Aida. EL LAUREL

Publicado por

 

EL LAUREL

laurus nobilis

Estimados amig@s y compañer@s, hoy le toca mi entrada a uno de los árboles o arbusto más exaltado desde la antigüedad: el Laurus nobilis o como lo conocemos todos, el laurel, y del que tengo uno en el huerto, más concretamente un laurel hembra.

Este arbusto, que se puede convertir en un gran árbol, si se poda y recorta, es originario de la zona mediterránea, donde ya las culturas griega y latina lo convirtieron en sagrado y se lo adjudicaron al dios Apolo, cuyos sacerdotes iban coronados con hojas de laurel. Pero los romanos fueron los que simbolizaron la gloria, coronando a sus generales “invictus” en la guerra con ramas de laurel, y también a sus emperadores por la paz mediante el ejercicio del poder.
También una antigua creencia, que ha perdurado hasta nuestros días, atribuía al laurel de protección contra los rayos.
Bueno, este árbol que puede llegar a medir más de 10 metros, es de copa densa y frondosa, troncos derechos y de color gris y de madera muy dura, -dicen que tiene la propiedad de hacer fuego-. Hojas de un verde oscuro, más clara por el envés, su flor, en umbela, es amarillo claro y sus frutos son unas pequeñas bayas parecidas a pequeñas aceitunas negras, cuando están maduras; caen a la tierra y salen multitud de pequeños laurelitos. Las semillas del laurel se recogen a principios de diciembre y se siembran en marzo.
El suelo más idóneo para su cultivo es el ligero y con algo de humedad, con exposición soleada y clima templado. No le molesta algo de sombra pero si las heladas. Efectuarle algunos riegos durante el verano.
Si queréis formar un árbol, debéis dejar uno o varios vástagos de los que salen del suelo  y quitar todos los demás, dejarlos crecer e ir dándole la forma de árbol. Todos los años tendréis que cortar los vástagos que vuelven a salir del suelo porque si no formará un arbusto. Yo empleo estos vástagos cortados, una vez secos y sin hojas, para tutorar plantas en el huerto por ser resistentes.
Este árbol se puede multiplica por semillas como dije antes, por estaca de madera (esqueje), vástago con raíz, o acodo.  Según el   agrónomo  andalusíIb al-Awwam en “El Libro de la Agricultura” (siglo XII/XIII) nos dice que los mejores laureles son los de semilla.
Su peor plaga es una cochinilla, que segrega una especie de melaza sobre la que crece un hongo negro dando sensación de hojas quemadas, afeando al árbol.
También es atacado por minadores que terminan secando las ramas.
La socarrina, manchas en hojas o zonas secas, producida por un hongo.
En cocina es muy empleado en toda la zona mediterránea para aderezar con sus hojas, secas o verdes,  todo tipo de platos de carnes guisadas o estofadas de aves, cerdo, ternera, caza, etc. y también para hacer con ramas del laurel la cama del famoso lechón asado, que queda impregnado de su aroma.

Según la tradición, el laurel se puede emplear en uso medicinal, tanto sus hojas verdes como secas (mejor recogerlas después de la floración y secarlas) y las bayas (cuando estén muy maduras). Aunque -ojo- pueden tener contraindicaciones.

Uso externo, sirve para: cicatrización de úlceras y heridas en la piel, trastornos circulatorios, dolores musculares, contusiones, etc.

En infusión para: anemia, cansancio, flatulencias, meteorismo, malas digestiones, etc.

Preparación de infusión de laurel: Para una taza de agua emplear 3 hojas verdes grandes de laurel. Hervir unos 10 minutos. Reposar.

Enlace ajeno explicativo para hacer aceite esencial de laurel.  http://salud.uncomo.com/articulo/como-hacer-aceite-de-laurel-27750.html

Enlace ajeno sobre el aceite de bayas de laurel.
http://naima-dm.blogspot.com.es/2015/11/aceite-de-bayas-de-laurel-casero.html

Bueno amig@s, espero que os sirva esta entrada y hasta la próxima.
Hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *