Aida. Postres con manzana… saludable tentación

por La Alquimia de la Vida

green_apple_fruit_pictures_wallpaper

La manzana se usa mucho para hacer bizcochos y tartas, pero en este post voy a dejar algunas recetas más sanas, donde la fruta no pierda tantas propiedades, evitando también los azúcares perjudiciales para la salud. Como el resto de las frutas, lo mejor es comerla cruda, pero de vez en cuando, viene bien saltarse la norma…

Compota de manzana con nueces
2 manzana sin piel y troceada
El zumo de medio limón
Frutas secas (unas ciruelas secas, uvas pasas, orejón de albaricoque, higo seco, dátil)
1 cucharadita de miel o de sirope de agave
Nueces peladas y troceadas
Una rama de canela o canela en polvo
Un anís estrellado

Ponemos a cocer todos los ingredientes, excepto las nueces, en una cacerola a fuego bajo hasta que la manzana esté blandita. Si se nos va quedando muy seco, podemos añadir un poco de agua o de zumo de manzana.

Servimos decorado con las nueces.

Lo podemos tomar frío acompañado de yogur natural o de queso fresco o templado. Es un plato muy rico, sano, que nos da energía y muy aconsejable si tenemos problemas digestivos, como desayuno o merienda en días fríos, nunca lo tomamos de postre.

Tarta crudivegana de manzana

Para la base:
100 gr de almendras crudas sin cáscara
150 gr de anacardos crudos
100 gr de dátiles sin hueso puestos en remojo durante media hora. No tiramos el agua del remojo hasta el final.

Para el relleno:
3 cms de raíz de jengibre fresca
el zumo de un limón
75 gr de pasas
3 manzanas de la variedad que más nos guste

Para decorar:
Canela en polvo o coco rallado

Preparamos primero la base triturando todos los ingredientes juntos de manera que nos quede con textura y colocamos esta mezcla en un molde de tartas desmontable, forrado con papel vegetal para horno. Si no nos queda lo suficientemente compacta, podemos añadirle un poco del agua de remojo de los dátiles para que podamos trabajarla mejor, pero en este caso, tendremos mucho cuidado de ir añadiendo el líquido extra poco a poco, para que no nos quede excesivamente blanda. Tenemos que cubrir unos 2 cms de las paredes del molde con la mezcla. Guardamos en el frigorífico durante 2 horas.

Para el relleno, hacemos zumo la raíz de jengibre y lo mezclamos con el zumo de limón, en total, nos tiene que quedar unas 4 cucharadas de líquido.
Pelamos y loncheamos las manzanas muy finas.
Trituramos las pasas con el zumo de jengibre y limón y dejamos macerar las manzanas en esta mezcla durante al menos una hora, podemos dejarlo en el frigorífico.

Ponemos esta mezcla encima de la base, adornamos con un poco de canela o de coco rallado y conservamos en el frigorífico hasta poco antes de comerla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *