q buscan en base a los robos q implementan es ocultar las profecías verdaderas, pavor tienen, y tirar tantas excesivas y armadas, para q la gente se distraiga. y en definitiva no ponga resistencia al engendro q planificaron. A Parravichini le quitaron varias. pero eso no significa q + o -, no se comprenda, cuales…y el mayor merito q vi es q fue el único q vio muchos años antes lo de las 2 torres y lo q les pasaría con sus libertades. el tiempo dio la razón. y estan + perdidos q trc en la neblina. Saludos Reynaldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *