La conmovedora historia de la joven sudafricana que fue robada cuando era bebé pero quiere quedarse con sus secuestradores

http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-37084207

Zephany Nurse recién nacida
Image captionZephany Nurse fue robada tres días después de haber nacido, hace 19 años.

Imagínate esta situación: vives feliz en un entorno familiar donde te criaste y eres la adoración de tu padre y el centro del mundo de tu madre. No tienes prácticamente una sola preocupación en tu vida salvo tu emoción por cumplir 18 años.

De pronto descubres que la mujer que has amado y llamado madre toda tu vida te robó cuando eras bebé y el hombre a quien conocías como papá no es tu padre biológico.

Tras pruebas de ADN identifican a tus verdaderos padres, con quienes intentas establecer una relación, mientras que la mujer que te crió es sentenciada a 10 años de cárcel por robo de menores.

Esa es la realidad de Zephany Nurse, una joven de 19 años cuyo caso ha cautivado a Sudáfrica.

Celeste Nurse a la salida del tribunalImage copyrightAP
Image captionCeleste Nurse, la madre biológica de la joven, se echó a llorar durante su testimonio ante el tribunal.

Zephany es el nombre que sus padres biológicos, Celeste y Morne Nurse, le dieron a su bebé tan pronto nació en el Hospital Groote Schuur, en Ciudad del Cabo, el 27 de abril de 1997.

El nombre con que fue criada -y el único que conoció hasta ahora- no se ha revelado para proteger su identidad.

Una mujer de 51 años, cuyo nombre tampoco ha sido revelado por las mismas razones, recibió una sentencia de 10 años después de ser encontrada culpable en marzo de robar a Zephany de una cama en el hospital cuando Celeste Morne todavía se estaba recuperando del parto.

El juicio conmovió a muchos sudafricanos y varios han estado enviando mensajes de apoyo a la joven mujer, a través de las redes sociales.

Pero eso no ha resuelto las emociones encontradas de Zephany. Aquellos cercanos al muy publicitado juicio dicen que el caso ha destruido su sentido de identidad.

Desde hace dos años las autoridades no han permitido el contacto entre Zephany y la mujer que la crió, mientras el caso se investigaba.

No obstante, la joven ha comunicado su deseo de permanecer al lado que quien la secuestró en lugar de con sus padres biológicos, dijo la corresponsal de la BBC en Johannesburgo, Pumza Fihlani.

Psicología vs la ley

No es para menos.

Oliver Fuchs, un psicólogo clínico en Ciudad del Cabo explica que alguien en la situación de Zephany experimentaría una profunda sensación de conflicto y agitación.

“Tiene sentido” que quiera estar cerca de las personas que la criaron, dice.

“El marco de su ser, de su identidad, de cómo se ubica en el mundo, todo eso se habrá destruido”, expresó a la BBC.

Un hombre pide clemencia frente al tribunal.Image copyrightAFP
Image captionEl caso han conmovido a Sudáfrica.

“Lo que me interesaría como psicólogo sería monitorear cómo maneja esta nueva realidad”.

Oliver Fuchs señala que el caso crea un conflicto entre la psicología y la ley.

Aunque, sin duda, se cometió un crimen, Zephany no fue consciente de ello sino hasta hace poco y la mayoría de su vida ha estado forjando un vínculo con las personas que la criaron.

Zephany fue descubierta cuando otra de las hijas de Celeste y Morne Nurse empezó a asistir a una escuela secundaria donde notó una similitud con su apariencia física.

Tras desarrollar sospechas, la pareja Nurse contactó a la policía.

Pruebas de ADN posteriores comprobaron que, efectivamente, la joven era su hija perdida.

La mujer que la había criado fue arrestada, lo que dio paso a uno de los casos legales más intrigantes y desgarradores en Sudáfrica.

“Fui engañada”

¿Qué fue lo que llevó a la mujer condenada a realizar un acto tan desesperado?

Durante su testimonio expresó cómo había sufrido varios abortos espontáneos que la hicieron anhelar desesperadamente un hijo propio a quien amar.

“Nadie me cree en este momento pero soy una víctima también. Fui engañada a participar en algo que desconocía”, le dijo a la BBC en una entrevista antes de su condena.

La mujer acusada a su llegada al tribunalImage copyrightAFP
Image captionLa identidad de la mujer condenada por robo de una menor se ha mantenido en secreto para proteger a la víctima.

También dijo que había firmado papeles de adopción pero que los había perdido.

Aunque su esposo sólo se enteró de la verdadera identidad de la joven cuando la noticia se conoció el año pasado, él continúa apoyando a su mujer.

“Siempre le agradeceremos por ser una madre maravillosa”, dijo en una cita publicada en la página del diario internet sudafricano IOL.

“Desayunos en la cama, flores y regalos”

El hombre también recordó los momentos especiales que compartieron entre familia.

“Durante 17 mantuvimos la tradición de llevarle el desayuno en la cama a mi esposa todos los Días de la Madre estuvo con Zepnahy. Yo preparaba los huevos, Zephany preparaba las tostadas, las flores y los regales. Ella también hacía las decoraciones”, expresa la cita en IOL.

Actualmente Zephany vive con él, el hombre que ayudó a criarla. Ella está muy desconsolada de “perder a su madre”, afirmó.

En esta foto tomada el 27 de febrero de 2015, Celeste Nurse sale del tribunal en Ciudad del Cabo, acompañada de miembros de su familiaImage copyrightAFP
Image captionCeleste Nurse, vestida de rojo, expresó ante el tribunal que la familia celebraba todos los cumpleaños de Zephany, desde que desapareció.

Zephany no ha hablado directamente con los medios pero en un comunicado emitido a través del Centro de la Ley del Menor, en marzo, se quejó de la manera en que los medios representaron a la mujer que ella continúa viendo como su madre.

“¿No piensan por un momento en que ella es mi madre? Así sea verdad o no, no es algo con lo que se juega”, expresó.

También habló del hombre que la crió como padre: “Cómo te sentirías como padre, desesperadamente destruido pero que todavía encuentra la bondad para apoyar a su familia”.

Durante el transcurso del juicio se le prohibió ver a la acusada y fue reunida con sus padres biológicos.

Pero dice que ha sido una lucha establecer una conexión con ellos.

El amor de los Nurse, sin embargo, es paciente y ha resistido la prueba del tiempo, indica la corresponsal de la BBC Pumza Fihlani.

Por ejemplo, Celeste contó al tribunal cómo la familia marcó todos los cumpleaños de Zephany cuando estuvo desaparecida. Así que están preparados a brindarle todo el tiempo que necesite y a trabajar arduamente para ganarse su confianza y afecto.

Todos son perdedores

No obstante, se sienten víctimas de una trampa que les negó una vida con ella.

La dura experiencia ha comprobado ser demasiado para la pareja.

Morne Nurse, el padre biológico de Zephany Nurse, frente al tribunal en Ciudad del Cabo.Image copyrightAFP
Image captionEl padre biológico de Zephany Nurse, Morne, dijo que la desaparición de su hija le costó su matrimonio.

Durante la audiencia de sentencia, Morne expresó al tribunal que su matrimonio con Celeste sufrió y que ambos lucharon para reparar su relación. Pero la pareja se divorció en febrero de 2015.

Morne lloró cuando habló de los largos años que pasaron buscando a su hija.

“No sé cómo mantuvo a Zephany escondida por tanto tiempo. Siempre la buscamos. Es increíble cómo la acusada mantuvo a mi hija escondida”, declaró.

“No tengo una relación con mi hija y eso duele”, añadio al tiempo que rogó a la acusada a dejar de continuar con su engaño.

Al emitir su veredicto, el juez John Hlophe describió el testimonio de la acusada como un cuento de hadas y declaró que “el tribunal lo rechaza con el desprecio que se merece”.

Pero la mujer condenada insiste en que su única culpa es amar a una hija que nadie quería.

Ahora que la sentencia ha sido emitida, la pregunta es si se ha hecho justicia.

Zephany ha perdido a la mujer que considera su madre; un hombre ha perdido a su esposa que está en prisión y a una “hija” que crió como propia; la familia Nurse que ha perdido años sin su hija verdadera, todavía no la tienen de vuelta.

En este caso, no se puede hablar de ganadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *