(DDLA) “La magia”

Morféo de Gea – detrasdeloaparente.blogspot.cl
Detrás De Lo Aparente nada es lo que parece!!

Tienen que saber que todo lo que escribo, cuento y digo, es escrito, contado y dicho por muchas otras personas de distintas formas, con palabras y experiencias particulares que las hacen únicas aunque no lo son. No hay nada nuevo bajo el Sol, todo estuvo, está y estará ahí, todo ya fue dicho, el problema es que no es escuchado ni visto por la ceguera de nuestra consciencia artificial. Yo tuve que crear un vocabulario nuevo y especial para tratar de mostrar esa realidad y transmitir la información sin inclinación o asociación que la desvirtúe, por esa razón digo DO y no dios, uno, todo,  padre, creador o gran arquitecto; hablo del SER y no del yo soy, superyó, esencia, espíritu, alma o como quieran llamarle; e infinidad de otras palabras y definiciones exclusivamente creadas con el fin de no asociar palabras con preconceptos personales y generales implantados por siglos de programación, que puedan llevar a erróneas interpretaciones y conclusiones.

No me es fácil encontrar el punto de equilibrio entre la intuición y la razón, para que la información tenga el sentido exacto en la amalgama del crisol de la mente de la consciencia artificial, para que no sea rechazada ni aceptada por completo, y que esa tibieza del equilibrio los impulse a la búsqueda de su verdad, mientras se manifiesta la consciencia del Ser. Durante este tiempo he tenido una meta, que creo haber cumplido luego de leer sus maravillosas exposiciones y testimonios, los cuales me hicieron reír y llorar de satisfacción, así que no tendré que preocuparme en equilibrar la balanza, pues ustedes ya están en condiciones de hacerlo, ya son Morféos entre los suyos. Por tal motivo, en esta nueva etapa, nos adentraremos en un universo que existe justo en el borde de la cinta de Moebius y que recorre todo su contorno, siendo ajeno y parte de nosotros a la vez. Este universo es el que los entrenará para llevar a cabo su misión de faros en las tinieblas de la mente, el maravilloso y extraño universo de la magia, aquel que nos ocultaron para que nunca lleguemos a conocer la verdad.

ADVERTENCIA: Si usted no comparte o siente todo lo dicho en estos veinte meses de camino, por favor retírese y busque su verdad en otro lugar y espacio menos “paranoico, psicótico y esquizofrénico”, éste no es el lugar adecuado para su “sana razón”, éste es un lugar para “enfermos mentales”, “mujeres y hombres mirando al sudeste”, cuya condición mental es producto del encierro de sus SERES, en esta lógica y predecible realidad sin magia, mantenida por el temor de ustedes a descubrir que no existen más allá de su limitada y patética “con-ciencia”. El seguir en este espacio luego de esta advertencia, es bajo su única y exclusiva responsabilidad. El administrador y los señores lectores participantes, que son los verdaderos dueños de este Blog, no se hacen cargo de su mal humor, ocasionado por la amargura de no poder ver la realidad detrás de lo aparente por su crónica y endémica ceguera.

Superficie cinta de Moebius

Una de las características de la cinta de Moebius es que, si recorre un borde, termina recorriendo también el borde opuesto, igual pasa con sus caras internas y externas. Si toma la cinta y la divide en dos, cortando por la mitad de la banda a lo largo, esta cinta no se separa como se espera que suceda, sino que se transforma en otra cinta del doble de tamaño que la primera, pero con la misma superficie. Su ancho (cara) disminuye, pero su longitud (largo) se extiende equilibrando su superficie (plano), logrando que su forma (realidad) cambie y se extienda. El problema es que sus propiedades también cambian y sólo podrá recorrer un solo plano o cara de su superficie, pero seguirá pudiendo recorrer ambos lados de su contorno. Si al contrario, corta la cinta de Moebius a lo largo, esta vez por un tercio de la anchura de la banda, obtenemos dos cintas entrelazadas, una del doble de la longitud que la primera, con las propiedades cambiadas como en el primer caso, y la otra de la misma longitud y propiedades que la original.

Perímetro cinta de Moebius

El problema de esto, es que únicamente podrá recorrer una u otra, pues se encuentran entrelazadas, pero no unidas. En nuestra realidad, las cosas funcionan de la misma manera, si dividimos nuestro universo de nuestra propia cinta de Moebius por la mitad, obtendremos un universo más angosto, pero el doble de largo donde tendremos que decidirnos por recorrer una sola cara o plano, el interno del espíritu o el externo de la materia, este universo será mucho más extenso (rico) que el anterior, pero no tendrá forma de conexión con el otro. Si al contrario, la división la hacemos tomando ese tercio, que podemos comparar de forma análoga con la triada unidad de carbono, espíritu y Ser (físico-mental-etérico) del artículo información y vida (http://selenitaconsciente.com/?p=259521), conseguiremos dos universos diferentes, uno compuesto por dos componentes unidos de la triada, pero intocables entre sí, y el otro por un componente con dos planos continuos y unidos. Por ejemplo, si dividimos la triada en la unión (mental-etérico), conseguiremos un universo físico-mental mucho más extenso, pero separado entre sí, y un universo etérico menos extenso, pero con dos planos unidos entre sí. En este caso si elige recorrer el primer universo será un completo escéptico o un completo calculador, pero si elige el segundo, será un mago, porque podrá transitar el universo del Ser por sus dos caras. Fíjense que no estoy hablando de información, sino de consciencia, de decisión en la ecuación de elección. Por ese motivo si recorre el plano físico es un escéptico y no un materialista y si recorre el plano mental es un calculador y no un religioso.

De los tres términos de la triada de la cinta de Moebius, el que queda solo después de la separación, será el que tome el mando de la magia. ¿Qué quiero decir con esto? Que la información que predomine separada del resto luego de la decisión de elección, será la responsable del poder que se le entregue. Si el corte está efectuado entre los componentes de la triada (físico-mental) el poder lo tendrá lo físico, y lo mental y etérico quedará aislado. Visto de forma más visual, sería el poder en manos de la unidad de carbono y su consciencia artificial, y lo espiritual y el Ser, aislados de la magia. Si al contrario, el poder está en manos del Ser, la magia estará supeditada a la consciencia del Ser, y la unidad de carbono y el espíritu quedarán aislados de la magia. Entonces la pregunta lógica después de esta exposición es, ¿Entonces cuál es el nexo de unión para que la magia sea interactiva entre los dos universos y los tres planos? y la respuesta está en el cuarto plano, aquel del universo aislado que posee el control de la magia y mantiene las propiedades de la cinta de Moebius. Para comprender correctamente la idea, tenemos primero que comprender como interactúan los universos y para ello es necesario entender el concepto de membrana energética.

Agujero de gusano atravesando la membrana energética polarizada

La forma más sencilla de entenderlo es como dos imanes enfrentados con la misma polaridad, estos se repelen y no permiten que se toquen, aunque usted no ve la interacción entre ellos, ésta está ahí. Así trabajan las membranas energéticas, como los imanes enfrentados, pero si un punto de la membrana cambia su carga, ese punto logra que las membranas se unan, como un agujero de gusano, tocándose e interactuando, pues bien, el cuarto plano o realidad del otro lado de la cinta de Moebius que queda como principal universo, cumple esa función, se une a los otros tres en el momento que se polariza, y esto sucede mediante la magia. Por ejemplo, en el caso del universo etérico, cuya cinta recorre una parte externa y una interna, la externa sería el plano etérico del Ser en sí, y la interna, la membrana energética que lo separa del físico y el mental.

Coordenadas estructurales de un agujero de gusano entre universos.
Planos físico, mental y etérico

Cuando un punto se polariza, usted tiene acceso al plano físico, mental o etérico de esta realidad, pudiendo por ejemplo en lo físico, mover objetos, materializar objetos, desaparecer objetos, levitar, ser invisible, bilocarse, etc; en lo mental, adivinar, profetizar, leer el pensamiento, inducir una idea, tener visión remota, etc; en lo etérico comunicarse con otros Seres de ésta y otra realidad, duendes, hadas, gnomos, nosotros, extraterrestres, intraterrenos, guías, maestros, visitar templos, ciudades, escuelas, etc. Pero para llegar a esta magia, primero se tiene que transitar el borde de la cinta, aquel que no cambia pese a la separación de la misma, cortar la realidad por la parte correcta, por la parte de mayor consciencia que disponga y esta parte es el punto del deseo, aquel por el cual se revirtió la esfera de consciencia y por el cual volverá a revertirse a su estado original, el punto del deseo de saber y despertar, el punto del deseo de libertad, el punto del deseo de justicia, el punto del deseo de amar y ser amado, el punto del deseo de dar sin esperar nada a cambio, el punto del deseo de ser Humano, el punto del deseo de ser Virya, el punto del deseo de continuidad, el punto del deseo de rasgar el velo de Isis para ver la realidad y dejar de ver la ilusión, saber que la existencia es más que su cons-“ciencia” artificial manejada por su enorme ego de su personalidad virtual que sólo ve lo que quieren que vea, que la magia no existe, que nace, vive y muere como una simple y unicelular ameba. Es tiempo de despertar, es tiempo de vivir, es tiempo de recuperar la magia y la eternidad. No pierda la oportunidad de SER un mago, corte la cinta por el lado correcto, el punto certero de su centro de gravedad y todo cambiará a su alrededor.

“Les sustrajeron la magia y ustedes compraron el truco barato del conejo en la galera. Vuelvan a creer en la magia y desechen el truco y podrán ver la realidad como realmente es, el producto de un espacio matricial superior contenido en su esfera de consciencia. Un verdadero mago no saca un conejo de la galera, un verdadero mago le muestra lo que ya existe y usted no puede ver, pero para eso primero tiene que desmitificar la galera y ver la realidad, para que el conejo aparezca ante sus ojos mágicamente. Un místico mistificado ve el conejo y le muestra la galera, preguntándole, ¿acaso usted no ve el conejo? Un mago ve el conejo y le muestra el conejo. Desmitifique su vida y no sólo será un mago sino un verdadero místico y Virya. Ése es el secreto del mago”. Lo que se ve es la ilusión, lo que no se ve es la realidad, si usted se queda con lo que se ve, se pierde la oportunidad de conocer cómo funciona la “Máquina de la creación” y nunca dejará de ser Lhumanu. La realidad es como las películas de Harry Potter, existe un universo visible para el común de la gente y otro muy distinto para los magos y hechiceros de Hogwarts.”

Lección de magia Nº1

***

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *